Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

El cambio del plástico por el papel no es la solución

La organización Greenpeace sigue trabajando para presionar y convencer a las marcas y supermercados a que renuncien a las capas y capas de plástico que envuelven los alimentos y que tardan cientos de años en degradarse.

Aunque cada vez más personas son conscientes de los problemas que genera el plástico en el medio ambiente y se esfuerzan en dejar de usar muchos de estos productos, la organización señala a las marcas y supermercados como “los verdaderos culpables” ya que en lugar de  ofrecer alternativas reales se limitan a disfrazar la situación con falsas soluciones que la organización ecologista enumera así:

1.- Del plástico al papel o cómo trasladar el problema a otro ecosistema: A primera vista parece una buena solución pero, ¿qué pasaría si ahora sustituimos los cientos de millones de envases de plástico que usamos al día en España por papel o cartón? Lo único que haríamos es trasladar este enorme problema a los bosques.

2.- “Biodegradable”: la nueva moda para el lavado de imagen: Aunque suena mejor y más natural, la realidad es que estas alternativas tienen prácticamente el mismo impacto que los plásticos convencionales: solo se van a degradar en condiciones muy específicas que no se dan en la naturaleza.

3.- Es de plástico pero… ¡reciclado o reciclable!: Solo se recicla el 9% de lo que se produce en todo el mundo. El resto termina en incineradoras, vertederos o directamente contaminando el medioambiente. Además, muchos productos supuestamente reciclables no lo son: por ejemplo, el reciclaje de los tetrabriks consiste en separar el papel y quemar el resto para conseguir el aluminio. ¿Y el plástico?

Greenpeace insiste a las marcas y supermercados para que eliminen los plásticos de un solo uso y pongan fin a esta “crisis masiva que han ayudado a crear”.

Los comentarios están cerrados.