BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

David Barbaree: “Nadie sabe si lo que se dice de Nerón es exageración, propaganda o verdad”

El escritor David Barbaree (FOTO: Caitlin Bar / cedida por Roca Editorial)

¿Y si Nerón hubiera sobrevivido a su caída? ¿Qué habría ocurrido si, en vez de suicidarse como nos dice la historia, hubiera continuado su existencia en la sombra? ¿Cómo habría llevado esa situación el antes hombres más poderoso del mundo? Este es el sugerente punto de partida de El emperador destronado (traducción de Ana Herrera, Roca Editorial 2017), del debutante David Barbaree. El autor, como confiesa en la nota de la novela, asegura que “como abogado” que es no le cuadraba la condena histórica de Nerón como un monstruo, pues todas las versiones que hay de él serían “inadmisibles ante un tribunal”.

Así que Nerón sobrevive, y Barbaree construye en su primera novela una absorbente trama en dos tiempos: una tras la caída de Nerón, protagonizada por él mismo tras su supuesta muerte; y otra en tiempos del emperador Vespasiano, once años más tarde. Compleja, retorcida, llena de elementos sorpresas (¡sectas sanguinarias!), El emperador destronado se construye como una mezcla de la historia de venganza a largo plazo de El conde de Montecristo y la política cruel, oscura, sin tregua ni concesiones de la televisiva House of Cards ambientada en las colinas de Roma. Barbaree, además, tiene el buen tino de jugar con la historia y con el lector: lo que lee lo cambia todo, pero, en realidad, no cambia nada. Así que, este peculiar giro resulta plausible.

Quizá el gran pero de esta novela, que se lee como un actual thriller político, sea que varias tramas quedan coleando, pues supone el arranque de una trilogía.

Contacto con David Barbaree (alabado sea Internet) que me contesta desde “la mesa de su cocina” de su casa en  Toronto. “Es muy temprano”, me escribe, “mi esposa e hija aún duermen”.

Sigilosamente, intento que me responda a mis preguntas…

¿Cuándo y cómo se cruzó Nerón en la vida de David Barbaree?

Nerón me interesaba desde años antes de que decidiera escribir sobre él.  Lo consideraba simplemente uno de los muchos ‘malos emperadores’ del período imperial temprano. Esta novela nació de una premisa que tenía: un emperador depuesto que busca venganza. Y  buscando al emperador adecuado, volví a descubrir a Nerón. Era la opción perfecta debido a los ‘falsos nerones’ que reclamaron su identidad incluso muchos años después de su muerte. Ellos proporcionaban la incertidumbre respecto a la muerte de Nerón que necesitaba para contar mi historia. Y cuando me puse a investigar, descubrí que Nerón era mucho más complejo e interesante de lo que me había figurado.

Es su primera novela, ¿no sintió vértigo al elegir una figura tan conocida?

En un momento, sentí que el temor se apoderaba de mí. Pensaba ¿por qué he hecho esto más difícil de lo que tenía que ser? Escribir una novela es bastante difícil, pero establecerla en el pasado requiere mucha investigación; y hacerla, además, sobre una verdadera figura histórica requiere aún más investigación. Hay una relación entre la investigación y el error: cuanto más investigación se requiere, mayor es la probabilidad de que estropees las cosas. Pero – afortunadamente, supongo – no experimenté este sentimiento de temor hasta que ya estaba demasiado enfrascado en la novela. Era demasiado tarde para volver atrás.

¿Le resultó difícil escribir sobre un monarca con tan mala reputación?

En realidad, de todos los personajes del libro, Nerón fue el más divertido de escribir. Siempre me ha gustado el antihéroe, el protagonista que sabes es malo, pero al que no puedes evitar jalear, como Tony Soprano (de Los Soprano) o Walter White (de Breaking Bad). También era consciente de que mi Nerón es un relato ficticio de una figura histórica, no la figura histórica real. Mi Nerón es diferente de la concepción popular de él; diferente al de Suetonio o al de Tácito. Esto me permitió diferenciar entre la terrible reputación de Nerón y mi protagonista, lo que a su vez lo hizo más fácil de escribir y, espero, hacerlo más animado.

Y después de esta novela, ¿sigue pensando que Nerón era tan malvado como nos han contado?

No, pero creo que ese es la clave o, al menos, uno de los temas de la novela. Nadie sabe si alguna de las historias sobre Nerón es verdadera o no. Podrían ser exageraciones o propaganda. Podrían ser verdad. No lo sé. Nadie lo sabe. Según los estándares actuales, Nerón probablemente hizo algunas cosas terribles. Pero eso podría decirse de casi cualquier líder antiguo. Su reputación iba a depender de quiénes les sucedieron. Nerón sacó la paja corta porque los Flavio, que vinieron tras él, estaban muy interesados en retratarlo como un monstruo.

¿Cómo fue la labor de documentación para una novela tan compleja, que recorre desde el palacio imperial hasta las insulae más pobres de Roma?

He tardado seis años en documentar y escribir esta novela. Leí casi todo lo que cayó en mis manos y viajé varias veces a Roma y Pompeya.

No se puede dudar que su novela es un thriller ambientado en la antigua Roma, ¿Cómo fue el proceso para transformar un momento histórico en una historia de suspense?

Creo que es importante que una historia avance y agarre al lector, sin importar el género. Es el trabajo del escritor hacer que el lector quiera pasar la página. El sentido del suspense también hizo que el proceso de escritura fuera más interesante. Afortunadamente, hay un montón de incógnitas sobre el período de tiempo que he elegido, por lo que tuve más espacio para maniobrar y crear esa sensación de intriga.

Tengo una sospecha con su trilogía, después de haber leído la primera entrega… ¿Va a robar a España el primer emperador hispano de la historia?

(Se ríe) He estado temiendo esta pregunta desde que supe que el libro iba a ser publicado en España. Pero puedo prometer que su país estará bien representado en la serie.

El emperador destronado, comentaba antes, me recuerda a El conde de Montecristo y a la serie House of Cards

Buena descripción. El Conde de Montecristo es una de mis novelas favoritas y fue una gran inspiración para este libro. La relación entre el abate Faria y Dantés es, en cierto modo, similar a Nerón y Marco. Siempre pensé que Dumas mató a Faria demasiado pronto, así que he remediado eso en mi libro. No creía que House of Cards fuera una influencia, al menos consciente, pero la he visto y, ahora que me has hecho pensar en ello, probablemente me influyó. Salas oscuras, combate verbal, un antihéroe al que no debes apoyar pero le jaleas…

Pero no son las únicas. Yo Claudio también influyó. Creo que es brillante por algunas razones, pero me encantó especialmente su tono, que creo que captura el carácter de la antigua Roma muy bien. Nunca he sido capaz de explicar cómo lo logra exactamente Graves – tal vez es una falta de sentimentalismo en comparación con el día de hoy – pero es algo que quería conseguir en mi novela.

También me marcaron En la corte del Lobo y Una reina en el estrado de Hilary Mantel. Ambos tratan del poder político – cómo se maneja, las maquinaciones de aquellos que tratan de levantarse o no perder su lugar-. Los novelas de Mantel son principalmente dos personas en una sala frente a frente en una conversación. Pero es una forma brillante de captar el drama político.

¿Cuáles son tus novelas favoritas de Roma antigua?

Para ser honesto, antes de comenzar mi novela, no había leído mucha ficción histórica ambientada en la antigua Roma. No era una decisión deliberada, pero me encantaba leer no ficción en la época, así que mis gustos en novela las dirigía a otros momentos. Después de haber empezado a escribir El emperador destronado, leí Yo Claudio y El hijo de César de John Williams. Mi plan era ir avanzando hacia ficciones más modernas, pero dejé de leer género: estaba preocupado de que inconscientemente copiara otras novelas en lugar de crear mi propia versión de la antigua Roma.

Más tarde, tras la publicación del libro, he leído la trilogía de Cicerón de Robert Harris, de la que realmente disfruté. Y me encantó la serie de las Águilas de Roma de Ben Kane.

¿Qué significa la novela histórica para David Barbaree? ¿Es este su género favorito como lector?

Mi idea de una novela histórica es bastante fluida. Pienso que mientras se establezca en el pasado, entraría dentro de esta categoría. Si tuviera que elegir, diría que es sí mi género favorito. Pero me gusta leer también algo de thrillers, fantasía, literatura clásica…

¿Cómo se describe David Barbaree como un escritor?

Como uno que trabaja duro.

¿Qué nos puede decir sobre la segunda y la tercera parte de la trilogía? ¿Puede adelantar algo sobre ellos?

Me resisto a contar mucho porque estoy trabajando en segundo libro y las cosas podrían cambiar. Pero la desaparición y ascenso de varios emperadores mantendrán al relato en el registro histórico. Partia jugará un papel, y Marco y Nerón tienen asuntos pendientes que los llevarán al este.

¿Conocíais esta novela? ¿Qué os ha parecido esta entrevista?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, te puede interesar…

Los comentarios están cerrados.