Entradas etiquetadas como ‘gustavo’

Qué fue de… Gustavo Poyet

Seguimos con los clásicos de nuestro fútbol (aparcamos por una semana los Quién fue…) para hablaros de un prestigioso uruguayo de nuestro fútbol, que luego hizo carrera en Inglaterra. No es otro que el ilustre ex zaragocista Gustavo Poyet (es que viendo el otro día el vídeo de Rafa Guerrero -en el post de Couto-, lo vi y me decidí a sacarlo).

¿Quién era?: Un centrocampista uruguayo de finales de los 80, los 90 y mediados de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los fijos de aquel Zaragoza que llegó a ganar la Recopa de Europa en 1994 y luego hacer buenas temporadas en el Chelsea y el Tottenham.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2004 en las filas del Tottenham. Tras colgar las botas se ha metido en el mundo de los banquillos. Fue ayudante de Juande Ramos cuando el técnico español dirigió a los Spurs y ahora es el entrenador del Brighton & Hove Albion (del equivalente inglés a la 2ª B española).

¿Sabías qué…?: Fue titular (y jugó todo el partido) en la final de Recopa que el Zaragoza le ganó al Arsenal. Años después ficharía por el eterno rival de los Gunners, el Tottenham.

– Al poco de llegar a Inglaterra, y al Chelsea, se lesionó gravemente. Se rompió un ligamento.

– Con él en el Brighton & Hove Albion está trabajando el ex defensa vasco Aranalde (es ojeador). Jugó en el Éibar y en el Sevilla, entre otros.

– Repitió victoria en la Recopa en 1998 con el Chelsea ante el Stuttgart.

– Fue, con un gol, el ejecutor de la victoria en la Supercopa de Europa del 98 por parte del Chelsea ante el Madrid.

– Fue elegido mejor jugador de la Copa América del 95, que ganó Uruguay.

– En el Zaragoza de su época coincidió con un buen número de sudamericanos que dieron un excelente rendimiento como Cáceres, Esnáider o Darío Franco.

– En agosto de 2002 se volvió a romper el ligamento, pero de nuevo se recuperó.

– En el Zaragoza llevaba el dorsal 11.

– Antes de hacerse entrenador del Brighton, fue Presidente de la Organización Nacional de Fútbol Infantil de Uruguay.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gustavo Augusto Poyet Domínguez nació en Montevideo, Uruguay, el 15 de noviembre de 1967. Debutó como profesional en 1986 en las filas del River Plate uruguayo. En 1988 se fue a Francia para jugar en el Grenoble. En 1990 llegó a España, al Zaragoza, donde estuvo siete fructíferos años. En 1997 llegó al Chelsea y a los cuatro años cambió de barrio londinense para fichar por el Tottenham, donde tras tres años se retiró. En su palmarés tiene una Copa del Rey, dos Recopas, una FA Cup y una Supercopa de Europa. Con Uruguay jugó 26 partidos y metió tres goles. Además, ganó la Copa América del año 1995.

Qué fue de… Gustavo Kuerten

Volvemos a mi queridísimo tenis y lo hacemos de la mano de un jugador de un país de poca tradición tenística de élite, pero que representó una de las grandes sorpresas de los últimos años. Un tipo que se convirtió en uno de los mejores jugadores sobre tierra batida de la historia y que en algunas ocasiones se convirtió en el verdugo de algunos de los miembros de nuestra Armada Invencible. Espectacular, luchador y muy correoso, nuestro deportista de hoy ha estado hasta hace poco compitiendo, pero a pesar de ello, creo que merece estar en este blog. Os estoy hablando de Gustavo ‘Guga’ Kuerten.

¿Quién era?: Un tenista brasileño de finales de los 90 y de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ganar Roland Garros tres veces, dos de ellas consecutivas, y ser número uno del mundo.

¿Qué fue de él?: Como os decía, se acaba de retirar. En concreto, lo hizo en mayo de este año. Ahora vive en su ciudad natal, Florianópolis, donde hace las veces de entrenador.

¿Sabías qué…?: En Brasil es más conocido como Guga.

– Su padre murió cuando Guga tenía 8 años de un ataque al corazón. Además, tenía un hermano pequeño que sufrió pérdida de oxígeno al nacer y sufría un severo retraso mental. El chico murió en 2007.

– Cuando ganó su primer Roland Garros se convirtió en el primer brasileño (hombre) en conseguir un título de Gran Slam. Derrotó a nuestro Sergi Bruguera en la final.

– En la final de 2000, venció al sueco Magnus Norman y en la de 2001, a nuestro Álex Corretja.

– En las tres ocasiones que ganó Roland Garros, derrotó en cuartos de final al ruso Yevgeny Kafelnikov.

– Era también famoso por sus gritos cuando golpeaba la bola.

– En 1997, le entregó la Copa de los Mosqueteros el argentino Guillermo Vilas. En un momento de la ceremonia, Vilas le susurró algo al oído a Guga, que se rió abiertamente. Kuerten no quiso revelar qué le había dicho Vilas, pero gracias a las cámaras y a algunos medios que leyeron los labios de Vilas, se supo que le dijo, más o menos: “Prepárate, chico, que ahora te van a llover las mujeres”.

– El último partido de su carrera lo disputó en el último Roland Garros, ante el francés Paul-Henri Mathieu. Guga se puso la ropa que llevó el día que ganó por primera vez el torneo parisino (un conjunto amarillo y azul). Perdió en tres sets pero recibió un caluroso homenaje del público.

– En semifinales de 2000 y de 2001 batió a Juan Carlos Ferrero.

– En España recordamos también una eliminatoria de Copa Davis bastante caliente que disputamos contra Brasil en 1998. En un ambiente casi infernal, con la afición brasileña desbocada y con Kuerten que más hacía poco por calmar los ánimos, conseguimos vencer. Kuerten derrotó a Carlos Moyà y junto a Jaime Oncins, hizo lo propio contra Corretja y Javier Sánchez-Vicario. Esos fueron los dos únicos puntos de Brasil. Corretja logró derrotarle en la última jornada y Carlos Moyà nos dio el pase ante Fernando Meligeni.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gustavo Kuerten nació el 10 de septiembre de 1976 en Florianópolis, Brasil. Debutó como profesional en 1995 y consiguió 20 títulos en su carrera, entre los cuales destacan los tres Roland Garros ya citados. Llegó a ser número uno del mundo en diciembre de 2000 y acumuló unas ganancias de 14,8 millones de dólares.

Aquí os dejo los últimos puntos de la final de Roland Garros del 97:

¿Sabes algo más de Kuerten? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.