BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Pastoral americana

Aunque ya llevo varios días trabajando, vuelvo con mis lecturas de vacaciones.

¿Philip Roth es para el verano?

Podría decir que, como todos los buenos autores, es para todo tiempo, pero en mi caso parece haberse convertido en una lectura de verano. Después de tenerlo como asignatura pendiente durante varios años, el verano pasado me decidí: ya conté aquí que leí El mal de Portnoy y Lecturas de mí mismo.

Este año me compré en la Feria del Libro la Trilogía americana, un tocho de más de 1200 páginas que, así de entrada, asusta un poco. Pero pensando en leerlo por partes la cosa cambia.

De momento empecé por Pastoral americana. A través de la familia de un judío triunfador  nos narra la tragedia y la ruptura interior que supuso la guerra de Vietnam para los Estados Unidos.

El narrador es un compañero de colegio del protagonista, el Sueco Levov, un ídolo del baloncesto y de otros deportes al que siempre admiró (era el hermano mayor de uno de sus mejores amigos). Además el Sueco también ha triunfado como empresario en la empresa de fabricación de guantes que heredó de su padre.

Pero cuando recibe el encargo de escribir sobre este padre ya muerto, en su inmersión en la vida de la familia, descubre la tragedia en la que, en realidad, de ha convertido la vida del Sueco, cuya única hija ha dado el salto desde las protestas contra la guerra de Vietnam hacia la acción.

La guerra de Vietnam fue tremenda y los que ya éramos adultos en aquella época lo vivimos y lo recordamos así. Pero yo no sabía, o no recordaba, el peso que tuvo la respuesta interna, con miles de muertos por terrorismo dentro de Estados Unidos a lo largo de los casi quince años de guerra. Visto desde ahora, desde lo que ha llegado a ser Vietnam al cabo de los años y en lo que se ha convertido el socialismo real, se percibe además la inutilidad de todo aquel destrozo.

Pero, volviendo al libro, Philip Roth consigue aquí una magnífica novela que, casi con seguridad, ha sido mi mejor lectura de este verano.

2 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Noi pienso leer un tocho de 1200 páginas por mucho que me lo diga , apenas me queda tiempo para escribir mil veces cada día en mil encrucijadas …. CLICA SOBRE MI NOMBRE

    03 septiembre 2011 | 00:34

  2. Desde luego no hay nada como leer un buen libro en verano
    Ver comparativas de los mejores depositos a septiembre

    03 septiembre 2011 | 09:38

Los comentarios están cerrados.