Atuendos para la historia. I Zingari: los colores llegan al deporte

Imagen de los I Zingari australianos en 1889 (WIKIPEDIA).

Por todos es conocido que en las carreras de cuádrigas de la antigua Roma los equipos se diferenciaban por colores, pero en el deporte moderno, los colores llegaron de la mano del cricket, y de un peculiar equipo llamado I Zingari.

El 4 de julio de 1845, un grupo de antiguos alumnos de Harrow decidió fundar un club de cricket. En la época victoriana era muy habitual que los clubes adoptaran nombres exóticos (para la época). Así, en fútbol tenemos el ejemplo del Gitanos FC o en rugby, los Saracens (sarracenos).

Precisamente por el mismo motivo que el Gitanos FC, los fundadores del club que protagoniza hoy el artículo decidieron llamarse I Zingari (que en italiano sería Los Gitanos): era un club sin casa, sin sede fija, que jugaba a domicilio. Por ser nómadas como los gitanos decidieron adoptar ese nombre, y la elección del idioma italiano se hizo por darle un toque aún más exótico.

Alfred Lyttelton, con los colores de I Zingari en una caricatura de una ‘Vanity Fair’ de 1884 (WIKIPEDIA).

El club adoptó como colores el negro, el rojo y el amarillo. El objetivo era simbolizar el lema del club: “Desde la oscuridad, a través del fuego , hasta la luz”. Se considera que es el primer club deportivo moderno que adoptó colores propios, aunque se cree que también fue elección de uno de los fundadores del club, R. P. Long, que se inspiró en las vestimentas de unos gitanos españoles que tuvo ocasión de conocer.

Las normas del club especificaban que el color amarillo o dorado debería situarse en la parte superior

Esta combinación es la misma que adoptó en 1861 el Richmond FC de rugby (uno de los clubes más antiguos de este deporte) y parecida (sin el negro) a la que adoptó un año antes el Marylebone Cricket Club, el más prestigioso de Inglaterra, cuya combinación de colores es conocida popularmente como egg and bacon.

En 1888 nació una sucursal de I Zingari en Australia y ambos clubes, el inglés y el australiano, siguen en activo.

Espero que os haya gustado el artículo

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Pues los colores no es una de las cosas relacionadas con el deporte que me llevan a plantearme preguntas. Aun así, es un buen aporte saber que hubo un antes y un después a una tendencia que a la larga no ha servido sólo para identificar a distintos equipos, sino también para conformar parte de sus identidades. A mí, esta combinación concreta de colores me recuerda más a la bandera de Uganda.

    08 diciembre 2020 | 19:30

Los comentarios están cerrados.