Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Sam Mussabini: el fabricante de medallistas olímpicos

Retrato de Mussabini (WIKIPEDIA).

El año pasado os hablé en este blog de uno de los héroes de la película Carros de Fuego. En concreto, de Harold Abrahams, atleta que logró el oro en los Juegos de París de 1924 en los 100 metros lisos. En aquella ocasión os hablé del protagonista de hoy, que fue uno de los artífices de aquella victoria. En efecto, os voy a hablar hoy del fabricante de medallistas olímpicos Sam Mussabini.

El 6 de agosto de 1867 nació en Blackheath (Londres), Scipio Africanus Mussabini. Nació en una familia de origen sirio, turco, italiano y francés. Su padre era periodista y Sam, como se le llamaba afectuosamente, se educó en Francia. Al regresar a Inglaterra siguió los pasos profesionales de su padre y se hizo periodista. En la década de los 90 se empleó como corredor de cortas distancias, y a mediados de esa época se convirtió en entrenador deportivo, lo que compaginaba con su profesión. Además, era un consumado jugador de billar y llegó a escribir un libro sobre este juego, además de dirigir una revista especializada y ser árbitro.

Se puede considerar que Mussabini fue uno de los primeros entrenadores modernos, en tanto aportó a su tarea novedosas técnicas, como por ejemplo, el uso de la fotografía para analizar el movimiento de sus pupilos. Esta idea surgió de su trabajo como periodista.

Como os decía, su primera experiencia llegó en 1894, y fue a cargo de la compañía Dunlop para entrenar al ciclista Bert Harris, al que consiguió hacer campeón de su país. Con los atletas empezó a trabajar ya arrancado el siglo XX. Uno de sus primeros pupilos fue el sudafricano Reggie Walker, al que formó de cara a los Juegos de Londres de 1908. Fue su primer éxito, ya que Walker ganó el oro en los 100 metros lisos. Cuatro años después, en 1912, se hizo cargo de Willie Applegarth, un atleta que compitió en distancias cortas en los Juegos de Estocolmo. También tuvo éxito con él, porque logró el oro en el 4×100 para Gran Bretaña y el bronce en los 200 metros.

Sam Mussabini, junto a Willie Applegarth en 1912 (WIKIPEDIA).

En 1913 fue nombrado entrenador de un club de atletismo, los Polytechnic Harriers, cargo que no dejaría ya hasta su muerte.

Para los Juegos de 1920 tenía dos pupilos. Eran Albert Hill, mediofondista, y Harry Edward, esprínter. Y también triunfaron: Hill logró el oro en los 800 metros y en los 1.500, mientras que Edward se hizo con el bronce en los 100 metros.

Cuatro años después, en 1924, llegó el éxito que más famoso hizo a Mussabini. Se hizo cargo del joven judío Harold Abrahams en 1923, a petición del propio atleta. Tras trabajar con él decidió que debía centrarse en la prueba de los 100 metros en los Juegos de París, en lugar de la de 200 metros. Tras perfeccionar su salida y su zancada, Abrahams ganó contra todo pronóstico la prueba de los 100 metros lisos.

Menos de tres años después, el 12 de marzo de 1927, Mussabini fallecía debido a complicaciones de la diabetes que sufría. Un año después, en los Juegos de Amsterdam, todavía hubo pupilos suyos que ganaron medallas.

Sam Mussabini, que fue encarnado por Ian Holm en Carros de fuego, da nombre a un premio que se otorga cada año al mejor entrenador británico del año. Además, desde 2011 pertenece al Salón de la Fama del Atletismo británico.

Por último, os dejo con la frase más famosa de Mussabini, que a la vez era su principal consejo a sus atletas: “Piensa sólo en dos cosas: la pistola y la cinta. Cuando escuches la primera, corre con todas tus fuerzas hasta que rompas la segunda”.

Espero que os haya gustado el post. Hasta el miércoles.

3 comentarios

  1. Dice ser Cris

    Se parece al actor que hizo de él.

    18 marzo 2018 | 23:06

  2. A este atleta habría que haberle dado una medalla. Y a su padre (y no porque hoy sea su día).
    La suerte del infortunio https://dametresminutos.wordpress.com/2015/04/17/la-suerte-del-infortunio/

    19 marzo 2018 | 12:04

  3. Dice ser ruomalg

    Sabía de Mussabini gracias a Carros de fuego, pero no tenía conocimiento de su exitosa trayectoria como entrenador. Sí que era bueno para que le pusieran su nombre a un premio.

    27 marzo 2018 | 10:04

Los comentarios están cerrados.