La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entradas etiquetadas como ‘amor’

“Diario de…” Operación AMOR

Ya os escribí ayer que me temía lo peor del programa que había preparado Mercedes Milá para anoche sobre la operación de reasignación de sexo de la exconcursante de GH, Amor.

Lo que no os dije es que tenía varios títulos en la cabeza para competir con el “Sin coño no hay paraíso” que la presentadora había escrito en su blog.

Se me habían ocurrido

Amor a cambio de sexo

o

Sexo por dinero

Y con ellos en la cabeza, y nada más terminar de leer la estupenda última novela de Eduardo Mendicuti, “Ganas de hablar”, me senté a ver el programa. Que no me disgustó.

Porque aunque es cierto que hubo momentos de morbo innecesario -como cuando el cirujano afirma ante la cámara que “el pene de Amor tiene un tamaño mayor que el de la media nacional”, o cuando la Milá insistió en saber cómo demonios se esconde “el paquetillo”- también es verdad que se notaban las ganas de contar las cosas con cariño y con cierto rigor. De volver a hablar por enésima vez de la transexualidad, pero sin cebarse en ese componente freak-show que la televisión insiste en incluir en sus reportajes sobre cambio de sexo.

Por supuesto que no faltó la inevitable referencia a la prostitución, pero también que se le dio una vuelta de tuerca más con el intento de analizar los deseos de los clientes, sus búsquedas en ese “tercer sexo”. Pero que también se habló de la hipocresía social y hubo un acercamiento sin excesiva sordidez.

Lo que más me gustó del programa de anoche de la Milá (porque me gustó) fue su excelente criterio televisivo, su inteligente elección del personaje de Amor, a quien la televisión nos llevaba meses mostrando como a una implacable fuerza de la naturaleza, llena de seguridad y de arrojo, y que anoche se reveló como alguien lleno de inseguridades, de miedo y de emoción. Eso fue muy bueno. Y muy conmovedor. Y aunque no piense que la televisión tenga que servir para nada, creo que el “Diario de” ayer sirvió para explicar bien algunos asuntos, transmitirnos el dolor de quienes conviven con unos genitales que sienten ajenos y acabar con muchos prejuicios chungos (puede que me equivoque, y que después de haber escrito ésto me vaya a encontrar hoy con los simpáticos comentarios de los cromagnones de siempre. Vete a saber).

Ay qué RIS, tía Felis

Nuevo estreno televisivo de la temporada. Nueva versión española de una versión italiana del original norteamericano CSI. Una nueva hecatombe neuronal asola mi cráneo. Pero vayamos por partes:

– Hay partes de RIS que provocan hilaridad. Que parecen un remake del “Robobo de la Jojoya” de Martes y 13 o del CSI de Homozapping. Son situaciones que pretenden fascinarnos con un despliegue de medios tecnológicos pero que nos atacan la risa con estampas ridículas como la de una llave de sacristía colgada en una campana de vacío y tres investigadores que dicen cosas tales como “Vamos allá”, “Esto es un bingo” o similares.

[POR CIERTO, mucho crimen en iglesias veo yo últimamente en televisión. “El código Da Vinci” sigue haciendo mucho daño.]

– Hay otras partes en las que me quedo turulato al contemplar cómo en las oficinas de esa brigada especial de policía se han tomado tan a pecho el rollo de la imagen corporativa y aparecen logotipos de RIS por doquier y en gran tamaño. Incluso en el enorme coche que utilizan aparecen los logazos. Se me ocurre que puede ser una treta de los guionistas para recordarle a Coronado que aquello no es Periodistas, que es una serie nueva: “RIS, Jose, mira alrededor, ¿lo ves? RIS”. Aunque yo no veo que funcione, porque Coronado no cambia de registro…

– Reconozco que algunas partes del primer episodio me gustaron: las escenas de la chica con el asesino en serie estaban bien rodadas, eran inquietantes, no estaban nada mal.

Tal vez debería darle otra oportunidad y esperar al segundo capítulo (sobre todo por ver si se resuelve de alguna manera el bombazo final al cura pedófilo o la cosa queda así), aunque me temo que no va a mejorar mucho mi opinión. Y voy a seguir haciéndome las mismas preguntas, “¿Por qué RIS? ¿No tenían nada mejor que hacer?”

————————————————————————————-

Y después del estreno, nueva ración de Jordi González en el Debate GH con Amor, que es un animal televisivo a quien auguro un futuro brillante como tertuliana/colaboradora/experta en moda y belleza en alguno de los engendros de la cadena.

Debate GH, donde mi amiga Maggie y yo volvemos a sorprendernos ante el loquísimo dress code de los programas nocturnos de chismes y cotilleos: mucha mecha, señoras siliconadas vestidas con excesivos trajes de cóctel, pashimnas, plumas y lentejuelas. Todo muy elegante, con muchísimo glamour (pero del de Carmen de Mairena, del que rima con Ambipur).

Feliz lunes a todos y hasta mañana.

Gritando AMOR


El cielo abrió mi corazón

y entraste tú, más rápido que una bala

y con la precisión del bisturí de un cirujano plástico.

Y en el Infierno, se oye mi voz

gritando AMOR, gritando TE QUIERO.

No hay remedio, ya no hay solución.

“GRITANDO AMOR”, Fabio McNamara

¿Os acordáis de ese primer divorcio gay, que fue portada de 20minutos? Pues bien, el cónyuge que pide los 7.000 euros a su futuro ex, esta aquí, en esta web de contactos. Buscando amor (y tal). Si os lanzáis, porque el señor es guapete, aceptad mi consejo: condón – como siempre – y un buen abogado.

¿Os acordáis del Power Ranger Rojo de la gran película, ‘Mighty Morphin Power Rangers’? No. Y no me extraña. Bueno, da lo mismo. La cosa es que su intérprete ahora es actor porno gay.

(Más imágenes – más explícitas – del mozo, en esta página web).

¿Os acordáis de Mark Oaten, el parlamentario inglés, ese señor tan casado y tan padre, que tuvo que dimitir porque un tabloide descubrió lo suyo con un chaperillo? He aquí el perfil web del chaperillo, Kris.

¿Conocéis a Marc Jacobs, un fabuloso diseñador de moda, que trabaja para su propia firma y para Louis Vuitton? Las peores lenguas afirman que su novio, Jason Preston, era chapero, y se sorprenden de que al tiempo que sale con Jacobs, siga online, buscando amor, en Friendster.

¿Os acordáis de cuando las campañas para promocionar el uso del condón entre la población gay eran tan siniestras que nos hacían creer que buscar amor era una ruleta rusa? Bien, por suerte se acabó. Aquí os dejo, como regalo para el fin de semana, esta espléndida promo manga gay que combina humor, mala leche y sensibleria. Lo que más me puede gustar. Disfrutadla: