BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de enero, 2009

‘Acusados’, ¿un plagio de ‘Damages’?

Gracias otra vez a ARUCITYS por este par de impagables pantallazos que demuestran las más que sospechosas similitudes entre la serie que estrenó ayer Telecinco y la que protagoniza Glenn Close:

(Abogada/jueza manipuladora)

(Empresario sin escrúpulos)

(Ayudante joven)

(La pareja malograda)

(La antigua mano derecha)

(El abogado del empresario)

Y esperaos a que vea la serie María Teresa Fernández de la Vega y demande a Blanca Portillo por suplantación de personalidad…

(Conste que a mí el episodio de ayer me pareció más que correcto, aunque algunos diálogos me parecieran algo forzados, algunas situaciones poco creíbles, Silvia Abascal intensísima y que me da muchísimo miedo el embrollo en que se puede ir convirtiendo ACUSADOS al cabo de las semanas).

Ah, y a ver cuándo me dais las gracias por estas lecciones gratuitas de catalán que os doy…


¿LA CAJA tonta? Nunca más

Desde ahora, LA CAJA es una hija de puta internacional.

Digo esto con conocimiento de causa tras ver el estreno de anoche en TELECINCO del producto televisivo…

(tomo aire)

… más rastrero

morboso

vil

sádico

obsceno

cruel

que he visto nunca en televisión. Y mira que miro tele…

LA CAJA inaugura un nuevo género; el del psicoporno TV.

Bajo la apariencia de una terapia psicológica televisada, la última infamia de TELECINCO -cada día más fiel a su propia rima- va un paso más allá de los programas de testimonios, lo cruza con Jorge Bucay hasta arriba de chinchón adulterado y EL JUEGO DE TU VIDA con descargas eléctricas en los pezones para ofrecer los minutos más zafios y rastreros que puedan verse en la televisión.

Un ascazo, que sus creadores ya han vendido a varias televisiones europeas y que ayer funcionó estupendamente.

QUÉ ASCO.

Cinco grandes propuestas televisivas

Conste que no son mías, sino de Arucitis:

¿QUÉ PROPUESTA TIENE MÁS FUTURO?

1. Los Ostos en SUPERVIVIENTES

2. Pepi Güiza, actriz de AÍDA

3. Julito en PASSWORD

4. Los padres de Violeta Santander y Almudena GH en NO ES PAÍS PARA VIEJOS

5. Almudena GH en MIRA QUIÉN BAILA

Jajajajaja. Yo voto por la 2, claramente. Ha nacido una estrella:


‘A ver si llego’ en TELECINCO

Anoche, estreno en la cadena amiga -de sus amigos- de una nueva serie de la factoría de ficción y humor a granel de José Luis Moreno. A VER SI LLEGO. Un gran título que coincide con mi propia experiencia como espectador con nauseas a la carrera hacia el cuarto de baño para vomitar mi rigurosa opinión de crítico televisivo sobre el engendro:

BRUUUUUUAAAAAAAAAAAAAGH

(Sobre la moqueta del vestidor, mierda. No, no llegué).

Enésima revisión joseluismoreniana de la guerra de sexos y de clases, del recurso de la carne -más embutida que fresca en el caso de Neus Asensi y Miriam Díaz Aroca-, una nueva intentona de repetir el éxito de AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA con peores actores, chistes más gruesos y una producción nefasta en la que hasta los billetes de 500 euros se veían falsos de lejos.

A pesar de lo anterior -y de la pota- le reconozco dos virtudes al producto: UNA, la presencia de Jordi Vilches, un actor magnífico en un interesante personaje psicópata juvenil que podría dar juego si entrara un cerebro con riego en ese equipo de guionistas. y DOS, una pasmosa facilidad para poner en marcha el mecanismo de ficción a costa de lugares comunes, frases hechas y diálogos casposos dignos de ESCENAS DE MATRIMONIO.

¿Lo peor? Que mientras se me revolvían las tripas delante del televisor, me acordé con nostalgia de otra serie -esa, magnífica- con gente de barrio, panadería, bar y conflictos entre personajes: MUJERES.

¿Lo peor de todo? Que A VER SI LLEGO puede funcionar bien con un poco de mala suerte.

Josele, el último perro callejero


Se ha perdido el respeto por la figura del quinqui. Había una línea ahí que no se cruzaba para nada.

Yo en el barrio era muy popular porque yo era el único capaz de dar palmas andando p’atrás. Pero no un par de metros, no; kilómetros si hace falta.

Y esta tarde, MI SEMANA EN CUATRO PATADAS, esa mítica sección.

¡ARAMIS LO HA CONSEGUIDO!

¡Por fin es una estrella internacional!

¡Tiembla, Pataky, tiembla!

Mamarrachismo madonnero Vuitton: cómo se hizo

Jajajajaja… este anuncio es ¡buenísimo!

El nuevo ‘Está pasando’

El nuevo ‘Está pasando’ no levanta cabeza y va a hostia diaria con menos de un 10% de cuota de pantalla…

… y como yo estoy aquí para ayudar a que un programa de la calidad y el rigor de EP sobreviva…

… y ya que han decidido organizar un debate diario con grandes figuras del humor (Lucía Echevarría) y la novela generacional (Moncho Borrajo):

… he pensado en otras parejas y asuntos de interés general para levantar los datos de audiencia.

A saber:

Lina Morgan vs. Ray Loriga. CIRCUNCISIÓN, ¿CUT O UNCUT?

Josema Yuste vs. Almudena Grandes. TORTILLA DE PATATA, ¿CON O SIN CEBOLLA?

Angel Garó vs. Rosa Montero. ¿CROQUETAS O COCRETAS?

De nada, de nada. Yo, todo lo que sea echar una mano…

Lo que no se televisa no existe

Supongo que muchos habréis visto o estaréis viendo la ceremonia de toma de posesión de Obama.

Supongo que muchos habréis visto y escuchado la invocación del sacerdote homófobo y ultraconservador a quien el nuevo presidente ha invitado al acto. Una invitación ante la que numerosos grupos GLBT (gay, lésbicos, bisexuales y transexuales) protestaron enérgicamente, y que Obama quiso compensar con la invitación de otro sacerdote -obispo, creo-, abiertamente gay y defensor de los derechos civiles, Gene Robinson.

Sé que ninguno lo ha visto esta tarde en televisión (no, no iba dentro del sombrero de Aretha Franklin). La razón es muy sencilla: no estaba.

Gene Robinson intervino el domingo en el concierto ante el monumento a Lincoln. Pero tampoco lo vimos. Porque la cadena que tenía los derechos exclusivos de emisión, la HBO, decidió no emitirlo.

Sospecho que a la mayoría, este apaño tramposo del nuevo presidente superstar y el posterior boicot de la HBO os la trae bastante floja. A mí, es obvio, no. Por eso lo cuento, para que se sepa. Aunque no salga en televisión.