BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Nativos táctiles

Han pasado ya mas de diez años desde que Marc Prensky dividió a la humanidad entre nativos digitales e inmigrantes digitales.

Las personas nacidas a partir de mediados de los años ochenta se encontraron muy pronto con un videojuego entre las manos, no encontraron ningún problema en programar un vídeo y abordaron los ordenadores sin el miedo de borrar alguna informacioón importante. Si encuentran un botón trastean con él sin miedo hasta que descubren para qué sirve. Son los nativos digitales, hablan su propio idioma; lo digital ha crecido con ellos y no tienen ningún problema para entender ese lenguaje.

En cambio los que tuvimos que convivir con los primeros ordenadores o los primeros aparatos digitales, que en alguna ocasión borramos un fichero importante por apretar el comando equivocado, nunca llegaremos a vivir lo digital con naturalidad. Es, más o menos, como cuando se aprende un idioma ya de mayor: por mucho que progresemos siempre se nos notará en el acento o en los giros equivocados que ese no es nuestro idioma nativo. Lo queramos o no somos inmigrantes digitales.

La llegada de las pantallas táctiles ha supuesto un nuevo corte. Los niños que han nacido en estos últimos años saben que moviendo su dedo sobre una superficie pueden interactuar con ella, ampliar la imagen de la pantalla, cambiar de imagen o desplazarse hacia unos contenidos diferentes. Todos hemos visto a niños de corta edad desconcertados al ver que desplazando su dedo por la pantalla de un teléfono antiguo (de hace tres o cuatro años) no pasa nada.

También son habituales los vídeos en los que un niño tras utilizar un iPad se desespera con su revista en papel al ver que no reacciona ante sus movimientos.

¿Acabaremo llamando a las personas nacidas a partir de 2007 nativos táctiles?

9 comentarios

  1. Dice ser Alfredo

    Pues los quinceañeros, los supuestos “nativos digitales” que controlan la tecnología no hacen más que meterse en problemas por culpa de, no por no saber usarla, sino usarla fuera de contexto o sin percepción de las consecuencias.
    Todos los virus que quieras porque pinchan en cualquier sitio que ponga “gratis” o “regalo”, hacen vídeos de sus gamberradas, peleas, delitos o encuentros sexuales y los ponen al alcance de cualquiera sin pensar en si es correcto o no,.
    Para mí serán “nativos digitales” pero son unos “tontos nativos digitales” (en general)

    12 mayo 2013 | 23:52

  2. Dice ser JJ

    Pienso igual que el primer comentario.

    Yo soy de 1976, ingeniero informático, manejo máquinas desde 1984, máquinas de 64 Kbytes, máquinas que había que tener interés real en aprender a manejar, a programar y a sacarles el jugo. Nada te lo daban hecho, te buscabas la vida para hacer funcionar tal o cual programa grabado en una cinta de cassete y que tardaba 45 minutos en cargar para luego darte “Read Error B”…. Estudié electrónica e informática, me formé en todo tipo de tecnologías.

    ¿ Cuál es mi opinión de muchos “nativos digitales” ?

    Que los chavales lo tienen demasiado fácil hoy todo: la tecnología que han inventado unos pocos muy inteligentes (inmigrantes digitales) hace que cualquier borrego (nativo digital), parezca listo por mover el dedo por una pantalla, pero es todo un espejismo.

    Trabajo en la Universidad y me da vergüenza ajena la gente joven lo poco que saben buscarse la vida: sólo saben protestar sin informarse de muchas cosas, exigir pero esforzarse muy poco, mover el dedo por una pantalla, usar sistemas de interfaz gráfica y darle a todo Aceptar. Para darle a todo Aplicar, Aceptar, no hace falta ser ni ingeniero ni tener unos grandes conocimientos. Por supuesto el Coeficiente Intelectual necesario tampoco es muy alto que digamos. ¿ Problema desde mi punto de vista ? Que cuando a golpe de click o a golpe de táctil algo no funciona, ya no hay más. El “nativo táctil” no tiene ni pajolera idea de tecnología, sino de usarla en condiciones ideales (cuando todo funciona como se espera). No son capaces (en general), de resolver un puñetero problema si la interfaz gráfica (táctil o no) de turno ya no responde como debe. Eso de las interfaces de modo texto (aparentemente anticuadas pero infinitamente más potentes si se saben manejar) es ciencia ficción, piensan que es algo del pasado, pero nadie de estos “niños digitales” sabe ni aprovecharlas ni manejarlas. No serían capaces de “salvar” un sistema sobrecargado sin apagarlo del botón de encendido, un servidor de datos al borde del colapso con una simple conexión SSH o un acceso por puerto serie por tener miles de procesos zombies que se comen los recursos del sistema.

    Estos niños digitales no me sirven. En la década de 1960, Xerox (primer empresa creadora de interfaces gráficas, copiadas posteriormente por Apple y mucho después por Microsoft), ya experimentó con monos manejando un ratón y éstos, sin la supuesta inteligencia humana, eran capaces de manejar intuitivamente un sistema a golpe de ratón.

    ¿ Conclusión ? Mucho nativo digital pero gente muy poco formada en qué sustentan realmente las tecnologías que manejan, cómo resolver problemas no habituales mediante herramientas o interfaces no habituales, imprudentes y peligrosos en el manejo de sistemas (instalan virus y troyanos por doquier) y, sobre todo, muertos laboralmente en tecnología: manejar una pantalla táctil o una interfaz gráfica a golpe de ratón o dedo, lo hace cualquier hijo de vecino, no hace falta ni una inteligencia privilegiada ni aporta valor añadido al individuo, pues hay millones que pueden hacer ese trabajo como ellos. Tampoco pueden esperar grandes sueldos por hacer algo que pueden hacer millones de individuos como ellos.

    El que tendrá salida laboral será ese “inmigrante digital”, ese de años 1970-1980 que lleva 25-30 años con ordenadores, que ha visto la evolución tecnológica, o bien ese chaval joven que está dispuesto a aprender, y que lo mismo le da una terminal de texto mediante un viejo teclado con conexión serie RS-232 o la más novedosa pantalla táctil de un smartphone LG Optimus G con tecnología IPS True HD y corning Gorilla Glass 2. Recuerden: valor añadido. El que hace lo que muchos millones son capaces de hacer, no deja de ser un “nativo digital del montón”, idénticamente a que un español hable bien su idioma en su país: no aporta nada a su Currículum Vitae. Se da por hecho.

    El inmigrante digital, en general, sabe buscarse la vida y aunque no sea nativo, no es problema. Se adapta como camaleón a la evolución tecnológica. El nativo digital de la “era táctil”, con todo hecho desde su más tierna infancia, de momento no me demuestra (en la gran mayoría de casos) que sea capaz de buscarse la vida (aunque no dudo que va a tener que hacerlo en el futuro para sobrevivir a la jungla tecnológico-laboral en la que va a vivir el resto de su vida).

    13 mayo 2013 | 00:40

  3. Dice ser Carla

    La frontera es mucho mas difusa, no hay treintañero que no se pase el día con su ipad o iphone o lo que sea dándole a la pantalla digital. Y mi madre con casi 80 también se maneja bastante bien.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    13 mayo 2013 | 08:12

  4. masquemedios

    Me parece muy interesante el debate que plantean Alfredo y JJ. Esas nuevas generaciones que tienen resuelta su relación con los aparatos no saben en muchos casos qué están haciendo ni las consecuencias de lo que hacen.
    La distancia será aún mayor entre los nativos táctiles.
    Creo que esa es la realidad y no tiene por qué ser buena o mala. Muchos de quienes conducimos no sabemos nada (o casi nada) del funcionamiento del automóvil, así que nos tenemos que poner en manos de los mecánicos, que esperamos que sí sepan mucho.
    Manejar ahora un ordenador o un móvil no tiene mucho que ver con conocer cómo funciona.

    13 mayo 2013 | 09:17

  5. Dice ser Lola

    Soy una inmigrante digital, me apaño con mi viejo ordenador y mi teléfono sigue siendo bien antiguo. Creo que está bien aprovechar las nuevas tecnologías, pero ver que un chaval no es capaz ni siquiera de sumar sin ayuda de una calculadora es bien triste.

    13 mayo 2013 | 10:59

  6. Dice ser skalo

    Lo cierto es que saber manejar una interfaz superchuli no te hace experto en informática; y los chavales de hoy en día que manejan esas interfaces suelen no tener ni puta zorra de lo que ocurre en la máquina en realidad, y son incapaces de buscarse la vida ante problemas tecnológicos.
    La informática es mucho más que tocar botones para esperar resultados, hasta un mono fumado de yerba podría manejar la interfaz táctil de cualquier tablet, eso no es meritorio.
    Me pregunto cuántas personas a día de hoy podrían definirte con precisión lo que es Internet. Realmente muy pocas te dirán algo con sentido.

    Anecdota 1:
    Le pregunté a un chaval de 14 años qué quería ser de mayor. Me dijo: “Quiero ser profesor de informática”. Hombre muy bien le contesté: ¿Qué quieres enseñar? ¿Programar, sistemas, comunicación?. Y me suelta: “Quiero enseñar a los viejos a manejar el ordenador”. Tócate los cojones mariololes. Igual les enseña mejor el puto manual.

    Anecdota 2:
    Le pregunto a una chica de 24 años: “¿A qué te dedicas?”. “Soy profesora de informática” me responde. Ah, muy bien “¿Qué algoritmo PGP me recomiendas para cifrar un correo?”. Le pregunto. “¿Qué es eso?, yo solo le enseño a los viejos a manejar el Excell”. Toma geroma pastillas de goma.

    13 mayo 2013 | 11:15

  7. Dice ser pepe leches

    Que tonteria !, todos somos nativos tactiles !

    13 mayo 2013 | 13:20

  8. Dice ser JJ

    “Masquemedios”. Tienes razón pero puntualizo: un conductor que nada sabe de mecánica (que ya tiene obligación de saber algo pues los nuevos permisos de conducción así lo exigen, al menos tener ciertos conocimientos teóricos de mecánica y mantenimiento básico del vehículo a motor), no se llama a sí mismo “Mecánico” ni “nativo mecánico” por conducir un vehículo a motor.

    Sin embargo, como bien comentan otros colegas del foro, muchos de los que manejan una interfaz gráfica y táctil sí se definen como “profesores de informática” por enseñar a manejar Excel (una aplicación de gestión de hojas de cálculo) y a eso le llaman “ser informático”.

    Yo conduzco mi coche, sé algo de mecánica (algo), sé al menos cuándo debo cambiar el aceite, los filtros, los neumáticos, las pastillas de freno, cuándo hice el último cambio de correa de la distribución, etc… Es decir, no soy hábil como mecánico porque no me dedico a ello, pero sí tengo cierta idea del coche y, sobre todo, como conductor, soy responsable de saber cuándo debo llevarlo al mecánico, no sólo cuando se produce una avería, sino también para su mantenimiento rutinario y de seguridad (el cual evita muchas averías costosas). Es también responsabilidad del conductor pasar la preceptiva ITV y, en muchos casos, puede ser necesario el llevar el vehículo a un taller para su revisión.

    Todo esto que te hablo de coches, como es lógico, no significa que uno sea mecánico, sino que uno es conductor y “usuario más o menos avanzado de vehículos”. No se exige más a alguien que conduce pero no ejerce la profesión de mecánico.

    Lo mismo debería suceder con la tecnología: un chaval de 15 años muy hábil manejando su smartphone o su tablet, para mí no es ni profesor de informática ni informático ni “nativo digital” por el mero hecho del manejo, sino, a lo sumo, “usuario avanzado de smartphone o tablet”. Punto pelota.

    El problema de las nuevas tecnologías TIC (no ya tan nuevas), es que se presta (y ha prestado) a demasiada confusión entre los profanos TIC y, a diferencia de otros campos donde está bien clarito quién es quién (desmontar una caja de cambios normalmente sólo lo hace un mecánico pero manejar la palanca de cambios lo hace un mecánico y cualquier conductor), en nuevas tecnologías, manejar una pantalla táctil ya se asocia a “experto”, cuando para mí sólo se asocia a “usuario de pantalla táctil”. Un experto sería el que conoce las tecnologías que subyacen a su smartphone así como sus protocolos de comunicación y, en caso de ser posible, hasta la posible reparación de un equipo que está averiado. Si no es así, para mí de experto nada, a lo sumo “usuario avanzado”.

    13 mayo 2013 | 14:51

  9. masquemedios

    Es curioso hacia dónde ha derivado este debate. ¿Alguien ha dicho que los nativos digitales sean informáticos o “expertos en informática”?
    Yo pienso justo lo contrario: cuanto más sencillo sea el interfaz menos experto se necesita ser para manejarlo.
    Eso ahondará la brecha que hay entre los que sí saben de informática y los que simplemente la usan.
    Siguiendo con la metáfora de los coches: los primeros conductores sabían mucho de mecánica porque los coches se averiaban mucho y la avería podía producirse en cualquier sitio. Luego hubo dos o tres generaciones de conductores que entendían el coche y podían localizar (y a veces arreglar) una avería corriente. Ahora, con los coches plagados de componentes electrónicos, una amplísima mayoría de los conductores si nos falla algo abrimos el capó y nos quedamos mirando con cara de tontos sin saber qué hacer.
    Creo que los “nativos digitales” están mucho más lejos de saber informática que nosotros y que la mayoría de los “nativos táctiles” (si aceptamos esta nomenclatura) aún estarán más lejos.

    13 mayo 2013 | 19:03

Los comentarios están cerrados.