Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘hoteles’

Cómo volar por tres euros y alojarse en un hotel cinco estrellas por diez

Exprime Viajes es un portal web especializado en la búsqueda de tarifas error y ofertas de viajes puesto en marcha hace dos años por Vanesa Gómez, una periodista que decidió crearlo para inspirar a personas a viajar por el mundo a bajo coste.

No se trata de una agencia ni una operadora, sino una web donde Gómez publica diariamente y de forma manual ofertas y tarifas error que va encontrando para distintas fechas y diversos destinos.

Las tarifas error son esas superofertas de vuelos por 3 euros o noches en hoteles de cinco estrellas por 10 euros, de las que todos hemos oído y que son más una realidad que un mito.

Una tarifa error de un vuelo o de un hotel es un billete de avión o una reserva de habitación a un precio muchísimo más bajo de su valor. Generalmente, se debe a un fallo del sistema o a un error humano. Con la cantidad de vuelos y sistemas de reserva, los errores ocurren y son pasados por alto en muchas ocasiones por las compañías aéreas o agencias online, ya que es muy costoso y lleva mucho tiempo detectarlos.

Por ejemplo, Vanesa encontró un hotel de 5 estrellas en Maldivas por el increíble precio de 46 euros la noche. En este caso, es muy probable que a la hora de tarifar “se olvidaran” de poner un cero y en vez de 460 euros la noche que es lo que cuesta habitualmente, lo encontráramos por 46 euros.

Hay varias razones para que existan las tarifas error, entre las más importantes –dice Vanesa- están el problema técico en el sitio web de la compañía aérea o agencia online y los fallos humanos: no incluir el recargo por combustible; poner un cero menos en la tarifa; errores en la conversión de tarifas, errores en cupones promocionales; asignar billetes de clase Business a asientos de clase Turista…

La compañía aérea puede cancelar el vuelo o la agencia la reserva de hotel, por lo que Vanesa recomienda siempre esperar a recibir por email la confirmación de los billetes ante de hacer cualquier otra reserva como vuelos internos o visados.

En el caso de que hubiéramos realizado el pago y la aerolínea cancelara el vuelo, nos devolverían sin ningún problema el importe pagado. Recibiríamos un email con la explicación de que ese billete no puede ser vendido a ese precio, ofreciéndonos los vuelos a precio normal y reembolsando el importe pagado.

¿Se puede reclamar el billete a ese precio si lo cancelan? Sí, pero no se puede asegurar que obtengas algo. Si son muchos los afectados, es más sencillo, uniéndose en una reclamación conjunta.

Aprovechar estas tarifas error es totalmente legal. Vanesa tiene una gran experiencia tanto buscando estas tarifas error como viajera que ha volado y se ha quedado en lugares de todos los continentes a precios muy bajos.

Por ejemplo, con las tarifas error se puede encontrar vuelos de ida y vuelta a Tailandia por 7 euros y hoteles de lujo en Roma o Santorini por menos de 30 euros la noche, que normalmente están a precios superiores a 400 euros.

Ah, y un consejo: nunca llames a una línea aérea para notificar o preguntar acerca de una tarifa de error, se darán cuenta del fallo y cancelarán los billetes.

Las viviendas turísticas se han utilizado en 22 millones de viajes en los dos últimos años

La vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes en los dos últimos años (17,6 millones de viajes en 2015) y ha generado un impacto económico de 13.944 millones de euros en 2016 y 2017 (11.120 millones en 2015), según señala el 4º Barómetro del Alquiler Vacacional que acaba de hacer público HomeAway, la principal plataforma mundial en alquiler vacacional.

El estudio arroja datos relevantes en un momento clave para el sector en España y ofrece una comparativa respecto al realizado en 2015 que permite observar la evolución de los usuarios de viviendas vacacionales y/u hoteles tanto de los aspectos que ambos comparten como en los que difieren.

Como novedad, este estudio incluye la importancia de la distancia de los alojamientos respecto a los principales lugares de interés de las ciudades visitadas y un desglose más detallado del gasto por parte de los dos tipos de usuarios, los de la vivienda turística y los de los hoteles, señala Juan Carlos Fernández Pérez-Crespo, director general de HomeAway para el Sur de Europa.

Imagen de Homeway.

Entre las principales conclusiones del informe, destacan algunas como que la vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes en los dos últimos años (17,6 millones de viajes en 2015) y ha generado un impacto económico de 13.944 millones de euros en los dos últimos años (11.120 millones en 2015). También, ha aumentado la frecuencia de viajes realizados por los usuarios respecto a 2015y el uso de las webs especializadas en alquiler vacacional.

El barómetro 2017 se ha realizado sobre una muestra inicial de 16.197 individuos de 18 a 65 años de edad, pertenecientes al panel de Sondea, seleccionadas de forma intencional y proporcional a las cuotas de la población española según INE y en su elaboración  ha participado la Universidad de Salamanca.

Según otras conclusiones, de los residentes en España que contratan vivienda turística (VT) por ocio, el 84,4% contratan tanto este tipo de alojamiento como hoteles y el 15,6% contratan solo vivienda turística.

El número de viajes realizados en estos dos últimos años por usuarios de VT ha sido mayor (6,4%) que el de hoteles (5,7%), situación que ya se apreciaba en el informe de 2015. Los usuarios que simultanean tanto VT como hoteles hacen un mayor número de viajes (7,0), que los que utilizan en exclusiva hoteles (5,0) o VT (3,7). Comparado con 2015, la tendencia es viajar más veces, pero reducir la estancia media.

Quienes se alojan en VT contratan un mayor número de noches (5,5) que los que se alojan en hotel (3,3). La mayor duración de la estancia corresponde a los viajeros que solo utilizan VT (6,4). De igual forma, el número de personas que se alojan es mayor en VT (4,1) que en hoteles (2,8); el número más elevado corresponde a viajeros que solo utilizan VT (4,4).

La utilización de la VT aumenta en España (32,5% en 2017 frente a 27,2% en 2015) y sus principales usuarios son familia (51%), pareja (28,3%) y amigos (18,6%) mientras que en hoteles son parejas (52,0%) y familias (32,7%).

La satisfacción con el destino turístico supera los 4 puntos (4,2) sobre 5 para los usuarios de VT. En consonancia con la satisfacción, el deseo de repetir ese destino y el deseo de recomendación también superan ese valor; situación que ya se observaba en 2015, según el informe.

 

Si bien el precio y la ubicación siguen siendo los principales factores que marcan la elección del tipo de alojamiento, los usuarios de VT son más permisivos con la ubicación que los usuarios de hoteles (distancia y tiempo invertido para llegar a los principales lugares de interés). La ubicación a 20 o menos minutos a los lugares de interés concentra el 76,3% de las preferencias de los usuarios de VT, frente al 82,7% de los de los hoteles.

En cuanto al presupuesto, el usuario que se aloja en VT gasta más durante la estancia (477€) que el usuario de hotel (331€), situación que ya se observó en el informe de 2015 (483€ y 383€, respectivamente). El principal componente de ese gasto son las compras y consumiciones (comidas y consumiciones fuera del alojamiento, comestibles y otros productos para consumir principalmente en el alojamiento y otras compras de productos) que representaron el 56% de ese gasto en usuarios de VT y el 54% en usuarios de hoteles, lo que representa un aumento de 5 puntos porcentuales en VT y de 3 en hoteles si se compara con 2015.

En total se estima que, de media, el gasto por parte de los usuarios alojados en una VT es de 2.436 € durante toda la estancia (frente a los 1.339 € del hotel). De éstos, 533 € son del alquiler de alojamiento en VT (417 € en hotel) y 1.903 € de otros gastos vinculados a la estancia (923 € en hotel).

Informe completo

Un informe aconseja a los hoteleros acercarse a la economía colaborativa

Un estudio elaborado por la escuela de negocios Les Roches Global Hospitality Education, El futuro del emprendimiento en el turismo y la hotelería, ofrece a los hoteleros una hoja de ruta para no perder el tren de las posibilidades que ofrece la tecnología y la economía colaborativa.

El informe, publicado por Hosteltur, se centra en cinco tendencias que deberían tener en cuenta los empresarios del turismo: el uso de smartphones, la economía colaborativa en el negocio del alojamiento vacacional, la presencia de la tecnología, el peso del concepto ‘vivir como un local’, cada vez más extendido entre los viajeros, y el valor diferencial que está representando la gastronomía.

La revolución móvil de la última década ha convertido al teléfono inteligente en un ‘hotel por control remoto’ para manejar casi todo –señala el estudio-, que recuerda que en la actualidad hay más de 4.300 millones de usuarios de teléfonos móviles en todo el mundo que representan cerca del 60% de la población; y más de 3.000 millones utilizan las aplicaciones de mensajería.

Casa de Getaway.

En cuanto a la economía colaborativa, las recomendaciones se fijan en el modelo Airbnb, la plataforma turística basada en alojamientos particulares, que ofrece además servicios adicionales a sus clientes. Un estudio de Morgan Stanley predice que hasta un 23% de estos turistas elegirá un alojamiento de este tipo en lugar de un hotel.

Además, con la introducción de Airbnb Trips, la compañía está expandiendo su oferta de productos con tours y actividades locales, lo que conecta con otra de las tendencias que el estudio aconseja adoptar a los hoteles tradicionales: Vivir como un local que no significa otra cosa que conectar a los viajeros con habitantes del lugar que visitan para que vivan las mismas experiencias y costumbres.

Esta oferta ya la han adoptado algunos hoteles, que proponen a sus huéspedes relacionarse con locales e incluso colaborar con ellos en sus trabajos.

También aconseja el estudio introducir la oferta de alquileres compartidos, cuya principal referencia sigue siendo para los viajeros Airbnb, aunque ya existen experiencias de hoteles que ofrecen este servicio, como Onefinestay, un servicio de alquiler de casas de lujo que fue adquirido por Accorhotels en abril de 2016, o Getaway, que ayuda a los viajeros a encontrar y alquilar “casas diminutas” en espacios naturales.

Por último, el informe dice que la gastronomía ya no es sólo una característica para muchas empresas hoteleras, es el evento principal. Los resultados de este cambio han sido numerosos y en el ambiente actual de viajes ofrecer el menú de comida de sándwiches y cerveza embotellada ya no es suficiente.