¿Por qué el ‘Primero de Mayo’ es fiesta en (casi) todo el mundo?

30 abril 2007

El día 1 de mayo es la festividad del “Día Internacional de los Trabajadores“. Un día dedicado a la reivindicación laboral y en el que las calles de las principales ciudades de casi todo el planeta se llenan de manifestaciones. Este es su origen:

Hoy en día en la mayoría de países industrializados de la tierra se discute sobre la reducción de jornada a las 35 horas semanales, pero en la segunda mitad del siglo XIX los trabajadores lo que reclamaban era trabajar 48 horas a la semana. Por aquel entonces, eran habituales que las jornadas laborales tuvieran 12 e incluso 14 horas diarias (incluso para los niños que eran puestos a trabajar a muy temprana edad).

Los colectivos de trabajadores empezaron a organizarse con el apoyo de los sindicatos, que cada vez iban adquiriendo más fuerza y presencia en los centros de trabajo y comenzaban a intervenir como interlocutores entre trabajadores y patronos.

La gran huelga y múltiples actos de protesta que se celebraron el 1 de mayo de 1886 fue la que dio carácter a la conmemoración tal y como hoy se celebra.

Se luchaba por una mejora de las condiciones laborales y conseguir una jornada de trabajo de 8 horas.

Durante los siguientes días en un gran número de ciudades de los Estados Unidos se realizaron protestas, paralizándose más de cinco mil fábricas y con 340.000 obreros en las calles exigiendo las mejoras laborales, pero las protestas en algunas ciudades acabaron violentamente. Es el caso de la manifestación celebrada en Chicago el 4 de mayo de ese mismo año y en la que murieron seis policías a causa de la explosión de una bomba casera.

Se culpó del lanzamiento de la bomba a ocho activistas anarquistas (casualmente los que habían organizado la manifestación) y el proceso judicial estuvo amañado y repleto de pruebas totalmente falsas contra ellos. Esto dio lugar al nacimiento de la leyenda sobre los ‘Mártires de Chicago’, ocho inocentes  juzgados injustamente, siendo condenados cinco de ellos a la pena de muerte.

En memoria a estos trágicos sucesos se decidió celebrar (a partir de 1889) una gran manifestación  que cada 1º de mayo sirviese de homenaje y como una jornada festiva y de reivindicación laboral.

 

Los comentarios están cerrados.