BLOGS

De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘software libre’

Razones para leer ‘El kit de la lucha en Internet’

Captura de pantalla 2013-02-14 a la(s) 18.05.23

 

Existen libros escritos para especialistas que nunca llegan al gran público. Existen libros divulgativos orientados a todos los públicos que nunca son tomados en serio por la academia o los eruditos. Y existe un tipo de libro, una pieza rara en el mundo editorial actual, que deja boquiabiertos a todos los públicos. Este es el caso de El kit de la lucha en Internet, de Marga Padilla, recientemente publicado por Traficantes de Sueños con licencia Creative Commons, una verdadera obra maestra que aborda la mutación y convulsión que está viviendo la sociedad tras la llegada de Internet.

Ameno y profundo, leve e incisivo, simple pero complejo, redondo pero lleno de recovecos, práctico pero sugerente. El kit de la lucha en Internet es un libro camaleónico, resbaladizo y altamente impactante. Y explica como pocos por qué Internet, el software libre, la conexión entre personas y las herramientas digitales están haciendo tambalearse el mundo. Las viejas estructuras políticas, mediáticas y culturales se hunden por no haber entendido algunos de los conceptos que toca Marga Padilla en El kit de la lucha en Internet. De transparencia a recursividad, de copyleft a paradigmas de red, de auto organización a identidad colectiva, de clickactivismo al movimiento 15M, el texto de Marga Padilla es una especie de abecedario elemental de una nueva era. Sin embargo, la simplicidad del relato esconde una doble lectura, una capa de profundidad y análisis deslumbrante.

Marga explica, por ejemplo, cómo un discurso genérico simple, la lucha por las libertades digitales, unió a Wikileaks (organización basada en la transparencia y en el liderato de Julian Assange) y a Anonymous (colectivo basado en la ambigüedad, la distribución y el anonimato). Especialmente brillante es el trecho en el que Marga explica por qué Wikileaks ha pillado a contrapié a medios de contra información como Nodo50, Kaos en la Red, Rebelión o Insurgente. Wikileaks ofrece toda la información en bruto. Transparencia total. El periodismo de análisis, el opinólogo, ya sea informador o contrainformador, se queda fuera de juego: “El periodista ya no es necesario y por lo tanto ha de ser eliminado, en aras de la transparencia, no hay lugar para la opinión” (una frase recogida en el libro que no es de Marga).

Marga Padilla insiste en un concepto que deambula por todo el libro, el de ‘dispositivo inacabado’. Wikileaks como un dispositivo inacabado, como una herramienta que cada uno termina como quiere. Xmailer, un dispositivo lanzado por el colectivo Hacktivistas que permitía enviar un mensaje a una lista de destinatarios múltiples, como un dispositivo inacabado. Y es que Marga, con paciencia y puntería, va desmantelando todos los clichés del mercado y los Gobiernos contra la cultura libre, contra la red de redes, contra la revolución tecnológica. Marga nos pone cara a cara a un nuevo mundo. Nos presenta una nueva realidad de bienes inmateriales compartidos hasta el infinito. Una nueva esfera público-privada de cuartos conectados (a Internet). Una nuevo mundo autogobernado, rizomático, fascinante, moldeado por un nuevo crisol de identidades colectivas. Marga nos ofrece un jugoso aperitivo de un cocktail llamado La libertad en la era red. Libertad cercada, machacada, perseguida, sí. Pero libertad invencible. Cuestión de tiempo.

Por todo lo anterior, y por mucho más, El kit de la lucha en Internet debería ser de obligada lectura en colegios, hemiciclos políticos, plazas, parques, comisarías, parqués de bolsas de valores, agencias de rating…. Para concluir, nada mejor que una metacita, un fragmento de Un cuarto propio conectado, de Remedios Zafra, que aprece en el libro:

“Los cambios de los que estoy hablando tratan sobre nuestros días conectados a Internet. No se caen torres, no hay rugido de la banca, no hay guerras de petróleo ni muertes físicas. No hay una imagen épica que simbolice el cambio al que aludo. Es como una gota sobre una piedra. Es como la acción de los universos simbólicos sobre los cuerpos. Lenta, pero crucial”.

El Kit de la lucha en Internet. Precio papel: 6 euros. Descarga libre en formato PDF. Twitter de Marga Padilla:  @cien_margaritas 

México ya tiene su Wikipartido

México ya tiene su Wikipartido, un partido  “totalmente abierto, democrático y colectivo” que acaba de solicitar su registro en el Instituto Federal Electoral. Inspirado en las redes, en el software libre, en conceptos como la inteligencia colectiva y en experiencias concretas como el Wikipartido español, este nuevo partido mexicano promete poner de patas arriba el sistema democrático del país. El Wikipartido de México resume su programa en cinco puntos fundamentales: Democracia Real y Directa, Apertura Total, Construcción Colectiva, Asignación del Dinero Público por Votación y Derechos Humanos. Y en una actitud participativa que permite que cualquier usuario proponga cosas concretas. En sus preguntas y respuestas, el Wikipartido de México aclara sus líneas generales. Vale la pena leer el documento con calma:

“Creemos en la democracia, la apertura y la inteligencia colectiva. (…) El Wikipartido es una plataforma, no una posición ideológica (…) La idea del Wikipartido es pasar de consumidores a creadores e innovadores de oferta política”.

¿De quién parte la iniciativa de Wikipartido de México? A diferencia del Partido X español, que nació el pasado enero ocultando la identidad de sus miembros como estrategia para denunciar al sistema personalista, el Wikipartido de México ha nacido con caras. El ingeniero Alfonso Tamés, que participa también en la plataforma de crowdfunding  Fondeadora, es el fundador del Wikipartido de México. Sin embargo, el Wikipartido critica de frente, como hace el Partido X, el personalismo y la política construída alrededor de candidatos: “Creemos que cualquier intento para generar una nueva opción política fracasará si se le asocia a una persona o si es utilizado para el beneficio personal de unos cuantos”. No es casualidad, que el propio Alfonso Tamés, decepcionado con la política clásica, haya dejado de estar afiliado al Partido de Acción Nacional (PAN).

¿Y de dónde saca la inspiración política el Wikipartido de México? Alfonso Tamés, en declaraciones a Animal Político, afirmó que “el Wikipartido pretende funcionar igual que la Wikipedia”. Otro fundador del Wikipartido, Armando Sobrino, afirmó al mismo medio, que “la idea es que esto funcione como funciona el software libre”. De hecho, el funcionamiento de las comunidades de programadores de software libre – meritocracia, no jerarquía, abertura, transparencia, participación – están muy presentes en sus cinco principios fundamentales. Cualquier usuario podrá crear una entrada en la Wiki relacionada con cualquiera de los cinco principios. El Wikipartido de México ha escogido el método Schulze como sistema de votaciones.

El WikiPartido  de México aspira a presentar candidaturas “para disputar en las elecciones los puestos del poder ejecutivo y legislativo para los tres niveles de gobierno”. De momento apenas tienen 255 miembros activos, de los 220.000 necesarios para que su candidatura sea reconocida legalmente. En caso de conseguir representantes, el Wikipartido de México destinará los recursos “a proyectos de política pública y cierre de brecha digital que someterán a concurso instituciones de educación superior e investigación sin fines de lucro”.

Sudán del Sur, el primer país de código abierto del mundo

¿Imaginas un país, un Gobierno, que desde su nacimiento sólo usa software libre y datos abiertos? ¿Un país que nace abrazando la filosofía colaborativa y transparente del movimiento de código abierto en todos los campos?  ¿Un Estado que apuesta por nuevos métodos de participación política basados en las lógicas de las redes? ¿Un país que sueña con empoderar y construir un ecosistema informativo ciudadano? Es el caso de la República de Sudán del Sur, el país más joven del planeta, que se independizó de Sudán el 9 de julio de 2011.

Sudán del Sur, un país machado por décadas de conflictos bélicos, se ha lanzado con entusiasmo al proyecto #OSJUBA. A partir de su capital, Juba, el país pretende reinventarse, comenzar desde cero con las lógicas abiertas de la era red. Uno de los impulsores del proyecto es el canadiense Stephen Kovats, afincado en Berlín, ex director del festival Transmediale, una voz respetada en la comunidad hacker internacional. Stephen presentó el proyecto #OsJuba el pasado mes de diciembre, en la conferencia berlinesa Open Strategies (aquí el vídeo). “Todo comenzó con una visión – afirmó Stephen al diario brasileño Estado de São Paulo, que elaboró un buen reportaje –  el país más joven del mundo nace en un momento en el que existen tecnologías y metodologías para el acceso a la información y para compartir conocimiento que no existían cuando la mayoría de las otras naciones del mundo fueron fundadas”.

Por eso, #OsJuba pretende incentivar tecnologías de código abierto, transparencia, procesos de la cultura libre, aproximaciones grass-roots (de abajo arriba) y la participación política en red . Vale la pena leer el documento de r0g-media sobre #OsJuba. Algunos de los objetivos son los siguientes:

  • Crowdsourcing y acceso abierto a datos para una mejor transparencia en la gestión de los recursos del Gobierno.
  • Incrementar la movilidad digital para la información en red y la comunicación, para incentivar la libertad de expresión, la interacción cívica y la diversidad cultural.
  • Nuevas formas de periodismo ciudadano y comunitario, incluyendo SMS, radio, streaming.
  • Crear nuevas economías y tecnologías basadas en el usuario alrededor del conocimiento local. 
  • Posibilitar una educación abierta peer-to-peer para complementar las estructuras tradicionales de aprendizaje.

Sudán del Sur, a parte de dar lecciones a algunos países del primer mundo, puede abrir un camino para todo el continente africano. De hecho, es el sueño de Stephen Kovats:  “Realmente Sudán del Sur presenta una oportunidad increíble para el concepto de apertura, en el sentido de uso de transparencia y sistemas abiertos para la construcción de un país. Mi deseo ahora es buscar socios en otros países de África”.

Mecambio.net, alternativas libres y sostenibles para todo

mecambio

 

“¿Sientes que tras los bienes que necesitas en tu vida (energía, comida, agua, ropa, etc.) se esconden grandes males (corporaciones, contaminación, especulación)? ¿Sientes que tras los servicios que contratas sólo prevalece maximizar beneficios? ¿Piensas que una economía real, la distribución social y ecológicamente eficiente de bienes, debe prevalecer sobre la economía especulativa? Cámbiate, hay alternativas. Aquí encontrarás una guía selectiva de servicios para particulares a los que puedes acceder desde ya en Españistán”. Así de simple es la declaración de intenciones de Mecambio.Net.

La plataforma Mecambio.net, que nació el pasado mes de diciembre, pretende “recopilar proveedores de cualquier campo de actividad que promueven formas de consumo, prosumo y producción basadas en otros valores”. Las características que tienen que cumplir, afirman en su web, es la “gestión, producción y relaciones que sean sostenibles, justas, distributivas (no acumulativas) y participativas (no clientelares)”. El nuevo mundo en red encontró una alternativa a la Enciclopedia Británica, la Wikipedia. Una muy sólida a los sistemas operativos cerrados como Windows: Linux. Y ahora, gracias al creciente directorio de Mecambio.net, los usuarios podrán encontrar una alternativa para cada X a despejar. Mecambio.net incluye las siguientes categorías: finanzas, energía, conectividad, alimentación, cultura y conocimiento, vivienda, ropa/muebles/objetos y salud .Repaso algunas de ellas.

Finanzas. Mecambio.net incluye en su web a algunas cooperativas de ahorro (com Coop57), bancos éticos (como Triodos Bank) o plataformas para  financiar proyectos (Goteo.org) o monedas sociales (como la divisa P2P BitCoin o la sevillana Puma). Acá la lista completa, que sigue creciendo con la aportación de los usuarios.

Energía. Mecambio.net destaca proyectos “que hacen posible una gestión sostenible, no centralizada y cooperativa” e incluye iniciativas de autogestión energética como GoiEner o SomEnergia.

Conectividad. Mecambio.net hace un repaso básico a “herramientas libres (no sujetas a copyrights, patentes o monopolios) y abiertas a que cualquier persona las mejore y adapte”. Incluyen el buscador Duckduckgo (que no registra los pasos de los usuarios ni hace negocio con ello), el sistema operativo Ubuntu, la red abierta y libre Guifi.net y la red social libre N-1.cc, entre otros.

Cultura y conocimiento. Mecambio.net hace un buen repaso, más pensado en todas aquellas personas que todavía no saben mucho sobre cultura libre. El inventario incluye licencias libres como Creative Commons, plataformas donde informarse bien como la X-net, proyectos de música compartida como Jamendo o Bandcamp, iniciativas alrededor de la literatura abierta como Traficantes de Sueños o Bookcamping.c o catálogos de cine online y libre como Filmin. No podían faltar la recomendación de usar el protocolo torrent y programas como Vuze.

El hashgtag en Twitter promovido para debatir e incluir alternativas es #Mecambioya.

Oiga.me, un entorno activista al servicio del 99%

Nueva cara de la plataforma activista Oiga.me

Nueva cara de la plataforma activista Oiga.me

“Tecnología libre para la acción ciudadana. Del 99% para el 99%”. Así se define así misma Oiga.me, una “plataforma activista de movilización distribuida, transparente, con software libre y sin ánimo de lucro”. Oiga.me, que lleva funcionando desde el octubre de 2011, está presentando su nueva cara y funcionalidades en el Reina Sofía de Madrid mientras yo escribo estas líneas. El hashgtag de Twitter para seguir lo de presentación es #NuevoOigame.

 

Oiga.me es mucho más que una plataforma. Una definición más acorde con la realidad sería la de un “entorno activista”. Para empezar, tiene serias diferencias con otras plataformas del denominado clic-activismo en las que una persona propone una petición, los usuarios la firman y miles de mails llegan a una dirección concreta. Oiga.me no tiene ánimo de lucro. Impulsada por diferentes colectivos, Oiga.me tiene un consejo social del que forman parte entidades de la sociedad civil. Además, está diseñada con software libre, su código está abierto (aquí está documentado todo el proceso) y la licencia es libre. “Usamos software libre porque así la capacidad de pensar y decidir sobre lo que haces es de todos y fluye libremente por la red. Esto beneficia a toda la comunidad y hace que Oiga.me sea mejor”, aseguran sus impulsores en una respuesta colectiva a una entrevista que les he mandado por  mail. El software libre de Oiga.me garantiza la privacidad e impide que el dueño de la plataforma vendra los mails de los firmantes de peticiones, como ocurre en el mundo anglosajón.

Quizá la diferencia mayor con otras plataformas de clic-activismo sea su forma de funcionamiento. La mayoría son verticales y monolíticas. Alguien crea una petición, el resto la firma digitalmente. Oiga.me cree en los procesos en red. Y por eso ofrece todo un abanico de posibilidades. Con las nuevas funcionalidades de Oiga.es se pueden organizar campañas de forma orgánica. La presión podrá llegar por e-mail, pero también por teléfono, fax o listas de firmas. Además, existirá un ‘kit de ayuda’, para que quien inicie una campaña reciba consejos sobre las mejores tácticas a seguir. La inclusión del fax ha llamado mucha atención durante la presentación.

¿Por qué incluir una herramienta del pasado para ejercer presión? Desde Oiga.me, por mail, me responden así: “Las formas analógicas de comunicación tipo fax son un mecanismo deliberado de filtro para inhibir las reclamaciones. Es normal que las operadoras telefónicas, o las compañías de agua, luz, gas, o las propias instituciones públicas abusen de este tipo de medios para reducir las reclamaciones”. El uso de fax en Oiga.me incluirá un módulo que permitirá que los usuarios firmantes de una petición puedan darse de baja de los servicios de, por ejemplo, una compañía operadora que no ofrece calidad.

Oiga.me irá lanzando nuevas funcionalidades en los próximos meses. Siempre – aseguran – con las perspectiva de realizar “acciones que se trasladen de la red digital al mundo físico”. En un futuro próximo incluirán telefonía (SMS) y , más adelante, sistemas de geoacciones “que faciliten movilizaciones de enjambre de manera distribuida”. Aprovechando el lanzamiento del #NuevoOigame la Plataforma de Afectados por la Hipoteca acaba de crear una campaña para que el Instituto de Vivienda de Madrid “no ejecute ningún desahucio más sin alternativas de habitabilidad”.

Oiga.me es una iniciativa promovida por colectivos y organizaciones sociales como la asociación aLabs, el Patio Maravillas, las cooperativas de software libre Dabne y xsto.info, Greenpeace, Attac, Facua, Ecologistas en Acción, el sindicato CGT, la Plataforma Política de Apoyo al Pueblo Saharaui, la Asociación Libre de Abogados y abogadas (ALA), o la Alternativa Antimilitarista (Movimiento de Objeción de Conciencia).

Democracia, prototipos y software libre

Un frase muy habitual en el mundo del software libre. “Ya no existen modelos. Apenas prototipos”. Ahora una remezcla: “Ya no existen modelos de democracia. Apenas prototipos”. Hace unos meses me preguntaba cómo sería la democracia si funcionase como wikipedia. Ahora me pregunto cómo sería la democracia si fuese un prototipo. Y concretamente si fuese cocinada como lo son los prototipos creados por las comunidades de programadores de software libre.

Antes que nada, la definición oficial de prototipo: ejemplar original o primer molde en que se fabrica una figura u otra cosa. ¿Y qué tiene que ver esto con la política? Redondeamos, para los escépticos, con una frase del investigador Alberto Corsín, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC): “El software libre es un prototipo: un proyecto abierto de organización, diseño, desarrollo y producción de infraestructuras colaborativas. Todo aquél que contribuye a un proyecto de software libre, contribuye a un tiempo a su desarrollo como ‘producto’ y como ‘infraestructura”. En su artículo Política:  modelos y prototipos, Alberto Corsín argumenta que un parlamento como el español se ha convertido en un modelo. En un modelo cerrado, en un objeto cerrado, un lugar de cosas cerradas. La democracia española – esa suma de  parlamentos nacionales, regionales, locales, tribunales, juzgados – se convierte en un modelo cerrado a cal y canto. Algunos alcaldes impiden la grabación de los plenos. La Casa Real no dice cuánto ha costado su web.

En un prototipo, el código está abierto, existe transparencia constante y conversación continua. En el modelo Españistán, los códigos del poder- listas de correos, información, actas, formatos de los documentos oficiales, metodología… – son desconocidos. Si la democracia fuese un prototipo y funcionase como las comunidades de programadores de software libre, la práctica del ‘release early, release often’ (liberar el código y compartirlo constantemente) podría traducirse en una transparencia legislativa en tiempo real. Sería una conversación, un diálogo.

Ahora, algunas preguntas. ¿Cómo será el prototipo de la nueva democracia? ¿Qué metodología de trabajo tendrá? ¿Qué nivel de transparencia debería tener este prototipo? ¿Qué parte del código debe ser abierto a la comunidad? ¿Qué mecanismos de participación deberían establecerse? Y lanzo estas interrogaciones al aire porque tengo bastante claro que precisamente en el proceso, y no tanto la forma, está el secreto de la cuestión. La nueva democracia nacerá de  un nuevo proceso abierto, colaborativo, en red, transparente. Como afirma Ismael Pena López, ya no importan tanto “qué política se hace sino también cómo se hace dicha política”. Ser de izquierda o de derecha, compartiendo un mismo proceso cerrado, puede llegar a ser irrelevante (que se lo digan al PPSOE).

Este nuevo proceso abierto, esta política prototipo, provocará la mutación de los partidos tradicionales a los partidos red, de la democracia representativa a la democracia red. Pero para ello, para este nuevo renacimiento de la democracia, parafraseando a Alberto Corsín, “necesitamos políticos dispuestos a diseñar el parlamento en permanente apertura y recursión. Un prototipo de parlamento para una política ejemplar”.

 

Un flujo de tuits sobre el Free/Libre Culture Forum 2012 de Barcelona

El Free/Libre Culture Forum de Barcelona arrancó ayer en uno de los años más intensos de la historia de Internet. Su edición está centrada en la libertad de la red, en las brutales presiones de los lobbies políticos e industriales sobre la red y en el intento de cercar la libertad de expresión en Internet con la excusa del ‘ciberdelito’. Los asuntos abordados, eso sí, son mucho más amplios. El foro se puede seguir en streaming aquí.

He llegado tarde a la cobertura. Estoy al otro lado del Atlántico. Pero el espacio de flujos me conecta con lo que está pasando ahora mismo en Barcelona. Por eso, voy a seleccionar en esta entrada algunos de los tuits más interesantes de todo el evento (totalmente subjetivo, claro). Iré actualizando la entrada hasta después del Foro e incorporando tuits. Para seguir el evento recomiendo los hashtags de Twitter #FCForum2012 y #oxcars12. Antes, corto & pego un breve texto de los organizadores del foro para entender mejor la edición 2012:

“El 2012 ha visto grandes victorias de la sociedad civil contra la barbarie:Las temibles leyes ACTASOPA, PIPA han sido rechazadas por la presión social; La ONU reconoce la libertad de expresión en la Red como derecho básico; revisar y filtrar enlaces es declarado ilegal en la UE; el gobierno suizo legaliza el intercambio; el constitucional alemán prioriza el derecho a la libertad de expresión e información sobre los intereses de los lobbies culturales; el Informe Hargreaves promueve una reforma justa del copyright en UK; Pablo Soto ha sido absuelto; una sentencia europea declara que bares, gimnasios, peluquerías y similares no deben pagar cánones a las entidades de gestión; las leyes antidescarga fracasan; las direcciones IP no pueden considerarse pruebas para perseguir a usuarios en US…  Sin embargo, no debemos bajar la guardia. Siempre acechan nuevos peligros para el compartir y la Red tal y como la conocemos. Como bien indica Cory Doctorow, ‘la guerra del copyright es la versión beta de lo que esta por venir’”

Y comienza el flujo (no lineal) de tuits…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ráfagas de software libre

De izquierda a derecha: Jeferson Assunção (Secretaria de Cultura de Rio Grande do Sul),  Fabrício Solagna ( Gabinete Digital), Bernardo Gutiérrez (yo) y Ney Hugo (colectivo  Fora do Eixo). Imagen:  CC BY-SA) Fora do Eixo.

El sábado acabó el 13º Foro Internacional del Software Libre de Porto Alegre (Fisl). Mi participación ha sido tan intensa que hasta hoy no he podido escribir nada. Resumiré estos días tan ricos en encuentros, ideas, charlas, debates y soluciones tecnológicas para un nuevo mundo con una ráfaga orgánica, caótica y no cronológica.

Literatura remix. Mi participación empezó el pasado miércoles, con un debate nocturno sobre Literatura como código fuente en el Espaço Cultural 512 con la excusa de mi reciente libro #24H. Charlé con Marcelo Branco (hacktivista) y Giselle Beiguelman (de la revista Select) sobre arte, licencias abiertas y el derecho al remix libre de cualquier obra.

Realidad aumentada. Vj Pixel, como siempre, usando el “aquí te pillo y aquí te mato”. Me colocó un adhesivo de realidad aumentada en el cuerpo, legible con el aplicativo para Android de Jandig. Este tweet resume el momento.

 

Cobertura colaborativa de Fora do Eixo. Como siempre, la cobertura fotográfica del colectivo Fora do Eixo, fue ágil y fresca. Un detalle: ellos colocan en todas las fotos la licencia Creative Commons. Curiosamente, los fotógrafos oficiales del evento comenzaron cubriendo con licencia copyright y por presión tuvieron que cambiar de licencia.

De máquinas tragaperras a ordenadores. Soprendente el proyecto que transforma máquinas tragaperras en ordenadores gracias a soluciones de software libre.

Banco Colaborativo ADA. Fantástica iniciativa la de este banco colaborativo basado en el bien común y no en el lucro de los banqueros, amiguetes y politicos arribistas de turno.

Ciudades de código abierto, ciudades copyleft. Preparé una pequeña charla sobre ciudades de código abierto basado en este texto mío. Ameno y transversal debate posterior con Vj Pixel (Meme Lab), Aron Krause (Estúdio Nomade) y Giselle Beiguelman (de la revista Select).

Carta a Dilma. Los participantes en el Foro escribieron una carta de presión al Gobierno brasileño. El apoyo del ex presidente Lula al software libre fue absoluto. Parece que Dilma Rousseff está cediendo un poco ante la presión del lobby internacional. Aquí la Carta de la comunidad del Software libre a Dilma Rousseff.

 Ágora Virtual. Curioso: mientras algunos gobiernos (como el español) caminan en una deriva autoritaria, usan la represión y criminalizan el uso del espacio público, otross avanzan en direcciones radicalmente opuestas. El Ágora Virtual del municipio de Canoas (una plataforma de diálogo entre gobierno y vecinos) y el Gabinete Digital (la plataforma participativa digital del Gobierno de Rio Grande do Sul demuestran que algunas de las peticiones del movimiento 15M están al alcance de la mano. Para llegar a la democracia en red apenas falta actitud.

Marco Civil de Internet. Fundamental el debate sobre el Marco Civil de Internet que la sociedad ha redactado colaborativamente para garantizar la cultura digital, la neutralidad de Internet y la libertad de expresión en la misma. Marcelo Branco arrancó con un tweet explosivo

 

 

Organizaciones sociales y software libre. Tremenda la mesa de debate sobre organizaciones que ayudan a implantar el software libre en instituciones compuesta por Ricardo Fritsch (ASL – Brasil), Verónica Xhardez (SoLAr – Argentina), Deborah Bryant (OSI – EUA), y Ramón Ramón Sanchez (Iniciativa Focus – España).  Un placer conocer en persona a Ramón Ramón. ¡Muy loable el esfuerzo de la Iniciativa Focus para expandir el conocimiento libre!

Aquí el tweet de despedida de Ramón Ramón

Cultura libre, cultura digital.  Participé en el debate Cultura Digital y Cultura Libre, junto a Jeferson Assunção (Secretaria de Cultura de Rio Grande do Sul), Ney Hugo (colectivo  Fora do Eixo) y Fabrício Solagna ( Gabinete Digital). Un placer hablar de cultura libre, participación y democraciar en red.

Y el detalle freak: la figutira de Yoda impresa por la Metamáquina, la impresora 3D comprada gracias a un proceso de crowd funding.

 

¡Hasta la próxima!

 

Voces móviles

 

¿Qué pasa si mezclamos teléfonos móviles, con una plataforma web de código abierto y la vida de los inmigrantes mexicanos en California? La respuesta se llama Voz Mob (Voces Moviles), una iniciativa de empoderamiento ciudadano que combina periodismo ciudadano, activismo y storytelling (narraciones de historias) de la comunidad de inmigrantes de dicho Estado.

VozMob, según la propia iniciativa, “es una plataforma para que trabajadores y trabajadoras inmigrantes y/o de bajos recursos puedan crear historias sobre sus vidas y comunidades directamente desde sus teléfonos celulares”. Vozmob, desarrollado con el gestor Drupal, se apropia de la tecnología para crear comunidades. Para reforzar las ya existentes. Y para exigir derechos cuando sea necesario. Cualquier persona puede crear una acción concreta y movilizar a la comunidad de Voz Mob. La plataforma, que tiene corresponsales en diferentes regiones, pone a disposición herramientas multimedia y foros de debate.

Vozmob nació como una colaboración entre la Escuela Annenberg de Comunicacion y Periodismo de la Universidad del Sur de California (ASC&J) y el Instituto de Educación Popular del Sur de California (IDEPSCA). Ahora, teniendo el código de la plataforma abierto y disponible, puede ser de cualquiera.

Mi web: bernardogutierrez.es Fundador de la red futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa

 

 

Nolotiro.org, te lo regalo sin condiciones


“No lo tiro, te lo regalo (sin condiciones)”. Así de sencilla es la filosofía de Nolotiro.org, un sitio web en el que cualquier persona puede regalar y buscar objetos. De muebles a bicicletas, pasando por ordenadores, lámparas, campas, juguetes, cunas o teléfonos móviles. Creado por @Jipipayo y mantenido y coordinado por  Alabs, una asociación que incentiva proyectos de acción social con software libre, Nolotiro.org es un verdadero grito anti consumista y pro colectivo. “Calculamos entre 6.000 y 10.000 objetos que cada mes evitamos que vayan a la basura”, asegura Daniel Vázquez, uno de los miembros de Alabs.

Nolotiro.org es un claro ejemplo de cómo la sociedad red funciona desde la lógica de lo compartido. Y una prueba palpable de que cómo un sitio web puede transformarse en una verdadera plataforma de comunidades autogestionadas. Cualquier usuario puede relacionarse con otros usuario. El intercambio es el primer paso de una interacción real. Tal vez, la semilla de una comunidad hiperlocal que puede cambiar el mundo con pequeños gestos cotidianos.  “Nolotiro es una delicia, más de 1.100.000 páginas servidas y 45.000 usuarios únicos al mes”, matiza Daniel Vázquez.

Los proyectos de Alabs son un gran faro inspirador en la nueva era de la Sociedad P2P en la que los ciudadanos se relacionan sin intermediarios. Mientras el sistema financiero colapsa y la industria empieza a replantearse la obsolescencia programada (¿para qué fabricar objetos que se rompan?), la sociedad civil da un paso al frente. Otros proyectos de Alabs como Oiga.me (una plataforma activista) o Liberateca (una página comunitaria y autogestionada sobre literatura) muestran que hay vida a la salida del túnel del neoliberalismo especulativo y de los viejos paradigmas.

Mi web: bernardogutierrez.es Fundador de la red futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa