BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Osvaldo Zubeldía: un revolucionario del fútbol

Zubeldía, a la izquierda, sostiene la Intercontinental de 1968 (WIKIPEDIA).

Zubeldía, a la izquierda, sostiene la Intercontinental de 1968 (WIKIPEDIA).

El lector Javier Russo, que es de La Plata e hincha de Estudiantes, se puso en contacto conmigo para proponerme que escribiera sobre el protagonista de hoy. Me pareció una idea fantástica. Por este blog han pasado entrenadores revolucionarios y hoy viene uno más: Osvaldo Zubeldía.

Osvaldo Juan Zubeldía Chidichino nació en Junín, Argentina, el 24 de junio de 1927, en el seno de una familia de origen vasco e italiana. ‘El Flaco’, como le llamaban de niño, era un apasionado del fútbol. Sus padres le regalaron unas botas con las que dormía. Zubeldía cumplió su sueño y en 1949 debutó con el plantel profesional de Vélez Sarsfield como volante izquierdo. Con el club de Liniers jugó hasta 1955. Al año siguiente firmó por Boca Juniors, donde estuvo una temporada. Luego jugó una temporada más en Atlanta, donde se convirtió en jugador-entrenador. En 1960 se retiró en Banfield, sin cumplir su sueño infantil, jugar en River Plate.

En 1961 debutó como entrenador ya en exclusiva en el Atlanta.En las dos temporadas en las que entrenó a este modesto club fue donde puso en práctica las principales ideas que salieron de su cabeza y aún hoy se practican por equipos de todo el mundo: el entrenamiento en turno doble (mañana y tarde), el cuidado por la estrategia a balón parado (por ejemplo, los saques de esquina al primer palo y prolongados de cabeza hacia el segundo), la creación de un centrocampista de contención o ‘stopper’ o la trampa del fuera de juego para los ataques rivales.

Zubeldía, dirigiendo a Estudiantes (WIKIPEDIA).

Zubeldía, dirigiendo a Estudiantes (WIKIPEDIA).

1965 es un año especial para Zubeldía: ocupa brevemente el cargo de seleccionador nacional, publica un libro titulado Táctica y estrategia del fútbol y ficha por Estudiantes de La Plata para evitar el descenso del equipo. No sólo lo consiguió (acabó sexto), sino que convirtió al ‘pincharrata’ en uno de los mejores equipos de América.

En 1967 ganaron el campeonato metropolitano y fueron subcampeones del nacional, lo que les permitió jugar la Copa Libertadores de América de 1968. Llegaron a la final de esta competición, derrotando al Palmeiras brasileño. Posteriormente ganarían la Intercontinental, al vencer al Manchester United de Bobby Charlton. Pero eso no fue todo, ya que repitió triunfo en 1969 ante Nacional de Montevideo y en 1970 ante el también uruguayo club Peñarol (éxitos que no pudo culminar con las Intercontinentales siguientes, ante Ac Milan y Feyenoord).

Tras esta etapa triunfal, pasó por Vélez, San Lorenzo y Racing, en temporadas mucho más discretas que las de Estudiantes, a excepción de un campeonato nacional (1974), con ‘los cuervos’.

En 1976, un contrato millonario lo lleva a Colombia, al Atlético Nacional de Medellín. Consiguió el título de Liga en su primer año y en el último. Meses después de lograr este último hito, cuando se disponía a sellar un boleto de apuestas hípicas en Medellín, le sobrevino un ataque al corazón que acabó con su vida. Era el 17 de enero de 1982. Osvaldo Zubeldía tenía 54 años y se iba así uno de los últimos inventores del fútbol. Poco después, uno de sus discípulos en el Estudiantes tricampeón de América, Carlos Salvador Bilardo, aplicaba sus conocimientos adquiridos con Zubeldía para dirigir a Argentina al campeonato del mundo de 1986. Pero eso es otra historia.

Un fragmento de un reportaje en honor de Zubeldía:

Buen fin de semana.

PD: Aunque el día 1 es domingo, porque yo lo valgo he decidido pasar el festivo al lunes, así que volveremos el martes con más artículos.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Había oído bastante sobre la época dorada de Estudiantes cuando disputamos contra ellos la final del Mundial de Clubs, pero no recordaba el nombre de su entrenador. No consiguió llegar a River, pero supo triunfar con otros equipos. Lo que es la vida, ganas un título importante y a los pocos meses un infarto te lleva al otro barrio. En eso tuvo mucha más suerte Duckadam, aunque la trombosis que sufrió tras ganar la Copa de Europa casi le retiró del fútbol profesional. Una biografía con una trayectoria muy fructífera.

    05 noviembre 2015 | 19:22

Los comentarios están cerrados.