BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Gustaaf Deloor: la desconocida historia del primer ganador de la Vuelta

Gustaaf Deloor, a comienzos de la década de los 30 (cedida por Libros de Ruta).

Tengo un amigo que se llama Juanfran de la Cruz y que es una de las personas que más sabe de ciclismo de este país. Juanfran acaba de publicar un par de libros. Uno, sobre la historia de la Vuelta a Extremadura, su patria chica. Y otro, más reciente y editado por Libros de Ruta, sobre un personaje con una historia apasionante: Gustaaf Deloor, el primer ganador de la Vuelta a España, y con el que ha ganado un premio literario (podéis comprar el libro en este enlace). Hace unas semanas estuve charlando con él sobre Deloor y éstas fueron algunas de las cosas de las que conversamos:

¿Quién era?: Gustaaf Deloor fue un ciclista belga cuya carrera se desarrollo durante la década de los años 30 del siglo XX, llegando sus éxitos más notorios a mediados de la misma.

¿Por qué se le recuerda?: Por haber sido el primer ganador de la Vuelta Ciclista a España. Gustaaf Deloor se impuso en la edición de 1935, pero también ganó en la que se celebró al año siguiente. Un éxito, curiosamente, en cuyo podio final le acompañó su hermano mayor Alfons, segundo en aquella general final de 1936. Ni en España, pese a ser un pionero (si bien extranjero), ni en Bélgica, acaso por su interminable lista de grandes corredores, es una figura especialmente conocida.

¿Qué fue de él?: Tras verse perjudicado por el estallido de la Guerra Civil, que impidió la celebración de la tercera edición de la Vuelta y de cualquier carrera del panorama estatal (como la Volta a Catalunya, la decana, la tercera ronda por etapas más antigua del mundo tras el Tour y el Giro), Gustaaf Deloor abandonaría el deporte profesional definitivamente como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, para la que fue movilizado y por la que fue hecho prisionero por las tropas nazis.

– Siempre lamentó no haber podido ser campeón del mundo: sólo disputó unos mundiales, en Berna 1936, pero rodaba escapado con el francés Antonin Magne, a la postre campeón, cuando un pinchazo le acabó dejando fuera de carrera. Siempre pensó que ese mundial hubiera sido suyo, porque él era mucho más rápido.

– Gustaaf afrontó en 1937 el Tour de Francia, aunque como corredor independiente; logró ganar una etapa y acabó segundo en varias más. Y su concurso, a ojos de los jueces, fue básico para que el entonces líder, el belga Sylvere Maes, recibiese una sanción que indignó a toda su selección hasta el punto de que el equipo nacional belga se retiró de la carrera a cuatro etapas de llegar a París.

– El estallido de la Segunda Guerra Mundial le cogió en el Fort Eben-Emmael, escenario de una pionera operación con planeadores y paracaidistas que ninguneó una fortaleza que se consideraba inexpugnable y que se vendía como fundamental para proteger varios puentes sobre el río Mosa. Rendida la guarnición, fue hecho prisionero y enviado a un campo de prisioneros en actual suelo polaco, el Stalag II-B. Allí, tuvo una ocupación “amable” en las cocinas gracias a que le reconoció un mando alemán aficionado a la bicicleta.

– Gustaaf pudo regresar a casa por la amnistía que recibieron los soldados flamencos, aunque se encontró que todos sus bienes fueron saqueados y destrozados. Intentó poner en marcha un negocio de neumáticos para bicicleta y se negó a trabajar para los nazis bajo la ocupación alemana de Bélgica, por lo que se marchó a Francia.

– Acabó emigrando con su primera esposa, Margrot, a Estados Unidos, aunque sin apenas conocimiento del inglés. Primero se estableció en Nueva York, donde encadenó muchos trabajos en talleres mecánicos en los que apenas duraba unos días o unas semanas por su falta de destreza con el idioma.

– La pareja plasmó una auténtica ruta 66 sobre el mapa: con un viejo coche que Gustaaf arregló se mudaron a California, desde donde le habían llegado algunas propuestas de viejos amigos. Allí, de vez en cuando solían frecuentar un club de emigrantes flamencos que recibía el nombre de Rik Van Looy, un gran campeón ciclista belga de los años 50 y 60. En EE UU, Deloor no siguió mucho la actualidad deportiva del que había sido su deporte.

– Gustaaf acabó trabajando en una empresa, Marquardt Corporation, muy involucrada en la investigación y construcción de estructuras y de sistemas de propulsión. La Marquardt tenía en el Gobierno de Estados Unidos, y la NASA, dos grandes clientes. Deloor es asignado a uno de los programas ‘Rocket’ que trabajaban en las misiones espaciales.

¿Sabías qué…?:
– Al barrio de De Klinge donde nació se le conoce como “Barrio Español” (Spaans Kwartier), un reflejo de la vieja ligazón de Flandes a la corona castellana y a la existencia de un fuerte militar en torno al que fue creciendo un asentamiento poblacional.

– Siendo ciclista profesional protagonizó un extraño episodio de contrabando en la frontera francobelga. Abandonó el coche con la carga, y su esposa, y se fue corriendo a Bélgica. Volvería, con un enigmático personaje, para pagar una gran multa y recuperar a su pareja y a su coche.

– Aunque sus grandes éxitos llegaron en vueltas por etapas, ganó un Tour de Flandes como corredor aficionado y, siendo profesional, rozó la victoria en una Lieja-Bastoña-Lieja en la que al final hizo segundo.

– Un familiar por parte paterna fue beatificado por Juan Pablo II.

– Se casó con una mujer 25 años mayor que él, Margot, que trabajaba (y posiblemente tuvieran algún tipo de relación sentimental) para el que fue su representante, el belga Fons Versnick.

– Un año después del fallecimiento de Margot, ya en Estados Unidos, se casó con Roza Buys, que era 25 años más joven e hija de unos amigos, admiradores de su carrera deportiva, con los que se veía de vez en el Rik Van Looy Supporters Club. De este matrimonio nació Jeanette, su única hija, quien actualmente ejerce de ginecóloga en Amberes.

– Muy unido a su hermano Alfons pese a la gran distancia entre Estados Unidos y Bélgica, se reencontraron muchos años después en Bélgica con motivo de unas vacaciones durante las cuales tuvo lugar la misión del Apolo XI que llevó el hombre a la luna, misión que vieron juntos por televisión.

– Una vez jubilado, a finales de los años 70, decide regresar a Europa. La familia regresa a Bélgica.

– Gustaaf sí volvió a España, país que no había pisado desde su última victoria en la Vuelta: fue en los 80, en la malagueña Estepona, con motivo de unas vacaciones.

– En Bélgica retomó su atención hacia el ciclismo profesional, especialmente la Vuelta a España.

– En 1995 recibió una invitación de la Vuelta a España para acudir a un acto con el que Unipublic, su organizadora, quería conmemorar los 50 años de la carrera. Deloor declinó por motivos de salud.

– Su viuda conserva en su casa un hermosísimo trofeo que le entregaron con motivo de su segunda victoria en la Vuelta.

– En agosto 2010, ya fallecido, se le organizó un homenaje en De Klinge, donde se renombró una plaza con el hombre de los hermanos Deloor en la que, además, se encuentra una escultura llamada Vuelta obra de Hugo de Rudder. También se organizó una exposición con fotos y crónicas de la época.

– En esa plaza de los hermanos Deloor existe una pequeña capilla en cuyo interior se puede contemplar un pequeño cuadro pintado por Gustaaf. La pintura fue otra de sus pasiones.

– El Tour de Francia, en su apartado de estadística e historia, le asignaba dos participaciones en la ronda gala. Un error que le confundía con su hermano Alfons, quien sí tomó parte en ese 1933 que también se le atribuye a Gustaaf.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gustaaf Deloor nació en De Klinge (Bélgica) el 24 de junio de 1913 y falleció en Mechelen el 28 de enero de 2002. Fue un ciclista que pasó muy joven al profesionalismo y que vio truncada su carrera por la Guerra. Primero, por la Guerra Civil. Después, por la Segunda Guerra Mundial. Sus dos victorias en las dos primeras ediciones de la Vuelta a España son sus grandes éxitos, pero también ganó una etapa en el Tour 1937, rozó una general de la Vuelta a Suiza (1936) y siempre tuvo el pesar de que estuvo muy cerca de imponerse en un Mundial, que se celebró en Berna en 1936. Tras el conflicto bélico abandonó el ciclismo.

Espero que os haya gustado. Hasta el miércoles.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Un nombre que sólo conocía del palmarés de la Vuelta y que por lo que veo tuvo una vida muy interesante aparte de sus triunfos. Una pena lo del pinchazo, así como que las guerras detuviesen su carrera deportiva.

    14 junio 2018 | 11:06

Los comentarios están cerrados.