Una araña pica e infecta a dos concursantes de ‘Supervivientes’ y provoca una intervención médica de urgencia

Omar, aguantando como un campeón. Un campeón de Lloriqueo Olímpico. (FOTO: TELECINCO)

Vosotros os quejáis porque os pican los mosquitos, pero Gianmarco y Omar llevan en la pierna una picadura infectada que ha necesitado atención médica. Y atención médica no es que un médico te mire atentamente, es que te tiene que hacer cosas. Ambos tenían una enorme e infectada picadura que les ha provocado un bollo enorme lleno de algo que no era crema pastelera.

Pero los dos han demostrado que son tipos duros, que resisten el dolor, que saben enfrentarse a las adversidades. Ah, no, que los dos acabaron llorando y gritando como niños flojos. Omar y Gianmarco no tienen el umbral del dolor alto, lo tienen en el subsuelo. A estos dos los detienen para interrogarles con tortura y confiesan solo con que les sienten en una silla sin acolchar.

Pero volveremos sobre eso luego, ahora… ¡SEGUIDME EN REDES! Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow

Vimos al hermano de Lara Sajen, que estaba en la isla. La camisa del muchacho era un atentado contra el buen gusto. Pero atentado que debajo de la camisa llevaba dinamita fijo. Era de un color que hacía sangrar las córneas. Esa camisa no la puedes mirar más que con una careta de soldador. Era como de manchas de camuflaje, pero al revés, era de destacaje.

“¿Te las has comprado allí?”, preguntó Sobera. Eso lo pones a la venta en Honduras y te queman la tienda. Y con razón.

Lara iba muy guapa, solo que le habían puesto un biquini de sky rojo o de cuero sintético, con lo que te hace sudar eso. Creo que al acabar la gala se tuvo que quitar la ropa con espátula, porque eso se pega.

Y sí, empezó la gala, con lo de la araña, que debe ser de la especie Hijoputus Aracnae, que le llega a picar a Spiderman y le hace malo. Yo no sé qué araña era, pero la picadura se parecía a la mordedura de un zombi.

Se les había montado un montículo de pus que parecía una ubre de vaca. Eso no se drenaba, se tenía que ordeñar.

“A Gianmarco y Omar les ha picado una araña y les ha provocado una infección”, nos informó Sobera. Como si los dos no lo hubieran dejado claro con sus cojeras y sus lamentos. Qué lamentos. Sus desgarradores quejas las oye el fantasma de un castillo escocés y se le hiela la sangre.

“Me dueeeeeeleeeeeee”, decía Gianmarco y lloraba que acabó abrazado a Tom. Imaginaos lo que le dolía para que se abrazara a su archienemigo.

Omar, igual… iba por la isla chillando y llorando como si la araña en lugar de picarle le hubiera amputado la pierna.

Carlos Alba ha visto Anatomía de Grey y ahora se piensa que es médico o algo, porque se puso a hacerles unas curas burras. Les echó agua en la herida. Eso lo cura todo, di que si. La gente que muere en la guerra es porque tiene la cantimplora vacía.

Y claro, tuvo que ir el equipo médico echando leches, para drenarles y hacerles curas. Cómo chillaban los jodíos. Hubo reos en la hoguera de la Inquisición que chillaban y se quejaban menos que estos dos.

Qué sensibles son al dolor, madre mía. Omar y Gianmarco se cortan las uñas con anestesia general por si se va un poco la tijerilla y les duele.

Ya en directo habló del tema Gianmarco: “Quiero decir que estoy mejor, que no voy a tirar la toalla y que voy a seguir luchando”, lo que pasa es que lo dijo llorando y le restaba credibilidad. Está la toalla de Gianmarco fusionada con el terrazo del suelo de lo mucho que la tira.

Omar: “He pasado noches duras y me he asustado un poco, pero aquí hay un equipazo y estoy tranquilo, aunque estoy un poco de bajonazo”, dijo. Omar quiere a su mamá y a su osito de peluche y una tirita con dibujos de Bob Esponja.

“Madre mía, pobrecitos”, dijo Lara de ellos dos. No sé si porque sentía pena por ellos o porque daban pena, a secas. “Y las condiciones son duras, pero saben que están 24 horas controladísimos con atención médica”, aclaró Lara, por si pensábamos que los tenían como puta por rastrojo dejándolos morir en la arena para que se los coman los cangrejos.

Pero no eran los únicos que lloraban en directo. Ahí estaba Sylvia, como una magdalena mojada en agua de mar de lo que lloraba. “Me siento desplazada por el grupo, porque no soy buena en las pruebas y están deseando deshacerse de mí y yo querría marcharme”, dijo Sylvia.

ice cream eating GIF

Así, pero sin helado.

“Yo no sé qué he hecho para sentir esa energía que siento tan mala“, dijo Sylvia. Pues si la energía mala de la isla la agobia, espera cuando vuelva y vea las nuevas tarifas de la luz.

Sylvia lloraba desconsolada y nadie tuvo cojones a acercarse a abrazarla o a consolarla. Joder. Qué empatía, qué humanidad.

Prueba de líder: había que poner unas piezas en equilibrio en una estructura basculante con huecos en los que poner los pies. Si tocaban la estructura, esta se movía y se iban las piezas a la mierda.

La recompensa eran súpercroquetas. ¿De ricas? No, de grandes. Esas croquetas pesaban más que un niño de tres años. Se come una un T-Rex y se llena. Para bolear, empanar y freír eso sin que se abrieran la bechamel tenía que ser como el cemento armado de compacta.

El caso es que las piezas se ponían en unos palitos con la misma superficie que un percebe con raquitismo. Y claro, en cuanto había viento se les caían todas las piezas. Para la próxima prueba les van a dar un cubo y 10 minutos para vaciar el mar. Tenía el mismo sentido.

Al final hubo empate, pero se resolvió a favor del equipo del equipo de Carlos, Lara, Sylvia y Olga. Vaya, Olga comió. Olga es la persona con mejor suerte del planeta. Al final coge peso. A los perdedores les dieron una croqueta de consolación.

Carlos propuso hacer un brindis con las croquetas. Menos mal que no les habían dado condones, porque Carlos brinda con todo lo que le den. A Carlos le diagnostican almorranas y brinda con ellas.

A Lara y Sylvia les dijeron que se tenían que tirar del helicóptero y se pusieron a llorar. Creo que nadie les ha dicho que abajo hay agua y que no te mueres. Lara lloraba la que más, porque ella llora siempre.

Vídeo: A Gianmarco le tocó rastrillar la playa en la última prueba. “Voy a rastrillar y a limpiar la playa por la salud del planeta”, dijo Gianmarco, que piensa que va a salvarnos a todos. Es Ecologic Man. Los científicos que luchan contra el cambio climático son gilipollas, ahí, con los ordenadores diseñando modelos predictivos basados en algoritmos cuando lo único que hacía falta para acabar con el cambio climático solo había que quitar las algas de la orilla.

Y llegó el salto del helicóptero. Lara se lo dedicó a su madre, que es “lo más grande que hay”, según aseguró. La madre de Lara jugaba en la NBA y era la más alta de su equipo. Lara Saltó bien, aunque el helicóptero estaba muy bajo. El piloto metió el pie en el agua a ver si estaba buena de lo bajo que estaba.

Sylvia llevaba el pelo suelto y revoloteaba y yo estaba viendo que se le enganchaba en el rotor y se liaba la de dios. Sylvia se cagó varias veces antes de saltar. Al final se tiró con pocas ganas. Con casi ninguna. ¿Sabéis lo de la aguja en el pajar? Pues es más fácil que encontrar la aguja que las ganas de Sylvia.

En el plató Alexia lloraba porque le daba pena que ella no pudiera saltar. De hecho es la única de esta edición que no se ha podido lanzar y ella quería dedicárselo a su familia.

“Te podemos llevar al pantano de San Juan”, aportó como idea Sofía Cristo, que estaba de comenrista en plató. Claro que sí, cualquier masa de agua vale para lanzar a Alexia.

– Uy, mira un charco…

– ¡¡TIRAD A ALEXIA, LANZADLAAAAAAAAA, PABAJO CON ELLAAAA!!

Sofía Cristo, un día cualquiera con Alexia.

soldiers falling GIF

Vídeo: Palito y Lola sufriendo a Valeria.

“Me dan ganas de llorar, porque lo destruye todo, el altar, la concha, nuestro sitio de amigas… me va a dejar mala energía ahí, que es donde yo duermo, que yo soy muy de energía”, lloraba Lola, porque Valeria te deja los sitios con mal rollo. Valeria se sienta en tu sofá y cuando se va tiene que venir un equipo de limpieza, desinfección y exorcismo.

Valeria estuvo una vez alojada en la Atlántida. No se volvió a saber de ese continente. Ella destruye todo. Valeria fue una vez al prado:

En plató Rocío Flores sigue maquillándose y peinándose como una señora mayor camino de la verbena. A Rocío Flores le jode parecer joven. Es la única influencer que va a pagar en una clínica de estética para que le pongan arrugas, bolsas debajo de los ojos y flaccidez.

Se acabó de ir Valeria y las pobres Palito y Lola lo celebraron con alegría. La felicidad no les embargaba, se las comía por las patas.

“Siento como una presión del pecho que se me ha ido, me temblaba la mano y ya no”, dijo Palito. Joder, Valeria es capaz de curar. De curar lo que ella misma te ha provocado, pero curar. Es como una curandera. Y una enfermadera también, claro.

Llegó el reencuentro entre Lara Sajen y Sergio, su hermano, que claro, se llama Sergio Sajen. Joder, ojalá el segundo apellido fuera Sanjurjo.

Sajen llevaba puestas las gafas de no-visión y Lara Álvarez le dijo que su hermano estaba allí. “Qué dices, doondeeeeeeeeeee, noooooooo”, y más lloros.

“Mentiraaaa, estará en una pantalla, seguramenteeeeeeeeeeeeeeeeee, porque no huelo su perfumeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee”, dijo Sajen, que tiene el olfato de un perro de caza. O el perfume del hermano es muy intenso o Lara huele hasta los pedos del vecino del bloque de enfrente. Lara huele los incendios antes de que se produzcan.

El caso es que el hermano estaba metido en una jaula cerrada con candados. Para abrir esas cerraduras trajeron a Sylvia, que tenía que comerse auténticas porquerías como un ojo de vaca o patas de pollo para conseguir llaves.

Sylvia mordió el ojo y se lo metió en la boca. “AY, AY, AY”, decía Lara Álvarez y le daban unas arcadas que flipas. Lara Álvarez no cenó anoche. Luego llegó Carlos Alba y se comió unos sesos de cordero cocidos. Uy, pero si eso está riquísimo, anda que no he comido yo sesitos.

Carlos Alba se los comía con deleite mientras Lara Álvarez ponía una cara de asco que flipas. Diario de abordo. Año 2345: Lara Álvarez sigue con el estómago cerrado y sin comer nada.

Gianmarco se quiso comer una cosa que ni siquiera sabían qué era. Lara Álvarez acabó por comer de lo que comió Gianmarco. SHIPEO A ESTA PAREJA.

A la par que explicaba el juego, Lara Álvarez espantaba moscas con las manos a un ritmo que ni el rabo de una vaca. Yo este verano no quiero mosquiteras, quiero a Lara delante de la ventana espantándome a los insectos.

Melyssa se comió una oreja de cerdo peluda cruda. “¿Tiene cerumen?”, preguntó Sajen para ayudar.

throw up linda blair GIF by absurdnoise

Omar, que siempre está comiendo como un zampabollos, decidió comerse la hamburguesa pocha. Que muy pocha no debía estar, porque tampoco van a intoxicarles, claro. Fijaros si estaba mala la hamburguesa que se la llevó para acabársela después. Qué gran sacrificio el suyo.

Total, que Sajen se quitó las gafas y vio a su hermano y se puso a llorar. Llorar como forma de vida. Con las 16 llaves que le habían conseguido sus compis, claro, consiguió abrir los tres candados y hubo abrazo con reboce en el suelo incluido.

Carlos Sobera le recordó al hermano que no puede dar ningún tipo de información del exterior. “CUALQUIER TIPO DE DETALLE POR NIMIO PUEDE PROVOCAR UNA TORMENTA“, le advirtió.

Joder, te vas de la lengua hablando de lo que no debes y provocas un desastre natural. A Dorothy se la llevó un tornado porque estaba cuchicheando de una de su cole.

“Tuve un problema gastro, voy a decirlo así”, nos contó Tom sentado en la ceremonia de las sillas. Vamos, que se iba la pata abajo. Que tenía el culo más suelto que la correa de un perro perdido. Así que dijo que salvarse “sería un empujón”. No, sería un retortijón.

Y se salvó de la expulsión… GIANMARCO. ¡¡BIEN!!

Vídeo: Lara Sajen es mala cuando quiere y es muy mala. Estaba Sylvia llorando sola en la playa, porque la marginan cosa mala. Va Lara Sajen y se pone a envenenar a Melyssa y Olga, que si llora, que si se aisla, que intenta hacer ver que ella trabaja y ellas no. Y así era, porque las tres llevaban toda la mañana de cháchara.

Y se van Olga y Melyssa a picar a Sylvia, a meterse con ella, a joderla y cuando Sylvia salta, Lara Sajen se indigna y dice: “¿Por qué me tiene tanta obsesión conmigo esa mujer?”. JODER, PORQUE NO DEJAS DE BUSCARLE LAS COSQUILLAS.

Y por mí, ¡se acabó lo que se daba!

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Mariia

    Últimamente cuando te leo los resúmenes de las galas en las que según cuentas interviene Rocio Flores (que me entero cuando la nombras ya que ahora por horario no puedo verlos), siempre te oigo hablar de ella como de una señora vieja y de lo mal que la arreglan.
    Luego veo sus fotos en redes, de esa misma intervención, y la veo como cualquier otra de las que llamamos “influencers”, vamos que cada vez tiene todas la cara más parecida.

    ¿Te gustaba más con su sempiterna camiseta negra de SV? o le tienes “inquinilla” por algún otro motivo ….. jajajaja

    02 junio 2021 | 14:09

  2. Dice ser Usuario3

    Ojalá ganara Gianmarco y echaran ya a Olga!
    Lo primero porke así el programa seguiría interesándome y lo segundo porke ná mas verla, oírla y adjudicarse el papel d madre dl año me da repuls.
    Peeero.. no va a pasar esto, sino justo lo contrario, porke l@s retarded ke votan son así.

    Viva Sálvame! Y Gran Hermano anónimo, k voy y me apunto 🙂

    03 junio 2021 | 16:38

  3. Dice ser Cris

    Gus!! Estas bien? Donde paras hijo mio? Que iba en serio lo de “por mi, se acabó lo que se daba?!” No me pegues sustos, tesoro!!

    09 junio 2021 | 11:50

  4. Dice ser Luz

    Saludos, Gus, que llevas mucho abandonandonos. Espero que todo siga bien.

    10 junio 2021 | 14:39

  5. ¡Qué miedo estar expuesto a tantos bichos! Esta vez si me han dado pena tanto Omar como Gian marco.

    15 junio 2021 | 22:30

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.