Archivo de la categoría ‘dramedia’

‘Muñeca rusa’: la primera serie revelación de Netflix 2019

Uno de los aspectos que más me apasiona de mi labor de crítica televisiva es ver el aumento de series creadas por mujeres que conciben personajes femeninos poliédricos, alejados del estereotipo.

Este es el caso de mi último deleite catódico, ‘Muñeca rusa’ (Russian Doll, Netflix), la serie pergeñada por Natasha Lyonne (Nicky Nichols en Orange Is The New Black), Amy Poehler y Leslye Headland sobre Nadia, una chica que, el día de su 36 cumpleaños, muere y queda atrapada en el tiempo.

A priori, la premisa no me llamaba la atención por su parecido a la famosa película de Bill Murray debido a que los bucles es un recurso narrativo que suele cansarme. Pero cuál ha sido mi sorpresa al encontrarme una historia de personajes rotos vistos desde el prisma de la comedia más negra. Lee el resto de la entrada »

Sex Education: entrañable y olvidable

Uno de los estrenos de Netflix que está teniendo más calado entre la audiencia en este principio de año es Sex Education, la comedia dramática inglesa sobre un chico de 16 años, virgen e hijo de terapeutas sexuales que, junto a Maeve —la chica independiente del instituto—, comienza a hacer terapia sexual entre sus compañeros con el fin de ganar dinero.

Integrada por ocho episodios de aproximadamente 50 minutos de duración, Sex Education es la típica serie teen de Instituto, pero con la frescura de una escritura ácida, a cargo de Laurie Nunn, y notas de humor negro que le sientan muy bien. Lee el resto de la entrada »

Regresa la química sexual de ‘Outlander’

Es innegable. Una de las razones principales por la que no podemos dejar de ver Outlander es la explosiva química sexual entre Claire y Jamie. Son fuego y transmiten fuego.

Ella con sus camisones / ropajes de época que se deslizan sobre su hombro desnudo. Él mostrando sus enormes pectorales y la espalda de dios escocés llena de cicatrices.

Outlander, como buena serie de Starz, sabe que el sexo vende y no tiene reparos en explotarlo. Lee el resto de la entrada »

Kidding, el monstruo dramático Jim Carrey

Lo vimos en Man on the Moon. Jim Carrey no es solo un impresionante actor cómico. También es capaz de estremecernos con un registro trágico que, en la película de Milos Forman, llegó a su culmen.

Kidding, la nueva serie de Showtime, cuyo reclamo principal es su nombre, se postula como otra de sus grandes actuaciones dramáticas en una comedia que hace llorar.

El piloto es uno de los más emocionantes que he visto en los últimos tiempos. El rostro avejentado de Carrey, donde todavía se aprecia el eterno gesto infantil y cambiante, sirve para mostrarnos en escasos compases un personaje tierno y patético, desolado por los golpes de la vida.

Carrey encarna a Mr. Pickles, el presentador/showman de un programa televisivo infantil que es una marca en sí mismo, y que se ha convertido en una estrella mediática ofreciendo una visión edulcorada de la vida a los más pequeños.

Pero la vida no es televisión, y Mr. Pickles trata de rehacer su existencia tras su divorcio y el fallecimiento de su hijo. Lee el resto de la entrada »

Here and Now, el esperado regreso del creador de ‘A dos metros bajo tierra’

Holly Hunter y Tim Robbins protagonizan Here and Now

Alan Ball es capaz de lo mejor y lo peor. Es el creador de A dos metros bajo tierra, una serie que hizo historia, y de True Blood, que empezó bien y acabó convirtiéndose en una autoparodia. Por eso, que el niño de oro de HBO y criador de aves exóticas que vuelven loco a Tarantino (esta historia me encanta) regrese a la pequeña pantalla es una noticia de la que no podía dejar de hablar.

Here and Now, que se estrena el próximo 12 de febrero, tiene como reclamo principal a los astros de la pantalla Holly Hunter y Tim Robbins. Si esto, junto con la firma del creador, ya nos hace dar palmaditas de felicidad, que la serie sea una dramedia familiar (la publicidad habla de “familia perfecta que sufre grietas internas y esconde secretos”) nos transmuta la cara en una sonrisa tipo gato de Cheshire. Lee el resto de la entrada »

The End of the F***ing World, una deliciosa comedia negra

Controvertida. Oscura. Divertida. Dramática. Todos estos adjetivos describen The End of the F***ing World, una serie original de la cadena británica Channel 4, inspirada en el cómic de Charles S. Forsman, donde un joven sociópata y una rebelde sin causa se embarcan en una road movie huyendo de todo y nada.

Aunque Netflix la haya incorporado recientemente a su catálogo con la etiqueta de producción original, la serie es de 2017 y sigue la estela de las comedias de Channel 4, que poseen una marca muy personal con su tono indie y sus pinceladas de humor ácido como Father Ted, Spaced, Black Books o la más reciente Catastrophe. Lee el resto de la entrada »

Better Things alcanza la brillantez en la segunda temporada

Una de las cosas más relevantes de esta Edad de Oro de las series es el cambio que se está produciendo en los personajes femeninos. Los estereotipos que el cine y la televisión han implantado a lo largo de los años (la femme fatale, el ama de casa frustrada, la mujer con mal de amores) se están transformando en mujeres reales, con problemas verídicos con los que nos podemos identificar.

Una de las series que mejor ha plasmado la vida de una mujer madura, madre de familia y trabajadora es Better Things, donde, sobre todo en la segunda temporada, Pamela Adlon ha logrado transmitir con sutilidad y una sensibilidad infrecuente los problemas, deseos, miedos y esperanzas de una mujer, basados en las experiencias de la creadora. Lee el resto de la entrada »

Girls, la serie que ha cambiado la forma de ver a las chicas en la tele

Hace seis años se estrenó Girls suscitando un mar de críticas cuyo origen radicaba en la escasa costumbre de encontrarse con personajes reales femeninos en televisión. Las chicas de Girls, pero sobre todo Hannah Horvath, fueron tildadas de inmediato de «niñatas», «pijas», «neuróticas». ¿Lo eran? Sí. Pero como siempre sucede con los personajes femeninos, los términos despectivos fueron más virulentos, llenando redes sociales y artículos de adjetivos que jamás se habrían empleado para calificar a un hombre. Lena Dunham, encarnada en Hannah, casi hubiera tenido que emigrar a Marte antes que volver a ofender al personal enseñando su cuerpo regordete y sus «teticas de cabra», a años luz de las estilizadas figuras de actrices-modelo a las que nos tiene acostumbrada la cultura audiovisual.

Aunque hemos visto tíos realmente horrorosos de protagonistas (gordos, peludos, maleducados… sí, Tony Soprano, hablo de ti), la visión de una veinteañera que no parecía Gisele Bündchen horrorizaba al personal pese a que el mundo está plagado de chicas como ella. «Oh», decían los cánones, «esta visión es ofensiva e insultante», mientras una girl inteligente y sagaz ponía en marcha una serie que iba a cambiar muchas cosas. Lena Dunham, al contrario que su personaje, sí iba a ser la voz de su generación.
Lee el resto de la entrada »

Gilmore Girls: A Year in the Life, los claroscuros del esperado regreso

gilmore_girls_a_year_in_the_life_averseriesGilmore Girls fue de esas series que vi en perfecto maratón. Cuando empecé a vivir con mi marido, él la tenía grabada entera y, al regresar del trabajo me sentaba en mi butaca reclinable y me olvidaba del mundo. Stars Hollow es uno de esos pueblecitos idílicos del mundo de las series, quizás el más parecido a Cicely (Doctor en Alaska) por la peculiaridad de sus personajes y, sobre todo, porque está habitado por buenas personas. No hay asesinos (Mujeres desesperadas) ni el mal sobrevuela la comunidad (Twin Peaks). La vida fluye apaciblemente entre parterres de flores, tazas de café, luces de Navidad, adornos otoñales y vecinos que se saludaban los unos a los otros al pasar.

Si a este contexto le sumas unos personajes carismáticos, una relación madre e hija —que también son las mejores amigas del mundo—, unos guiones plagados de referencias literarias y de la cultura pop («llevas más maquillaje que RuPaul») y relaciones sentimentales y familiares, ya tienes una de esas series que las féminas (y también algunos hombres, pero menos) adoramos. Es el escapismo perfecto. Sabes que, aunque las cosas se puedan torcer, ninguna cabeza rodará por el suelo (ay, Ned) y al final volverá a brillar la luz del sol.

Lee el resto de la entrada »

Transparent, aceptar la identidad (review de la tercera temporada)

transparent_season3_averseriesTransparent posee lo que más me gusta en cualquier narración, ya sea literaria o audiovisual: sutilidad, altas cotas de emoción y una sensibilidad muy acusada para entender sin juzgar a los personajes. Por eso se ha convertido en una serie especial para mí, incluso diría que en una de mis favoritas. Si la segunda temporada nos ofreció momentos fantásticos, en la tercera la serie ha ido creciendo, volviéndose más coral y dotando de vida a los personajes secundarios, que quedaban siempre en segundo plano frente a la vívida historia de la transición de Maura.

Debía ser así. La decisión de Maura lo cambia todo para su familia y era relevante explicar de qué manera se va asumiendo esta mudanza de rol y cómo afecta a sus vidas, transformándolas en muchos aspectos. Jill Soloway y su equipo de guionistas (Bridget Bedad, Ethan Kuperbeg, entre otros), han conseguido dar un paso al frente y profundizar en cada uno de los caracteres, logrando que el espectador empatice con ellos y los comprenda, dotando a la narración de múltiples capas de significado. (Atención, Spoilers)

Lee el resto de la entrada »