Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘crisis economica’

Vamos razonablemente mal

“Ya hemos tocado fondo, pero seguimos escarbando”, me dijo un colega pesimista de la prensa de pago.

El optimista le replicó:

“Yo voy bien, sin entrar en detalles”.

Y el presidente de un gran agencia de publicidad cerró el debate con esta sentencia:

“Nosostros vamos razonablemente mal”.

Desde luego, cada uno habla de la feria según le va en ella. Y hay que tener mucho cuidado con lo que nos dice la competencia. A menudo oímos decir:

A mi me va bien, pero el sector va fatal”.

Como es habitual, El Roto nos ilumina con su sarcarmo, ácido y lúcido, para que no nos creamos las noticias; sólo las profecías.

Y mucho ojo con los economistas: son muy buenos para predecir el pasado.

Ahora que está remitiendo el pánico por la nueva gripe A , porcina o mexicana, la crisis económica vuelve a ser el centro de las conversaciones de ascensor, superando incluso al tiempo.

También ha vuelto la crisis a la primera página de El Mundo, a cuatro columnas, con este gran titular:

Salgado ve “brotes verdes” en la economía española

Elena Salgado recurrió a las bellas metáforas primaverales de Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EE.UU, en su anuncio/profecía de los “brotes verdes” y en su indumentaria, pues vestía un estampado llamativamente florido.

Me ha sorprendido el silencio de El País en su portada sobre el Consejo de Ministros extraordinario de ayer y la posterior rueda de prensa de las dos vicepresidentas insuflando prudente optimismo sobre la marcha de la economía.

El País ha preferido una gran imagen del machego Iniesta con este pie de foto:

El Barça llega a la gran final en el último suspiro

Entre Elena Salgado y Andrés Iniesta, no se quién de los dos contribuirá más a animar la actividad económica. Me dicen que el fútbol es corazón. O sea, como la economía. Quizás, por eso, anoche más de media España estalló de júbilo, espontáneamente, al ver o escuchar el excelente golazo de Iniesta.

Han sido dos días fantást¡cos para el buen humor (y, por supuesto, para la economía) de los españoles, gracias al lehendakari Patxi López y al Barça extraordinario de Guardiola.

A la hora del partido, estaba con unos amigos en Madrid , sin televisión ni radio. Me enteré de gol al instante (¡digo en Madrid!) por el inmenso grito de júbilo que salió de las ventanas de las casas que nos rodeaban. Aunque, desde niño, soy del Atletic de Bilbao, me alegré enormemente de ese gol del Barça que lo llevó de golpe a la final de Roma. Soprendido por el ruido, los gritos y la fiesta de los vecinos me pregunté:

¿Acaso puede haber tantos seguidores del Barça en este barrio madrileño tan castizo?

La mayoría serían del Real Madrid o del Atlético de Madrid. Sin embargo, la alegría era extraordinaria. Así somos en Madrid, en Barcelona o en Bilbao.

Luego, de pronto, me preocupó la idea de que un Barça tan crecido podría caer en la tentación de querer acaparar los tres grandes trofeos del año: la Liga, la Copa de Europa y (hasta ahí podíamos llegar) la Copa del Rey. Para conseguir esta última tendría que ganar la final contra el Atletic de Bilbao el próximo 27 de mayo. Eso ya me parece demasiado. Lo digo por darle otra alegría al nuevo lehendakari López y un disgusto al honorable president Montilla y al presidente Zapatero.

Al final, el fútbol -derrochando júbilo- va a reaminar más a la economía española que las profecías de la vicepresidenta económica.

Como dice El Roto, el virus del miedo sí que es contagioso. Tanto como el de la felicidad. Yo llevo ya dos días razonablemente felices, sin entrar en detalles. Gracias a Patxi López y al gol de Iniesta.

Mañana será otro día.

Solbes/Pizarro: Caperucita y el lobo. O viceversa

Más de un lector atribuye mi silencio semanal en el blog a que escurro el bulto en plena precampaña electoral para no mojarme. Es mucho más sencillo que eso: los días que preceden a un Consejo de Administración de “20 minutos España S.A.” suelo concentrarme en mi trabajo.

Si repasan mis ausencias suelen coincidir con periodos de mucho trabajo o de crisis personales (como la tragedia familiar que sufrí antes de Navidad con la muerte en accidente de tráfico de mi hermana, de mi cuñado y de mi sobrina).

La semana pasada, además, regresé a Almería para recoger el árbol de Navidad, aún encendido, y los regalos sin abrir de mi familia, desaparecida tan de golpe..

Como se pueden imaginar, remover sentimientos tan profundamente dolorosos o buscar acciones para consolidar el liderazgo absoluto de 20 minutos en la prensa española (y nuestros 350 empleos fijos), en medio de las incertidumbres económicas actuales, ha sido para mi más prioritrario que atender diariamente este blog. Ya dije el primer dia que lo hacía para divertirme y entretenerme en mis ratos libres.

No obstante, lamento el silencio de estos días y me disculpo, sobretodo porque hemos desaprovechado para el archivo portadas verdaderamente ridículas, incluso pueriles, en casi todos los medios considerados como serios salvo cuando no están en campaña electoral.

Concluido con éxito el Consejo de Administración de 20 minutos (febrero nos va mejor que enero), anoche fui invitado a cenar en el Colegio Mayor Moncloa .

Allí mantuve una charla y debate sobre “Prensa y Elecciones” con los colegiales “monclovitas“.

Siempre aprendo de los jóvenes universitarios, sean del color que sean.

Al repasar los diarios de ayer, frente a los estudiantes, nos tropezamos con grandes fotos de Zapatero besando niños (en El País, claro) y de Rajoy haciendo katas de kárate (en El Mundo, ¡cómo no!). Los candidatos hacen el ridículo (generalmente muy celebrado por los suyos) y los periodistas (algunos más que otros) les seguimos el juego.

Una de las conclusiones que barajamos fue precisamente que, en periodos electorales, los candidatos de cualquier partido se comportan como niños pequeños, pierden el sentido del pudor y hacen y dicen tonterías y obviedades que, en circunstancias normales, les harían sonrojar de vergüenza.

Anoche seguí a medias el debate entre el “efermo” Solbes y el “doctor” Pizarro (así los calificó El Mundo hace unos días.

Conozco a ambos desde hace años y son personas serias y solventes. Sin embargo, por lo poco que pude ver, creo que el “doctor” Pizarro hizo de lobo feroz, metiendo miedo a la gente, llamando a una crisis que aún no ha llegado (aunque acabará llegando si el PP se empeña en ello) y eludiendo respuestas a preguntas comprometedoras de Solbes sobre la “demagogia” de PP cuando dice que el sistema financiero español está mal. Ahí se le vió el plumero a Pizarro, ex presidente de la CECA (la “patronal” de las Cajas).

Sinceramente creo que Solbes ganó el debate, en su papel, muy digno, de Caperucita (naturalmente roja).

Pizarro, que interpretó de maravilla el papel de Lobo Feroz (naturalmente azul) perdió los papeles y el debate.

Aún no he visto los diarios de mañana. Por eso, recurro esta noche a los sujetos y verbos de los titulares de las versiones on line del debate.

Para Público no hay duda:

Solbes ganó

Para El Mundo:

Pizarro ofrece… y Solbes cree…

Para El País:

Pizarro propone eliminar… y Solbes propone aumentar…

Y para 20minutos.es (que para mi fue el mejor, aunque, en este caso, la pasión me ciega):

Pizarro habla de crisis economica y Solbes le tacha de damagogo

Estoy totalmentente de acuerdo con 20 minutos.es

¿Por qué será?