Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘Alimentos de proximidad’

Transporte 0 emisiones para el reparto de alimentos de proximidad

Revoolt, una plataforma sostenible, especializada en soluciones cero emisiones para el transporte en la ciudad, ha ampliado sus servicios con el reparto de alimentos de proximidad.

La startup utiliza vehículos eléctricos para luchar en dos frentes clave: un modelo de movilidad sostenible y un importante ahorro de costes en cada entrega.

 

Tras consolidar sus servicios con las cadenas Alcampo y Simply en Madrid y Zaragoza, entra ahora en el sector de los alimentos ‘kilómetro 0’ de la mano de Cuerda Larga (carnes de Miraflores) para hacerse cargo de sus entregas a domicilio, tanto de su tienda online como de los seis establcimientos que tiene en la Comunidad de Madrid.

Frente a los productos alimentarios que viajan miles de kilómetros desde su lugar de producción hasta el supermercado, y de ahí a nuestra despensa, están los alimentos ‘kilómetro 0’ (o de proximidad), los que se producen y consumen en un radio no superior a los 100 kilómetros, que no añaden productos químicos en su proceso de producción y su transporte se realiza prestando el máximo cuidado y protección al medioambiente.

“Revoolt quiere potenciar el consumo de productos ‘km 0’ para reducir el fuerte impacto ecológico que conlleva el transporte de materias primas a miles de kilómetros de distancia. Asimismo, defiende un estilo de alimentación más saludable y natural, con un uso nulo o muy limitado de productos artificiales para la conservación de los alimentos. En definitiva, queremos impulsar los productos locales, de temporada y el reparto sostenible es el medio por excelencia de acercar estos productos a los clientes”, indica Diego Salazar, director de operaciones de esta empresa.

En esta plataforma creen de que hay otros modos de afrontar  la movilidad y trabajan en nuevas ideas “que permitan mejorar la forma en que nos movemos por las ciudades y con la ayuda de la tecnología concebir soluciones que ayuden a dar un salto adelante en este sentido”, añaden sus reponsables.

El reto es una plataforma sostenible todo-en-uno para todos aquellos actores que requieren u ofrecen servicios de entrega en la última milla.

Herramientas para fomentar los productos locales

En Europa, el índice de consumo de productos saludables y de cercanía está creciendo de forma espectacular  y Madrid es la segunda comunidad de España en la que más alimentos ecológicos se consumen.

Los alimentos locales son buenos para los consumidores y para el planeta. Son más frescos, sabrosos, nutritivos, tardan más en estropearse y resultan más baratos. Además, al comprar a productores locales, se apoya la economía local y se contribuye así a la conservación del paisaje y la cultura del lugar. La producción y distribución de alimentos locales genera menos contaminación, emisiones y residuos.

Por este motivo, MARES, la propuesta del Ayuntamiento de Madrid para desarrollar la economía social, impulsa  el llamado Mar de Alimentación, dirigido a crear iniciativas económicas que proporcionen alimentos de proximidad, de temporada, ecológicos y de comercio justo.

Imagen de MARES.

Así, promueve proyectos económicos que incluyan toda la cadena alimentaria: la producción, la transformación, la distribución, la venta y la comercialización. “Trabajar para poder decidir cómo nos alimentamos y qué productos consumimos, tener derecho a una alimentación sana, justa y de cercanía”, señalan.

Los fines de Mar de Alimentación son trabajar en la mejora de los proyectos e iniciativas de pequeñas empresas del sector de la alimentación, aportando los enfoques y principios de la economía social y solidaria y generar un laboratorio de experimentación de iniciativas artesanales y creativas para una gastronomía ligada al territorio y a la solidaridad.

Además, se ha creado Mares de menús, una herramienta para modelar la oferta gastronómica. Se trata de un libro de Excel con macros y tablas dinámicas en donde, tras introducir algunos datos básicos (ingredientes, costes, proveedores, alérgenos…), se podrá crear recetas para conocer de forma automática el coste y margen de beneficio de cada plato y menú, así como la valoración de las ventas y otra información clave para planificar la oferta gastronómica.

MARES Madrid es un proyecto de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, que busca fomentar en los ciudadanos iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en cinco sectores: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados, que se llevan a cabo en los distritos de Villaverde, Vicálvaro, Puente de Vallecas y Centro. Las iniciativas que se promocionan son las que han llevado a cabo los ciudadanos para hacer frente a la crisis: iniciativas de autoempleo, recuperación de espacios en desuso o redes de economía o de apoyo mutuo…

Sus objetivos son la creación de empresas, la generación de tejido productivo y comunitario y la promoción de buenas prácticas ciudadanas e institucionales que lleven a una ciudad mucho más sostenible, saludable y cooperativa.

Alimentos de proximidad, más sanos, más económicos y más respetuosos con el medio ambiente

Los alimentos de proximidad son más frescos, ya que suelen recogerse en temporada y en su momento de maduración puesto que no tienen que hacer grandes viajes para llegar a tu mesa.

Sin embargo, los alimentos que provienen de otros países se recolectan antes de la maduración para que puedan resistir el viaje en contenedores frigoríficos; por ello, no tienen las mismas propiedades alimenticias ni organolépticas (olor y sabor).

Sloyu, un blog que promueve el movimiento Slow, explica por qué es más saludable y barato apostar por los productos locales.

Los alimentos de proximidad suelen ir del campo al mercado, incluso puedes comprarlos directamente al productor. El agricultor recibe un precio justo por sus productos y tu puedes comprar mejor calidad a precios competitivos, ya que no hay intermediarios que especulan con el valor de los alimentos.

Cada vez que compramos producto local hacemos un gesto para reducir las emisiones de CO2.

Vídeo de la Agenda 21 Escolar Europea

La demanda de productos exóticos o fuera de temporada hace que las grandes corporaciones adquieran más y más territorio para cultivar alimentos de moda o capricho. La deforestación o la expulsión de pequeños agricultores de sus tierras es una práctica común para sacarle rendimiento a su inversión… cada palmo cuenta para su cuenta de resultados. En este sentido, los alimentos de proximidad son también alimentos más limpios.

La compra local  aporta algunas ventajas más; por ejemplo, recuperar sabores de variedades locales que se cultivan en tu comarca y que, dado el poco volumen de producción, su menor tamaño o su aspecto menos atractivo, no puedes encontrar en el supermercado.