La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Archivo de diciembre, 2008

La infamia del batiburrillo

No voy a descubrir nada nuevo, esto es solo un desahogo que me vais a tener que perdonar y que me merezco después de pasarme doce horas al día frente a la televisión para poder escribir aquí y en mi sección de tele de la contra de Público (fin de la autopromo).

Ha llegado un momento en que lo que más me escandaliza de los programas mañaneros o de siesta tardía no son sus contenidos sensacionalistas, sus ansias de sangre fresca, de gente mísera o famoseo de saldo. No. Lo que más me escandaliza es esa infamia del batiburrillo que lo mezcla todo sin criterio, que salta de la puñalada al politono, de la paliza a la pelliza y del puterío luxury al proxenetismo esclavista. Me revuelve las tripas. Y lo peor es que hemos llegado a considerarlo normal, a entender que es la lógica estructura de esta clase de magazines televisivos. Lo peor.

Bueno, no.

Lo peor es imaginar el interior del casoplón CachuliPantoja tras haber visto las supuestas facturas de su mobiliario:

Y lo mejor, descubrir cómo Antena 3, que perdió el tren del choriceo entrevistable en pos de Tele5 ha decidido contraatacar con supuestas víctimas de la delincuencia organizada. Delirante. Tiran del caso José Luis Moreno, con el que quisieron asociar el robo que la Cantudo fue a contar el viernes en DEC -y que tuvo que salvar con un esputo, la pobre- y un supuesto exclusivón de ayer: María Pineda (sea quién sea), ¡también robada en su casa!

La policía encontró un frasco de algo para dormirme… formol, creo…

Marvelous!



“Flequi rica, flequi pobre”

Muy buenas. Tras el éxito de crítica, público y devotas de Efrén que se saltaron la orden de alejamiento de un teclado para comentar en mi post anterior, hoy vuelvo con otro estreno de ficción en Telecinco: “Mi gemela es hija única” o, lo que es lo mismo

“Flequi rica, flequi pobre”

o

“Yo no soy Bea, tía, ni fea, pero estoy doblá”.

Otro gran éxito de la cadena amiga -de La Sexta– que demuestra que sus guionistas andan tan ocupados en escribir los libretos de Pepa Jiménez que no dan para más de sí, y han decidido apañar los de la serie nueva con un corta pega de diálogos y situaciones ya vistos y escuchados en las mejores salas de multicine de barrio y sobremesas de estrenos TV.

Pura vanguardia televisiva, con trepidantes diálogos, apasionantes situaciones sacadas del barrio de Aída y de una constructora de unos socios de los malos de Yo soy Bea. Todo un despliegue de medios…

… que lo mismo luego va, y triunfa pese a la exquisitez de la audiencia y la capacidad crítica de las fans de Efrén.

El show de Efrén

UNO:

Telecinco tiene excelentes razones para no permitir que se usen sus imágenes en La Sexta o en YouTube: para todos aquellos que NO ven sus programas por voluntad propia y quedan atrapados en sus mentiras con apariencia de telerrealidad, sus maniobras resultan tan obvias y tan ridículas que se exponen a que millones de personas abran los ojos a sus engañifas.

Telecinco fabrica muy bien su basura, con un material adherente espléndido que mezcla con narcóticos que aturden el pensamiento. El problema es cuando esa basura se analiza sin pegante aturdidor.

Telecinco sabe que la gente que se queda embobada frente al televisor no se cuestiona: “estoy enganchado a esta mierda, pero esta mierda es toda mentira, lo que demuestra que yo soy un idiota”. No. Lo que nos atrae nunca puede ser malo, porque nosotros no somos idiotas. Hasta que nos demuestran lo contrario. Entonces Telecinco habla de propiedad intelectual. Ahá.

DOS:

Hace algún tiempo os hablé de ese gran programa documental que es “Hombres, mujeres y viceversa“. Ese espléndido catálogo de modelos, actores y actrices de agencia que juegan a los cacharritos y que -gracias a la simulación de romance de dos de sus concursantes, Efrén y Soraya– le dio a Telecinco uno de sus grandes momentos de audiencia de la temporada.

Un ascazo.

Tras el festival de lágrimas millonario, la cadena amiga -del código civil- decidió explotar a la pareja en todos sus programas y ver si con ellos tiraban de audiencia. Fue entonces cuando, tal vez, descubrieron que no funcionaban tan bien.

– ¿Y si hacemos que se separen?

– ¡MOLA!

– ¿Un montaje como los del Tomate de antes? ¿Nos podemos permitir un famoso que se meta por medio?

– Ah, no… nada de gastarnos más dinero…

– Pues uno de los que han salido de GH, que también está en nómina de productora.

– ¡Genial!

– ¿Y dónde lo contamos?

– Que lo cuente Pepa Jiménez en Está pasando… que últimamente el Tal Cual de Antena 3 nos gana las tardes.

– De puta madre.

– Y que Kiko lo cuente en la web, y así también ganamos visitas cuando lo mencione Ana Rosa.

– Eres un genio…

-… del mal.

Ayer salió la noticia:

Efrén y Soraya han roto porque ésta se lió con Carlos H de ‘Gran Hermano 10’

Y, a falta de datos de audiencia, la jugada es perfecta, porque:

– Telecinco organiza un montaje que le proporciona contenidos gratis para su programación basura

– Al tiempo que promociona Mujeres, hombres y viceversa, que con la marcha de la pareja ganadora anda alicaído.

– Da visibilidad a su web

– Puede reciclar a Soraya-la-mala y montarle un ‘Juego de tu vida‘ para que cuente si se zumbó o no al de GH.

PERO, UN MOMENTO, que la cosa no queda ahí. Esta tarde, en el infecto ‘Está pasando‘, hemos podido escuchar los mensajes de las espectadoras, abatidas:

Me he quedado helada, porque no pensaba yo… es que lo veía tan bien, tan bonito, tan… no sé, en esta vida ya me he desilusionado muchísimo.

Efrén no se merece esto porque es maravilloso, es sensible, es guapo… no sé, las ha tratado fenomenal a todas y mira cómo se lo están pagando.

No me lo puedo creer, no me lo puedo creer, no nos lo podemos creer, que estamos aquí un grupo de amigos, no nos lo podemos creer.

A mí me gustaba mucho Soraya, viendo lo que ha hecho a Efrén, ya no me gusta, estoy completamente defraudado por ella.

Es una sinvergüenza, muy ligerita de ropa. Se me saltaban las lágrimas porque me daba una pena de Efrén horrorosa.

Eso es montaje de Virginia, lo ha hecho Virginia, a propósito para hacer infeliz a Soraya.

Esta chica lo que iba buscando desde primera hora era lo que buscaba, lo que buscaba es la fama. Yo, yo es que de verdad, yo quiero mandarle mi apoyo a Efrén, porque de verdad, que es un chico ejemplar.

Soraya es una sinvergüenza, puerca y cochina.

Me he llevado un palo gordo como si le hubiera pasado a un hijo mío.

Lo juro.

Uno de los ejercicios televisivos más rastreros e inmundos que he visto jamás. Una revisión de mercadillo del Show de Truman. Una barbaridad.

Solo espero que las voces de los mensajes de apoyo a Efrén que he escuchado y leido esta tarde sean también de figurantes, y no de pobre gente que se haya creído este camelo monumental.

PASSWORD: jugársela en los concursos

Me gusta el formato de este concurso verpertino de Cuatro, me gusta su presentadora y, sobre todo, me gusta el efecto que el ritmo del programa tiene sobre los concursantes célebres.

Cada vez tengo más claro que la mejor forma de conocer a los famosos es verlos concursar en Password, lejos de esos teatrillos televisivos de dimes y diretes previo pago.

Las celebridades se la juegan en Password: demuestran sus recursos verbales, su cultura y su capacidad de empatía con su anónimo compañero de juego. Es muy interesante.

Ayer, sin ir más lejos, hice un enorme descubrimiento: Miguel Angel Muñoz -el de UPA Dance, el hijo de la vidente, el ex de Mo Cruz– es listo, encantador y cariñosísimo. Fue conmovedor verle abrazar a su pareja de juego y sufrir la tensión por el concurso. Completamente en serio.

Antes ya había confirmado también gracias a Password que Julio José Iglesias es analfabeto, los mismo que Ivonne Reyes, o que a Rafael Amargo le pones en tensión y se desata.

Os parecerá una estupidez, pero creo que en Password hay momentos de verdad televisiva, gestos no forzados y momentos de espontaneidad tan poco habituales en tele, que solo por eso merece la pena.

(PD: Por cierto, ¿no es divino el nuevo diseño del blog?)

¡Kira MirOH!

El 5 de noviembre escribí en este mismo blog a propósito de LEX:

¿Por qué es tan descarado el uso cárnico de Paz Vega y por qué tengo la sensación de que en cuanto Paz se vaya de la serie (solo está ahí para tres episodios, creo), a Kira Miró le van a pedir que aligere un poco el vestuario?

El domingo pasado, 30 de noviembre, ¡KIRA LO HIZO!

Lo descubrí gracias a un programa estupendo al que estoy enganchadísimo: ARUCITYS en 8TV. Reconozco que no soy nada partidario de Arús como personaje televisivo, pero ha conseguido con este formato diario juntar a un grupo de analistas de corazón y tele muy inteligentes, darle un ritmo fabuloso al programa y lograr un estupendo entretenimiento sin pretensiones, con fantásticos análisis sobre las tripas de la televisión y el negocio del corazoneo. Me gusta la tele así. Lástima que no pueda verse fuera de Cataluña.

Así no hay quien viva

Leo con estupor en El Tiempo colombiano que un senador cristiano quiere organizar un comisión en el Senado para debatir sobre la visión de la homosexualidad que da al país la versión colombiana de AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA, un exitazo de la RCN.

Afirma el senador Velásquez que que el programa “fomenta, apoya y glorifica el homosexualismo, el lesbianismo, la perversión, el engaño y la destrucción de la familia colombiana”, que “están infringiendo y violando la ley de la infancia y la adolescencia. Estamos perdiendo los valores y principios para pasar de ser libres a libertinos. Y no es que yo sea mojigato ni homofóbico, pero creo que el que quiera tener esas desviaciones o las quiera ver en esos programas son libres de hacerlo pero no en horario en el que todavía hay niños pegados frente al televisor”.

Y me quedo Muertecita Martínez Bordiú ante tamaña estupidez, y se me llevan los demonios cuando leo que el problema del senador no es que los personajes sean homosexuales (ya los hubo en Betty la Fea o en Pasión de Gavilanes), sino que se los vea “besándose, cogiéndose, echándose piropos”.

Acojonante.

Lo peor es que el asunto se quedaría en una anécdota estúpida si no fuera porque llega en el mismo momento en que los sectores más reaccionarios de la sociedad mundial parecen haberse conchabado para luchar por lo que ellos consideran un ataque de lo gay contra la familia.

Llega después de que los mormones consiguieran tumbar el matrimonio gay en California…

… o que la reina Sofía demostrara lo bien que estaba callada…

… cuando los católicos polacos se organizan para boicotear a IKEA porque en uno de sus catálogos ha incluido a una pareja de hombres como un ejemplo de familia más…

… cuando en Intereconomía TV organizan colectas de lo recaudado por los mensajes por SMS para el juez Calamita, el mismo que psicopateó a una pareja de lesbianas que intentaban adoptar a la hija de una de ellas…

… o cuando el Vaticano se opone a que la ONU proponga la despenalización de la homosexualidad en el mundo.

Se están organizando. Y mientras, el colectivo gay buscando patrocinador. La hostia.