BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de diciembre, 2008

El guiño gay de Pepsi Max

Pepsi Max acaba de lanzar un nuevo anuncio televisivo en Gran Bretaña que ha sido recibido con alborozo por la comunidad gay local, que lo considera todo un homenaje a la causa.

Fuck you and dance! (¡Jódete y baila!)

Así nos va. De puta madre. Guiños que en realidad son ictus cerebrales. Chistecillos para millones de espectadores que perpetúan la eterna gracieta marica.

Lo peor de todo es que los rouquitos consideren esta clase de homenajes dignos de excomunión (o aun peor; de boicot a la marca). Lo peor de todo es que estamos rodeados: por un lado, los apocalípticos ajenos. Por el otro, los integrados propios.

Y todo, para vender eructos enlatados. Qué preciosidad.

¿La navidad mola? Lejos de la tele, más

Insisto una vez más: esto mío no está pagado.

Me explico.

Como me sentía culpable por no haber visto la tele ni en Nochebuena ni en Navidad, por haber estado disfrutando de maravillosa cena para dos -mi marido y yo- en un fabuloso restaurante barcelonés y haber pasado el día y la noche siguiente en el Gran Hotel La Florida sin encender la televisión, pensé, “Qué coño… tendría que ver alguno de los especiales de navidad”. Así soy yo. Un profesional de lo mío, como Efrén para Sidra el Gaitero.

Ayer ya os conté que había visto lo de Josema y Flo.

Hoy, me he atrevido con el especial para Antena 3 de Edu Soto y David Fernández (El Chiquilicuatre y El Neng, respectivamente), “La navidad mola“.

EJEM.

A ver cómo os lo digo. Mmmmm. A su lado, la comedieta patética de La Primera, ahora me parece alta comedia. El especial de Raphael, un espectáculo de Rufus Wainwright dirigido por Bob Wilson. Y Ana Rosa Quintana, la sucesora de Edith Wharton.

¿LA NAVIDAD MOLA?

¡LA MADRE QUE LOS PARIÓ! En serio, ¿qué era eso? ¿Melodrama costumbrista, comedia de picaresca contemporánea o, directamente, un monumental tostón sin gracia ni sentido?

Por favor, si alguno de vosotros lo vio y puede explicarme qué demonios era aquello, que me lo explique en los comentarios. Es que no me puedo creer que fuera la birria que parecía. Estoy seguro de que me he perdido algo, que me estoy volviendo gilipollas o algo muchísimo peor. ¡Liberadme de esta inquietud, por favor!

Maldita la gracia

Buenas tardes. Acabo de ver en rtve.es el programa especial de Nochebuena que perpetraron Josema Yuste y Florentino Fernández para la TVE1. Tremendo. En serio.

Un patético intento de recuperar sus mutuas glorias pasadas; un fallido refrito de chistes de Martes y Trece mal hilados y peor resueltos, doblajes chistosos de la era de El Informal con poca fortuna y menos gracia, alguna promo de la obra de teatro que representan actualmente Josema y Flo juntos y para de contar.

O mejor no, mejor lo vamos a contar:

– una pena el flojísimo homenaje a Tip y Coll con un chulazo angelical tan fuera de sitio como la broma

– un dolor el regreso 22 años después de Satur, la de las empanadilla de Encarna, ya sin gracia ni fuelle,

– una cagada el largo numerito de Filete/Falete

– lamentable el chiste Zapatero/Rajoy

– de vergüenza ajena la parodia histórica de Cleopatra y Marco Antonio

(…)

Y así, todo.

Y lo peor, es que se notaba que habían metido pasta en el engendro, que la audiencia cumplió su parte -fue el programa líder de la Nochebuena- y se pasó casi una hora tratando de encontrarle la gracia para acabar quedándose con un palmo de narices. O no. O lo mismo a millones de españoles ese humor fácil, burdo y poco elaborado les pareció el colmo del ingenio. Aunque no creo. De hecho, ni siquiera el público presente en la grabación debió de pasarlo demasiado bien. De ahí que el realizador tuviera que meter UNA Y OTRA VEZ la misma imagen de la misma gente con los mismos gestos. Público enlatado y risas enlatadas para un especial anunciado a bombo y platillo que deja en evidencia el talento televisivo de una pareja que no promete grandes cosas.

El primer anuncio del año

Me encanta esta iniciativa: recaudar dinero a través de SMS para que el primer anuncio del año no sea el de ninguna marca comercial, sino un mensaje optimista para 2009.

El primer anuncio de 2009

Grande.

Adoro el sexo con Alessandra Rampolla

El sábado, mientras zapeaba entre el espanto de

La Noria

(exchulo de Falete, madre del exchulo de Falete, autopromo de los nuevos programas de Carmen Alcaide, gran entrevista de actualidad con Sabrina (boys-boys-boys) para saber de una vez por todas si su pezongate fue voluntario o accidental y mesa de debate sobre otro asunto candente… ¡las apariciones de la Virgen de El Escorial y su obra social! Con el retorno del Padre Apeles. Un jitazo de basurero, vamos).

el horror de Intereconomía -una cadena que sigo muy de cerca y de la que algún día os hablaré con detalle y mucho antiácido-

y otras nocturnidades con alevosía…

… descubrí el programa de sexo de Alessandra en HOGAR 10. Me imagino que muchos de vosotros la habríais descubierto mucho antes, durante su etapa en La Sexta. Pero yo no. Yo no supe de ella hasta que el sábado, de madrugada, la vi hermosa, sonriente, bellísima y divertida hablando acerca de sexo con alegría, inteligencia y una naturalidad fascinante.

Os aseguro que en mis 14 horas diarias de TV no suelo encontrar personajes que me atrapen de la manera en que Alessandra y su tratamiento lúdico, amable y humanísimo del sexo que hace esta señora maravillosa.

Soy megadiva desde ya.

Barbra King, Superstar

El viernes por la noche, nos tocó simpática fiesta navideña corporativa, y al volver a casa, pelín perjudicados por el cava, nos encontramos en la tele con ella. Con la única mujer que podía superar los numeritos de las semanas anteriores de María José Cantudo en DEC. Ella en Barbra KingBárbara Rey, que es más cañí- esa gran diva del muslamen, la lentejuela y el brillante bueno-bueno.

A tomar por culo la entrevista Patiño/Tita von Thyss. A la mierda Chelo García Cortés y su histórica frase

Pongo en juego mi credibilidad y mi dignidad de mujer

o las declaraciones en exclusiva de BorjaThy, hasta el escroto de que su madre le persiga con un bastoncillo para cogerle muestras de saliva.

La que mola es Bárbara. Escotada, muslona y deslenguada tuvo para todos. Para la Cantudos, Junior, y el que se pusiera por delante. Bárbara, cuando la dejas chismosear del resto, es un filón. Y en DEC tendrían que amortizarla. La señora dice que tiene un novio brasileño nuevo, sí, pero eso no es lo molón. Lo fetén es que a la Rey se le active el mecanismo lingual y suelte la sin hueso. La clave del éxito de esta señora es que hable de las otras. Merece un programa propio.

Totalmente a favor de la Rey desde ya. Públicamente ofrezco mi apoyo incondicional. Es una bomba. Un bombón. De licor.

La clave del éxito de ‘El castigo’

Tengo en mi poder el secreto del exitazo de la miniserie de Antena 3 dirigida por Daniel Calparsoro.

Y no es:

– que estuviera ‘basada en hechos reales’ (yo leo BASADO EN HECHOS REALES antes de que empiece cualquier telefilme y me quedo hipnotizado frente al televisor, sin poderme mover)

– que tuviera una realización fantástica, unos personajes creíbles y un buen ritmo

– que mostrara carne fresca de ambos sexos con un punto de sexy-sado

– que hubiera tenido una promoción estupenda

– que los actores fueran más que decentes y el guión estuviera estupendamente tramado

NO

La clave del bombazo de ‘El castigo‘ reside en que los espectadores disfrutamos de lo lindo imaginando que estábamos viendo cómo torturaban a los protagonistas de HKM de Cuatro -qué mala-, a los de Física o Química, de El Internado, a los alumnos de la última edición de OT , a los de Fama y a la pareja protagonista de Mi gemela es hija única.

Hechos reales, hechos reales… ¡a la mierda! Lo que de verdad nos gustó fue imaginar a todos esos actores adolescentes casi asfixiados con la cabeza dentro del agua.

Telecinco: a la altura de la rima

Esta tarde le conté a mi querida amiga Lola lo de los 150.000 euros a Terelu y los 240.000 al matrimonio en orden alfabético –Aznar Botella– que va a tener que pagar Telecinco para limpiar los manchurrones de su tomatina.

“Esto demuestra, Bob, que eres tonto. Tú arrastrando tu nombre por ahí gratis, con lo rentable que sale que lo hagan los demás por ti.”

Tiene toda la razón la tía joía. Por eso le colgué el teléfono: por lista. Y me puse a hacer una ídem del precio al que se ha puesto últimamente cada apuesta al telecinquillo:

AznarBotella: 240.000

Terelu: 150.000

Juan Ramón Lucas: 50.000

Carmen Martínez Bordiú: 50.000

Eugenia Martínez de Irujo: 90.000

Fernando Esteso: 100.000

——————————————————————————–

680.000

Sin contar lo que han tenido que gastarse este año en tripas para atar chorizos -350.000 de Julián Muñoz, 80.000 de Roldán– o en su particular campaña de asistencia a mujeres maltratadas, con esos 100.000 euros que lleva ganados Violeta Santander.

Un pastizal al que además hay que sumar el precio de todos los minutos que la cadena tendrá que dedicar a notificar las condenas en los programas de su parrilla.

Ahí va un consejo Vasile: un formatito simpático para leer sentencias condenatorias con salero patrocinado por Legalitas lo mismo te tapaba un poco el agujero. Yo me ofrezco como presentador, e incluso regalo un título “Que no se note que disfrutas, maricón”.

Televisión y salud mental

Este post no va de lo loca que me estoy volviendo por culpa de tanta tele. Este post va sobre la manera en que la televisión trata el asunto de las enfermedades y los enfermos mentales. Cómo las referencias que podemos ver pueden dividirse en dos, coincidentes con horarios y formatos:

UNA: los locos asesinos. Con perdón, pero así es. Todos los espacios sensacionalistas de los magazines matinales –AR, Las mañanas de Cuatro o Espejo Público– incluyen entre sus contenidos amarillistas de sucesos alguna noticia sobre crímenes o amagos en las que los mamporreros del horror se encargan de remarcar que el presunto “se encontraba en tratamiento psiquiátrico” sin más explicaciones ni matices, con la soltura que da la ignorancia y la estupidez. O algo peor; el mismo desprecio, prejuicio y estigma que los enfermos mentales llevan siglos sufriendo.

DOS: famoseo bipolar, celebridades depresivas. Baste como ejemplo lo de este fin de semana en los nocturnos de viernes y sábado. Raquel Mosquera, bipolar. María José Cantudo, en depresión. Ambas en DEC. O el Antonio Canales depresivo -y hasta el culo- de La Noria, donde la semana anterior Junior había ido a contar tres cuartas partes de lo mismo. En estos casos, la enfermedad mental no se utiliza tanto como lacra o amenaza, sino como excusa exhibicionista. Es igualmente repugnante.

Y frente a eso, un ejemplo de todo lo contrario. De televisión rigurosa, seria y respetuosa. De la Marató que TV3 celebró ayer para recaudar fondos para asociaciones de enfermos mentales graves. El clásico telemaratón contra el que tengo tantas reservas y que la televisión catalana logró convertir en un formato digno, donde se dio voz a decenas de enfermos que hablaron sin sensacionalismo de su diagnóstico, un programa al que incluso acudió Miguel Gallardo, autor de un cómic escrito para su hija autista, María y yo, que es una auténtica belleza.

Una marató, por cierto, donde en vez de famosos casposos, pudimos ver danza contemporánea. Menos mal.

La inDECencia del viernes

Qué grande, amigos. Esta noche en DEC –¿Dónde estás corazón?– recuperan a la Efrén de Antena 3; la Cantudos, que parece ir dispuesta a redimir su lamentable carrera actoral para asombrarnos con la gran actuación de su vida en el apasionante serial “Del esputo al moquillo”. Promete.

Y para completar el impactante drama: entrevista en DIRECTO con Raquel Mosquera, protagonista de los grandes éxitos de esta temporada: “De las puntas a las venas” y de su secuela “Ponme otro chupito, Mimosín“.

Así es amigos, las hienas de Cantizano cara a cara con una señora que hace apenas un mes intentó suicidarse y a quien todavía no le han dado el alta psiquiátrica. Otra producción más de ARQ.

Yo, por supuesto, esto no me lo pierdo. Mañana os cuento. Con pelos, señales, lágrimas y mocarros. Un completo.