Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘supermercados’

El cambio del plástico por el papel no es la solución

La organización Greenpeace sigue trabajando para presionar y convencer a las marcas y supermercados a que renuncien a las capas y capas de plástico que envuelven los alimentos y que tardan cientos de años en degradarse.

Aunque cada vez más personas son conscientes de los problemas que genera el plástico en el medio ambiente y se esfuerzan en dejar de usar muchos de estos productos, la organización señala a las marcas y supermercados como “los verdaderos culpables” ya que en lugar de  ofrecer alternativas reales se limitan a disfrazar la situación con falsas soluciones que la organización ecologista enumera así:

1.- Del plástico al papel o cómo trasladar el problema a otro ecosistema: A primera vista parece una buena solución pero, ¿qué pasaría si ahora sustituimos los cientos de millones de envases de plástico que usamos al día en España por papel o cartón? Lo único que haríamos es trasladar este enorme problema a los bosques.

2.- “Biodegradable”: la nueva moda para el lavado de imagen: Aunque suena mejor y más natural, la realidad es que estas alternativas tienen prácticamente el mismo impacto que los plásticos convencionales: solo se van a degradar en condiciones muy específicas que no se dan en la naturaleza.

3.- Es de plástico pero… ¡reciclado o reciclable!: Solo se recicla el 9% de lo que se produce en todo el mundo. El resto termina en incineradoras, vertederos o directamente contaminando el medioambiente. Además, muchos productos supuestamente reciclables no lo son: por ejemplo, el reciclaje de los tetrabriks consiste en separar el papel y quemar el resto para conseguir el aluminio. ¿Y el plástico?

Greenpeace insiste a las marcas y supermercados para que eliminen los plásticos de un solo uso y pongan fin a esta “crisis masiva que han ayudado a crear”.

No más plásticos con nuestros alimentos

A pesar del grave problema medioambiental que supone la sobreproducción y consumo de plásticos de un solo uso, los supermercados siguen poniendo capas y capas de plásticos en los alimentos que nos venden, agravando este problema de contaminación.

Es lo que denuncia Greenpeace que hace unos días ha puesto en marcha una nueva campaña de firmas para pedir a los supermercados que eliminen los envases de plástico de un solo uso de sus productos.

Estos envases suponen un gran problema medioambiental, señala Greenpeace, para quien el problema sólo puede solucionarse de forma efectiva si se ataca  la raíz del problema: la producción y el elevado consumo de plásticos.

“Los supermercados tienen un papel crucial en esta situación, ya que la gran mayoría de sus productos están envasados y ofrecen escasas alternativas a las personas consumidoras. Sin embargo, los supermercados pueden cambiar la situación, ser líderes en esta batalla ambiental si comienzan a ofrecer productos a granel y otras alternativas a los plásticos”.

Efe verde

La organización ecologista señala que la producción y el consumo de plásticos sigue aumentando cada año a un ritmo alarmante, por lo que el flujo de estos materiales al medio ambiente continúa en aumento. Se estima que hasta 12 millones de toneladas llegan a los océanos cada año, y que el equivalente a un camión de basura acaba en el mar cada minuto.

“Los plásticos de un solo uso generan graves problemas en los océanos impactando en la fauna marina e indirectamente en el ser humano. Más de 550 especies de animales del mar ingieren objetos de plástico y/o se enredan con ellos, lo que obstaculiza su desarrollo vital y en algunos casos causa su muerte”.

Aunque el reciclaje se ha planteado hasta ahora como la mejor solución, se sabe que aproximadamente el 90% de los plásticos que se consumen no se reciclan. Más del 60% de todo el plástico que se ha producido hasta el momento continúa acumulándose en vertederos, o en el medio ambiente. La solución pasa por reducir la producción y el consumo de plásticos de un solo uso, pide Greenpeace.

En esto como en muchas cosas, España va a la cola de los países europeos. Los países que menos vertidos de plástico producen y echan al mar son los nórdicos, que fueron también los primeros que empezaron a cobrar por las bolsas de plástico.

El Gobierno español presentó septiembre pasado un proyecto de Real Decreto con el que se quiere prohibir la distribución gratuita de bolsas de plástico convencionales en tiendas y supermercados para 2020, fecha desde laque solo se podrán distribuir reutilizables y compostables. La norma impone cobrar por las bolsas de plástico entre 5 y 15 céntimos de euro, excepto las muy ligeras, que son las que se utilizan en pescaderías y fruterías de supermercados, hasta su prohibición definitiva en 2020. Sin embargo, el 1 de marzo no ha entrado en vigor este Real Decreto y ha sido aplazado hasta no se sabe cuándo.

Campaña de firmas.