BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Cómo calentar a una chica y luego dejarla con un chasco… en First Dates

Edwin, enseñándole el mechero del coche a Stefanía.

Edwin, enseñándole el mechero del coche a Stefanía.

Ah, buscar el amor.

Y quien dice ‘amor’ dice buscar arrimarte a otro ser vivo de tu misma especie (como plan A) y frotarte hasta que haya electricidad estática como para encender una farola. Pero amor.

Es lo que pudimos ver en First Dates anoche. Es ese programa de citas en el que Carlos Sobera da unos consejos sobre el amor, las citas y ligar que si todos los siguiéramos la tasa de natalidad iría bajando hasta que la especie humana desapareciera. Dice frases como de tatuárselas una choni romántica. Es como si Paulo Coelho se hubiera tragado un Teletubbie y diera charlas inspiracionales en el mundo de los osos amorosos.

El caso es que anoche vimos una cita que… a ver. ¿Alguna vez le habéis dado al mechero del coche sólo por ver cómo se calienta, sin intención de quemar nada? Pues eso.

El muchacho se llamaba Edwin y es “peluquero, stripper y boy”, y también es “latino y vivo en Cádiz” y es “venezolano y colombiano”. Joder. No se pueden ser más cosas. A su lado del currículum de Stephen Hawking parece una servilleta de bar llena de manchas de aceite de chorizo.

Su pareja era Stefanía. “Una chica muy caótica, con muy mal carácter“, según se definió ella misma. Así me gusta, siendo sinceros. Para qué andar con rodeos de mierda. Si eres un borde de cojones, lo dices. Y luego sueltas una hostia de esas que te ponen los dos tímpanos en el mismo lado de la cabeza para que quede claro.

La muchacha llevaba en una teta un tatuaje como de test de manchas de Rorschach, que lo mismo se la tocas que te psicoanalizas diciendo qué ves de pezón para arriba. La joven buscaba un “un mulato porque tienen la sangre caliente“. Al parecer el resto tenemos la sangre como para recargar el aire acondicionado del coche.

Edwin es un muchacho que no duda de sí mismo: “En la cama no tengo quejas, de verdad, siempre me han dicho que ni con mis novios han sentido tanto“. Espera… ¿ni con sus novios? Hola, amigo: si tu novia conoce a Edwin y ves que anda como si se le hubieran irritado los contramuslos, sí, la Macarena y el Venao son canciones que hablan de ti.

Terminan con final feliz siempre“, explicó Edwin y no se refería a que les pusiera helado con pepitas de chocolate de postre. Se refiere a que las deja como si les hubiera lavado el vello púbico con Herbal Essences.

Cuando se conocieron, Stefanía dijo que no le gustan “las personas que le dan demasiada importancia al físico”. A ver, que ella había pedido alguien con buen cuerpo, pero tiene que ser un buen cuerpo que se haga solo, así como que te levantes por la mañana después de haber cenado una vaca rellena de jabalí relleno de cerdo relleno de pollos rellenos de bollos industriales y encontrarte unas abdominales como para rallar queso.

Es más, a ella le molestó que él hiciera dieta y se puso a relatar toda la comida sana y equilibrada que a ella le gusta: “hamburguesas, pizza, patatas fritas, helado“. Y luego dijo que a ella le gusta “la gente más natural, más en plan me como cinco hamburguesas contigo en un parque“. Esta muchacha lo que quiere es salir con Falete, pero metido en el cuerpo Chris Hemsworth. Y no cabe. Stefanía. NO.

Edwin es un tío que no sé cómo no le han llamado ya para protagonizar Fast and Furious. Su plan de vida es “trabajar, ir al gimnasio e ir al mercadona”. Indiana Jones, tu vida es una puta mierda.

Conocer a un latino que no bebe y no sale de fiesta…“, dijo decepcionada Stefanía, que si en la primera cita te coges un coma etílico y le vomitas cinco hamburguesas en los zapatos se enamora.

Pero Edwin tenía una sorpresa. Y pidió ir al reservado. Y no se refería a que tuviera al oso pardo saliendo de hibernar y tuviera que ir retrete, no, al reservado.

Y una vez allí puso música con el móvil y se puso a hacer cosas de stripper. Sí, ya sabéis movimientos de esos como de no querer que los huevos te rocen las piernas.

Ella sonrió. Y quien dice sonreír dice que si en ese momento la sientas en una fragua la que se calienta es la fragua. Para evitar incendios en el monte no se deben tirar colillas, cristales ni stefanías. Qué calentón. En la NASA cuando quieren probar los escudos térmicos de las naves se los dan a Stefanía y luego le ponen vídeos de Channing Tatum haciendo pesas.

Peeeeeeeero, la madre de él interrumpió el numerito, porque le llamó al móvil. Me lo imagino trabajando en un club de despedidas de soltera.

– Mamá, sí, perdona, que tengo aquí un grupo de clientas calientes como perras del infierno, dime. Sí, judías, vale, pónmelas en un tupper. Besos.

Es todo un profesional.

“Lo que más me ha gustado es que me ha hecho reír un montón“, dijo Stefanía. Sí, sus músculos tensos y definidos, que sabían contar chistes, no te jode.

El caso es que Edwin tenía en Stefanía el mismo interés que yo en comerme las pelotillas del ombligo de Mariano Rajoy, pero él se aplicaba en cuerpo y alma. Era como verle echar gasolina a una hoguera. Que mala leche, la verdad. 

Y allí, en medio de restaurante, le hizo a la muchacha su “meneo del gusanito”, que era básicamente como si la estuviera rebañando con el pene de arriba a abajo. Como si la muchacha fuera un huerto y él estuviera haciendo bancales.

Si los gusanitos hicieran eso, en las pescaderías las señoras se partían la cara por quedarse las merluzas con anisakis. El resto de comensales miraban con ganas como de empezar a vomitar y no parar hasta ver salir por la boca el alma.

Estefanía tenía calor. Mucho calor, según dijo. Lo afirmó como si le hubiera llegado así, de repente, por nada en concreto. El hecho de que le acabaran de pasar un pepino de color caoba por encima no tenía nada que ver.

Aquí tenemos las imágenes de cómo quedó el abdomen de Stefanía después de que Edwin le pasara el badajo por encima:

A la hora de pagar, ella quiso invitar: “Soy una mujer independiente“, dijo, porque al parecer las mujeres independientes son millonarias. Sí, ya. Soy independiente pero si la dejan le hace al chaval una fusión que ríete de las nucleares.

En el fotomatón ella le comió los morros como si fueran cinco hamburguesas en un parque, y él la besaba que parecía que intentaba coger una manzana colgada de un hilo con las manos a la espalda.

Y claro, no hubo segunda cita. Qué calentón más tonto. 

Telecinco destierra a Sara Carbonero a Divinity, ¿por qué? Aquí las claves

Sara Carbonero, haciendo vibrar a todos.

Sara Carbonero, haciendo vibrar a todos.

Claro, si es que vas a ver un programa de la tele y te tienes que frotar los ojos porque parece que has sido teletransportado a una dimensión en las que sólo hay notarios y todo es tan aburrido que los jóvenes en lugar de hacer botellón hacen sudokus en los parques.

Telecinco manda Quiero Ser, el talent show de moda de Sara Carbonero a Divinity después de tres días. ¿Por qué? Bueno, en primer lugar porque estaba haciendo menos audiencia que un documental sobre la cría del champiñón. Pero ¿por qué esa indiferencia de los espectadores?

Empecemos.

Sara Carbonero presenta y modera que parece que está moderando un debate del Estado de la Nación. Si la doblas al chino y lo emites en Rusia, se piensan que es una mesa de debate sobre las estrategias geosociales para la ubicación del individuo en una sociedad nómada que pierde las referencias historico-culturales.

¿Por qué no han cogido a Ana Pastor? Total, ya puestos a que fuera alguien coñazo y con actitud de intensa por lo menos que fuera una profesional. Que Ana Pastor por lo menos replica y suelta alguna ostieja de vez en cuando.

Sara Carbonero es tan aburrida hablando y dando turnos de palabra que podría pararle el corazón a un caballo sólo preguntándole qué le parecen los shorts combinados en plan casual. Y el caballo se desploma. La mujer que susurraba a los caballos… y los dejaba secos.

Tampoco ayuda el hecho de que a quien modera son un buen puñado de chonis que podrían sobrevivir a una pelea a navaja en la Cañada Real. Por otro lado hay un grupo de pijas de las que abren mucho los ojos cuando les cuentan que hay gente que no compra en Sánchez Romero.

Veamos las declaraciones de una de ellas, de este jueves mismo, sobre una compañera: “No se da cuenta de que es hortera, es un hecho verídico. Es una farruquita, en plan que si quiere llegar a las manos va a llegar”. Sí. Lo elegante es tener un chófer o algo que llegue a las manos por ti.

Otro problema es que a las coach no se las distingue de las concursantes. Podrías sentarlas a todas en la grada de MYHYV y no las reconoces. Se camuflarían como un pene en un paquete de salchichas.

En serio. Es un formato como de andar por casa. Si me llegan a encargar Quiero Ser a mí, lo grabo con unos colegas en el Primark y no parecería un formato tan barato.

Destaca, eso sí, el buen rollo de las concursantes. Hay taaanto buen rollo y compañerismo que este programa debería llamarse Arpías y Brujas y te Tiro de la Trenza. Si estas concursantes llegan a salir en el primer OT la canción diría: “Aaaaa tu ladooooo, te matooooo segurooooo, a tu lado no dudooooo, a tu lado ti viá reventaaaaaaar… A tu lado, mi música es tu horror…”. Y así.

Ejemplos de buen rollo: “Tú el primer día ya llegaste de diva, ¿vale?”.

“Yo no soy un hijo de papi y mami”, dice uno cuyo padre murió, y la compañera le responde: “Yo por lo menos soy hija de papi y mami, porque por lo menos tengo papi“.

Joder. Eso se lo dices a Lucifer y acaba llorando en una esquina. Esta muchacha quién es, ¿la reencarnación de Mila Ximénez?

“Es menos cero para mi”, dijo otra. Menos cero como concepto. -0. Han muerto seis matemáticos sólo por escribirlo.

En fin. Que las claves del fracaso de Quiero ser es que NO QUIERO SER YO QUIEN LO VEA. 

Mercedes Milá ni es indecente ni es una cobarde, como dice Mila Ximénez… que está mejor callada

Mila VS Milá. Y el expulsado es...

Mila VS Milá. Y el expulsado es…

Señor, qué cruz.

Lo que tiene uno que oír con estas orejitas perfectas que uno tiene. O mejor dicho, leer. Porque la reencarnación de la Madre Teresa de Calcuta, Mila Ximénez, esa mujer tan buena que le pones al lado a Jesucristo curando enfermos y parece un atracador de viejas, esa mujer cuya foto ilustra la palabra respeto en el diccionario, ella, ha puesto a parir a Mercedes Milá en Lecturas.

Peeeeeeeero, eh, que aquí está Gus para defender a Mercedes Milá, que tiene más dignidad, credibilidad y valor del que juntaría Mila Ximénez viviendo seis siglos.

Dice Mila Ximénez que cómo se atreve Milá a criticar un reality porque “ella ha vivido muchos años de uno”. Ah, si es que la forma de ver las cosas le delata. Mercedes Milá ha trabajado en un reality muchos años. Es más, ha hecho de Gran Hermano lo que es. La que “vive de” es la que se dedica a esparcir mierda cual jardinero en época de abono sobre la vida de los demás, sentada en una silla año tras año.

Dice que Mercedes Milá dijo que ella (Mila Ximénez) era la ganadora de la cadena porque “está cabreada porque le hayan quitado GH para dárselo a Jorge Javier”. No, mujer, qué va. No se lo han quitado, es que no podían pagar lo que pedía. Y no se lo han dado a JJV, es que alguien tenía que presentarlo y JJV es como el chico para todo en Telecinco. Es como cuando pides para hacer equipos en el cole: al último se le elige, pero es el último.

Y bueno, es mucho mejor que tú misma digas que te han despedido de tu propio programa, como hizo Mila con Sálvame, por criticar al espacio en el que trabaja, a que dejes Gran Hermano porque no te pagan lo que pides.

Pero eh, eh, que Mila Ximénez es una abanderada de la dignidad, eh, que a su lado Mahatma Gandhi era un perdido de la vida. Mila Ximénez va a posar de modelo para una alegoría en mármol sobre la dignidad, no os digo más. Por eso dice cosas como:

“Nunca he enseñado las bragas en un reality, comportamientos suyos [de Milá] que me han avergonzado”. JA JA JA JA ¡Tiene razón! Revolcarse haciendo la croqueta en Sálvame es mucho más digno que enseñar las bragas.

No, Mila Ximénez no ha enseñado las bragas (cosa que habría hecho que meterse hierros candentes en los ojos hubiera sido una perspectiva atractiva) en un reality, ella ha matado el tiempo en uno humillando, insultando y vejando a Yola, con comentarios machistas y de una bajeza que tienes que escarbar dos metros en el suelo para encontrarlos.

También dice que Mercedes la ha “utilizado para vengarse de la cadena” y que “ha perdido mucha credibilidad” y que es “una cobarde de mierda“. Bueno, a ver, claro, no es como si Mercedes Milá hubiera encabezado un programa de investigación y denuncia como Diario de… (por poner uno reciente), en el que se enfrentaba a las pedradas de unos ultras o a residencias donde se maltrataba ancianos.

Mientras Milá perdía el tiempo en eso, Ximénez hablaba de Paquirrín y cosas así en Sálvame. Eso sí que es denuncia social. El trabajo de Mila Ximénez hace que este mundo nuestro sea cada día un poco mejor. Bueno eso y que a su lado Donald Trump parezca una persona tolerante y comedida.

Y credibilidad… bueno, ¿acaso significan algo el TP de Oro a mejor presentadora, el Premio Ondas a la ‘Trayectoria o labor profesional más destacada’ y los reconocimientos de la Asociación Española Contra el Cáncer y de la revista Shangay que tiene Mercedes Milá? ¡Nada!

No son como los premios de Mila Ximénez, por ejemplo… esto… bueno, le dieron… nada, que no sale en Wikipedia, pero fijo que tiene los premios Nobel a la Paz y a la Concordia.

Y a ver, el hecho de que Milá se graduara en Periodismo y que Ximénez no acabara la carrera y vaya de cultureta por la vida y metiéndose con Yola por no tener estudios… tampoco tiene nada que ver.

¿Que condenaron a Mila Ximénez por intromisión ilegítima en el honor de Carmen Lomana? Nada, eso seguro que lo hizo el juez para vengarse de algo. Y que ha estado en juzgados (según Vanitatis) por sus declaraciones sobre Jaime Ostos, Pipi Estrada, Karmele Marchante, Ángela Portero y sobre todo sobre Isabel Pantoja. Nada, más venganzas. Es que no entienden su credibilidad.

En fin, que sí, que Mila Ximénez puede darle lecciones a Mercedes Milá. Pero de largo.

Un tanga de látex con tachuelas en la zona del pene no tiene por qué unir a una pareja

Claudia, intentando decir por telepatía que no ha trabajado.

Claudia, intentando decir por telepatía que no ha trabajado.

Hola a todas y todos.

Voy a comentaros algunas nuevas impresiones sobre una entrega de First Dates que he visto, ese programa de la tele en el que encima de ir tienes que pagar la cuenta, en lo que supone el mayor éxito hostelero desde la invención de las paellas congeladas.

“Si aún tienes el sabor de los besos de un antiguo amor no esperes mil años para quitarte su sabor, busca urgentemente nuevos besos”, dijo como consejo inicial Sobera. Joder, pero ¿con quién ha salido Sobera? ¿Con una fumadora de Ducados adicta al ajo? .

Borja e Isaac, amor a primera vista. Ah, no. (CUATRO)

Borja e Isaac, amor a primera vista. Ah, no. (CUATRO)

PAREJA A

Borja, 29 años.

El tío tiene una barra de pole dance en su cuarto. La de hostias que se habrá dado al levantarse por la noche. Es más seguro llenar el cuarto de rastrillos puestos hacia arriba y empezar a dar saltos por la estancia.”Tengo mi lado oscuro también“, dijo, porque “Lo mismo me ven con corbata que con un tanga en la barra”. Era tan blanco de piel que en tanga más que lado oscuro tiene que tener un lado blanquecino leche melanina out.

Había una caja con objetos de su cita, que él debía revisar. Entre ellos había un calzoncillo de látex con tachuelas puntiagudas en la parte del pene. Le encantó. Claro, porque ¿quién no querría que el aparato sexual de su pareja le deje la mano como cuarto y mitad de carne picada?

Su cita, un tal Isaac, dijo que el calzoncillo ese de ir a mear y rayar el urinario se lo hace un diseñador. Se habrá herniado diseñando. Eran básicamente los calzoncillos de mi abuelo combinados con el felpudo de un tanque.

Isaac se considera un príncipe desde pequeño. Sí, es el príncipe de las tierras insoladas, porque estaba más achicharrado que un belga trabajando de peón caminero en Córdoba en agosto. Esa piel se va a caer como el gotelé de una casa con humedades.

Cuando Borja le contó que hacía pole dance Isaac preguntó: “¿Te abres de piernas?” Es lo bueno de las relaciones entre hombres, que puedes preguntar eso sin que suene a cochinada.

Borja le puso un vídeo de sus bailes. A Isaac le excitó mucho. Si le das a elegir entre ver otro vídeo de Borja o ver una colonoscopia de su abuela, se ve el colon de la vieja con un cubo de palomitas delante.

“Somos muy iguales, pero a mí me gusta el contraste. No me gusta otro que sea igual que yo“, dijo Isaac. Normal que no quiera a alguien como él.

Isaac, al poco, confesó: “Fui monaguillo, pero por mi creencia espiritual“, no te jode, no vas a ser monaguillo por el vino gratis. Aunque como se entere Rita Barberá lo mismo la vemos tocando la campanilla.

Borja contraatacó: “Venimos de las estrellas, nuestro planeta se creó del big bang y somos restos de estrellas“, dijo. O sea, que somos escombros. Sí, eso te reconcilia con la raza humana.

“Podemos ser amigos”, dijeron al final. Los cojones, amigos. Antes se comen los morros Pablo Iglesias y Rajoy que estos se van de cañas como amigos.

Gonzalo y África, en modo risas on. (CUATRO)

Gonzalo y África, en modo risas on. (CUATRO)

PAREJA B

Gonzalo, de 36 años, mandó un vídeo de presentación muy fino y para nada directo, en el que salía haciendo como que se lo montaba con alguien al estilo perrito. Pero como si ese alguien estuviera en llamas y él no pudiera sacar el pene.

Le presentaron a África, de 39.

Físicamente me ha gustado“, dijo él. Por “gustado” quiso decir que había tenido una erección que se la han tenido que drenar los bomberos con una bomba de achique.

Gonzalo es una persona que sabe ocultar su sorpresa.

“Pesaba 156 kilos antes”, dijo ella. “Hostias”, respondió él.

“He adelgazado 86 kilos”, dijo ella. “Joder”, respondió él.

Sí, tiene una cara de póker que si se va a Las Vegas lo despluman antes de empezar a repartir cartas.

Gonzalo es también un tipo que sabe darle la justa importancia a las cosas:

“Hubo un golpe de Estado y…”, empezó a decir ella. “Sí, movidas de esas”, dijo él. Movidas de esa. De las normales. De eso que llegas a tu barrio y ha habido un par mientras ibas a por el pan.

“No le quise contar que la cicatriz que tengo fue por un disparo“, dijo en privado ella. Hace bien. Hola me llamo África y tengo agujeros de bala. A no ser que te estés presentando a The Punisher lo mismo no es buena idea.

“Vamos a jugar a un juego que se llama el teto…”, dijo Gonzalo. Hala, a tomar por culo los preliminares. Sólo le faltó proponerle también la piragua, que es lo mismo pero en el agua.

Pero, mira, esas cosas a veces funcionan y África se convirtió en una bolsa de risas. Con el interruptor roto. Sus risas aún me atormentan por las noches. Esas risas las oye el payaso de IT y acaba durmiendo tapándose la cabeza con la manta y pidiendo a su madre que deje una luz encendida.

El amor surgió. Ahora mismo Gonzalo debe estar proponiéndole beso negro o alguna cosa romántica por el estilo.

Menos mal que no había mucho pelo... (CUATRO)

Menos mal que no había mucho pelo… (CUATRO)

 PAREJA C

Carlos dijo de sí mismo: “Soy un poquito guarro como aquel que dice”, “me gusta una tía activa, que no sea un mueble del IKEA y depiladas de arriba abajo”. Por guarro se refería a hacer sexo. Sí, es de esos que consideran el sexo una guarrada pero quieren hacerlo mucho. Como Pepa Pig con los charcos de barro.

Su cita, Saray, dijo de sí misma que es persona muy seria. SERIA. JODER, SERIA. SERIA, HOSTIAS. SERIAAAAAAAAA

“No quiero una persona que me oculte información”, dijo. Joder, no busca novio, busca un detenido y que vuelva la Guerra Fría para poder torturarle hasta que diga hasta el apellido de soltera de su madre.

Soy más ilicitana que las palmeras“, dijo Saray, y le tuvo que explicar que ilicitana es un gentilicio. Ilicitana y gentilicio son palabras que el cerebro de Carlos no es capaz de procesar. Se podía ver el cortocircuito en sus neuronas. Un cortocircuito así provocó el incendio de Roma.

Para Carlos ahora las parejan duran poco porque: “Hoy en día la mujer es independiente, antes aguantaba mucho más, no trabajaba… no creas que soy machista”, dijo.

Eh, eh, sólo porque parezca que estoy leyendo Machismo para Dummies, sólo porque tenga pinta de Cromagnon, sólo porque diga cosas que le revolverían el estómago hasta a un cura del siglo pasado, sólo por eso, no eres machista. Qué va.

Y para demostrar que no, que no es machista y que era una primera impresión errónea dijo: “Menos mal que no has venido con pelos en los brazos“. A tomar por saco. A este chaval le vemos enseñando las tetas en una protesta de FEMEN el día menos pensado.

PAREJA D

Elena es la típica que va de súperguay y súperenrollada. “Es muy amiga de sus amigos”. Ojo. Algo muy destacable. No es como si por ejemplo fueras enemigo de tus amigos, o amigo de tus desconocidos.

“No me gustan los videntes, no los que tienen visiones, si no los que tienen dos dientes”, aclaró. Eso es. Puede salir con un tipo que diga que ve el futuro, pero no con uno que tenga problemas con la dentadura.

Sobre su pasado amoroso dijo que “hace años sentí mariposillas, pero ahora sólo siento gusanos“. Muchacha, vete a un hospital ya. Eso no es desamor, son parásitos intestinales. El día menos pensado va a cagar que vas a parecer una culebra dando a luz.

Le presentaron a Jorge, un argentino afincado en Barcelona. “No hace falta que te diga que me gusta conversar”. Joder, es de esos dentistas que estás deseando que te haga más daño para olvidar su voz. Uno de esos que aprovecha que estás drogado y con la boca inmovilizada para que no le puedas interrumpir.

El pavo era un intenso… en serio. Uno de esos que va de cultureta profundo. “Tengo un amigo que es sacerdote, yo no creo, pero voy a misa para oír su palabra…”

Y se llevó el crack más grande del mundo. Una hostia verbal que vienen japoneses en autobús para verla: La muchacha le invitó a imitar la escena de padrino en el que él se calla. “Oye y por qué no lo haces y te quedas ese rato callado”, le dijo.

Le dolió en el alma, reveló el argentino. Sí, en el alma. En el cuello, que tienes las cervicales dando vueltas como los rodillos de una tragaperras de la hostia que te dio.

Luis y Claudia, tímidos de profesión.

Luis y Claudia, tímidos de profesión.

 PAREJA E

Luis, 23, con aspecto de estar haciendo un cosplay del Pequeño Nicolás, dijo: “Nunca he tenido una novia… como mucho me han durado una semana. Hace un tiempo tuve una dos meses, pero se acabó la ilusión”. Sí, la rutina, es mortal. Dos meses. Eso no lo aguantan ni las pirámides de Egipto.

La chica que le sentaron delante era Claudia, de 20 años. “Yo no he trabajado aún”, dijo con un volumen en la voz que sólo podía oírlo un perro con sonotone.

Ambos eran súpercinéfilos: la peli preferida de ella era Piratas del Caribe y de él La Jungla de Cristal.

“Yo te besaría en el hombro”, le dijo él, “yo te besaría en la mejilla”, respondió ella. Ese juego es peligroso. Yo empecé así una vez y acabé comiéndole el hocico a un señor de Cuenca que tenía chepa.

Luis sacó a Claudia a bailar salsa. El movimiento de él era como el de un octogenario con dos prótesis de cadera. Se oían los huesos dislocarse como si estuvieran deshuesando un cordero.

¿Hubo tongo en la final de Supervivientes 2016?


Gran pregunta.

Muchos de vosotros lo pensáis así, no hay más que ver Twitter y Facebook y Badoo y… bueno, eso. Que yo Badoo no uso, se lo estaba guardando a un amigo.

Así que vamos a tratar de resolver esa pregunta: ¿Hubo tongo en Supervivientes 2016? 

En primer lugar, rescatemos las palabras de JJV cuando Mila Ximénez, la ganadora de la cadena, la que trabaja en Sálvame, la que tuvo más apoyos que la Torre Eiffel apuntalada, la que se salvó más de una vez por los pelos, fue expulsada, perdiendo su duelo contra Yola.

Esa gente que ha tenido la boca tan ancha y tan chancla diciendo que había tongo y que el premio estaba dado, ¿qué vais a decir ahora?”, dijo JJV, al que sólo le faltó agarrarse los huevos mientras lo decía, o haber hecho un calvo al final. Si las teles pudieran escupir, anoche nos habríamos llevado un lapo.

El problema es que JJV hizo la pregunta equivocada. La correcta, la de la autocrítica, la de la reflexión era: ¿Por qué la gente creía que iba a ganar Mila? A lo mejor es porque Belén Esteban ha ganado dos realities de la cadena sin merecer ninguno de los dos y muy sospechosamente y porque también ganó Rosa Benito, ambas de Sálvame.

Quizá porque Mila debería haber sido expulsada por su comportamiento y ni siquiera ha sido reprendida por humillar, acosar y machacar a Yola. A Mila sólo le ha faltado cazar bebés de foca en la isla para caer peor. No ha hecho nada más que insultar, juzgar y criticar a sus compañeros. Mila hace juicios de valor tan rápido que le dan un juzgado y desatasca la Justicia echando leches.

La verdad, yo no creo que Telecinco manipule los votos. No le hace falta. Tiene Sálvame, El Programa de Ana Rosa, Qué Tiempo tan Feliz y el propio Supervivientes para crear una opinión u otra sobre un concursante.

A ver, anoche Yola ganó a Mila en votos de la audiencia. Eran las dos más fuertes. Yola, con esa, se había salvado de la expulsión nueve veces. ¿Y después se enfrenta a Jorge, al que no conocen ni en su casa a la hora de comer y gana Jorge? Raro. Bueno, menos para los amigos y familiares de Jorge, que para ellos si le dan además el Nobel de física estarían convencidos de que lo merecía.

¿Puede que fuera porque se juntaron los que apoyaban a Mila y los de Jorge y éstos últimos fueran determinantes en un resultado ajustado? Quizá.

Pero todo es raro. ¿Sabéis? A lo mejor todo es limpio y claro y fue así porque la gente lo quiso, pero si se duda no es culpa de ningún boca chancla como dice JJV. Es culpa de Telecinco. La cadena es la única responsable de haberse cargado su credibilidad.

Jorge es el ganador ideal para Telecinco. Por un lado no gana Mila y evitan una ola de repulsa más grande aún que la que se había generado y por otro, no gana Yola, tan criticada por la cadena, que se ha esforzado a fondo por hundirla.

Ya sabéis que he estado en Honduras este año, viendo cómo se hace el concurso. Allí he visto gente que me pareció comprometida con el concurso, algunos un poco hartos de que la gente viera tongos en todos lados, según me dijeron, y me parecieron sinceros. De ahí a la cadena hay un mundo.

Y sé lo que estáis pensando: que me deje de mierdas y diga si hubo tongo. Y yo qué se. Nunca lo sabremos, supongo. 

¿Sabes quién ha ganado Supervivientes 2016? Vas a flipar

Bueno, amigas y amigos, se ha terminado Supervivientes 2016.

Mirad, como me joden los spoilers más que llegue alguien y me pida el último trozo de bocadillo, os pongo el ganador al final, en orden cronológico, de forma que si queréis saberlo ya (y pasar como de comer mierda de mi esfuerzo y dedicación haciendo el resumen) sólo tenéis que ir directamente al final.

Antes de nada: ¡EL BLOG NO CIERRA! En verano me dedicaré a comentar otros programas, por ejemplo, First Dates o cualquier cosa que dé juego, así que si os aburrís entre playa, paellas y siestas de las de baba en la almohada, ya sabéis.

Vamos con la gala final, con la #SVFinal.

Lo primero que vimos fue la chaqueta de JJV. Era como de Noche de Fiesta, azul, de lentejuelas. Era como si fuera a presentar un espectáculo de varietés. En lugar de anunciar finalistas de Supervivientes 2016 parecía que iba a anunciar a unas contorsionistas chinas en un circo de tres pistas. Y ojo a las gafas sin cristales, que con eso y la tocha que se gasta parecía de incógnito.

JJV, camuflado para que no le reconozcan.

JJV, camuflado para que no le reconozcan.

Yola y Suso estaban al inicio de la gala metidos en un globo aerostático. Este año no había helicóptero, lo mismo han recortado presupuesto, o lo mismo el piloto decidió hacer algo productivo con su vida y ahora cultiva coliflores. Creo que la idea original era que el que no pasara a la final fuera lanzado desde el globo. Es lo que se conoce como una eliminación definitiva.

La audiencia, ha decidido, que estampe sus órganos internos, contra el parking de Telecinco… Lo que pasa es que los abogados de la cadena lo han debido contraindicar.

En uno de los vídeos vimos que Mila Ximénez ha colaborado en las tareas de supervivencia. Después de tres meses en la isla dijo “el fuego está a punto de apagarse” y sopló un poco las brasas y eso es todo lo que se puede decir que ha hecho para sobrevivir.

Mila Ximénez lleva tatuada en una nalga: “DIOS PROVEERÁ” y en la otra “Y si no, ya lo hará algún pringao”. Mila mira con envidia a los polluelos a los que su madre les da la comida en la boca ya masticadita.

Ya en directo vimos a Carla. Se había hecho un cosplay de la Princesa Chicle. Lo que pasa es que a la vez se había maquillado como una madame francesa del siglo XVII. Llevaba tanto maquillaje que podía atrapar moscas si se le posaban en la cara. Nunca más podrían despegarse.

Creo que tiene el síndrome Miss, en el que gana el concurso de belleza quien es capaz de llevar más quilos de polvo tapaporos en la cara. En la última prueba les pegan un balonazo en la cara y la que es capaz de transferir su cara a la pelota gana. También da puntos la que sobrevive a un lanzallamas haciendo de su maquillaje un escudo térmico y la que es capaz de camuflarse en una convención de payasos de Micolor.

Tenemos las imágenes de Carla después de la gala, desmaquillándose:

Y por seguir metiéndose con la gente por su aspecto, cosa por la que algún día me castigará Dios, pero creo que por el momento le hace gracia y me perdona la vida, Lara Álvarez en el pelo más extensiones que el Warcraft. Además, le habían puesto un escote como con corsé y creo que se lo había apretado la sirvienta negra de Lo que el viento se llevó, porque cada vez que respiraba las domingas se le juntaban que parecían las puertas automáticas de unos grandes almacenes. Era como ver a dos gnomos calvos dándose besos.

Vimos un vídeo de la salida de la isla de los finalistas: comenzó con un pergamino que les escribió la organización del concurso con el único objetivo de hacerles llorar. La verdad es que deberían haber puesto: “todos vuestros familiares han muerto y sus cuerpos están siendo devorados por las alimañas” y habrían conseguido hacerles llorar más deprisa y sin tanto discursito de si habéis sido supervivientes y mierdas así.

El caso es que para celebrar la marcha, Yola, Suso, Mila y Jorge se pusieron a quemar en la fogata ropa, así como gesto simbólico. Guay. En un parque nacional protegido es lo suyo, ponerse a quemar cosas con tintes y tejidos artificiales. Ya puestos podrían haber quemado unos neumáticos de tractor y hecho un derrame de crudo y haber vertido al mar mercurio.

Yola y Mila iban vestidas, Jorge y Suso iban como si les acabaran de atracar y sólo les hubieran dejado los calzoncillos. No llevaban ni unas tristes chanclas. Eso parecía un mercado de esclavos.

Nos pusieron un vídeo en el que los finalistas se decían las cosas buenas y las malas los unos a los otros. Jorge lamió el culo de Mila con un ansia que ahora la mujer tiene la epidermis de las nalgas en carne viva.

“Me gusta tu inocencia, la mirada pura que tienes, lo generosa que eres con el grupo y lo trabajadora que has sido”, le dijo Suso a Yola. Sí, se ha notado que Suso admiraba mucho las virtudes de Yola. Vamos, sólo le ha faltado hacerle una estatua en mármol y llevarle flores, no te jode. Si Suso hubiera ido en el Titanic y se hubiera encontrado a Yola en la popa a punto de saltar, en lugar de decirle “si te tiras me tiro”, le habría dicho “o te tiras tú o te tiro yo”.

Y Yola le dijo a Mila que se lo había pasado lo mejor con ella, que se habían reído mucho juntas y luego se abrazaron. Bueno, pues nada, ahora yo voy y vomito por sobredosis de postureo. Yola, por el amor de Dios, que si por Mila fuera se hacía una alfombra contigo y la ponía en su casa para que se acurruque el perro.

La madre de Suso dijo en directo “pograma”. Un filólogo pierde sus alas cada vez que alguien dice “pograma” o “cocreta”.

Entre lo malo, Mila a Jorge le dijo que siempre le daba los peces mejores a Suso y Carla y que el resto comía lo que sobraba. Porque claro, Mila debe pensar que ella debería comer el pez grande. ¿Por qué? Porque ella es mejor que nadie y lo merece. Mila se integra en una manada de leones y no tiene cojones ninguno de comer hasta que no acabe Mila.

A Yola todos le dijeron que estaba haciendo un papel. Sí, le han dicho ochenta veces que es mala actriz, que no vale, que jamás trabajará como intérprete, pero luego le dicen que lleva tres meses actuando. Esta gente la única coherencia que conoce es a María Coherencia, la panadera del barrio.

Mila Ximénez, agarrada.

Mila Ximénez, agarrada.

Y vimos a Mila y a Jorge en el globo. Mila estaba agarrada a la barra de la cesta que no la sueltan ni con una palanca. Era como un koala. Bueno, eso si los koalas tuvieran el pelo rubio y frito.

Y A LA CALLE SUSO. YOLA PASABA A LA FINAL

La verdad, nadie se sorprendió mucho por eso, Suso tenía menos apoyos que un carnicero intentando presidir una asociación de veganos. El muchacho se lo tomó bien.

Y STEISY ENTRÓ EN EL PLATÓ

“Me llamo Juan de Dios pero me puedes llamar Dios“, dijo el padre de Steisy en el plató. Este señor es mi puto nuevo héroe. Si no sabéis de mi en unos días es que estoy en la cola del registro civil poniéndome de nombre “Gus de Dios Hernández”.

Steisy vio a sus padres y pegó un chillido como de haberse dado en meñique del pie con la esquina de un mueble. Los chillidos de estar siendo descuartizada se iban repitiendo con cada familiar y/o amigo. Parecía la banda sonora de SAW VXII.

Pasaron diez segundos y Steisy ya se había puesto a llorar, porque JJV le recordó que se había quedado a las puertas de la final. Sí, JJV es la leche animando. Este hombre va a un velatorio y a los diez minutos la gente empieza a arrojarse por la ventana como en un apocalipsis lemming. Llora hasta el difunto.

Dijo Steisy que en la isla ha tenido la conversación más íntima consigo misma, que ha averiguado qué la hace feliz, qué le carga la conciencia… Nos reímos mucho con su forma de hablar, pero es una muchacha que reflexiona más que muchos que van de sabios y pedantes. A su lado, Fernando Savater es un cani maquinero con peinado de cenicero puesto hasta el culo de speed.

Os digo que era mi ganadora. Reúne todas las cosas que debería tener un concursante: sinceridad, diversión, carácter, naturalidad, esfuerzo, unas tetas de un tamaño que hasta figuran en el catastro, un culo que puede partir nueces… en fin, cualidades humanas.

“He sío tan felí”, dijo la muchacha antes de dirigirse a la madre de Suso para afirmar que tiene un niño muy bueno. Y le dio un beso a la señora. El emotivómetro estaba a full. Si los momentos pastelosos produjeran electricidad, habrían explotado todos los focos del plató.

¿Y cuál era la prueba para pasar a la final? La apnea. Eh, que Jorge llegó a los tres minutos en las anteriores, pero nada, que era casual, la primera que se les ocurrió.

Yola fue la primera que se mete en el agua helada.  Pero helada de que se le quedó el mejillón barbudo ultracongelado que lo va a tener que dejar en la encimera de la cocina toda la noche para que se ponga blandito.

Y luego le tocó Mila. Vimos a trabajadores del programa echando hielo en la cuba cuando se iba a meter Mila y ella se puso a darle hostias a las bolsas de hielo y a gritar ¡¡NO, NO, YA, YA!! Que forma de soltar hostias. A Mila la dejas en la última batalla del Señor de los Anillos y se abre paso entre los orcos como el que corta mantequilla.

Las vacas espantan moscas con el rabo y Mila espanta vacas con la mano. Los currantes que echaron el hielo tenían un seguro de vida especial y se habían despedido de sus familias antes por si acaso. Tengo las imágenes de Mila haciendo un papel de doble de Tyrion Lannister en Juego de Tronos:

Eso sí, me pareció ver sadismo en el volcado de los hielos, una suerte de satisfacción por parte de los que los echaban. De hecho, creo que detuvieron a uno en el último momento que había cambiado el hielo por pirañas.

A Mila le jodieron la pose de vigilante de la playa, con su bañador rojo. Aunque claro, Mila de socorrista lo que haría sería criticar al que se está ahogando por ser tan gilipollas de ahogarse. Y luego le chillaría a la familia por llorar y les diría que son unos teatreros y que se hacen las víctimas.

A Mila se le pusieron los pezones que podría cortar vidrio. Lo mismo la contratan para tallar diamante con las tetas. A Mila se la comen en ese momento una tribu de caníbales y tienen que dejar los pezones a un lado del plato.

El perro de Suso. La naturaleza puede ser cruel con sus criaturas.

El perro de Suso. La naturaleza puede ser cruel con sus criaturas.

A Suso, en una sala de reencuentros, le llevaron a su perro. Bueno, su perro. A una forma de vida con aspecto de suspender en primero de selección natural.  No es un perro patada, es un perro pisotón. En serio, era un chihuahua esmirriadillo que daba grima. Tenía unas orejas el bicho que lo lanzas por la terraza y planea hasta la calle.

Y más apnea. Joder qué obsesión tiene esta gente con meter a la peña debajo del agua. La segunda parte era con agua caliente. Jorge se metió y se le escalfaron los huevos que ahora los tiene en un punto poché perfecto. Este hombre ya no puede tener hijos, para lo único que le valen ahora esos testículos es para hacer una ensaladilla rusa.

Y Jorge nos informó: Mila Ximénez tiene aerofagia al haber vuelto a comer. Genial, es lo que necesitaba saber: que Mila está que se tumba en el desierto de Irán y pasa por un gasoducto.

Mila se metió en la tina y al verla a través del agua y deformada por el cristal y parecía parte del atrezzo del plató de Cuarto Milenio.

Jorge: 1,41 minutos en total.

Mila: 54 segundos.

Yola: 1,02 minutos.

Jorge pasó directamente a la final.

ENTREVISTA A SUSO.

“Tengo unos prontos de niñato, lo reconozco, pero luego recapacito“, dijo Suso. “No te imaginas la vergüenza que paso cuando voy a la palapa y me escucho”, añadió Suso. Sí, sí, pero luego lo hace otra vez. ¿Sabéis cuando vuestros amigos con una resaca del copón os dicen eso de “no vuelvo a beber”? Pues Suso igual pero con las broncas.

Suso destacó que ha hecho muchos amigos. “Hay gente que se va de aquí y no se lleva a nadie“, dice Suso, que añadió que viene del concurso “bastante cachondo” y que “no se la ha tocado”.

O sea, que Suso tiene los huevos más llenos que un camión cisterna de Leche Pascual. Suso tiene los huevos que parecen dos botes de Tipex. Este chaval puede eyacular y darle gotelé a un piso de 120 metros cuadrados. Suso tenía el pene como el pitorro de una olla express: dando vueltas y echando humo. Estaba caliente que te podías encender un cigarro acercándoselo. Los mecheros del coche los calienta un Suso escondido en el salpicadero. Imágenes exclusivas de Suso en el plató:

Y PASÓ A LA FINAL… ¡¡YOLA!!

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

CIAO, MILA. Sí, amigos, nos las prometíamos muy felices. Mila no ha ganado Supervivientes 2016. La final estaba entre Jorge y Yola.

“Esa gente que ha tenido la boca tan ancha y tan chancla diciendo que había tongo y que el premio estaba dado, ¿qué vais a decir ahora?” se preguntó JJV con una chulería que demuestra el mucho respeto que tiene por la audiencia. Mercedes Milá incluida. Porque la gente está loca, después de lo de Belén Esteban y Rosa Benito, ¿quién podía imaginar que los que trabajan en Sálvame tienen ventaja en los realities de Telecinco? Inaudito.

ENTREVISTA A MILA.

Se abrazó a JJV como si fuera un flotador en medio del océano. “Tienes una mirada distinta“, le dijo JJV. Sí, mirada de estar reventada porque la hubiera ganado Yola.

Mila relata sus duros primeros momentos en Supervivientes y en su vídeo le pusieron la música de Juego de Tronos. Tócate los cojones. Sí, Mila es una mezcla entre Cersei Lannister y el jefe de los caminantes blancos.

Mila se vio en los vídeos metiéndose con todo el mundo y le hizo mucha gracia. Sí, señores, a Mila verse humillar a los demás le hace gracia. Esta mujer tiene la misma capacidad de sentir que un gato de escayola.

Mila se puso a imitar a Yola y a criticar que por las mañanas le saludara de buen humor: “Como me vuelva a dar otro beso le voy a meter una medusa por la boca que no se vuelve a levantar”, dijo Mila de Yola.

El buen humor es la kriptonita de Mila Ximénez. La mata. ¿Sabéis la bruja mala del Norte cuando le echan agua y se derrite? Pues a Mila le pasa eso con el buen rollo.

Y vemos un vídeo en el que algunos compañeros de cadena la ponían a parir. Pero no pusieron todos los vídeos en los que salían los demás hablando de ella como si acabara de ser canonizada por el Papa.

Lo que dice Merdeces Milá me la sopla un poquito“, dijo Mila, que piensa que hacer auto-crítica es criticar mientras conduce.

“Yo dije que en el fondo que si ganaba Supervivientes el aluvión de críticas que iba a recibir no me iba a dejar disfrutarlo“, dijo Mila, por lo que estaba contenta. Sí, los cojones contenta, que se quedó sin 200.000 euros.

Es desmesurado el ensañamiento que se ha tenido con Mila“, dijo Tejado. Pues a mí me parece desmesurado el ensañamiento que Mila ha tenido.

Se cerró el televoto y los PORCENTAJES estaban así: 54% A 46%

Y GANÓ JORGE.

reaction wtf confused classic film thinkingreaction wtf wut steve harvey dumbfoundedwtf confused huh jenna marbles what the fuck

Pero qué cojones…

¿Sabéis lo que es Jorge? Un ganador para quedar bien. Vale, vale, no puede ganar Mila porque nos queman el chiringuito, pero tampoco va a ganar Yola, porque nos quema el chiringuito Mila. Así que Jorge y nadie quema nada.

En fin… un final templado y sin chicha.

¡Y nada más amigos! ¡Hasta aquí Supervivientes 2016!

Muchas, muchas gracias por estar ahí, por compartir los post, por dejar comentarios, por apoyarme. ¡GRACIAS DE CORAZÓN!

¿Quién ha ganado Supervivientes 2016?

Pues pronto lo sabremos, porque la que se salve ahora gana fijo.

Mientras, Suso entra en el plató. Ahora le han puesto unos pantaloncitos vaqueros cortos y unas zapatillas.

Y ahora JJV le dice a Christian que deje de decirle a los que entran al plató cosas al oído.

“Tengo unos prontos de niñato, lo reconozco, pero luego recapacito”, dice Suso. “No te imaginas la vergüenza que paso cuando voy a la palapa y me escucho”, dice Suso.

“Cuando estoy con gente que no conozco y me suda los huevos”, dice Suso, en referencia a que al parecer si no conoces a alguien le puedes faltar al respeto sin problemas.

Y para que se vea bien ejemplificado, vemos a Suso con su primera bronca a Yola, cuando la llamó tonta y le dijo que estaba a punto de la menopausia por tener 50 años. Y la bronca del desfile… etc. Vamos, una sucesión de ja ja jas y buen rollo.

Suso destaca que ha hecho muchos amigos. “Hay gente que se va de aquí y no se lleva a nadie”, dice Suso, que añade que viene bastante cachondo” y que no “se la ha tocado”.

O sea, que Suso tiene los huevos más llenos que un camión cisterna de Leche Pascual. Suso tiene los huevos que parecen dos botes de Tipex. Este chaval va a eyacular y va a poder dar gotelé a un piso de 120 metros cuadrados.

Vaya, qué casualidad, resulta que Yola y Mila están empatadas. Dice JJV que votemos. Sí, ya si eso voto en la reunión de vecinos de mañana.

Con las gafas que se ha puesto, JJV parece un artículo de broma de esos que son unas gafas de pasta con el bigote incluido.

Vemos a Mila en la sala de espera.  Dice que está muy nerviosa. Dice que le agredece mucho a la gente que pensó que podía ir a Supervivientes. Sí, con el sueldo que cobra yo les daba las gracias y una cesta de navidad de aquí a diez años.

Mila ve a su hermana, que se la han llevado a la sala. Mila grita como si por la puerta hubiera entrado Drácula con una motosierra en la mano.

Interrogatorio a Yurena sobre si los hombres le miran más. Ella dice que sí. Bueno, pues con esta importante información nos vamos a la sala vip donde está Yola.

Dice Yola que está muy nerviosa. Entra su sobrina y hay abrazos y lloros. Esto es de rigor. Una gala sin lloros no es una gala.

Como Yola va vestida de camuflaje parece un marine que acaba de volver de la guerra y está hablando con su novia. Le falta el fusil de asalto colgado a la espalda.

“Me recuerdas a Julio Anguita”, le dice JJV a Suso, y éste pregunta que quién es. “Nada, uno de Gran Hermano 3”, le responde JJV y Suso se lo cree. Esta gente vive ajena al mundo. Si no hace bolos en discotecas, no conocen a nadie.

JJV se sienta junto a Dulce a entrevistarla y se pone a acariciarla como el que tiene un gato de angora.

SE CIERRAN LAS LÍNEAS

Y PASA A LA FINAL… ¡¡YOLA!!IA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

CIAO, MILA

Yola se ha salvado de su novena nominación.

Y sí, es la ganadora, fijo, de Supervivientes 2016.

“Esa gente que ha tenido la boca tan ancha y tan chancla diciendo que había tongo y que el premio estaba dado, ¿qué vais a decir ahora?” se pregunta JJV con una chulería que demuestra el mucho respeto que tiene por la audiencia.

Mira, JJV si la gente duda es sólo culpa de los antecedentes que vosotros mismos habéis creado.

Ya en directo, vemos al hermano pequeño de Jorge, en la sala VIP. Se abrazan y lloran. “Me daba la sensación de que al ser menor de edad no iba a poder verle”, dice Jorge, porque todo el mundo sabe que los menores de edad son invisibles.

MILA ENTRA EN PLATÓ

Ja ja ja ja

Se abraza a JJV como si fuera un flotador en medio del océano.

“Tienes una mirada distinta”, le dice JJV.

“Cuando hablé con Nacho Vidal por última vez me dijo que había vuelto con un brillo diferente en los ojos”, dice Mila. “La última vez que hablé con Nacho Vidal”, así, como si hablar con Nacho Vidal fuera lo más normal del mundo. Mira, voy a llamarle ahora mismo, a ver si me dice algo de sus ojos.

Mila relata sus duros primeros momentos en Supervivientes y en su vídeo le ponen la música de Juego de Tronos. Tócate los cojones. Sí, Mila es una mezcla entre Cersei Lannister y el jefe de los caminantes blancos.

Mila se ve metiéndose con todo el mundo y le hace mucha gracia. Sí, señores, a Mila viéndose humillar a los demás le hace gracia. Esta mujer tiene la misma capacidad de sentir que un gato de escayola.

NI DE COÑA

JJV dice que hay empate en las votaciones entre Yola y Jorge. O los seguidores de Mila son unos reventados y están votando a machete a Jorge para que no gane Mila o no entiendo nada.

¿Esto es un: no puede ganar Mila porque sería un canteo pero que Yola no gana por mis cojones?

“Como me vuelva a dar otro beso le voy a meter una medusa por la boca que no se vuelve a levantar”, dice Mila de Yola. Y eso porque Yola le saludaba por las mañanas de buen humor.

El buen humor es la kriptonita de Mila Ximénez. La mata. ¿Sabéis la bruja mala del Norte cuando le echan agua y se derrite? Pues a Mila le pasa eso con el buen rollo.

¡Cómo se atreve Yola a ser educada!

Y vemos un vídeo en el que algunos compañeros de cadena la ponen a parir. Pero no ponen todos los vídeos en los que salían los demás hablando de ella como si acabara de ser canonizada por el Papa.

“Lo que dice Merdeces Milá me la sopla un poquito”, dice Mila, que es muy de hacer autocrítica.

“Yo dije que en el fondo que si ganaba Supervivientes el aluvión de críticas que iba a recibir no me iba a dejar disfrutarlo”, dice Mila. Eh, inmerecidas las críticas, ojo.

Cuando Dios tiene dudas llama a Mila para consultarle, porque Mila es imposible que se equivoque.

“Es desmesurado el ensañamiento que se ha tenido con Mila”, dice Tejado. Pues a mí me parece desmesurado el ensañamiento de Mila.

JORGE Y YOLA ENTRAN EN EL PLATÓ

Dice JJV que hay empate entre Yola y Jorge. NO ME LO CREO. Debe ser para azuzar a la gente, porque Jorge ha sido un señor que ha estado por ahí detrás pescando y sin meterse en nada. No hay ni un solo vídeo. Sí, ha ganado las pruebas de líder, pero ha estado como de relleno.

Jorge está ahí porque nunca ha salido nominado. Ahora Llora Jorge pero que él llore no parece molestarle a nadie.

Para rellenar los cinco últimos minutos de televoto se hace un cuestionario a los dos. Dice Jorge que lo mismo resuelve la tensión sexual con Steisy, pero claro, ella dice que es que tiene mucho que resolver. Y Jorge también dice que se habría enrollado con Carla. Si le siguen preguntando lo mismo confiesa que le habría metido el morro a Mila.

Ojo, Mila se enfada cuando Yola dice que quien peor se lo ha hecho pasar es Mila. Claro, para nada es posible, porque Mila ha sido como su ángel de la guardia. Mila se ha portado con Yola como Cristo lavando los pies de los discípulos.

Y Mientras Yola habla, la reventada de Mila, porque es una reventada, le hace burla por su forma de sentarse. Es que no puede dejar de acosarla ni un minuto.

PORCENTAJES 54% A 46%

Y GANA JORGE

Y una mierda como un piano de ganador.

En fin… mañana como siempre, resumencito de la gala y os cuento mi opinión sobre todo ésto.

Pero antes, gracias, gracias, gracias por estar ahí. Se os quiere.

Suso a la calle y el duelo sigue en pie… mientras, Steisy en el plató de Supervivientes 2016

Sí, se veía venir que Suso palmaba frente a Yola. Seguimos adelante.

“Me llamo Juan de Dios pero me puedes llamar Dios”, dice el padre de Steisy en el plató. Y la hermana de la muchacha dice que si no gana Mila, le pueden cortar las manos. Eso es apostar y lo demás es de ser un mierda.

Steisy llega al plató. Ve a sus padres y pega un chillido como de haberse dado en meñique del pie con la esquina de un mueble. Lo chillidos de estar siendo descuartizada se van repitiendo con cada familiar y/o amigo.

Han pasado diez segundos y Steisy se ha puesto ya a llorar, porque JJV le ha recordado que se ha quedado a las puertas de la final. Sí, JJV es la leche animando. Este hombre va a un velatorio y a los diez minutos la gente empieza a arrojarse por la ventana como en un apocalipsis lemming.

Dice Steisy que en la isla ha tenido la conversación más íntima consigo misma, que ha averiguado qué la hace feliz, qué le carga la conciencia… Nos reímos mucho con su forma de hablar, pero es una muchacha que reflexiona más que muchos que van de sabios y pedantes.

Vídeo resumen del paso de Steisy por la isla. Os digo que es mi ganadora. Reúne todas las cosas que debería tener un concursante: sinceridad, diversión, carácter, naturalidad, esfuerzo…

“He sío tan felí”, dice Steisy ahora en directo. Y a la madre de Suso le dice que tienen un niño muy bueno. Y le da un beso a la señora. El emotivómetro está a full.

“Mi cuerpo, si no es porque estoy operada, me creo una niña de quince años”, “pero donde están mis tetas, si me había puesto una 105 y esto es una 90” y “estoy pibón”, son las cosas que dijo Steisy cuando se vio en el espejo.

Sí, tiene una pinta de tener quince años que lo mismo le piden el carnet para entrar a las discotecas. La muchacha se vio “la nariz y las orejas muy grandes”. Sí, todo el mundo sabe que cuando adelgazas te crece la nariz y las orejas.

Vamos con prueba de apnea. Hay una cuba de agua helada y luego una de agua caliente.

Casualmente Yola es la primera que se mete en el agua helada. Joder. Helada es que hay hasta hielo flotando. Yola se ha metido y se le ha quedado el mejillón barbudo ultracongelado que lo va a tener que dejar en la encimera de la cocina toda la noche para que se ponga blandito.

JA JA JA JA JA JA

Vemos a los currelas de Telecinco echando hielo en la cuba cuando se va a meter Mila y ella se pone a darle hostias a las bolsas y a gritar ¡¡NO, NO, YA, YA!! Que forma de soltar hostias. A Mila la dejas en la última batalla del Señor de los Anillos y se abre paso entre los orcos como el que corta mantequilla.

Las vacas espantan moscas con el rabo y Mila espanta vacas con la mano. Los currantes que han echado el hielo tenían un seguro de vida especial y se habían despedido de sus familias antes por si acaso.

Me ha parecido ver sadismo en el volcado de los hielos, una suerte de satisfacción por parte de los que han volcado las bolsas. De hecho, creo que han parado a uno en el último momento que había cambiado el hielo por pirañas.

Le han jodido la pose de vigilante de la playa con su bañador rojo. Aunque claro, Mila de socorrista lo que haría sería criticar al que se está ahogando por ser tan gilipollas de ahogarse. Y luego le chillaría a la familia por llorar y les diría que son unos teatreros y que se hacen las víctimas.

A Mila se le han puesto los pezones que podría cortar vidrio. Lo mismo la contratan para tallar diamante con las tetas. AMila se la comen ahora una tribu de caníbales y tienen que dejar los pezones a un lado del plato.

Y en un plato cabría el perro de Suso, que se lo han soltado ahora en una sala en la que está esperando. No es un perro patada, es un perro pisotón. En serio, es un chihuahua esmirriadillo que da cosa verlo. Tiene unas orejas el bicho que lo lanzas por la terraza y planea hasta la calle.

Vamos con la prueba de nuevo. Ahora toca el agua caliente. Jorge se ha metido y se ha escalfado los huevos que los tiene en un punto poché perfecto. Este hombre ya no puede tener hijos, para lo único que le valen ahora esos testículos es para hacer una ensaladilla rusa.

Y Jorge nos informa: Mila Ximénez tiene aerofagia al haber vuelto a comer. Genial, es lo que necesitaba saber, que Mila está que se tumba en el desierto libio y pasa por un gasoducto.

Mila se mete en la olla a presión. Pone cara de que se la va poder pelar fácilmente. Se la ve a través del agua y deformada por el cristal y parece parte del atrezzo del plató de Cuarto Milenio.

“He intentado aguantar, pero me ha pasado algo”, luego te lo diré, dice Mila, que nos deja con la duda. Ah, no, al parecer lo que le ha pasado es que se ha mareado.

Turno de Yola. Sale de la tina tosiendo como si la prueba hubiera consistido en tragarse el agua.

Tiempos:

Jorge: 1,41 minutos en total.

Mila: 54 segundos.

Yola: 1,02 minutos.

Jorge pasa directamente a la final.

Y ahora se abre un voto por teléfono para salvar a Yola o a Mila.

“Ahora es la batalla”, dice Yola. Coooorrecto. Esto me recuerda al combate por el título mundial de Hulk Hogan contra El Último Guerrero. De aquí a nada Mila se rompe la camiseta y a Yola le da el baile de San Vito.

CAMBIAMOS DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Comienza la gran batalla entre Yola Berrocal y Mila Ximénez: la final de Supervivientes 2016

¡¡Hola!!

Ya estamos aquí, amigas y amigos.

¿Quién ganará?

Empezamos.

Jooooder la chaqueta de JJV. Es como de Noche de Fiesta, azul, de lentejuelas. Es como si fuera a presentar un espectáculo de varietés. En lugar de anunciar finalistas de Supervivientes 2016 parece que va a anunciar a unas contorsionistas chinas en un circo de tres pistas.

Ahí tenemos a Yola y a Suso metidos en un globo aerostático. Este año no hay helicóptero, lo mismo han recortado presupuesto. Creo que el que no pase a la final lo lanzan del globo. Es lo que se conoce como una eliminación definitiva.

La audiencia, ha decidido, que estampe sus órganos internos, contra el parking de Telecinco…

Vemos el vídeo de la última semana: el corralito ha apaciguado los ánimos entre Yola y Suso, pero yo creo que más que nada porque sabían que se iban de la isla y se pedían de vista para siempre.

OJO: Mila Ximénez ha colaborado en las tareas de superviviencia. Después de tres meses en la isla ha dicho: “el fuego está a punto de apagarse”, ha soplado un poco y eso es todo lo que se puede decir que ha hecho para sobrevivir.

Mila Ximénez lleva tatuada en una nalga: “DIOS PROVEERÁ” y en la otra “Y si no, ya lo hará algún pringao”.

Vemos a Carla. Se ha hecho un cosplay de la Princesa Chicle. Lo que pasa es que a la vez se ha maquillado como una madame francesa del siglo XVII. Lleva tanto maquillaje que puede atrapar moscas si se le posan en la cara.

Creo que tiene el síndrome Miss, en el que gana el concurso de belleza quien es capaz de llevar más quilos de polvo tapaporos en la cara. En la última prueba les pegan un balonazo en la cara y la que es capaz de transferir su cara a la pelota gana.

Lara Álvarez nos presenta un vídeo emotivo de cuando los cuatro finalistas salieron de la isla. Lara lleva en el pelo más extensiones que el Warcraft. Además, le han puesto un escote como con corsé y creo que se lo ha apretado la sirvienta de Lo que el viento se llevó, porque cada vez que respira las domingas se le juntan que parecen las puertas automáticas de unos grandes almacenes. Es como ver a dos gnomos calvos dándose besos.

La marcha de la isla comenzó con un pergamino que les escribió la organización del concurso con el único objetivo de hacerles llorar. La verdad es que deberían haber puesto: “todos vuestros familiares han muerto y sus cuerpos están siendo devorados por las alimañas” y conseguían hacerles llorar más deprisa.

El caso es que para celebrar la marcha Yola, Suso, Mila y Jorge se pusieron a quemar en la fogata ropa, así como gesto simbólico. Guay. En un parque nacional protegido es lo suyo, ponerse a quemar cosas con tintes y tejidos artificiales. Ya puestos  podrían haber hecho un derrame de crudo y haber vertido al mar mercurio.

Y vídeo de los cuatro cuando les dieron de comer el primer día en el hotel. La verdad es que guardaron bastante las formas. Hasta usaron los cubiertos, ojo. A mí me pasa eso y me pongo a comer que me ve un cerdo y vomita.

Y ojo, porque Mila dijo que Jorge y Carla no se enrollaron porque tenían gente fuera. “Tuvimos baños nocturnos que decía te voy a respetar porque tienes alguien fuera”, dijo Jorge. Al novio de Carla le ha encantado este vídeo. Lo mismo lo comparte mañana en Facebook y todo.

Y mientras en plató JJV hace bromas picaronas oímos al Dioni toser por detrás que creo que vamos a ver un pulmón resbalando por el suelo del plató en cualquier momento.

Ja ja ja ja

Suso va descalzo y con el bañador marcapaquete. Eso sí, peinado de ir a hacer la primera comunión impecable. Vídeo que podría ser un manual de cómo lamer culos: los concursantes debían decirse cosas buenas.

Jorge lamió el culo de Mila que a las nalgas de la señora le faltan ahora las dos primeras capas de la piel.

“Me gusta tu inocencia, la mirada pura que tienes, lo generosa que eres con el grupo y lo trabajadora que has sido”, le dijo Suso a Yola. Sí, se ha notado que Suso admiraba mucho las virtudes de Yola. Vamos, sólo le ha faltado hacerle una estatua en mármol y llevarle flores, no te jode.

Y Yola le dijo a Mila que se lo había pasado lo mejor con ella, que se habían reído mucho y luego se abrazaron. Bueno, pues nada, ahora yo voy y vomito por sobredosis de postureo.

La madre de Suso dice “pograma”. Un filólogo pierde sus alas cada vez que alguien dice “pograma” o “cocreta”.

Y claro, vídeo en el que se dicen lo malo:

Mila a Jorge le dijo: que siempre le daba los peces a sus favoritos y que el resto comía lo que sobraba. Porque claro, Mila debe pensar que ella debería comer el pez grande. ¿Por qué? Porque ella es mejor que nadie y lo merece.

A Yola todos le dijeron que estaba haciendo un papel. Sí, le han dicho ochenta veces que es mala actriz, que no vale, que jamás trabajará de actriz, pero luego le dicen que lleva tres meses actuando.

Ya en directo vemos a Antonio Tejado, que sigue estando muy orgulloso de su participación en el concurso. Con su segunda vez retirado por una lesión-guadiana.

Y vemos a Mila y a Jorge en el globo. Mila está agarrada a la barra de la cesta que no la sueltan ni con una palanca. Es como un koala con el pelo frito.

Una cosa: ¿Por qué Yola y Mila van vestidas y Jorge y Suso sólo con el bañador?

SUSO A LA CALLE.

Se veía venir, ojo.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

A las puertas del gran duelo: Yola contra Mila Ximénez

Yola, como una si estuvieran lavando pescado.

Yola, como una si estuvieran lavando pescado.

¿Los pactos de Gobierno? Bah, no importan un carajo. ¿Quién se sentará en el Trono de Hierro? Como si reina Minnie Mouse en los Siete Reinos. ¿Afectará el Brexit a las rebajas de El Corte Inglés? Qué más da, tenemos El Corte Chino.

Lo verdaderamente importante es… ¿QUIÉN GANARÁ SUPERVIVIENTES?

Mila Ximénez: esa mujer tan buena, tan empática, tan preocupada por los demás que el día menos pensado la ACNUR la nombra embajadora. Peor no Embajadora de Buena Voluntad como Shakira o Angelina Jolie.

A esas la ACNUR las manda primero y si no funcionan entonces envía a Mila, su Embajadora de Mala Hostia. Con tal de perderla de vista, en Corea del Norte convocan elecciones y se comen el plutonio en ensalada con salsa de mostaza.

Pero antes de mañana, la gran final en Madrid, hemos podido ver los últimos días de los Supervivientes en Honduras.

Y hemos visto… el castigo de Yola y Suso por lo que la organización dice que fue una discusión. A ver, ¿Sabéis cuando los blancos llegaron y azotaron a Kunta Kinte después de esclavizarlo? Pues eso era una discusión. ¿Os acordáis de la matanza de Texas? Pues lo del tipo de la motosierra con los que se cargaba eran discusiones.

Y claro, tuvieron que castigar a los dos.

¿Y a que no sabéis a quién le tocó estar en un corralito de dos por dos en medio de la playa y a la intemperie? A Yola. Uy, sí, Suso tenía que llevarle a Yola lo que necesitara, lo que pasa es que no estaban en el Hilton, si no en una isla desierta en la que solo hay arena y palmeras. No hay muchas cosas que llevar.

Fijaos que poco claro estaba el tema que Jorge le dijo a Suso: “Tú te estarás quejando, pero la jodida es ella“. Este Jorge está loco. Qué tontería.

Y llegó un tormentón que eso no cae ni meando cuatrocientos ángeles con incontinencia, y oh, sorpresa: Suso, Mila y Jorge tenían refugio y Yola no.

Y sus compañeros la veían pasarlas putas debajo de la lluvia, con más frío que la almorrana de un pingüino, y sólo hacían comentarios como “tiene frío y está con el biquini debajo“. Claro, qué gilipollas Yola. Mira que no ponerse el abrigo de piel impermeable que tenía en el armario.

Al final, la organización se apiadó de Yola, supongo que por evitar que muriera achicharrada por un rayo y se quedara como el palo de un churrero de chamuscada, y le dejó ir al refugio.

¿Y qué dijo Mila cuando llegó Yola? “¡Joder, si aquí no hay sitio!“. Ah, Mila. Qué mujer. ¿Os acordáis del anuncio ese del perro abandonado bajo la lluvia de ‘Él nunca lo haría’? Pues Mila pensaba que era un sketch de Martes y Trece y se partía de la risa.

En fin… ¿Mila o Yola? ¿Quién diríais que gana? 

Decidmelo en Twitter: @realityblogshow.

¡Besos!