BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Archivo de la categoría ‘dramedia’

Girls, la serie que ha cambiado la forma de ver a las chicas en la tele

Hace seis años se estrenó Girls suscitando un mar de críticas cuyo origen radicaba en la escasa costumbre de encontrarse con personajes reales femeninos en televisión. Las chicas de Girls, pero sobre todo Hannah Horvath, fueron tildadas de inmediato de «niñatas», «pijas», «neuróticas». ¿Lo eran? Sí. Pero como siempre sucede con los personajes femeninos, los términos despectivos fueron más virulentos, llenando redes sociales y artículos de adjetivos que jamás se habrían empleado para calificar a un hombre. Lena Dunham, encarnada en Hannah, casi hubiera tenido que emigrar a Marte antes que volver a ofender al personal enseñando su cuerpo regordete y sus «teticas de cabra», a años luz de las estilizadas figuras de actrices-modelo a las que nos tiene acostumbrada la cultura audiovisual.

Aunque hemos visto tíos realmente horrorosos de protagonistas (gordos, peludos, maleducados… sí, Tony Soprano, hablo de ti), la visión de una veinteañera que no parecía Gisele Bündchen horrorizaba al personal pese a que el mundo está plagado de chicas como ella. «Oh», decían los cánones, «esta visión es ofensiva e insultante», mientras una girl inteligente y sagaz ponía en marcha una serie que iba a cambiar muchas cosas. Lena Dunham, al contrario que su personaje, sí iba a ser la voz de su generación.
Lee el resto de la entrada »

Gilmore Girls: A Year in the Life, los claroscuros del esperado regreso

gilmore_girls_a_year_in_the_life_averseriesGilmore Girls fue de esas series que vi en perfecto maratón. Cuando empecé a vivir con mi marido, él la tenía grabada entera y, al regresar del trabajo me sentaba en mi butaca reclinable y me olvidaba del mundo. Stars Hollow es uno de esos pueblecitos idílicos del mundo de las series, quizás el más parecido a Cicely (Doctor en Alaska) por la peculiaridad de sus personajes y, sobre todo, porque está habitado por buenas personas. No hay asesinos (Mujeres desesperadas) ni el mal sobrevuela la comunidad (Twin Peaks). La vida fluye apaciblemente entre parterres de flores, tazas de café, luces de Navidad, adornos otoñales y vecinos que se saludaban los unos a los otros al pasar.

Si a este contexto le sumas unos personajes carismáticos, una relación madre e hija —que también son las mejores amigas del mundo—, unos guiones plagados de referencias literarias y de la cultura pop («llevas más maquillaje que RuPaul») y relaciones sentimentales y familiares, ya tienes una de esas series que las féminas (y también algunos hombres, pero menos) adoramos. Es el escapismo perfecto. Sabes que, aunque las cosas se puedan torcer, ninguna cabeza rodará por el suelo (ay, Ned) y al final volverá a brillar la luz del sol.

Lee el resto de la entrada »

Transparent, aceptar la identidad (review de la tercera temporada)

transparent_season3_averseriesTransparent posee lo que más me gusta en cualquier narración, ya sea literaria o audiovisual: sutilidad, altas cotas de emoción y una sensibilidad muy acusada para entender sin juzgar a los personajes. Por eso se ha convertido en una serie especial para mí, incluso diría que en una de mis favoritas. Si la segunda temporada nos ofreció momentos fantásticos, en la tercera la serie ha ido creciendo, volviéndose más coral y dotando de vida a los personajes secundarios, que quedaban siempre en segundo plano frente a la vívida historia de la transición de Maura.

Debía ser así. La decisión de Maura lo cambia todo para su familia y era relevante explicar de qué manera se va asumiendo esta mudanza de rol y cómo afecta a sus vidas, transformándolas en muchos aspectos. Jill Soloway y su equipo de guionistas (Bridget Bedad, Ethan Kuperbeg, entre otros), han conseguido dar un paso al frente y profundizar en cada uno de los caracteres, logrando que el espectador empatice con ellos y los comprenda, dotando a la narración de múltiples capas de significado. (Atención, Spoilers)

Lee el resto de la entrada »

De viajes en el tiempo, prostitutas de lujo y payasos tristes

baskets_averseriesEstos últimos dos meses he vivido un viaje apasionante con The Americans del que ya hablaremos largo y tendido en cuanto termine la cuarta temporada (hasta he cambiado la cabecera de Facebook en plan fan fatal). Entre rusos infiltrados y agentes del FBI también he visto otras series muy recomendables de las que no me ha dado tiempo a escribir en el blog debido a un mes de mayo lleno de virus infantiles y grupos de WhatsApp de madres enloquecidas que nada tienen que envidiar a las luchas sanguinarias de Game of Thrones. Ellas, que no saben de mi doble vida como bloguera seriéfila, ignoran que las observo desde las sombras mientras pienso: «Tú eres más mala que Cersei pero sin su pelazo» o «A esta me la llevaba yo a las mazmorras de Invernalia pero sin abrigo».

Whatever, que ya se me va.

A lo que íbamos. (Spoilers Free!)

Lee el resto de la entrada »

Cites, mucho más que el remake de Dates

cites_averseriesTras dos semanas encerrada en plan Prison Break debido a los virus primaverales de mi peque, vuelvo para contaros cómo me he entretenido sin volverme loca durante este tiempo. No sé vosotros, pero cuando estoy muy cansada y nerviosa necesito mis series “vacíacocos”, es decir, series buenas pero ligeras que no exijan demasiado esfuerzo a mi fatigado cerebro. Así que, como siempre, y gracias a mi exquisito time line tuitero (thanks @VictorMGonz), recordé la existencia de Cites, una producción de la televisión catalana de 2015, que, a su vez, es un remake de la británica Dates, una miniserie creada por Brian Elsley en 2013 e integrada por nueve episodios que, en su día, me gustó bastante.

Así que empecé a verla. Y, oh, se hizo el milagro. (Podéis leer tranquilos, no hay spoilers)

Lee el resto de la entrada »

La verdad de crecer (análisis de la quinta temporada de Girls)

girls_season5Han pasado ya cinco años y Lena Dunham, esa niña prodigio, ha crecido. Y con ella han madurado su serie y sus chicas, esas girls que en la primera temporada acababan de dejar la Universidad y se enfrentaban al mundo. Si hay algo que ha caracterizado a la serie desde que empezó era la mirada sincera de su creadora que, sin tapujos y un sentido del humor muy especial, relataba la vida de Hannah Horvath dejando entrever la suya propia: sus problemas de autoestima, el trastorno obsesivo-compulsivo y la necesidad vital de realizarse mediante la escritura. Más allá de todo eso flotaba ese santo grial tan mal entendido y mitificado llamado felicidad que cada una de ellas anhelaba encontrar. (Spoilers!)

Lee el resto de la entrada »

Series que no piden nada y te lo dan TODO

Gilmore-GirlsEl otro día os comentaba que el verano era la época idónea para comenzar una de esas series clásicas como ‘Los Soprano’ o ‘The Wire’ que muchos seriéfilos, debido al alud de estrenos, tienen cogiendo polvo en el disco duro (o en la estantería, vale). Sin embargo, también es cierto que cuando llega la ola de calor («hola, vivo en Alicante y me abraso»), las dos neuronas vivas que nos quedan necesitan uno de esos entretenimientos que, como dice mi bienamado hermano, no piden nada y te lo dan todo. Así que hoy, atendiendo solo al adjetivo «vacíacocos» (que son series ligeras y buenas, sin demasiada enjundia intelectual), os voy a hacer unas cuantas propuestas que podréis degustar entre siesta y siesta y pasároslo como los indios.

Lee el resto de la entrada »

‘O Negócio’, el marketing de la prostitución

o-negocio-hbo-latino-series-serializadosLas estrategias de marketing se pueden aplicar a todos los negocios. También a la profesión más vieja del mundo. Esta es la premisa de ‘O Negócio’, una serie de HBO Brasil, cuya primera temporada me he bebido en menos de una semana. Con un título infame que, a priori, vende poco, ‘O Negócio’ es, ante todo, una serie ligera, entretenida y bastante bien hecha, algo difícil de encontrar y que me ha venido de muerte para pasar casi una semana de postración debido a un lumbago cabrón. ‘O Negócio’ es un dramedia con un guión dinámico, que conjuga a la perfección el glamour y el sexo (muy al estilo de ‘Sex and the City’), y que funciona muy bien gracias al diseño de las protagonistas.

Lee el resto de la entrada »

Transparent, una serie notable con destellos geniales

transparentCon una combinación de nostalgia, sexualidad, música a lo Woody Allen y un tono muy cool e indie, Transparent ha sabido engatusar a su público. La crítica estadounidense, con Alan Sepinwall a la cabeza, la ha puesto por las nubes, ensalzando el acierto y originalidad al reflejar la odisea personal de un padre de familia judío y hippie que, a los sesenta años, decide salir del armario y mostrar que Mort es, en realidad, Maura. De ahí el título de la serie, un juego de palabras conformado por ‘trans’ y ‘parent’ que, a su vez, habla de la capacidad de dejarse ver.

Surgida de los intentos de Amazon Studios para hacerse un hueco en la creación de contenidos audiovisuales de calidad y escrita por Jill Soloway, una comediante americana y feminista que ha creado episodios para A dos metros bajo tierra, Anatomía de Grey o Tell Me You Love Me, entre otras, Transparent es uno de esos productos notables, con destellos de genialidad, que no acaban de cuajar del todo. Entre sus cualidades destaca la actuación de Jeffrey Tambor en el papel protagonista, y un par de episodios en la recta final que la convierten en una serie a la que habrá que seguir la pista con un interés especial. (Atención, SPOILERS)

Lee el resto de la entrada »

El cine de mi infancia, las series de mi juventud (primera parte)

superagente86El otro día comentaba en Twitter que iba a llevar a mi hijo de casi cuatro años al cine por primera vez. La película escogida (aunque todavía no hemos ido), es ‘Cómo entrenar a tu dragón 2’, dado su gusto por los grandes saurios alados y sin alas, ficticios y reales. El tuit generó una entretenida conversación donde salieron a relucir distintos temas: desde la edad adecuada para llevar a los peques al cine a la importancia de seleccionar bien, ya que las primeras imágenes en pantalla grande marcan de por vida. El tuit más gracioso fue el de @VictorMGonz, que dijo que le llevaron a ver ‘La marrana’ (WTF!), y el de @adriii, cuyos progenitores decidieron que ‘El oso’ sería adecuada para que no pensara que en la vida era todo de color de rosa.

Lee el resto de la entrada »