Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘pizarro’

ETA y el PP trabajan por la abstención


Páginas de domingo sin comentario.

Rajoy:”Soy más…”; Pizarro:”Yo gané…”
Pedro Jeta nos borra del mapa Nielsen

Hoy es un día raro porque los dos sujetos que mandan en los principales diarios de pago son del PP. Se ve que la campaña electoral produce un efecto desertificador sobre las demás noticias, que desaparecen de las portadas.

Sin embargo, por otra parte, hoy es un domingo muy común ya que, a falta de acontecimientos novedosos con los que sobresaltar al lector, los portadistas han recurrido, como de costumbre, al periodismo declarativo tan socorrido y pobretón.

Tanto El Mundo como El País abren sus portadas con una frase, entre comillas, declarada por un líder político. Por cierto, aunque los directores hayan querido complacer a sus entrevistados de lujo, el efecto boomerang puede ser contraproducente. Por lo menos así lo dice un refrán:

“Dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Incluso el nuevo diario Público, que suele tener fogonazos de frescura, cae hoy también en el recurso facilón del periodismo declarativo y titula con una frase entrecomillada, aunque humilde, de Zapatero:

“Mañana me conformo con empatar”

(Ya se ve que Zapatero e Ignacio Escolar disparan hoy en Público con más finura electoral que Rajoy y Javier Moreno en El País o que Pizarro y Pedro Jo en El Mundo.

¿Acaso no recordamos, desde primaria, que “quien se humilla será ensalzado y quien se ensalza será humillado“)

Este tercer titular, obviamente malintencionado, de El Mundo me ha confundido e inquietado. Primero pensé que había leído mal y que se refería a Chavez, con “Z“, el de Venezuela . El dudoso tratamento que Pedro Jota Ramírez , el propio José María Aznar y el PP suelen dar al presidente Hugo Chavez casaba bien con este extraño titular. Eso me despistó.

Con esas palabras, Pedro Jo no podía referirse al actual presidente del Gobierno andaluz y candidato a presidir de nuevo la Junta de Andalucía.

Sólo al leer la letra pequeña, confirmé que se trataba de Manuel Chaves, con “S”, mi presidente autonómico, al que en el texto no se le adjudicaba ninguna intención de conservar el poder por un golpe de Estado, en contra de la voluntad mayoritaria del pueblo andaluz.

¿Qué habrá querido decir Pedro Jo con este torticero malabarismo de palabras y conceptos?

¿Sabrá el portadista de El Mundo en qué consiste la Democracia? Si “la mayoría rechaza sus abusos“, está claro queu Chaves no “conservará el poder”.

Por cierto, en la letra pequeña no se dice ni una palabra que haga alusión a este titular tan frívolo y mendaz. Supongo que los feligreses de Pedro Jo se lo tragarán sin más… porque encaje bien en su puzzle ideológico. No se.

En los incidentes de la inauguración, cuando menos fea e inoportuna en plena campaña electoral, del Hospital de Parla, un diario ve gigantes y otro ve molinos.

El Mundo, a 3 columnas en primera:

El PP identifica a concejales del PSOE en los incidentes de Parla

¿Quiere eso decir que los concejales socialistas presentes en la puerta del Hospital partciparon en los incidentes violentos contra los dos consejereos del PP?

¿Golpearon los socialistas con el palo de la bandera a algún militante o dirigente del PP como, al révés, suele ocurrir (caso Bono) en las manis de la derecha nostálgica?

Si algún despistado lector de El Mundo ha tenido la curiosidad (o la osadía) de leer la información sobre los “incidentes de Parla” que da el diario Público , creerá que hablan de otro país o de otra época.

Este es el titular de Público:

Los incidentes de Parla, al juzgado

Sumario:

El PSM denuncia a los consejeros del PP que acusaron a su líder de organizarlos

Los lectores no verán en el gráfico de Nielsen, que hoy publica El Mundo, la cifra de ususarios únicos de de 20minutos.es (que nos coloca en el nº 3 de España por delante de ABC) sencillamente porque El Mundo miente y nos borra del mapa de Nielsen.

¿Tan pronto nos teme Pedro Jo?

Eso mismo hacía Stalin con la imagen de Trotski junto a Lenin. Sencillamente pintaba encima de Trostki y lo hacía desaparecer del cuadro.

Si pueden leer atentamente la letra pequeña del texto de El Mundo verán que los datos verdaderos de ususarios únicos (u.u.) de Nielsen del mes de enero de 2008 son los siguientes:

elmundo.es: 5.280.000 u.u.

elpais.com: 3.425.000 u.u.

20minutos.es: 2.102.000 u.u.

ABC.es: 1.786.000 u.u

lavanguardia: 944.000 u.u

elperiodico.com: 734.000 u.u.

Sin embargo, en el gráfico, que es lo que se ve al dar el primer vistazo, 20minutos.es ha desaparecido de su legítimo puesto nº 3 en el podio de los diarios online de información general de España.

¿Por qué?

Ya nos borraron, desde el primer día, del ranking de diarios impresos más leídos de España aduciendo que no éramos de pago y que competíamos en otra liga. Sin embargo, la metodología del EGM siempre ha sido y es exactamente idéntica para los diarios de pago y para los gratuitos.

Pueden engañar a sus lectores, pero no a los anunciantes ni a los grandes profesionales de la agencias de medios, que saben muy bien lo que significa el Coste Por Impacto (CPI) de un anuncio y su eficacia en cada medio.

Los más innovadores también empiezan a manejar ya otro criterio, más sicológico que estadístico, sobre la naturaleza del impacto de un mensaje publicitario: el CPI (Cariño Por Impacto o LPC, Love Per Copy) . El lector de un gratuito agradece al anunciante que le regale el diario y se aproxima y aprecia el anuncio de manera distinta a como lo hace,por ejemplo, el que ha pagado un euro por su ejemplar y pueden pensar que el anuncio le priva de un espacio informativo que ha comprado con su dinero. Los de pago cobran dos veces: al lector y al anunciante. Nosotros sólo cobramos al anunciante.

Los profesionales de la publicidad miden muy bien donde ponen cada euro. No tiran el dinero. Y saben de sobra que el diario más leído de España (con 2,5 millones de lectores diarios según EGM) es indicutiblemente 20 minutos, seguido por el Marca y El País y, a mucha distancia, por El Mundo. Por eso, decimos muy en serio que le damos una vuelta al País y dos vueltas al Mundo sólo en 20 minutos.

¿Qué pueden aducir ahora cuando también nos borran del ranking de diairos on line de Nielsen que nos mide a todos por igual?

¿Acaso no son tan gratuitos elmundo.es , elpais.com o ABC.es como lo es 20minutos.es?

¿Qué excusa tiene ahora El Mundo para mentir como lo hace hoy tan descaradamente en su gráfico?

¿Quizás nos ha identificado ya Pedro Jo como peligrosos competidores, que pronto vamos a pisarle los talones en el ranking de Nielsen?

La marcas de elmundo, elpais y el ABC llevan 20, 30 y 106 años en el mercado, respectivamente. Sus ediciones digitales llevan más de una docena de años en el mercado.

En cambio, nuestra marca impresa lleva sólo 6 años en el mercado (desde que en 2002 sustituimos Madrid y m@s por 20minutos Madrid). Nuestra edición digital 20minutos.es (aún un bebé) cumplirá 3 años en esta primavera.

De modo que, en menos de 3 años, nos hemos subido al podio de los tres principales diarios online de información general de España. Y estamos muy orgullosos de ello y profundamente agradecidos a nuestros lectores de oro que lo han hecho posible.

Cuando fundamos el diario 20 minutos, hace ya 8 años (3-02-2000), lo hicimos apenas sin ruido. Nos convenía ser prudentes y no levantar la liebre ante los arrogantes viejos diarios de pago (modelo ideológico del siglo pasado; me refiero al XIX).

Afortunadamente, los grandes diarios instalados nos trataron con indiferencia y/o desprecio, según los casos. Y eso nos salvó de una muerte prematura. Entre risas, solían decir que Arsenio y JAMS van a inventar otra vez “La Farola“. Nuestros frecuentes fracasos, de fundación en fundación (como Santa Teresa), hacían temer lo peor.

Y la verdad es que, hace 8 años, nadie daba un duro por nosotros. Hoy, siguen sin darlo ya que nuestro diario es gratis.

Cuando los lectores empezaron a leernos y a presumir, sin complejos, de que leían 20 minutos, “el primer diario que no se vende” (en ningún sentido), empezamos a crecer en el ranking de lectores del EGM (Estudio General de Medios) y, por consiguiente, en los ingresos por publicidad, hasta hacer rentable nuestra empresa y consolidar nuestros actuales 350 empleos fijos en 15 ciudades.

Cuando los diarios de pago despertaron de su letargo y vieron su viejo modelo en crisis, falsamente amenazado por unos “locos”, ya era tarde para matarnos. Lo intentaron, pero sin éxito. Los alcaldes acosados por ellos no les hicieron caso.

Cuando yo decía, hace 8 años, que 20 minutos sería algún día el diario más leído de España, las carcajadas de los de pago se oían por doquier. Somos el diario líder absoluto de la prensa española desde hace 2 años.

Cuando ahora digo que 20minutos.es será, dentro de pocos años, el diario de información general online más leído del mundo en castellano ya nadie se ríe. (O, por lo menos, yo no los oigo como antes).

¿Por qué nos habrá borrado Pedro Jo del mapa de Nielsen?

Lo veremos.

Desde luego, los lectores tienen la palabra.

Solbes/Pizarro: Caperucita y el lobo. O viceversa

Más de un lector atribuye mi silencio semanal en el blog a que escurro el bulto en plena precampaña electoral para no mojarme. Es mucho más sencillo que eso: los días que preceden a un Consejo de Administración de “20 minutos España S.A.” suelo concentrarme en mi trabajo.

Si repasan mis ausencias suelen coincidir con periodos de mucho trabajo o de crisis personales (como la tragedia familiar que sufrí antes de Navidad con la muerte en accidente de tráfico de mi hermana, de mi cuñado y de mi sobrina).

La semana pasada, además, regresé a Almería para recoger el árbol de Navidad, aún encendido, y los regalos sin abrir de mi familia, desaparecida tan de golpe..

Como se pueden imaginar, remover sentimientos tan profundamente dolorosos o buscar acciones para consolidar el liderazgo absoluto de 20 minutos en la prensa española (y nuestros 350 empleos fijos), en medio de las incertidumbres económicas actuales, ha sido para mi más prioritrario que atender diariamente este blog. Ya dije el primer dia que lo hacía para divertirme y entretenerme en mis ratos libres.

No obstante, lamento el silencio de estos días y me disculpo, sobretodo porque hemos desaprovechado para el archivo portadas verdaderamente ridículas, incluso pueriles, en casi todos los medios considerados como serios salvo cuando no están en campaña electoral.

Concluido con éxito el Consejo de Administración de 20 minutos (febrero nos va mejor que enero), anoche fui invitado a cenar en el Colegio Mayor Moncloa .

Allí mantuve una charla y debate sobre “Prensa y Elecciones” con los colegiales “monclovitas“.

Siempre aprendo de los jóvenes universitarios, sean del color que sean.

Al repasar los diarios de ayer, frente a los estudiantes, nos tropezamos con grandes fotos de Zapatero besando niños (en El País, claro) y de Rajoy haciendo katas de kárate (en El Mundo, ¡cómo no!). Los candidatos hacen el ridículo (generalmente muy celebrado por los suyos) y los periodistas (algunos más que otros) les seguimos el juego.

Una de las conclusiones que barajamos fue precisamente que, en periodos electorales, los candidatos de cualquier partido se comportan como niños pequeños, pierden el sentido del pudor y hacen y dicen tonterías y obviedades que, en circunstancias normales, les harían sonrojar de vergüenza.

Anoche seguí a medias el debate entre el “efermo” Solbes y el “doctor” Pizarro (así los calificó El Mundo hace unos días.

Conozco a ambos desde hace años y son personas serias y solventes. Sin embargo, por lo poco que pude ver, creo que el “doctor” Pizarro hizo de lobo feroz, metiendo miedo a la gente, llamando a una crisis que aún no ha llegado (aunque acabará llegando si el PP se empeña en ello) y eludiendo respuestas a preguntas comprometedoras de Solbes sobre la “demagogia” de PP cuando dice que el sistema financiero español está mal. Ahí se le vió el plumero a Pizarro, ex presidente de la CECA (la “patronal” de las Cajas).

Sinceramente creo que Solbes ganó el debate, en su papel, muy digno, de Caperucita (naturalmente roja).

Pizarro, que interpretó de maravilla el papel de Lobo Feroz (naturalmente azul) perdió los papeles y el debate.

Aún no he visto los diarios de mañana. Por eso, recurro esta noche a los sujetos y verbos de los titulares de las versiones on line del debate.

Para Público no hay duda:

Solbes ganó

Para El Mundo:

Pizarro ofrece… y Solbes cree…

Para El País:

Pizarro propone eliminar… y Solbes propone aumentar…

Y para 20minutos.es (que para mi fue el mejor, aunque, en este caso, la pasión me ciega):

Pizarro habla de crisis economica y Solbes le tacha de damagogo

Estoy totalmentente de acuerdo con 20 minutos.es

¿Por qué será?

Pedro Jo: el “doctor” Pizarro frente al “enfermo” Solbes

Pedro Jo se supera cuando entra en campaña electoral. Desde luego, hacía tiempo que no veía una portada tan pueril y-quizás- tan ofensiva para la sensibilidad o inteligencia de algunos de sus lectores más fieles.

La utilización tan burda e infantil de las fotos del “enfermo” Solbes y del “doctor” Pizarro no debería figurar en el historial profesional del director de El Mundo. No está a su nivel habitual de manipulación profesional. Y es una pena. Con portadas como ésta Pedro Jo está perdiendo puntos incluso entre sus feligreses más ciegos.

En cambio, El País, más institucional hasta el aburrimiento, enfrenta en página interior, fotos tradicionales del ministro y del millonario para informar del próximo debate de ambos en Antena 3.

Publico lo da a toda página, El País, a una columna y El Mundo lo esconde en un breve sumario. Frente a esa presunta gran noticia del debate Solbes/Pizarro, El Mundo casi se olvida de poner en portada la detención de los dos etarras que faltaban del comando que atentó contra la terminal 4 de Barajas. Cientos de portadas falsas dedicadas a ETA en el 11-M (a toda página y a 4 columnas) apoyando las mentiras del trío Pinocho y cuando la policía detiene a dos presunos asesinos de la T-4, Pedro Jo esconde esa información entre los sumarios de “otras noticias” sin darle siquiera la dignidad de un pequeño titular a una columna como hace El País.

Sobre la querella por injurias de los policías contra el locutor de la pecaminosa COPE de los obispos, Federico Jimenez Losantos , Público también lo da a 4 columnas y El País a una. Sin embargo, Pedro Jo, compañero de tertulia del querellado, no da ni una línea.

Es una “no noticia” para los lectores de El Mundo, muchos de ellos amantísimos seguidores del polémico locutor episcopal que también esparce su doctrina por las columnas del diario de Pedro Jota Ramírez.

Cada vez que oigo, por obligación y mortificación profesional, la cadena COPE, me acerco más a las sabias opiniones de los personajes del genial Roto. El dibujo de hoy en El País es una prueba de ello. Los españoles no tenemos precisamente el don de la oportunidad en nuestras guerras contra el invasor. Pocas veces acertamos.

La victoria en la Guerra de la Independencia contra la invasión napoleónica nos trajo a Fernando VII , mal llamado “el Deseado”, que pronto se convirtió en “el rey felón”, uno de los peores reyes de toda nuestra historia. Tampoco acertamos a ponerle nombres apropiados a los reyes. Fernando VII, el Deseado, nos salió rana y sanguinario y acabó con el sobrenombre de “rey felón“.

Y más de uno recordará que, a la muerte del dictador Franco, a Juan Carlos de Borbón se le dió el sobrenombre de “Juan Carlos, el Breve”.

Ya lleva 33 años de reinado, uno de los más largos y pacíficos de la historia de España.

No damos ni una, mi querido Roto.

Rajoy echa a Gallardón. O viceversa

¿A qué diario pertenece este gran titular de portada con Rajoy de sujeto?

¿A qué diario pertenece este gran titular de portada con Gallardón de sujeto?

Hay titulares que no precisan comentario alguno. Apenas una sonrisa o una carcajada. Hoy es uno de ellos. Basta con mirar el sujeto y el verbo de cada gran titular para poder navegar con naturalidad sobre las incertidumbres que nos plantea la prensa de pago, con relación a las próximas elecciones generales. No podemos bajar la guardia.

La respuesta correcta, en el caso de que algún lector despistado no haya acertado, viene a continuación, mediante la comparación de las portadas de los dos principales diarios nacionales de pago de España.

El análisis comparativo de las fotos de portada lo resuelve un niño de primaria. El El Mundo (aquí no pasa nada), Rajoy y Gallardón (sin puñales a la vista) estrechan sus manos y esbozan una leve sonrisa cortesana, en presencia de un grueso y simpàtico empresario eléctrico.

El El País, Esperanza Aguirre (sonriente) y Gallardón (severo, quizás cabreado) se miran de reojo. Parece que se huelen con dos gatos antes de la pelea. Entre ambos, a lo lejos, Rajoy. Bajo la barbilla de Gallardón, está la cabeza de Ana Botella, esposa de Aznar y posible alcaldesa de Madrid si, como se dice hoy en la prensa, el alcalde tira la toalla tras las elecciones del 9 de marzo.

Tampoco hay que ser muy avispado para distinguir a qué diario pertenece cada editorial de hoy.

Cuando comencé a analizar las noticias (y no noticias) de estos dos diarios de pago, solía acompañar cada titular con el logotipo del diario al que pertenecían. Pronto consideré que el logo era una pista innecesaria. Saltaba a la vista quién era el dueño del titular, leyendo únicamente el sujeto y el verbo. Hoy tenemos una prueba demasiado clara de ello.

En este caso, resulta obvio. Sin embargo, hay titulares más sutiles y, por tanto, más peligrosos, ya que nos los podemos tragar, sin prevención alguna, si estamos con la guardia baja. Tal es el caso, por ejemplo, de este titular de portada que lleva El Mundo a una columna:

“Batacazo de la Bolsa…”

Se refiere naturalmente, en singular, a nuestra Bolsa, a la de España. Mala cosa para el Gobierno de turno.

En cambio, en la misma posición de portada, a una columna, arriba de salida, El País titula con lo mismo, pero la Bolsa en singular de Pedro Jota se convierte aquí, en plural, en “las Bolsas de todo el mundo” :

… hunde las Bolsas de todo el mundo

Aznar en portada: ¡mira como tiemblo!

Hace un mes y pico me pregunté en este blog si los presidentes de grandes empresas nombrados por Aznar eran intocables. Llegué a pensar que el presidente Zapatero pecaba de cierta inguenuidad al considerar intocables a los miembros de esta quinta columna del PP incrustada, por decisión discrecional de Aznar, en los poderes económicos reales de España.

De vez en cuando, el ex presidente Aznar cabalga de nuevo en la portada de su diario favorito. Hoy lo hace dando una palmada en el hombro y jaleando al presidente de Endesa,

Manuel Pizarro, a quien alaba por su actuación frente a las “zancadillas de los poderosos“. Pizarro fue puesto ahí por Aznar y ha sido respetado en su cargo -no sabemos por qué- por un bisoño Zapatero.

Los accionistas de la nobleza eléctrica siempre han sido muy sensibles a las sugerencias del poder político, que tiene en sus manos el futuro de un sector tan estratégico y de beneficios tan garantizados por el Estado.

Si el Gobierno socialista no utiliza su poder de convicción para neutralizar a claros enemigos políticos que se deben a quien les nombró, sabrá por qué lo hace. Yo no.

——

———

¿Son intocables los “empresarios” puestos por Aznar?

Las declaraciones, un poco indecentes y muy tardías, de Manuel Conthe -para lo que me queda en el convento, me cago dentro- demuestran que la permanencia de los hombres de Aznar en las grandes empresas (desde donde reparten más sueldos que todos los ministros juntos; es decir, poder real) ha sido fruto de la ingenuidad y/o de la bisoñez de Zapatero. Endesa, BBVA…

Muchos españoles tuvimos una sensación de alivio cuando Zapatero, recién elegido presidente del Gobierno, ordenó la retirada inmediata de las tropas españolas que participaban, por orden de Aznar, en la invasión ilegal de Irak. Nos pareció que cumplía una promesa electoral y nos pareció también una decisión valiente y patriótica contra el Imperio actual.

¿Ha resultado Zapatero ser tan valiente como nos pareció entonces o a sido un auténtico “bambi” con los poderes fácticos auténticos?

¿Qué hizo cuando se topó con los intereses mundanos de la Iglesia Católica? Se plegó a sus demandas.

¿Qué hizo Zapatero con los presidentes de las grandes empresas, puestos a dedo por Aznar (en sustitución de los de Felipe González), que financiarán a sus adversarios politicos? Nada de nada.

¿Ha sido Zapatero respetuoso con esos dos poderes fácticos (el eclesiásitco y el económico) o simplemente se ha caído de un guindo como un ingenuo colosal?

Hasta ahora sólo han salido dos caballeros aznaristas tocados por la varita mágica de Conthe: Manuel Pizarro, aún presidente de Endesa, y Francisco González, aún presidente del BBVA.

¿Hace falta más valor para enfrentarse al presidente Bush, sacando las tropas de Irak, o para enfrentarse a los obispos de la COPE, tocándoles el bolsillo, o a los “empresarios” puestos por Aznar?.

e

Esta carta de una lectora de El País nos ofrece un perfil bastante inédito del ex presidente Aznar.

¡Qué peligro! Ahora vemos en manos de quién estábamos durante ocho años… A Aznar le gustaba la velocidad y ahora comprobamos que también le gusta el alcohol mezclado con ella.

La concejala Botella ha salido -como tantas veces- al rescate galante de Aznar declarando que su marido “no bebe más de la cuenta“.

¿Se habrá enamorado Aznar de su esposa, Ana Botella, por el apellido?

¿Qué trabajo le cuesta al ex presidente Aznar pedir disculpas, decir que se equivocó al increpar al cartel de la Dirección General de Tráfico diciéndole “¿Y quién le ha dicho a usted que yo quiero que conduzca por mi?” Glup.

Ya vemos que el principio que inspira a nuestro ex presidente Aznar es el de “sostenella y no enmendalla“. Se hubiera ahorrado muchos problemas y muchas críticas si hubiera reconocido que comentió un error. Bastaba con decir que intentó hacer un chiste y que -como es habitual en él- le salió mal. Pero Aznar -erre que erre- es de los que piensa, luego insiste.

Lo siento por él. A los ciudadanos españoles -y a nuestra malherida España– ya no puede hacernos más daño del que nos hizo.

Es un consuelo. Algo es algo.