BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Tasa Google: Guerra de intermediarios

En la economía tradicional quienes más ganaban eran siempre los intermediarios, Mucho más que los productores, desde luego.

Recuerdo que cuando, muy joven, leía La perspectiva científica, de Bertrand Russell, esa fue una de las ideas que más me llamó la atención. Siempre la he recordado.

El agricultor que producía el trigo o la fruta ganaba menos que el transportista o el almacenista que estaban en el trayecto intermedio entre el productor y el consumidor.

Hemos hecho la revolución digital, pensábamos que con esto cambiaba todo, pero vemos que, de nuevo, quienes más ganan son los intermediarios. Desaparecen unos pero aparecen otros, más fuertes si cabe.

Incluso otros intermediarios, los que crean las infraestructuras por las que se transportan  los bits que constituyen la riqueza actual, también se sienten molestos porque el rendimiento de su inversión es mucho menor que el que consiguen quienes intermedian en contenidos. Las declaraciones de Alierta en el reciente MWC son muy expresivas en este sentido.

Nos dicen que el contenido es el Rey, que lo importante son los contenidos, pero de nuevo, como en la vieja economía, quienes producen esos contenidos son la parte débil a la hora de repartir los ingresos.

Vivimos ahora, con la llamada Tasa Google o Tasa AEDE una lucha entre los propietarios de medios, los intermediarios tradicionales entre quienes creaban los contenidos y sus lectores, y las grandes macroempresas de Internet (Google, Facebook y similares) que son los nuevos intermediarios y quienes se lucran a partir de los contenidos que generan otros.

Creíamos que la nueva economía sería distinta pero, en esto al menos, no ha cambiado demasiado. Vuelven a ser los intermediarios quienes de verdad ganan dinero.

Con la excusa de que Internet está acabando con un buen número de empresas tradicionales y eliminando miles de puestos de trabajo, se van promulgando leyes que tratan de que los intermediarios de Internet hagan llegar parte de sus ganancias a los intermediarios tradicionales. Pero esa no es la esencia del problema. Los creadores seguirán mal pagados.

No creo que esas leyes (Sinde, Wert, Lassalle y sus homólogas en otros países) vayan a frenar a los grandes intermediarios de Internet, que hacen muy bien su trabajo y, como ganan mucho dinero, son muy poderosos. Quizá su punto débil acabe siendo el fiscal. Que esas grandes empresas no paguen impuestos (o paguen muy pocos) en los países en los que hacen grandes negocios les acabará creando muchos enemigos. Aunque su situación sea legal porque se acogen a las ventajas fiscales de otro país, como Irlanda o Luxemburgo.

No olvidemos que Al Capone sólo acabó en la cárcel por sus problemas con el fisco.

12 comentarios

  1. Dice ser Mi crucero

    Ya veremos como acaba esto, pero ponerle puertas al campo nunca fue una buena idea…

    Ya veremos

    http://mi-crucero.blogspot.com.es/2014/01/invierno-bahamas-o-caribe-para-un.html

    02 marzo 2014 | 09:25

  2. Dice ser Justerini

    Tiene mala pinta la cosa, porque seguimos creyendo que las cosas por las que no pagamos son gratis (no me voy a enrollar con ejemplos, que hay mil).
    Tenemos Internet porque hay redes telefónicas. Si a los que mantienen y acrecientan esas redes les vamos recortando -porque somos muy listos- sus vías de ingresos, al final el resultado será que a esas empresas no les saldrán las cuentas y si cierran todas ¿por qué red irá Internet?

    Los agregadores de news y los sites de noticias sin estructura de redacción con periodistas no deben pagar nada por usar la infraestructura y gastos de los que si lo tienen y a nosotros se nos llena la boca de ¿por qué voy a pagar por un periódico si tengo las noticias gratis?…
    Si cerraran todos ¿sólo tendríamos confidenciales para ver las noticias? ¿se acabaron los enviados especiales? De las cosas importantes que necesiten de infraestructura de información ¿sólo tendríamos noticias de agencia?

    Mientras sigamos viendo esto como poner puertas al campo seguiremos lejos de mejorar las cosas.
    Un saludo

    02 marzo 2014 | 13:43

  3. Dice ser no es asi

    El creador de contenidos tiene la opción de evitar que sus creaciones aparezcan en google, por lo que pretender cobrar por aparecer en google no es legitimo. Claro, que si no aparece en google entonces se queda sin negocio.

    El que pone las carreteras ya cobra cada mes de sus millones de usuario, en cambio google no cobra nada a sus usuarios por servicios basicos (cobra por servicios premium).

    Lo que sucede es que algunos ven que el pastel de google es muy grande y quieren una parte sin esfuerzo. Que den servicios de calidad y ya iremos los usuarios.

    Hay muchas paginas a las que se llega sin pasar por google.

    03 marzo 2014 | 08:13

  4. Dice ser Martin Cid

    Sí, el pastel de google es muy grande y algunos no saben de qué están hablando (ni los redactores de algunos artículos ni los del gobierno). En fin, antes habría que documentarse un poco o saber de qué estamos hablando. Mal artículo, la verdad. No estoy de acuerdo con nada de lo que se dice en el artículo. Sin ánimo de ofender, creo que hay que… saber un poco más de lo que se habla antes de escribir

    03 marzo 2014 | 08:31

  5. Dice ser guimi

    Llamarlo tasa Google es una falacia.
    La cuestión es que ahora es OBLIGATORIO cobrar por cualquier contenido en internet y como se sabe que no van a poder cobrar -el 90% del contenido lo hacen desconocidos no grandes empresas- CEDRO (equivalente a SGAE) cobrará una tasa por un trabajo que no ha hecho y le dará el dinero a sus socios mayoritarios no a quienes hicieron los contenidos (de nuevo como la SGAE).
    porque CEDRO llegará a cualquier web (como la SGAE a cualquier boda) y dirá “demuestra que no has enlazado absoultamente nada que yo represente, y represento el 90% del contenido de internet aunque sus autores no quieren”. Una vez cobrado el dinero no es para esos autores sino solo para los socios MAYORITARIOS de CEDRO.
    Yo tengo un blog, y con la excusa de que quizá alguien, alguna vez enlazó a él, CEDRO cobra para las editoriales.
    Aunque yo me hiciese socio de CEDRO no cobraría nada porque no tengo tanto público.
    Se usa el 90% del contenido como excusa para recaudar dinero para las grandes editoriales.
    Eso es lo malo.

    Por Google no os preocupéis que ya ha dicho: quien no quiera estar en mi web que lo diga; y todos han callado.
    Que a los medios les interesa estar en google, meneame, etc. es tan clarto como mirar que son los periódicos quienes ponen botones para que compartas sus noticias allí.
    Eso es una excusa.

    03 marzo 2014 | 08:54

  6. Dice ser David

    Me parece que no te has informado de absolutamente nada.
    Todo tu artículo queda reducido a cenizas con unas simples preguntas:
    ¿Cuánto gana Google por su Google News?
    ¿Acaso ves publicidad o adwords en esa página? Ninguno. Es un servicio gratuito del que se lucra directamente el creador de contenidos.

    Es como si un pintor se quejase de que le pongan gratis sus cuadros en el Museo del Prado sin cobrar entrada.
    En este caso el intermediario gana cero y si ofrece un servicio gratuito.

    Yo soy google y les digo que cierro en España el News. Cuando vean los periódicos que dejan de recibir decenas de miles de visitas a su panfleto online y dejan de ingresar miles de euros al reducirse el impacto de impresiones y clics a los banners publicitarios que tienen insertados más de uno iba a callarse la boca.

    03 marzo 2014 | 10:14

  7. Dice ser Internet existe antes que google

    Eduardo, muchas gracias por este punto de vista, me ha parecido muy interesante, respecto a los comentarios….

    Mi Crucero, no hay puerta que valga, no le afectará una ley española, es tan sencillo como mudarse.

    Justerini,
    Respecto a las redes, ese es uno de los argumentos de Alierta y es una falacia, quien pone la red cobra por ella, independientemente del contenido, desde hace mucho tiempo, y nadie les recorta ni ha recortado sus vias de ingresos, y les salen muy bien las cuentas, lo demás es querer cobrar 2 veces por lo mismo. O acaso vas a cobrar el telefono a diferente precio dependiendo de lo que se cuente por él.

    Primero, los agregadores de noticias y otras webs pagan por muchas cosas, (el hardware también cuesta dinero) informate. igual que los periodicos ingresan no solo por vender, es más, la mayoría de los periodicos se sustentan principalmente de la publicidad que tarifan en función de su difusión. Ya de antes, imaginate ahora.

    No es asi, has resumido mi infumable texto en 4 frases sin desperdicio.

    Martin Cid, criticar así, chico si tan claro lo tienes iluminanos. El artículo es bueno y da un punto de vista muy acertado, el del intermediario. Y como los intermediarios de toda la vida, en vez de adaptarse quieren vivir del nuevo, como los mafiosos de antaño.

    Guimi, completamente de acuerdo,

    David, te mereces que te digan que tú si que nos estas informado de nada.
    ¿Pero tu te crees que google solo gana dinero con publicidad o adwords? madre mía!!!
    Todo tu argumento queda reducido a cenizas con una simple pregunta….
    ¿Ganan algo los centros comerciales con baños gratuitos?

    Google es mucho más de lo que tú ves a través de tu pantalla.

    03 marzo 2014 | 12:21

  8. masquemedios

    Gracias por los comentarios.

    Gracias “Internet existe antes que Google”; creo que, por el trabajo que hago desde hace muchos años (desde antes de Google, e incluso desde antes de Internet y en el negocio de Internet desde hace casi veinte años) tengo bastante información y me parece injusto que me dijeran indocumentado.

    El post pretendía introducir en la polémica otro punto de vista que no se suele tener en cuenta. Pero está claro que en esta polémica cada bando cree tener toda la razón y no deja ni el más mínimo atisbo para la otra parte. Así nunca se entenderán.

    03 marzo 2014 | 12:53

  9. Dice ser Laura L.

    Tras el cierre de Series Yonkis y las que aún quedan por llegar, sin lugar a dudas hay que dar la enhorabuena a los que hablaban de forma cínica de la Ley Sinde como causa de la pérdida de la neutralidad en la red, y como la causante de beneficiar los intereses de las grandes compañías distribuidoras audiovisuales, las grandes beneficiadas con este regresivo y abusivo anteproyecto de ley. En unos medios de comunicación manipulados hasta la náusea, en un sector cultural en muchos casos demasiado acomodaticio con la concesión de ciertos privilegios mercantilistas, y en un servicio el de telecomunicaciones, intervenido y cercenado, lo único que queda por concluir es que este país nuestro no es más que una patética reproducción de los vicios y abusos medievales, y es que España es cierto que no puede presumir a lo largo y ancho de su historia de ser un país que respetara los derechos y libertades fundamentales, hoy cercenados y vulnerados, bajo la excusa peregrina y cínica de “la protección de los derechos de autor”. La neutralidad en la red ha muerto definitivamente, en medio de una situación socioeconómica deplorable gestionada de forma regresiva por un ejecutivo que ha contribuido como nunca a destruir la débil cohesión social preexistente (el país después de Letonia con mayor índice de desigualdad), favoreciendo intereses mercantilistas y financieros a expensas de derechos y libertades fundamentales, sublimados con la aprobación por RD (como todas las medidas adopatadas hasta el momento), de leyes como la predemocrática Ley de Seguridad Ciudadana, en un país por totro lado ya muy expoliado, humillado y defraudado (mediante un programa electoral que como sabemos no sólo no se ha cumplido sino que además se han acometido medidas opuestas a lo prometido), incapaz de poder regenerar su propia democracia, dado que con la corrupción institucional actual reinante, los verdaderos demócratas se han visto silenciados por una burorrepresión a la que han contribuido de forma bastante cínica ciertos medios de comunicación que en su momento censuraron auténticos movimientos democráticos ciudadanos (pacíficos, ajenos a la violencia institucional reinante puesta de manifiesto con la Ley de Seguridad Ciudadana) como el 15M, cuyas reivindicaciones si respondían a los derechos y libertades que nuestra desvirtuada y desdibujada Constitución defendía.

    Enhorabuena por lo votado, e insisto, una cosa es lucrarse con derechos de autor legítimos, y otra muy diferente convertir el único medio realmente democrático y participativo que restaba (la Red) en una censura sin precedentes, un reducto o apéndice más de esta dictadura plutocrática que nos asiste, no hay nada como hacer propaganda falsa, engañosa y clientelista (hablando con cinismo de la “salida de la crisis”, tras los anuncios realizados hoy por las instituciones que dan soporte ideológico a este corrompido sistema ultraliberal nuestro), para seguir anestesiando a una población empobrecida y humillada, que ha visto cómo en poco más de 2 terroríficos y regresivos años de legislatura se han dinamitado sin rubor y a golpe de RD, derechos sociales básicos, beneficiando con ello un sistema económico y financiero abusivo, injusto, corrupto y profundamente falso, pues con esta medida cínica, inquisitorial y regresiva, se pone la guinda a la senda de recortes democráticos que lleva padeciendo este país, a cambio de una salida de la crisis irreal, y cuyas víctimas (clase media y obrera, las únicas que mantienen los abusos de ciertas élites que viven al margen de la ley fiscal, administrativa y penal, como bien ha quedado demostrado en los propios medios oficialistas), han sido expulsadas de ese falso y darwinista paraíso artificial, llamado (cínicamente) libre mercado.

    Y ya en lo que se refiere a la industria audiovisual de las últimas décadas con o sin censura en la Red, nada puede perturbar un hecho incuestionable, la pérdida de consumidores en las salas de cine de turno, se debe más que a la piratería (la consecuencia de ello), a la mediocridad de un sector, el audiovisual incapaz de ofrecer buenas alternativas en la gran pantalla o en la industria musical. Esta ley no va a suponer una mejora en en la creación de puestos de trabajo en esta industria, sólo es un nuevo pero despiadado intento por imponer la censura institucional en este medio, coartando con la excusa cínica e hipócrita de los derechos de autor a contenidos que son incluso de carácter meramente informativo (bueno la versión “filtrada” de los mismos, porque como ya sabemos, la información que se nos muestra en ciertos medios oficialistas es en el mejor de los casos dignos de un guión de Disney, especialmente en España, un país cuyos medios de comunicación públicos recuerdan a tiempos supuestamente superados -TVE, Canal 9, Telemadrid-). Puede que se acabe con la crisis económico-financiera que el propio sistema ha vuelto ha generar (ya que es inherente a su existencia), puede que la propaganda partidista patria apoyada por las mismas instituciones internacionales que fueron incapaces de controlar las causas de dicha crisis (BCE, FMI) ayuden a silenciar y anestesiar aún más a este expoliado país, pero lo que a nadie con un mínimo de dignidad y de conciencia democrática puede cuestionar es que España tardará mucho, muchísimo tiempo en poder ver la “luz al final del túnel”, porque las crisis económicas tardan más o menos tiempo en superarse, pero la crisis social (casi 6 millones de parados, según la EPA) y democrática es tan profunda que ni la mejor propaganda hollywoodiense va a poder maquillar. España no es una democracia, es un protectorado colonial desdemocratizado y plutocrático, siervo de intereses corporativos, financieros y audiovisuales, cuya red ha dinamitado para siempre un medio que se concibió para la participación libre y realmente democrática de unos usuarios que ahora tras esta nueva ley mordaza del PP, ven subyugados sus derechos como consumidores y usuarios. Sólo espero que las compánías de telecomunicaciones no sean las más perjudicadas, porque sin duda este nuevo y duro cerrojazo institucional va a suponer sin duda la baja de sus clientes de muchos servicios en la red, ya que esta era ya de por sí cara, si a ello le añadimos que como sabemos se están vulnerando vía Google y Windows derechos y libertades fundamentales (secreto de las telecomunicaciones, privacidad), todo ello supone un ataque al núcleo esencial de este medio. Una vuelta de tuerca más a esta burorrepresión institucional, ni Welles (con su “Guerra de los Mundos”) podría haber relatado mejor el estado de excepción en el que nos encontramos, así se mata lentamente la democracia virtual, puesto que la real ya sabemos que ha dejado de existir desde hace más de dos años.

    04 marzo 2014 | 05:52

  10. Dice ser Jorge

    Dice ser Laura L., totalmente de acuerdo con ud, la nueva Ley de Propiedad Intlectual es la constatación de que vivimos en una época inquisitorial, cuyo mecanismo de sometimiento es el dinero y quienes lo detentan, que lo “administran” a expensas de una democracia vaciada de contenido, utilizada como coartada institucional para disfrazar lo que en realidad es como bien dice, una “dictadura plutocrática”, cuyas víctimas son los ciudadanos expulsados de sus derechos y libertades más básicos, tras la aprobación por RD de medidas cuanto menos predemocráticas. No soy de descargar ningún tipo de película o cd de música, pero desde luego, tampoco estoy dispuesto a pagar un servicio tan vaciado y desvirtuado como internet, cuyo servicio sin duda como puso de manifiesto Assans y el mismo Snowdern, no está dirigido en la actualidad a reforzar el derecho de información libre y plural de sus cada vez más sometidos ciudadanos.

    Estas son las consecuencias de haber concedido la mayoría absoluta a quienes como bien apunta, han dinamitado en más de 2 años el estado social que consagró nuestra Carta Magna, acabando con la cohesión social en recortes en educación, sanidad, servicios sociales, dependencia, jubilación, recortes salariales a través de la reforma laboral aprobada, a lo que hay que añadir un deterioro democrático sin precedentes, empezando por unos medios de comunicación oficialistas que sirven de altavoz público de quienes detentan la representatividad de la soberanía popular, los mismos que la han desactivado vulnerando los pilares más básicos de la misma (división de poderes invadida, ley de seguridad ciudadana acabando con el derecho de manifestación), o bien desvirtuando sin precedentes la finalidad para la cual están destinados los medios de comunicación públicos (TVE, Telemadrid), que en realidad sirven de forma escandalosa a un partido cuya legitimidad popular ha sido autoquebrada por un incumplimiento sistemático de sus propio programa electoral por no hablar de la corrupción acaecida en su seno, Bárcenas y Ghurtel mediante, cuyas víctimas no lo olvidemos han sido jueces que no han hecho otra cosa que su trabajo, servir a la ley (Silva, Garzón).

    04 marzo 2014 | 16:12

  11. Dice ser Pere L.

    Inquisición en el Siglo XXI:

    Qué cosas prohíbe la nueva Ley de Propiedad Intelectual

    La reforma perseguirá a las webs de enlaces, y prohíbe copiar contenido digital
    Facilita que los agregadores de noticias (Google News, Feedly) paguen a los editores de contenidos (periódicos) por las noticias que recopilan
    España está a punto de volver a entrar en la lista negra de la piratería

    El copyright y la propiedad intelectual es uno de los temas candentes de nuestra democracia. Sucesivos gobiernos han reformado y contrarreformado leyes, que no han servido para nada, con auténticos despropósitos como el Canon Digital (cobrar por el pirateo de música a quien sólo graba sus textos personales en un disco), o medidas que luego no se han atrevido a aplicar, porque restan votos…

    Ayer viernes 14 de febrero, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, y el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ignacio Wert, presentaron el anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que aún tiene que pasar por el Congreso. Aunque dada la mayoría absoluta del Gobierno, parece un mero trámite.

    Qué prohíbe la Ley de Propiedad Intelectual

    Una lista que, por otro lado, crean los que cobran por los derechos intelectuales, claro… Pero es una lista que usan los gobiernos para aplican sanciones y limitar acuerdos comerciales.

    Otra cosas son los precios, claro… Especialmente en tiempo de crisis.

    ¿Qué novedades aporta la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual?

    ¿Qué cosas prohíbe a la hora de descargar o compartir música, películas o libros en formato digital?

    Las claves de la nueva Ley

    Ley de Propiedad Intelectual

    * Reducción de la copia privada

    Se limita la copia privada, que queda reducida a la siguiente definición: uso privado sin fin comercial en soportes físicos en CD y DVD, y grabaciones de radio y televisión.

    Queda fuera el contenido digital. Así que parece que las copias digitales no se consideran privadas. No son tuyas, son una licencia, y por tanto no se pueden copiar ni compartir.

    Es una medida que no ha gustado a los usuarios: nada de lo que compres digitalmente es tuyo ni se puede compartir. Ni a la SGAE, porque la música y el cine digital no entra en la copia privada, y por tanto no recibirán su pago por compensación por copia privada, quedando reducido a los soportes físicos, que cada vez venden menos.
    * Acoso a las webs de enlaces

    Se regulan los buscadores especializados y las webs que ofrecen enlaces a descargas de música, película, u otro contenido, aunque dicho contenido no esté alojado en esas páginas.

    Ahora enlazar a contenido ilegal, aunque no sea tuyo, es delito. No entran en este concepto los servicios que son herramientas neutras, como los buscadores genéricos.

    La Comisión de la Propiedad Intelectual podrá pedir que se quiten listas completas de títulos, y no sólo cursar peticiones obra a obra, como hasta ahora.

    Las sanciones aumentan, con multas de entre 30.000 y 300.000 €, y tras varios avisos, se ordenará su cierre. Las penas de cárcel suben hasta los 6 años de prisión si se demuestra que hay ánimo de lucro.
    * Anunciantes y sistemas de pago electrónico, culpables

    También se multará a anunciantes que ponen publicidad en dichas páginas, y a las empresas de pago electrónico que facilitan algún servicio relacionado con las descargas ilegales.
    * Persecución via civil

    Cuando la ley se apruebe, se podrá perseguir a las webs que ofrecen contenido ilegal por la vía civil, sin necesidad de recurrir a la vía penal, más lenta y complicada.

    Se podrá pedir a los jueces que identifiquen a los infractores. Antes sólo se permitía en casos graves de piratería.
    * La tasa Google

    Es la gran novedad de esta reforma. Los agregadores de contenido (webs que recopilan noticias, como Google News) ganan mucho dinero a través de la publicidad, usando contenido creado por otros. El Gobierno pretende obligar a este tipo de servicios a pagar a los editores de contenido (los que escriben las noticias). Es lo que ya se conoce con el nombre de Tasa Google.

    No será un canon fijo, pues dicho pago se llevará a cabo sólo si el editor lo pide, y deberá negociarlo con el agregador de contenido. Sólo si no llegan a un acuerdo, el gobierno impondría dicho pago.

    Claves y polémicas de la Tasa Google. ¿Podrá aplicarse?

    *Extensión del copyright

    Se extienden los derechos intelectuales de la música que contenga letra, de los 50 a los 70 años.
    * Más transparencia

    Nuevos organismos controladores velarán por la transparencia de la SGAE y otras entidades de gestión de derechos intelectuales.
    *Ventanilla única

    El Gobierno pretende crear una entidad única que gestione todos los pagos de derechos de copyright, agilizando los trámites y reduciendo costes.

    ¿Qué está prohibido hacer?

    Puede que hacer una copia a tu hermano de una película en bluray que has comprado, para que la pueda ver en el móvil, te parezca algo natural. Pues bien, para la nueva LPI, es delito. Descubre qué otras acciones se consideran ilegales.

    * No puedes crear una web con enlaces a música o películas protegidas por copyright, aunque dicho contenido no esté alojado en tu web y tu no sepas lo que contienen los enlaces.

    * No puedes crear un buscador especializado en localizar películas, música, u otro contenido protegido.

    * Si eres una empresa, no puedes poner publicidad en webs que ofrecen material ilegal, bajo pena de multa.

    * No puedes copiar una película o canción a un familiar o amigo en digital. No puedes hacer copia de nada que sea digital, porque la copia privada queda restringida al formato físico. Lo digital no es tuyo, es una licencia de uso.

    * Prohibido colgar enlaces a material protegido en foros o blogs, aunque ese material no sea tuyo. Si cuelgas el enlace tu eres responsable.

    * No puedes publicar fotografías protegidas por copyright sin autorización.

    En resumen, la nueva ley considera ilegales a las webs con enlaces de descargas y streaming protegido, aunque no alojen dicho contenido. Son las más populares en nuestro país.

    Además se elimina el concepto de copia privada en el mundo digital. No puedes compartir contenido digital que esté protegido, aunque lo hayas comprado y se restrinja a tu entorno privado.

    ¿Significa eso que van a poner una multa a todo el que comparta un enlace a contenido protegido? No. Pero tienen potestad para hacerlo cuando alguien llame demasiado la atención…

    Con esta ley no se cierra el tema, pues el propio ministro de Cultura ha anunciado que, antes de que acabe la legislatura, habrá una reforma aún más profunda.

    Esto no es una ley es un atropello contra los derechos de los usuarios de los servicios de telecomunicaciones. Otro peaje más a una sociedad hastiada, humillada y empobrecida donde la impunidad institucional y la corrupción es el pan de cada día. Así se acaba con internet y con el derecho de información, la ley es un atentado en toda regla contra los derechos y libertades de la C.E., y beneficia a determinados lobbies (pseudo)culturales, mediáticos (oficialistas, cuya credibilidad se sabe desde hace mucho tiempo que es nula), que han visto en esta ley la perseveración de los vicios mercantiles más ancestrales.

    Pero se olvidan de un pequeño gran detalle, el consumidor va a darse de baja de estos servicios no sólo porque son muy cartos, sino porque ahora están intervenidos de forma infame por un poder el ejecutivo que se ha saltado los trámites parlamentarios y la división de poderes para una vez más imponer por RD una medida regresiva y contraria al uso de los servicios de telecomunicaciones, facilitando las sanciones administrativas y penales correspondientes sin pasar por el oportuno y necesario trámite jurisdiccional, pero son los tiempos en los que vivimos marcados por una dictadura plutocrática, y una cada vez más irrespirable burorrepresión institucional.

    Enhorabuena por lo votado, suscribo totalmente lo dicho antes por otros compañeros con un mínimo de conciencia crítica con esta defunción de la red. Descanse en paz la misma.

    04 marzo 2014 | 16:45

  12. Dice ser Jorge P.

    Comentarios que arrojan luz al último ataque contra Internet.

    La cosa no va de propiedad intelectual, no va de derechos de autor ni de entidades de gestión. Es mucho más serio y retorcido: un auténtico caballo de Troya de la censura y el control mediático en Internet.

    Esta ley lo que pretende es cargarse cualquier sitio web independiente, que difunda noticias y artículos que normalmente pasan desapercibidos, que genere corrientes de opinión y comentarios.

    En definitiva cualquier web con una masa de usuarios críticos, que hagan uso de noticias de actualidad, cuyos debates y comentarios estaban fuera del alcance de la represión del gobierno, al contrario que los mass media.

    Foros, agregadores, blogs, redes sociales… no se podrá enlazar ni citar a menos que pagues, lo que minimiza la capacidad de difusión, demostración y discusión de artículos y noticias actualidad, justo lo que le interesa ahora mismo al gobierno y otros allegados.

    Nos enteramos del anteproyecto en la misma semana que descabezan a El País y El Mundo. Blanco y en botella.

    04 marzo 2014 | 17:20

Los comentarios están cerrados.