BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… el hermano Walfrid: quiso ayudar a los pobres creando un club de fútbol… que acabó siendo campeón de Europa

brotherwalfrid1La historia de hoy no es trágica, que ya va siendo hora. Es más bien lo contrario, en mi opinión. Está dedicada a alguien que no fue deportista (novedad), pero que sí que fue muy importante en el mundo del fútbol, al menos por su legado. Creo que tiene una curiosa historia que contar. Es la historia del hermano Walfrid.

Ballymote, condado de Sligo, Irlanda. El 18 de mayo de 1840 nace en el seno de una humilde familia Andrew Kerins, hijo de John Kerins y Elizabeth Flynn. Cinco años después de su nacimiento, daría comienzo lo que los irlandeses llaman An Gorta Mór, es decir, la Gran Hambruna. Esta catástrofe humanitaria, que duró unos siete años, se debió principalmente a una mala cosecha de patata, a causa a una plaga (la patata era la base de la economía y la alimentación en Irlanda). Se estima que murieron de hambre alrededor de un millón y medio de irlandeses, mientras que otro millón o un millón y medio más emigró a América. La isla perdió aproximadamente un 20% de población y todavía hoy no se ha recuperado demográficamente y no ha alcanzado los niveles de antres de la Gran Hambruna.

Pese a estas terribles condiciones, el joven Andrew Kerins logró sobrevivir y a los 24 años, en 1864 y tras estudiar Magisterio, se unió a los Hermanos Maristas y se convirtió en sacerdote. Adoptó el nombre de hermano Walfrid.

Su primer destino fue Escocia. En concreto Glasgow, y más en concreto aún, el East End de esta ciudad, una de las más industrializadas de Reino Unido. Llegó a Glasgow a principios de la década de 1870 y se convirtió en maestro en el Colegio de Saint Mary. En 1874, se convirtió en director del Colegio del Sagrado Corazón.

Glasgow era una ciudad con una enorme cantidad de inmigrantes irlandeses, que llegaron a la zona más industrial de Escocia huyendo de la hambruna y buscando un empleo en las nacientes fábricas. Las condiciones de vida del East End de Glasgow eran terribles: casas superpobladas, pobreza, desempleo, prostitución, falta de higiene, enfrentamientos entre irlandeses y escoceses…

El hermano Walfrid centraba gran parte de su trabajo en la caridad. Organizó un comedor social en que los niños y los ancianos de la zona podían tener al menos una comida caliente al día. Además, creó un club de lectura entre sus alumnos, para mejorar su preparación de cara a obtener un empleo mejor en el futuro.

El hermano Walfrid se dio cuenta del empuje, entre las clases trabajadoras, de ese nuevo deporte llamado fútbol. Además, conoció el caso del Hibernian FC, un club de Edimburgo fundado por emigrantes irlandeses, que jugaba con bastante éxito.

Nuestro protagonista de hoy pensó que por qué no poner en marcha un proyecto similar en Glasgow. La idea era crear un club a través del cual se pudieran recaudar fondos para ayudar a los más desfavorecidos. Aunque la fecha oficial de fundación del club se fija en 1888, los historiadores coinciden en que fue el 6 de noviembre de 1887 cuando se fundó el club en el salón parroquial de la iglesia de Saint Mary, en lo que es ahora la Forbes Street de Glasgow.walfrid2

Uno de los debates fue el nombre. La propuesta inicial fue llamar al club Hibernian, como el de Edimburgo (Hibernia era el nombre romano de Irlanda). Pero el hermano Walfrid no estaba de acuerdo y propuso el nombre de Celtic. Su idea era reducir las rencillas entre irlandeses y escoceses apelando a su origen celta común. Como curiosidad, os diré que el nombre en original se pronunciaba con sonido ‘k’ inicial (‘keltic’), si bien esa pronunciación no cuajó entre los glasgowianos.

Una semana después de la fundación, el hermano Walfrid localizó unos terrenos de unos seis acres de superficie, que fueron alquilados por 50 libras al año. Durante seis meses, los maristas y un grupo de voluntarios trabajaron a destajo para convertir aquellos terrenos en el primer Celtic Park. El actual está sólo a un centenar de metros de esa ubicación.

Al poco tiempo de crearse el campo, el 28 de mayo de 1888 (más de medio año después de su fundación), el Celtic disputó su primer partido. Fue ante el Rangers (que se había fundado en 1872) y el resultado fue de 5-2 para los locales. El primer gol de la historia del Celtic lo marcó un jugador llamado Neil McCallum, ante 5.000 espectadores.

El hermano Walfrid fue apartándose paulatinamente de la gestión del club, que fue cobrando importancia a medida que los éxitos deportivos comenzaban a llegar. En 1892, sus superiores decidieron trasladarlo a otra zona deprimida del Imperio: el East End londinense. En la capital, Walfrid siguió con su labor solidaria. Pero tras la marcha del sacerdote, el club fue olvidando su vocación inicial de lucha por los desfavorecidos.

A principios de la década de los 10, ya en el siglo XX, la salud del hermano Walfrid comenzó a empeorar y se retiró a una casa que su orden tenía en la ciudad escocesa de Dumfries. Allí pasó los últimas días de su vida. Falleció el 17 de abril de 1915, a punto de cumplir 75 años. Está enterrado el cementerio de la residencia marista de Dumfries.

Hoy en día, la figura del hermano Walfrid es de sobra reconocida, pero lo es mucho más el club que fundó. Con 126 años de historia, el Celtic es uno de los más populares clubes de Europa, ganador de 44 Ligas y 36 Copas de Escocia y con un trofeo rutilante como la Copa de Europa de 1967. Seguramente el propio Walfrid nunca pensó que ese club fundado en una parroquia escocesa a finales del XIX llegaría tan lejos.

En otro orden de cosas, os diré que en 2005 se estrenó una estatua del hermano Walfrid en uno de los accesos a Celtic Park. Mide 3,2 metros, está construida en bronce sobre un pedestal de granito. En su inauguración estuvieron presentes dos históricos capitanes del Celtic y del Rangers, Billy McNeil y John Greig, en un acto presidido por el arzobispo de Glasgow, Mario Conti. Ese mismo año se inauguró un busto del sacerdote en Ballymote, la localidad natal del protagonista de hoy.

Además, uno de los restaurantes de Celtic Park lleva el nombre del fundador del club y al parecer, se rumorea que se rodará una película sobre su vida. El prestigioso actor irlandés Daniel Day-Lewis ya suena como posible protagonista.

Esto es todo. Espero que os haya gustado la historia.

Tenía unos cuantos vídeos que podía haber puesto, pero este me parece especialmente bonito. Es un grupo de niños de una ONG tailandesa con la que colabora el Celtic cantando la preciosa Fields of Athenry frente a la tumba del hermano Walfrid:

Buen fin de semana.

14 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Guau qué historia. No tenía ni idea.

    http://areaestudiantis.com

    15 Noviembre 2013 | 08:49

  2. Dice ser Loshovic

    Interesantísima historia. Un ejemplo muy edificante.

    15 Noviembre 2013 | 08:53

  3. Dice ser igesar75

    Fenomenal historia, pensaba que el Celtic había sido fundado por sacerdotes (en plural, no por uno en particular) pero ni idea de la historia de este hermano Walfrid. Club singular el Celtic sin duda, si se ve cualquier partido suyo está poblado casi íntegramente por banderas irlandesas, y en los del Rangers (cuando estaba en Primera jeje) por banderas británicas de la Union Jack; es decir, las banderas escocesas propiamente dichas no se ven demasiado en ningún estadio ni en otro. Y hasta hace pocos años, los sacerdotes católicos podían asistir gratis a los encuentros del Celtic, aunque tengo entendido que ya no.

    Como añadido al post, el Celtic fue el primer club británico en ser campeón de Europa, por delante de potencias inglesas como el Man Utd, el Liverpool, el Arsenal, etc.

    Y en lo que respecta al Atleti, que siempre hay que tirar un poco para casa jejeje, heroica la eliminatoria que se jugó allí en Glasgow con un infame arbitraje del turco Babacan y que nos valió el pase a la final de la Copa de Europa de 1974. Uno de los partidos más importantes de nuestra historia, con no sé cuantos expulsados y jugando a la heroica.

    Bueno, lo de “keltic” o “kelts” se pronunciaba y se pronuncia. Es la pronunciación irlandesa y allí lo siguen diciendo así. Lo que me imagino es que al estar en Escocia este acento o esta particular forma de pronunciación no se usaba, claro, pero en Dublín se sigue pronunciando como “k”. Otras características que a mi me chocaron mucho del acento irlandés (aunque para los españoles se entiende bastante bien, mejor que el “inglés de Inglaterra” en mi opinión) es que las “th” las pronuncian como “t”, es decir, “tank you” en vez de “thank you” o “I tink” en vez de “I think”, y las “u” como “o”, es decir, pronuncian “Dóblin” para referirse a Dublín o dicen “sonday blody sonday” para decir “sunday, bloody sunday”.

    Gran historia de viernes. Felicidades.

    15 Noviembre 2013 | 09:19

  4. Dice ser ruomalg

    En el colegio donde estudié, La Inmaculada de Valladolid (precisamente de los Maristas) nos contaron en una ocasión que el Celtic fue fundado por hermanos (sí, sí, también lo oí en plural) de dicha orden, así que en cuanto leí el título ya me imaginaba de qué club se trataba. Eso sí, no conocía su historia. Muy interesante todo.

    Y no solo eso, igesar. La del Celtic supuso la primera victoria en la máxima competición europea para un club no latino, que hasta entonces habían cortado el bacalao en el viejo continente. Ahora, con el actual formato de la Liga de Campeones parece impensable que un equipo de una liga tan poco fuerte (que no floja, para nada) pueda llegar siquiera a semifinales. Al año siguiente sí que se produjo la primera victoria para un equipo inglés, la del Manchester United contra el Benfica en el antiguo Wembley.

    15 Noviembre 2013 | 09:38

  5. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Estupenda historia la de hoy, la desconocía por completo. La labor del hermano Walfried fue un ejemplo de integración y conciliación de diferencias, ¡qué contraste con el uso del deporte que hacen otros habituales de los viernes!

    Saludos y buen finde

    15 Noviembre 2013 | 09:50

  6. Dice ser PEDRALBES

    Bis

    Hay días que no comento “obligadamente”, ya que no carga bien la página y no me deja poner el código de seguridad y, en consecuencia, publicar el comentario 🙁

    Otra cosa es lo de ayer: como el artículo tenía en el título la palabra “sexo” (huy, huy, huy) tuve que hacer mil maniobras para poder leerlo, pero nanay de comentar

    15 Noviembre 2013 | 09:53

  7. Dice ser Cris

    Me gustan los viernes, estas historias son geniales.

    15 Noviembre 2013 | 09:57

  8. Dice ser luigi

    Me ha encantado. Muy buena narrativa. De todo se aprende. Se deberín incentivar hoy en dia, más cosas así en para los más desfavorecidos, sobre todo para los niños y que la Iglesia interviniera activamente.Un saludo.

    15 Noviembre 2013 | 10:26

  9. Dice ser Dr. J

    Extraordinaria historia, y como dices al principio, una “bendición” viendo los temas de que tratan las últimas historias de los viernes.

    Además, causalmente, hoy que trabajo desde casa, llevo puesta mi camiseta del Celtic, con su 1888 en el escudo.

    15 Noviembre 2013 | 10:35

  10. Dice ser DROPE

    Curiosa historia la del Celtic, gracias, felicitaciones.

    15 Noviembre 2013 | 10:46

  11. Dice ser josep

    De los Maristas tengo yo mucho que decir. En Logroño, en el colegio de Valvanera y San José, habia muchos si no todos que eran pederastas y maltratadores y eso lo digo porque lo sufrí en propias carnes.
    Habrá sin duda algún marista santo y bueno, pero yo, por desgracia no conoci a ninguno

    15 Noviembre 2013 | 11:32

  12. Dice ser Luis Alzado

    Felicidades Eduardo por esta gran historia. Este Santo Hermano supo ver con claridad los siete años de “VACAS FLACAS”, (lenguaje bíblico), y puso su saber a disposición de los necesitados, rematando sus ideas con una curiosa actividad, la de crear un equipo que luego se hizo grande. Yo creo que debería ser SANTO HERMANO WALFRID.

    Saludos cordiales.

    15 Noviembre 2013 | 11:56

  13. Dice ser Bayer-74

    Por fin una historia amable los viernes, sin perder el nivel, eso sí. Saludos parrroquia…

    P.D. Yo también fui a un colegio de curas y aunque, alguno rarito sí que había, tampoco me fue tan mal y guardo grandes recuerdos. Supongo que cada uno habla por su experiencia.

    15 Noviembre 2013 | 12:03

  14. Dice ser Tim Siglo XXI

    Gran historia Edu, como siempre. Al fin uno que no acaba tragicamente.

    No sabía de la historia de la fundación del Celtic.

    15 Noviembre 2013 | 15:56

Los comentarios están cerrados.