BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Robert Copland-Crawford, el primer autor de un gol internacional y su siniestra historia

-De vez en cuando me gusta viajar atrás en el tiempo (ay, si tuviera una máquina de esas…) y llegar hasta la prehistoria del fútbol moderno. Esta semana y la que viene os hablaré de los primeros partidos internacionales de la historia. Tengo que explicarme antes de nada. Se considera que el primer partido internacional de todos los tiempos se disputó en noviembre de 1872, entre Escocia e Inglaterra. Pero antes de este partido se disputaron otros cinco entre ambas selecciones, llamados en inglés representative matches. La FIFA no los considera verdaderos internacionales porque fueron organizados unilateralmente por la Federación inglesa y para crear una selección escocesa recurrieron a escoceses afincados en Inglaterra o ingleses de origen escocés, lo que podríamos llamar un combinado de oriundos.

Pero sea como fuere, y teniendo en cuenta de que el primer partido internacional de la historia según FIFA acabó 0-0, he tenido que recurrir a esos partidos no oficiales para encontrar al personaje de hoy, el primer goleador del primer partido internacional de la historia, aunque no fuera oficial. Esta la historia de Robert Copland-Crawford.

Robert Erskine Wade Copland-Crawford nació el 5 de septiembre de 1852 en la isla de Jersey, en concreto en el castillo de Elizabeth, donde su padre, el capitán Robert Fitzgerald Crawford servía en el Royal Regiment of Artillery. Se crió en Edimburgo para luego estudiar en el prestigioso colegio de Harrow, cerca de Londres. Fue en esta escuela donde empezó a jugar al fútbol y al cricket.

En 1870, Charles Alcock, fundador de la FA Cup y Lord Kinnaird decidieron organizar un partido de fútbol entre Escocia e Inglaterra. Crawford (añadiría el Copland a su apellido dos años después) fue uno de los seleccionados para jugar por Escocia. Pues bien, fue él el afortunado jugador que marcó el primer gol de aquel partido disputado el 5 de marzo de 1870 en The Oval de Londres. El gol llegó en el minuto 75 de partido y al parecer, fue a puerta vacía: Charles Alcock recomendó a Alfred Thornton, portero de Inglaterra, que saliera del marco y subiera al ataque (todo un visionario, este Alcock) para echar una mano a los delanteros. En una de esas subidas, Crawford disparó desde lejos, consiguiendo marcar. Pero a un minuto del final, el inglés Alfred Baker empató el partido y con ese resultado, 1-1, finalizó.

Diez meses después, se jugó el segundo de aquellos cinco partidos no oficiales, esta vez con victoria de Inglaterra por 1-0. Hubo, como os decía, otros tres (dos en 1871 y el último a principios de 1872). Robert Crawford jugó todos excepto el tercero. En dos últimos, además, jugó con su hermano Fitzgerald. Si os pica la curiosidad, os diré que en el tercero empataron a uno, en el cuarto ganó Inglaterra 2-1 y en el quinto y último, el resultado fue de 1-0 para los ingleses.

Robert Crawford fue el escocés que más partidos jugó de aquellos cinco. No volvió a jugar al fútbol de manera internacional. Sí que siguió practicando este deporte a nivel de clubes, en el Harrow Chequers y en el mítico Wanderers FC, llegando a ser semifinalista de la FA Cup.

Y ahora viene la parte no deportiva y oscura:ggyeesgg

En 1873, Robert Copland-Crawford se unió como subteniente al Ejército. Tres años después fue ascendido a teniente y entre 1878 y 1880 participó en la Segunda Guerra Anglo-Afgana, donde fue condecorado. En 1884 se licenció y accedió a un nuevo puesto en una de las colonias del Imperio: Sierra Leona.

Copland-Crawford llegó en septiembre de 1888 a esta colonia, como jefe de la Policía fronteriza. No era un trabajo fácil, ya que tenía que lidiar con varias fuerzas tribales que no se querían someter al Imperio. Aunque era un trabajo casi diplomático, Copland-Crawford mostró un carácter poco dado a las negociaciones. Así, cuando uno de los jefes tribales no quiso recibirle, Copland-Crawford ordenó su arresto, provocando disturbios en los que fallecieron 10 indígenas. La cosa se tornó más oscura cuando en diciembre de 1888, capturó un poblado en el que murieron 131 africanos.

Su forma de actuar, que llegó a ser censurada por el Gobernador de la colonia, llegó a Londres, donde fue debatida en el Parlamento. Pero lo peor estaba por llegar.

En abril de 1889, Robert Copland-Crawford fue detenido por orden del Gobernador, después de que fuera acusado de provocar la muerte de un sirviente nativo a latigazos. Al parecer, Copland-Crawford, el futbolista, el jugador de cricket, pretendía arrancar la confesión de un supuesto delito a este sirviente, pero se le fue la mano. Tres meses después, fue juzgado en la capital de Sierra Leona, Freetown, y fue declarado culpable. Se le condenó a 12 meses de cárcel con trabajos forzados.

Pero apenas pudo cumplirlo. Su salud se estaba deteriorando y debido a su mal estado, fue repatriado a Inglaterra, para que pasara en la metrópoli su condena. Llegó en agosto a Liverpool y allí los médicos lo examinaron, dictaminando que estaba demasiado enfermo como para ser ingresado. Se le conmutó la pena por motivos de salud.

Aun así, todavía aguantó casi cinco años, ya que Robert Copland-Crawford, el hombre que marcó por primera vez un gol representando a un país (en este caso a una nación), falleció el 23 de mayo de 1894.

Espero que os haya gustado la historia. Que paséis un buen fin de semana.

10 comentarios

  1. Dice ser MrBrightside

    Me encantan estas aventuras históricas que nos traes de cuando en cuando, yendo a los albores del deporte. Me llaman la atención los resultados tan cortos que se dieron en estos partidos, ya que supongo que el orden táctico comparado con el actual debía ser de risa (no hay más que ver la idea de mandar al portero al ataque en el minuto 75), y que tengo el recuerdo de que las grandes goleadas históricas siempre se dan en los años 20, 30…

    Como curiosidad, queda saber quien fue el autor del primer gol oficial según FIFA, pero imagino que su autor no tendrá un trasfondo tan interesante como el del protagonista de hoy.

    06 septiembre 2013 | 10:11

  2. Dice ser igesar75

    Geniales estas historias de los viernes. Nunca dejaremos de aprender cosas nuevas y fardar con los amiguetes en conversaciones de barra de bar jejeje. Lo que me pregunto es quién marcó el primer gol en partido “oficial de verdad”, aunque tal vez me esté adelantando a los acontecimientos y ya tengas preparado el post jejeje…….

    Bueno, que marcara el gol a puerta vacía con el portero “a por uvas” no era demasiado extraño en aquella época. En esta pre-historia del fútbol los esquemas tácticos brillaban por su ausencia, o éstos eran ciertamente rudimentarios, y muchos entrenadores utilizaban el portero-delantero, como en el colegio o en el “fútbol-calle”, para poder jugar con un jugador más en ataque y obtener así una suspuesta ventaja. De hecho el portero vestía igual que el resto de jugadores de campo y no fue hasta bastantes años más tarde (principios del siglo XX o década de los 10) cuando ya se implantó la norma de que debían vestir distinto. Aunque curiosamente, esto del portero-jugador se sigue viendo con muchísima frecuencia en la actualidad en balonmano, normalmente cuando el equipo está en inferioridad por 2 minutos (normalmente suele ser un jugador de campo que se pone una camiseta de portero, no el propio portero que se suma al ataque…..). Se asume el riesgo de encajar un gol, dado que en este deporte es “facilmente remontable” (entre comillas, luego nunca se sabe).

    Bueno, mañana va a ser un día de nervios por aquí por Madrid. Como amante y practicante del deporte evidentemente quiero que se celebren aquí unos JJ.OO., sabiendo también que como residente y habitante de esta ciudad, tendrá sus inconvenientes: subida generalizada de impuestos, multas de tráfico por doquier, encarecimiento general de todo (desde alquiler de viviendas hasta compra en propiedad, pasando por el billete de metro o tomarse una caña), comisionistas, trincones y egicpios varios, etc…. a lo que hay que sumar que tampoco tengo tan claro que se vaya a crear muchísimo más empleo. No es oro todo lo que reluce. En cualquier caso, poder ver en tu propia ciudad lo que siempre has seguido por la tele con admiración y visto en documentales, tiene que ser la ost….. estoooooo no tiene precio. En definitiva, un 75% de mí quiere los juegos y un 25% no. Veremos qué pasa mañana.

    06 septiembre 2013 | 10:14

  3. Dice ser Mislateta

    ¡Cómo molan estas historias!. Combinan a la perfección deporte y curiosidades variopintas; por aquí ya hemos leído de todo, desde héroes a villanos. Muchísimas gracias por estos artículos.

    Saludos y buen fin de semana.

    06 septiembre 2013 | 10:20

  4. Dice ser Cris

    A mi también me encantan estas historias.
    Yo sí quiero que se celebren aquí los JJOO. 🙂

    06 septiembre 2013 | 10:56

  5. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Gran historia, y ciertamente siniestra. Desde luego, eran otros tiempos.

    En efecto, en aquellos primeros años los sistemas tácticos debían brillar por su ausencia, y suena raro que el resultado no fuera un 7-5 de patio de colegio

    Y yo también me apunto al sueño olímpico. Sin ser ni mucho menos un chollo, creo que tiene más beneficios que inconvenientes, a parte del elemento moral y de orgullo que supone poder compr… estoooo, conseguir la confianza de los miembros del COI para que te voten

    Saludos y buen finde

    06 septiembre 2013 | 11:29

  6. Dice ser Loshovic

    Interesantísima historia.
    Una pena que el primer goleador en partido internacional oficioso luego adquiriera fama por su comportamiento brutal. Cierto que era otros tiempos, pero por lo descrito parece que su crueldad era excesiva incluso para los estándares de la época.

    06 septiembre 2013 | 13:10

  7. Dice ser Tim Siglo XXI

    Que pena que hubiese (y por desgracia aun haya) gente que pensase que por ser de otra raza o sirvientes son inferiores a ellos,

    Entonces la FIFA dice que no fueron los primeros partidos internacionales porque no los organizaron ellos… ajá ajá, vamos que como no podían trincar y eso pues no vale.

    06 septiembre 2013 | 14:03

  8. Dice ser Bayer-74

    Pues sí gran historia de los viernes (otra más). Buen fin de semana a todos.

    06 septiembre 2013 | 14:43

  9. Dice ser Dem

    Interesante historia, como siempre. Clickad en mi nick si quereis ver al Barça jugando de blanco 🙂

    06 septiembre 2013 | 23:08

  10. Dice ser ruomalg

    Interesante historia a la par que escabrosa. No todos los personajes de la sección Quién fue iban a ser grandes personas. No he podido leer su lista de barbaridades sin acordarme de los últimos capítulos de El don de Alba (el remake español de Entré fantasmas), cuando la prota descubre las tropelías que cometió su bisabuelo en sus campañas africanas. La verdad es que la época colonial fue especialmente jodida para los colonizados.

    Después de leer uno de los tweets de Edu no puedo evitar dejar un enlace a la versión “Mariscaleña” de la mascota que la gente “intuye” para Madrid 2020: http://www.pocafeina.cat/25032013/cobri-la-mascota-de-madrid-2020/

    07 septiembre 2013 | 13:01

Los comentarios están cerrados.