BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Entradas etiquetadas como ‘miniserie’

Band of Brothers, la visión de los ganadores

band-of-brothersNo sé dónde tendría la cabeza la primera vez que intenté ver Band of Brothers (Hermanos de sangre). Lo cierto es que después del primer episodio no seguí con ella por parecerme demasiado “patriotera”. Ahora que la he visto hasta el final (con un nudo en la garganta y el corazón a mil en casi todos los episodios) puedo decir que se encuentra entre las mejores miniseries que he visto nunca, aunque es cierto que los acontecimientos se presentan haciendo mayor hincapié en el talante heroico de los hombres que en la crítica a la guerra, a diferencia de otras series bélicas como Generation Kill, donde David Simon relata de una forma más cruda y verídica la sordidez y estupidez de los altos cargos, y el sinsentido de la lucha.

A pesar de que mi ideología me posiciona más cerca de Generation Kill o de películas como Senderos de Gloria (Paths of Glory), de Stanley Kubrick, o Vencedores y vencidos: el juicio de Nuremberg, de Stanley Kramer, no puedo dejar de reconocer que Band of Brothers es un derroche de talento narrativo y visual, con una fuerza en las imágenes capaz de cortarnos la respiración, que aúna la capacidad de trasladarnos a lo más cruento de la batalla y, al mismo tiempo, emocionarnos por la estética de sus planos, secuencias, dirección y banda sonora.  (Atención, Spoilers)

Lee el resto de la entrada »

War and Peace, la deslumbrante adaptación de la novela de Tolstoi

war-peace-casttop1Ayer terminé de ver War and Peace (BBC One), una de las series de las que os hablé en ‘Algunos estrenos jugosos y unos cuantos horrores’. Pues bien, aunque ya el primer episodio me dejó con la miel en los labios y ganas de más, ahora que ha concluido puedo afirmar que, si os gustan las adaptaciones literarias hechas con gusto exquisito, no os la podéis perder. War and Peace conjuga todos los atractivos de una gran narración en una síntesis perfecta de emoción, acción y pasión que, unidas a una ambientación deslumbrante, una excelente dirección y unas interpretaciones de nivel, consiguen un relato hipnótico que mantiene el nivel de excelencia en cada uno de sus seis episodios.

El veterano escritor Andrew Davies ha hecho un formidable trabajo realizando la nada fácil adaptación del clásico de Tolstoi. Conservando la integridad del relato original pero otorgándole la agilidad que exige el formato televisivo, ha parido un guion ágil e irresistible, que sirve de sostén para la suntuosa puesta en escena a la que nos tiene acostumbrados la BBC y a la que se unen las interpretaciones donde destacan nombres como Paul Dano en el papel del conde Pierre Bezukhov, Lily James como Natasha Rostova o James Norton como el príncipe Andrei Bolkonsky.

Lee el resto de la entrada »

‘Vientos de agua’, una obra maestra relegada al olvido

vientos de aguaLa semana pasada me olvidé de todas las series que sigo. «¿Qué le pasa a esta?», os preguntaréis pensando que me he echado un amante o que me han abducido los aliens. La respuesta es más simple que todo eso: he estado viendo solo una, pero qué una. Se trata de ‘Vientos de agua’, una coproducción hispano-argentina, dirigida por Juan José Campanella, que pasó sin pena ni gloria por Telecinco y fue relegada a horario de teletienda hasta desaparecer en la nada, y que es (agarraos) una absoluta maravilla que me ha emocionado hasta la médula y que hace palidecer de envidia a otras producciones patrias.

Los ejecutivos de la tele, que demostraron tener la sensibilidad de un cactus, maltrataron a esta serie formidable, lo mejor que ha escrito Campanella, condenándola al ostracismo, al igual que sucedió durante su emisión en Argentina. Sin embargo, gracias al amigo Lorenzo Mejino, que la recomendó en su blog, he podido disfrutar de una de las mejores miniseries que he visto nunca, llena de sensibilidad y talento narrativo. Con una capacidad única para emocionar, ‘Vientos de agua’ cuenta una doble historia de emigrantes: la de José Olaya (Ernesto Alterio), un asturiano que en 1934 abandona España para marchar a Argentina, y la de su hijo, Ernesto Olaya (Eduardo Blanco), un arquitecto que acuciado por la crisis argentina de 2001 abandona su país para venir a España.

Lee el resto de la entrada »

Jonathan Strange and Mr Norrel, magia y virtuosismo visual

jonathanstrangeandmrnorrell1Con el arranque otoñal de los estrenos y esperados regresos no he tenido tiempo de hablaros de una de las ficciones que, sin duda, estará presente en mi lista de lo mejor de 2015. Se trata de la miniserie de la BBC ‘Jonathan Strange and Mr Norrel’, basada en el best seller homónimo de Susanna Clarke (ganadora de los premios Hugo y World Fantasy). Como amante del género fantástico de calidad, los siete episodios de la serie se me han hecho tan cortos como disfrutables. Jonathan Strange and Mr Norrel se ha revelado un dechado de virtuosismo visual y efectos especiales de gusto exquisito que, conjugados con un sólido guion donde se mezclan magia y una atmósfera de ghost story, han conseguido mantenerme hipnotizada frente a la tele con la mirada embobada de un niño. (Puedes seguir leyendo. No hay spoilers)

Lee el resto de la entrada »

El poder hipnótico de ‘Wolf Hall’, una joya sorprendente

GenericsLa capacidad que ha demostrado la BBC para dar a conocer los personajes y el patrimonio británicos de una manera suntuosa e inteligente es un hecho que me provoca envidia y que me gustaría que fuera trasladable a la televisión pública española. Así que no es de extrañar —aunque siempre se agradece—, encontrarse una joya como ‘Wolf Hall’, una miniserie de seis capítulos escrita por Peter Straughan y dirigida por Peter Kosminsky, que narra la ascensión al poder de Thomas Cromwell, un sibilino personaje de la corte de Henry VIII que, gracias a su astucia y capacidad intrigante, supo sortear puñaladas y manejar situaciones políticas de alto voltaje.

La serie, una adaptación de las novelas de Hilary Mantel ‘Wolf Hall’ y ‘Bring Up the Bodies’ (es decir, no en cien por cien verídica), posee un guion de brillante sutilidad, cuya fuerza dramática reside en las insinuaciones y en la capacidad de introducirnos en los juegos políticos de palacio donde una palabra de más es capaz de condenarnos al ostracismo o, peor todavía, hacer que nuestra cabeza ruede por el suelo. Una narración que, aunque no haya congregado una audiencia masiva, sirve de deleite para paladares exquisitos y respeta como pocas la inteligencia del espectador.

Lee el resto de la entrada »