Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘Barómetro’

El sector medioambiental, el más financiado por la banca ética en 2018

La evolución de las finanzas éticas en España continúa siendo positiva  y destaca sobre todo los préstamos concedidos por los bancos éticos en 2018 por un importe de 1.474 millones en 2018, un 16,31% más que el año anterior. El ector más beneficiado ha sido el medioambiental.

Esta es una de las afirmaciones del Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias 2018, realizado por el Observatorio  de las Finanzas Éticas, que se ha presentado esta mañana en Madrid y que muestra la evolución del sector durante el último año.

Este incremento del volumen de préstamos de las entidades éticas a la economía real contrasta con las cifras de la evolución de los préstamos concedidos por las entidades convencionales, según afirma el coordinador del Observatorio, Sergi Salavert.

La banca ética ha financiado sobre todo proyectos medioambientales.

El Observatorio ha reforzado la importancia de las finanzas éticas que hacen “una apuesta clara y única por la promoción de proyectos con un claro impacto social y ambiental positivo y que, al mismo tiempo, están integradas en las diferentes redes locales, estatales o internacionales de las finanzas éticas”.

En este sentido, el barómetro señala que la banca ética “está muy lejos de las actividades especulativas, la financiación de la industria de la guerra o la apertura de filiales en paraísos fiscales para eludir impuestos”.

Además, el ahorro ético ha sido de más de 2.200 millones de euros, un 2,11 % más que  el año anterior y hoy hay más de 226.000 personas usuarias de finanzas éticas en España.

El número de personas usuarias se ha reducido un 2,58% pero a pesar de esta disminución, el capital social de las finanzas éticas ha seguido creciendo y se ha situado por encima de los 191 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,45% con respecto al año anterior.

El informe señala también que la tasa de morosidad de las entidades de finanzas éticas fue del 1,68% en 2018, en contraposición con la de la banca tradicional, que se situó en el 5,81%.

Las entidades de finanzas éticas que operan en España han financiado proyectos de ámbito estatal e internacional. El sector más financiado, con un 40,64%, es el medioambiental, seguido por el sector social (22,84%) y el cultural (14,41%). El 22,11% restante corresponde a particulares y administraciones públicas. En cuanto a los proyectos  internacionales, el 76,16% de la financiación se ha hecho a través de microcréditos.

El mundo asegurador también forma parte del sector financiero y es, de hecho, un actor inversor clave, según los autores del Barómetro. Para incorporarlo al estudio se han utilizado como referencia aquellas entidades registradas con el Sello Europeo EthSI de seguros éticos. En este apartado, se muestra cómo los seguros éticos gestionan un volumen de primas de 637.753.230 euros y tienen inversiones realizadas que superan los 1.630 millones de euros.

En relación al volumen de pólizas, las entidades aseguradoras y mutualidades registradas por el Sello EthSI han gestionado más de 1,4 millones de pólizas durante el año 2018.

El Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias es una radiografía anual de la evolución de las finanzas éticas y solidarias en España. Desde su primera edición, el año 2007, se incluyen como entidades de referencia exclusivamente aquellas entidades que hacen una apuesta clara y única por la promoción de proyectos con un claro impacto social y ambiental positivo, el respeto y el cumplimiento de todos o la mayoría de los principios que definen las finanzas éticas y que, al mismo tiempo, están integradas en las diferentes redes locales, estatales o internacionales de este tipo de finanzas.

El Barómetro de las Finanzas Èticas 2018 ha tenido el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo y el Ayuntamiento de Barcelona.

El observatorio de las finanzas éticas es  un espacio de encuentro entre los diferentes actores del sistema financiero ético, promovido y coordinado por FETS-Finançament Ètic i Solidari, dedicado a la observación, el anàlisis y la elaboración de estudios de las finanzas éticas y de su impacto en la realidad socioeconómica catalana y del resto de España.

Las viviendas turísticas se han utilizado en 22 millones de viajes en los dos últimos años

La vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes en los dos últimos años (17,6 millones de viajes en 2015) y ha generado un impacto económico de 13.944 millones de euros en 2016 y 2017 (11.120 millones en 2015), según señala el 4º Barómetro del Alquiler Vacacional que acaba de hacer público HomeAway, la principal plataforma mundial en alquiler vacacional.

El estudio arroja datos relevantes en un momento clave para el sector en España y ofrece una comparativa respecto al realizado en 2015 que permite observar la evolución de los usuarios de viviendas vacacionales y/u hoteles tanto de los aspectos que ambos comparten como en los que difieren.

Como novedad, este estudio incluye la importancia de la distancia de los alojamientos respecto a los principales lugares de interés de las ciudades visitadas y un desglose más detallado del gasto por parte de los dos tipos de usuarios, los de la vivienda turística y los de los hoteles, señala Juan Carlos Fernández Pérez-Crespo, director general de HomeAway para el Sur de Europa.

Imagen de Homeway.

Entre las principales conclusiones del informe, destacan algunas como que la vivienda turística ha sido utilizada en más de 22 millones de viajes en los dos últimos años (17,6 millones de viajes en 2015) y ha generado un impacto económico de 13.944 millones de euros en los dos últimos años (11.120 millones en 2015). También, ha aumentado la frecuencia de viajes realizados por los usuarios respecto a 2015y el uso de las webs especializadas en alquiler vacacional.

El barómetro 2017 se ha realizado sobre una muestra inicial de 16.197 individuos de 18 a 65 años de edad, pertenecientes al panel de Sondea, seleccionadas de forma intencional y proporcional a las cuotas de la población española según INE y en su elaboración  ha participado la Universidad de Salamanca.

Según otras conclusiones, de los residentes en España que contratan vivienda turística (VT) por ocio, el 84,4% contratan tanto este tipo de alojamiento como hoteles y el 15,6% contratan solo vivienda turística.

El número de viajes realizados en estos dos últimos años por usuarios de VT ha sido mayor (6,4%) que el de hoteles (5,7%), situación que ya se apreciaba en el informe de 2015. Los usuarios que simultanean tanto VT como hoteles hacen un mayor número de viajes (7,0), que los que utilizan en exclusiva hoteles (5,0) o VT (3,7). Comparado con 2015, la tendencia es viajar más veces, pero reducir la estancia media.

Quienes se alojan en VT contratan un mayor número de noches (5,5) que los que se alojan en hotel (3,3). La mayor duración de la estancia corresponde a los viajeros que solo utilizan VT (6,4). De igual forma, el número de personas que se alojan es mayor en VT (4,1) que en hoteles (2,8); el número más elevado corresponde a viajeros que solo utilizan VT (4,4).

La utilización de la VT aumenta en España (32,5% en 2017 frente a 27,2% en 2015) y sus principales usuarios son familia (51%), pareja (28,3%) y amigos (18,6%) mientras que en hoteles son parejas (52,0%) y familias (32,7%).

La satisfacción con el destino turístico supera los 4 puntos (4,2) sobre 5 para los usuarios de VT. En consonancia con la satisfacción, el deseo de repetir ese destino y el deseo de recomendación también superan ese valor; situación que ya se observaba en 2015, según el informe.

 

Si bien el precio y la ubicación siguen siendo los principales factores que marcan la elección del tipo de alojamiento, los usuarios de VT son más permisivos con la ubicación que los usuarios de hoteles (distancia y tiempo invertido para llegar a los principales lugares de interés). La ubicación a 20 o menos minutos a los lugares de interés concentra el 76,3% de las preferencias de los usuarios de VT, frente al 82,7% de los de los hoteles.

En cuanto al presupuesto, el usuario que se aloja en VT gasta más durante la estancia (477€) que el usuario de hotel (331€), situación que ya se observó en el informe de 2015 (483€ y 383€, respectivamente). El principal componente de ese gasto son las compras y consumiciones (comidas y consumiciones fuera del alojamiento, comestibles y otros productos para consumir principalmente en el alojamiento y otras compras de productos) que representaron el 56% de ese gasto en usuarios de VT y el 54% en usuarios de hoteles, lo que representa un aumento de 5 puntos porcentuales en VT y de 3 en hoteles si se compara con 2015.

En total se estima que, de media, el gasto por parte de los usuarios alojados en una VT es de 2.436 € durante toda la estancia (frente a los 1.339 € del hotel). De éstos, 533 € son del alquiler de alojamiento en VT (417 € en hotel) y 1.903 € de otros gastos vinculados a la estancia (923 € en hotel).

Informe completo