Quién fue… Shiso Kanaguri: completó la maratón en 54 años, 8 meses, 6 días, 5 horas, 32 minutos y 20,3 segundos

Kanaguri, en 1924 (WIKIPEDIA).

La maratón es una de las pruebas estrella de las citas olímpicas, y suelen traer aparejadas historias curiosas. Pues bien, pocas más curiosas que las del protagonista de hoy: Shiso Kanaguri.

Shiso Kanaguri (su nombre también se translitera, según la versión, como Shizo Kanakuri) nació el 20 de atosto de 1891 en Nagomi, prefectura de Kumamoto, Japón. Con 20 años, en 1911, se clasificó para los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912, con una marca de 2h32m45s, que entonces se consideró récord del mundo pero que no es oficial porque se cree que la prueba se disputó sobre 40 km, y no 42,195 km.

La cuestión es que Japón sólo pudo enviar a dos atletas a la cita: un velocista llamado Mishima Yahiko y el propio Kanaguri. El viaje de Japón a Suecia fue toda una peripecia. Duró 18 días. Primero en barco y luego en tren usando la línea Transiberiana. Kanaguri necesitó cinco días para recuperarse del viaje. La maratón se disputó el 14 de julio con unos inusuales 25 grados de temperatura. Kanaguri no sólo estaba cansado por el viaje, sino que no se había acostumbrado a la comida local ni a la temperatura. A mitad de carrera, se desmayó y fue recogido por una familia de granjeros suecos. Cuando despertó, avergonzado por su fracaso, regresó en cuanto pudo a Japón sin avisar a nadie. Las autoridades suecas lo dieron por desaparecido.

Curiosamente, Kanaguri se clasificó para los Juegos de 1916, pero la I Guerra Mundial los anuló. Sí que participó en la maratón de los Juegos de 1920 y en la de los Juegos de 1924. 

En 1967, cuando ya era un anciano, la televisión sueca dio con él y le invitó a que acabara, de manera oficial, la maratón que nunca acabó en 1912. Kanaguri aceptó y finalmente acabó la carrera. Su tiempo: 54 años, 8 meses, 6 días, 32 minutos y 20,3 segundos: “Ha sido un largo viaje. Me he casado, he tenido seis hijos y diez nietos”, dijo entonces.

Kanakuri, que está considerado como uno de los padres de la maratón en Japón, falleció el 13 de noviembre de 1983 en Tamama, a la venerable edad de 92 años.

Volvemos el jueves.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    No sé qué me sorprende más, si ese estricto sentido del honor de los japoneses que llevó al protagonista de este post a “desaparecer” de la prueba que había comenzado o que ya existiera la telerrealidad en los 60. Llega a hacer Mediaset algo parecido y el circo mediático que monta sería épico.

    28 diciembre 2019 | 17:14

Los comentarios están cerrados.