Entradas etiquetadas como ‘liga’

Escudos y logos: los diseños ochenteros del fútbol italiano

El artículo que le voy a dedicar hoy al mundo de los escudos es más bien una mirada hacia una época entera y hacia un país. Sí, amigos. A finales de los 70, muchos clubes italianos decidieron rediseñar sus logos, a veces con efectos fantásticos y otros no tan buenos. Todavía muchos siguen renovando sus emblemas hoy en día. Os voy a hablar de los diseños ochenteros de escudos del ‘calcio’ (en las fotos de este artículo, a la izquierda la versión ochentera y a la derecha la actual).

Escudos de la Juventus (WIKIPEDIA).

Escudos de la Juventus (WIKIPEDIA).

Juventus. Desde sus inicios, la Juve siempre tuvo el mismo escudo, o al menos parecido. Un óvalo con fondo a franjas blancas y negras e inserto, el escudo de la ciudad de Turín (con un toro rampante) y la palabra ‘Juventus’. Es el esquema actual. Pero entre 1979 y principios de la década de los 90, la Juve innovó y creó un emblema basado en uno de los apodos de la ‘Vecchia Signora’: ‘le Zebre’ (las cebras). Se trata de una cebra rampante, con el perfil difuminado por las rayas negras y blancas. Este logo no se usó en camisetas, pero sí como emblema del club.

Escudos del Inter (WIKIPEDIA).

Escudos del Inter (WIKIPEDIA).

Inter. El escudo del Inter es circular, con las iniciales del club insertas. Pero entre 1979 y 1990, el escudo fue muy diferente. Como en el caso de la Juve, un animal era el protagonista. Dentro de un escudo con dos franjas (azul y negra) y una estrella dorada, veíamos una serpiente blanca con un collar azul y negro. ¿Por qué una serpiente? En realidad, es el ‘biscione’, un animal heráldico muy vinculado a Milán. El motivo es el escudo de los Visconti, una de las más famosas familias de la ciudad lombarda, cuyo emblema es una serpiente devorando un niño (o un sarraceno, según las versiones). El ‘biscione’ también aparece en el escudo de los Sforza (otra famosa familia milanesa), en el del antiguo Ducado de Milán, en el de empresas como Fininvest (propiedad de Berlusconi) y en el celebérrimo logotipo de Alfa Romeo. Este escudo sí se usó en camisetas.

Escudos de la Roma (WIKIPEDIA).

Escudos de la Roma (WIKIPEDIA).

Roma. Seguimos con animalitos. La AS Roma recurre a un icono de la ciudad eterno como escudo. Es decir, la loba que amamantó a los fundadores, Rómulo y Remo. En 1978, tras un partido en Nueva York (con motivo de una gira), los dirigentes de la Roma se dieron cuenta de lo bien que funcionaban los equipos deportivos americanos en cuanto a ‘merchandising’. Al regresar a Italia, decidieron hacer lo que se llama un ‘rebranding’. Encargaron a un diseñador gráfico (Piero Gratton) un nuevo logo. Así, nació el popular ‘lupetto’, que no era sino la cabeza de un lobo (mejor dicho, una loba, la Capitolina), que quedaba enmarcada en una circunferencia roja y otra amarilla. Hay otro asunto importante a la hora de elegir el logo: la Loba Capitolina no podía ser usada como marca comercial (es decir, como ‘merchandising’), por pertenecer al Ayuntamiento de Roma. En 1997, Consistorio y club llegaron a un acuerdo y se permitió el uso de la Loba Capitolina, recuperándose entonces en escudo tradicional, que ha sufrido posteriormente algún pequeño retoque.

Escudos de la Fiore (WIKIPEDIA).

Escudos de la Fiore (WIKIPEDIA).

Fiorentina. El equipo de la Toscana siempre ha usado el emblema de la ciudad como propio, es decir la flor de lis roja. En 1981, se adaptó el emblema para crear un nuevo logo: era una mezcla de la flor de lis y una ‘F’. El primer año se llevó bien grande, en el centro de la camiseta. Luego se usó directamente como escudo. En 1991, el presidente Cecchi Gori ordenó un rediseño que dio lugar al escudo actual.

Escudos del Torino (WIKIPEDIA).

Escudos del Torino (WIKIPEDIA).

Torino. Con la Juve veíamos que el escudo de Torino incluye un toro. Este toro ha formado siempre parte del escudo del Torino, en diferentes formatos. En 1983 el toro rampante en granate se convirtió en único elemento del escudo (junto al nombre del club). En 1990 sufrió un cambio radical: un óvalo dividido en dos mitades recogía en una el escudo de la ciudad (y el toro pequeño, claro) y en la otra las letras T y C. En 2005, el toro rampante regresó y ahí sigue, aunque ya enmarcado en un escudo y acompañado de la fecha de fundación del club.

Escudos de la Lazio (WIKIPEDIA).

Escudos de la Lazio (WIKIPEDIA).

Lazio. Acabamos con la Lazio. El equipo romano ha tenido siempre como emblema un águila. El escudo contenía este ave pero no fue hasta 1958 cuando se eligió un diseño parecido al actual. Pero hubo excepciones. Entre 1979 y 1982 se usó un escudo esquemático y entre 1982 y 1987 uno que ahora se ha recuperado en las equipaciones. Es ni más ni menos que un águila con las alas abiertas, tambén esquemática. En 1987 se recuperó el diseño anterior y dura hasta ahora.

Espero que os haya gustado el artículo. Mañana más.

Qué fue de… Djukic

Uno de los momentos más dramáticos de los últimos años de nuestra Liga tuvo lugar hace ya 15 años (madre mía, cómo pasa el tiempo). Tuvo lugar en el estadio de Riazor y tuvo como protagonista al jugador del que os voy a hablar hoy. Se trata de un histórico de nuestro campeonato, un futbolista que vivió un amargo trago, junto a toda una ciudad. Es Miroslav Djukic.

¿Quién era?: Un defensa serbio de la década de los 90 y principios de este siglo.

¿Por qué se le recuerda?: Seamos realistas. Se le recuerda por aquella fatídica última jornada de la Liga 93/94. Era el 14 de mayo de 1994. Se jugaban el campeonato el Barcelona y el Deportivo de La Coruña. En la última jornada, el Depor, entrenado por Arsenio Iglesias, dependía de sí mismo. Si ganaba era campeón. En el último minuto del partido, con 0-0 en el marcador, el Valencia cometió un penalty. Aunque lo debía haber tirado Bebeto (o al menos eso es lo que siempre se dijo), el brasileño no quiso lanzarlo y la responsabilidad recayó en el defensa yugoslavo Miroslav Djukic. No quedaba tiempo para más. Si entraba, el Depor ganaba el partido y la Liga. Todo Riazor, toda España se paró. Era un momento histórico. Un equipo modesto como el Depor podía arrebatarle la Liga a los grandes. Djukic cogió el balón. Lo colocó en el punto de penalty. Con los brazos en jarras, resopló profundamente. Cogió carrerilla, lanzó con la pierna derecha a la derecha del portero González… y el guardameta del Valencia paró el balón. La Coruña llora. Barcelona estalla de alegría. El sueño del Super Depor se desvanece. Años más tarde, Djukic fichó por el Valencia. Su carrera la acabó también en España, en el Tenerife.

¿Qué fue de él?: Como os decía, se retiró en el Tenerife, en el año 2004. Volvió a Valencia, para residir en la bella capital del Turia. Se hizo entrenador y debutó, en 2006, como técnico de la selección Serbia sub 21. Al año siguiente fichó como entrenador del Partizan de Belgrado, uno de los grandes equipos serbios de todos los tiempos. A principios de este año, y en sustitución de Javier Clemente, se hace cargo de la selección absoluta de Serbia. Hace unas semanas, Radomir Antic le ha sustituido. No obstante, Djukic se hizo cargo de la selección olímpica de Serbia, con la que acaba de disputar los Juegos de Pekín.

¿Sabías qué…?: Al día siguiente del partido de mayo del 94, el del penalty, en el portal de la casa donde Djukic vivía apareció una pintada: “¿Djukic? Te quiero igual”.

– El serbio quedó profundamente marcado por ese fallo. Dijo que fue el momento más triste de su vida deportiva y que “la jugada, la imagen, el momento, me persiguió durante mucho tiempo, era como una obsesión insana. Un día decidí que no podía seguir pensando en aquel maldito instante, no quería volverme loco”.

– Cuando años después, el Depor ganó la Liga, Djukic declaró que “Dios existe. Se lo merecían. Ahora estoy en paz”.

– Ha declarado recientemente que le encantaría entrenar en España.

– Años después de aquella Liga, el defensor valencianista Giner afirmó que el Barcelona les primó aquel día.

– En su época valencianista, estuvo seriamente peleado con Santi Cañizares, hasta el punto de no hablarse. El motivo es que el serbio nunca consintió las intensas broncas de Cañizares a los defensas. Finalmente, hicieron las paces.

– Hace poco hubo polémica, de nuevo, por el penalty de Djukic. Fernando Giner, el mismo que dijo que el Barça les primó, afirmó que “Durante el partido Bebeto me dijo de todo: que si éramos unos vendidos, que si no nos daba vergüenza? En fin, de todo -recalca-. Cuando pitan el penalti me dirijo a él y le digo que ya lo tenían, que si era lo que quería ya lo había conseguido. Lo que son las cosas. Entonces desapareció de mi vista, se escondió y lo tuvo que tirar ‘Djuka’. Me jodió que se borrara de esa manera. La Liga la pierde el Deportivo, no se la hacemos perder nosotros”. El brasileño le respondió: “Quien diga que no me atreví a tirar el penalti, está mintiendo. Donato no estaba en el campo y Djukic era el lanzador. Él nunca fallaba, ni siquiera en los entrenamientos. Hablé con él para tirarlo, pero me dijo que estaba bien para lanzar y hacer gol. Además, en el campo yo jamás hablaba con los jugadores rivales. Yo no le comenté nada a Giner. Lo que él dice ahora son tonterías. Está loco y miente”.

– Djukic volvió a vivir momentos amargos como futbolista. En concreto, las dos finales de la Liga de Campeones que perdió con el Valencia.

Biografía, palmarés, estadísticas: Miroslav Djukic nació el 19 de febrero de 1966 en Sabac, Serbia. Debutó como profesional en 1986 en las filas del Macva Sabac. Luego pasó una temporada en el Rad de Belgrado, hasta que en 1990 fichó por el Deportivo de La Coruña, donde pasó siete años. Luego fichó por el Valencia CF. En 2003 se fue al Tenerife y en 2004 se retiró. Ganó una Copa del Rey y una Supercopa de España con el Depor. Con el Valencia ganó una Liga, una Copa y una Supercopa de España. Como internacional, jugó 48 partidos y metió dos goles, tanto con la selección de Yugoslavia unida como con la Yugoslavia que formaron después Serbia y Montenegro.

Este es, como no podía ser de otra forma, el penalty de Djukic:

¿Sabes algo más de Djukic? ¿ Tienes alguna anécdota? ¿Qué recuerdos tienes de aquel partido, de aquel penalty? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Dertycia

El de hoy es un futbolista olvidado, pero no tanto. Y es que Óscar Alberto Dertycia es uno de esos futbolistas inolvidables.

¿Quién era?: Dertycia fue un delantero centro argentino que llegó a la Liga Española de la mano del Cádiz. Su alopecia no pasó desapercibida ante la guasa gaditana y fue bautizado como ‘Míster Proper’ (el ‘Don Limpio’ de antaño). Jugó también en el Tenerife y el Albacete.

¿Por qué se le recuerda?: Por supuesto, por su singular aspecto y su simpatía. Pero a nivel futbolístico, por ser uno de los componentes del Tenerife que, en la última jornada de la temporada 92/93, arrebató al Real Madrid su segunda liga consecutiva en el Heliodoro Rodríguez López. Dertycia metió uno de los goles.

¿Qué fue de él?: Cuando ya tenía una ligera pelusilla sobre la cabeza, en la temporada 95/96, Dertycia volvió a su país. Jugó tres temporadas en el Talleres. Luego, otra en el Instituto y otra más en el General Paz Juniors, todos ellos equipos de su ciudad natal, Córdoba. En 2001 estuvo enrolado en el Temuco de Chile y ése mismo año, en el Sport Coopsol de Perú. Según la web italiana Tutto Mercato, tras su aventura peruana, en 2003, regresó a Córdoba para jugar de nuevo en el General Paz Juniors, que estaba en la tercera división argentina. Pronto le encargaron la tarea de ser entrenador-jugador y poco después colgó las botas para siempre para dedicarse a ser técnico.

¿Sabías qué…?: A finales de los 80, como jugador de la Fiorentina italiana, Dertycia sufrió una grave lesión que le provocó una alopecia nerviosa. Hasta ese momento, ‘Míster Proper’ lucía una esplendorosa melena (en la foto).

Biografía, palmarés, estadísticas: Nació en Córdoba (de Argentina) un tres de marzo de 1965, Dertycia llegó al legendario Argentinos Juniors en 1985. Dos años después, se marchó a Italia para fichar por la Fiorentina, donde coincidió con Roberto Baggio. En el 89 llega al Cádiz. En 21 partidos metió 6 goles y sólo estuvo un año con los del Carranza. El año siguiente cambió Cádiz por Tenerife. Allí jugó tres temporadas, de la 91/92 a la 93/94. En 91 partidos metió 27 goles. Fue la época en la que media España se encariñó con el jugador y cuando los de El Día Después sacaban todas las semanas la progresión del renacimiento capilar de Dertycia. En la 94/95 volvió a hacer las maletas y fichó por el Albacete Balompié (que estaba en Primera). Sus números, seis goles en 26 partidos. Luego se fue a Perú.

Aquí os dejo el vídeo del famoso partido Tenerife-Real Madrid de la 92/93. Es un poco largo, aviso, pero enseguida podréis ver el gol de Dertycia. Los comentarios son del programa Força Barça, el programa de Alfonso Arús. Absténganse madridistas:

¿Sabes algo de Dertycia? ¿Conoces su paradero? ¿Recuerdas alguna anécdota suya? ¿Tienes alguna foto inédita? Escríbeme en los comentarios.