BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

“Busco ese libro de Lola algo, en el que muere una gitanilla que tenía un reloj”

A estas alturas de blog yo sé que vosotros sabéis que todos sabemos que adoro jugar a las adivinanzas con cualquiera que sea carne de reginaexlibrislandia o, lo que es lo mismo, alguien dispuesto a leer y con una mínima inclinación hacia los libros.

Gloriosos desconocidos aparecen un día si y otro también para, sin saberlo, poner a prueba mi cetro regio, y yo os lo voy contando.

El caso es que este jueguecito que al principio me estresaba ahora me mantiene en plena forma librera y me hace sentir como una auténtica Sibila, siempre a punto para profetizar sobre títulos que mis clientes buscan sin saberlo, o sobre libros que anhelan pero de los que apenas si tienen pistas.

Sin ir más lejos hace unas horas entró en mis confines una entrañable octogenaria con su increíble cabellera de nieve:

– Clienta: Buenas tardes, señorita- Regina: Muy buenas, señora. ¿Puedo ayudarla?

– Clienta: Pues espero que si. Verá, es que hace días leí algo sobre un libro y me dije “Encarnación, esta novela parece interesante”. Pero es que mi memoria es un desastre y no recuerdo ni el nombre, ni el autor ni nada… Van ya tres librerías y no logro dar con él, nadie es capaz de ayudarme, me piden que sea más concreta.

– R.: A ver qué podemos hacer, ¿qué recuerda?

– C.: Era el libro un libro de una mujer hispana, Lola algo. Además creo que era en Venecia, sobre una gitanilla que encuentran muerta en un canal…. ¡Ah, y había un rejoj! Si, algo sobre un reloj.

– R.: Ya veo, ¿y dice que leyó sobre ella hace poco?

– C.: Si, en el periódico, pero no sé en cuál, porque fue en casa de mis hijos, ¿sabe? Y ellos compran tres, así que ya no sé cuál leí, la verdad.

Las pistas de Encarnación encienden los engranajes de mi cerebro y durante un segundo dejo activada la ‘regina automática’ (programada como sabéis para parpadear cada dos segundos sin dejar de sonreír) frente a la anciana mientras de epidermis para dentro todo mi ser se entrega a una frenética búsqueda mental:

Venecia-Crimen-autora hispana que suene como ‘Lola’- relativa novedad… Esto me huele a ‘DONNA’ León y el último caso del inmenso Brunetti: La chica de sus sueños, que se ha editado este mes.

Así que emerjo de mis profundidades mascando el título del libro, desactivo la regina automática para volver a ser la gobernanta de mis cinco sentidos y me excuso un segundo para ir a por un ejemplar:

Regina: Pues creo que se refiere a éste libro, el nuevo de Donna León.

Clienta: ¿A ver? ¡Uy, si, es este, es este! Venía con una foto de esa cubierta.

R.: Acaba de salir, y mire lo que dice la contraportada:

Ariana, una niña gitana de tan sólo diez años, aparece muerta en el canal, en posesión de un reloj de hombre y un anillo de boda. Para investigar el caso Brunetti se infiltra en la comunidad gitana, los romaníes, en lenguaje oficial de la policía italiana, que vive acampada cerca del Dolo. Pero los niños romaníes enviados a robar a las ricas casas venecianas no existen oficialmente, y para resolver el caso Brunetti tiene que luchar con el prejuicio institucional, una rígida burocracia y sus propios remordimientos de conciencia.

C.: Si, si, no hay duda. Y mire cómo perdí la cabeza con el nombre, aunque Lola y Donna suenan muy parecidos.. Pues no sabe la alegría que me da, señorita…

Y Encarnación se fue de mis confines con una sonrisa radiante y aferrada a su libro. Y el milagro librero se volvió a obrar entre mi pelucón y el suelo y, entre vosotros y yo, queridos, me sentí inmensa… IN-MEN-SA.

Tanto que, llevada por el éxtasis del momento corrí a la balda destinada a las obras de esa grandísima dama del crimen literario que es Donna León y les brindé mi trofeo de aire a ella y a su hijo literario, Brunetti, con el que, por cierto, he quedado en un par de horas para tratar de averiguar juntos qué demonios le pasó a esa gitanilla masacrada…

Y vosotros, queridos, ¿leísteis algo de Donna León? ¿Hubiérais intuído a qué libro se refería la bendita Encarnación?

13 comentarios

  1. Dice ser Samu

    Yo seguro que no habría acertado… Son situaciones graciosas pero que te dejan pensando como un loco.¡Me encanta este blog! Sigue escribiendo, sigue escribiendo…

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Kahran

    La verdad, admiro tu cabeza para recordar un libro a partir de datos tan nimios, yo no seria capaz de recordar eso ni en un dia entero…Enhorabuena por tu blog, eres todo un personajillo. xD

    17 Abril 2008 | 10:38

  3. Dice ser Ludo

    Eres la ama completa de la librería. Yo de grabnde quiero ser como tú.

    17 Abril 2008 | 11:17

  4. Dice ser Wally Week

    Yo tuve algún acierto de esos en mi etapa de librero, y de verdad te sientes un maestro por unos instantes.¡Un saludo!

    17 Abril 2008 | 11:20

  5. Dice ser Mafalda

    Hombre!!! yo si lo hubiera acertado, buscando algo parecido a Lola y situandolo en Venecia, enseguida me ha venido a la cabeza Donna Leon y mas por su reciente publicación. Por un momento yo tambien me he sentido INMENSA je je.Un beso, me encanta leer tu blog, contigo estoy aprendiendo mucho de los libros.

    17 Abril 2008 | 15:02

  6. Dice ser Lilith

    Regina eres un crack…

    17 Abril 2008 | 17:22

  7. Dice ser helminto

    Pues en google,gitana muerta en un canalla tecnología está matando mis escasas neuronas.

    17 Abril 2008 | 19:26

  8. Dice ser Miranda

    Regina Holmes, no tienes que envidiarle nada a Brunetti. “Superdetective en Reginaexlibrislandia”, la peli ya!!!Personalmente,Donna Leon y su Brunetti no me atraen demasiado. En el apartado policías italianos mi prefe es el comisario Montalbano de Andrea Camilleri, tiene más sentido del humor.

    17 Abril 2008 | 23:45

  9. Dice ser Mercurio

    Hoy el cielo tenía el color de tus ojos, y mi corazón el calor de tus mejillas…

    18 Abril 2008 | 20:55

  10. Dice ser Sonrisa Radiante

    Eres un crack Regina,mejor no lo podrías hacer.Sigue con tu blog.Gracias por traer literatura cada día.Abrazos,besos:S.R. 🙂

    18 Abril 2008 | 22:18

  11. Dice ser Toñi

    No me extraña que te sintieras in-men-sa. ¡Vaya poder de deducción!!A Donna León no la conocía hasta que escuché una entrevista que le hizo Pepa Fernández en RNE “No es un día cualquiera”. Me cayó bastante bien, por las respuestas que daba, y me prometí leer algo de ella.Creo que este libro sería un buen principio. ¿Merece la pena?

    21 Abril 2008 | 14:59

  12. Dice ser Gatopardo

    Me temo que esta vez, Donna Leon ha tenido el mismo problema que su clienta al escribir esta novela: Divaga y chapotea en un mar de recursos desgastados, rumiados y mal digeridos que ha usado en sus anteriores novelas; a los personajes se les ven los hilos y la borra del relleno, y por primera vez he pensando que el vicequestore Patta debería poner a Brunetti a patrullar poniendo multas de tráfico en vez de dejarlo ir y venir a hablar con la suegra, con los amigos de su suegra y hasta con la secretaria del jefe, que pasa por ser una eminencia porque usa el correo electrónico y el ordenador.¡Un tostonazo infumable!¡Con lo que a mí me gustaba Donna Leon!

    24 Abril 2008 | 18:49

  13. Dice ser Clara

    Te he descubierto hoy, pero leyéndote no podido resistir la tentación de escribir lo que me pasó hace un tiempo.Soy bibliotecaria:Entra un chico de 18 años y me dice: Mi hermano pequeño quiere un libro de animales en catalán normal.¿De que animal? Ah no se no me lo ha dicho, pero le corre mucha prisa.Deducción: ¿No será un libro para la clase de literatura? Si, si, para esa.Lo que quería el niño era el Libro de las bestias, de Ramón Llull, adaptado al catalán moderno (no en la versión medieval).Angelitos….Por cierto, tu blog es genial.

    21 Mayo 2008 | 11:58

Los comentarios están cerrados.