Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘biblioteca electronica’

¿Puedo ser bibliófila y pro Google Books?

A quienes tenemos el corazón en forma de libro, las venas cargadas de tinta y el alma sedienta de historias no hay biblioteca ni librería que se nos escape. Es algo deliciosamente incorregible. Tanto que a mi, que me paso el santo día entre volúmenes en reginaexlibrislandia, la cosa me va a más.

Sí, queridos. Me temo que de haber nacido roedor de laboratorio más le valdría al científico de turno colocarme un buen libro al otro extremo del laberinto, porque dudo que reaccionara a cualquier otro tipo de estímulo no relacionado con la literatura.

Hablando con un colega de esta nuestra dulce enfermedad llegó un tercer librero con un recorte de periódico. Venía visiblemente exaltado, y antes de que pudiéramos decir nada él descargó toda su rabia perfectamente dosificada en once palabras:

” GOOGLE PAGA 96 MILLONES DE € POR COLGAR LIBROS EN INTERNET”

Después plantó el papel sobre mi escritorio y se cruzó de brazos, como esperando nuestro inminente estallido de ira. El texto decía:

Librero2: ¿Y BIENNNNNN? ¿NO DECÍS NADA?Librero1: Pues que se veía venir.

Regina: Sí, llevaban dándole vueltas mucho tiempo.

L2: ¡Pero que se van a liar a colgar librossssssss!

Regina: Ya, ¿y qué? ¡Vaya novedad!

L1: Sí, mucho están tardando, de hecho.

L2: ¡Que a este paso se cargan las librerías, y os recuerdo que Reginaexlibrislandia es una LIBRERÍA! ¡Y nosotros LI-BRE-ROS!

R.: Si, querido, pero por eso no moriremos. Es como si dijeras que las bibliotecas públicas son una gran amenaza para nosotros. ¡Nada más lejos de la realidad!

L1: ¡Claro, hombre! A mi me parece perfecto que se optimice la tecnología para que todos, TODOS, tengamos acceso a los libros.

R.: El libro es un objeto de culto, algo táctil, mágico… puedes bajarte cien títulos o leer on line otros cien, pero si te gusta la literatura siempre te comprarás alguno. Es el mismo debate que con los libros electrónicos.

L1: Sí, o como cuando decían que la prensa on line acabaría con las ediciones en papel.

R.: ¡Exacto! Son soportes que coexisten, y por mucho que nos duela no puedes ir contra el viento…

L2: Yo no lo veo tan claro, si tienes un libro ahí, a un golpe de ratón, ¿para qué demonios se lo comprarían?

R.: Para tenerlo… es un objeto. Un libro es la historia que contiene, pero también el momento en que se lee, el olor de las páginas, la portada. Todos los elementos enriquecen la experiencia lectora.

L1: ¡Si! En un momento dado es maravilloso saber que tienes acceso inmediato a tantísimos libros. Pero dudo que por eso la gente deje de acudir a las librerías ni a las bibliotecas físicas.

L2: Ojalá me equivoque, pero mirad lo que pasa con la música y cada vez más con el cine…

R.: Mira, L2, el peor enemigo de las librerías es el propio mercado editorial, cómo se fabrican best sellers y se modela el apetito lector de la gente a base de campañas mediáticas. Los libros son cada vez peores, los títulos cada vez se descatalogan antes porque el mercado está saturado de basura… y así es como la gente realmente cada vez comprará menos libros.

L1: ¡Exacto, ese es el quid, Regina! Pero para eso estamos nosotros…

R.: Sí, nosotros y que mientras haya bibliófilos como nosotros habrá esperanzas libreras…

Y así pasamos la tarde. Cuando llegó el momento de echar el cierre me

quedé contemplando mis confines. Baldas cargadas de letras, de vida. Maravillas encuadernadas, impresiones de aventuras, de pasiones -altas y bajas-, de viajes, de introspecciones. Mares de letras por surcar.

Y me dije de nuevo eso de:

‘Sí, Regina cielo, sin duda mientras quedemos bibliófilos habrá esperanza librera’.

Y vosotros, reginaexlibrislandianos de pro y bibliófilos de corazón, ¿creéis que es posible amar los libros y ver en Google Books o similares una iniciativa positiva? ¿Terminarán las bibliotecas digitales abiertas con las librerías? ¿Dejaríais de compraros un libro si lo tuvierais disponible a un golpe de click?