BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Archivo de la categoría ‘ciencia ficción’

¿Westworld? Mejor Real Humans, una auténtica serie de culto

De tierras suecas procede una de las series más originales que ha dado Europa, un thriller de ciencia ficción que ha logrado seducir a los fans de los androides y las distopías. Y que, en mi opinión, es mucho mejor que Westworld. Si las historias de robots de Isaac Asimov te parecieron atractivas, Real Humans (Äkta Människor) te va a atrapar. Creada por Lars Lundström, y con dos temporadas en su haber, la serie presenta un modelo social donde los androides se comercializan como un bien de consumo. Lee el resto de la entrada »

‘El incidente’ y la duración de las series españolas

El otro día en Twitter tuve un debate interesante a raíz de El incidente. Comentaba que, a pesar de un final abrupto y demasiado explicativo mediante voz en off, los problemas de producción de la serie le habían sentado bien. «¿Estás loca, Cecilia?», pensaréis. Nada más lejos de la realidad, porque todos los sucesos acaecidos habían servido para meterle la tijera a la serie en cuanto a número de episodios. Lee el resto de la entrada »

Black Mirror y el fin de la sorpresa

black-mirror-season-3-mackenzie-davisCharlie Brooker se ha convertido en uno de los creadores actuales que mejor saben pulsar los hilos de la conciencia. La reflexión sobre el uso pervertido de la tecnología, capaz de aislar al individuo en su propio mundo de egocentrismo y obsesión, ha permitido que Black Mirror se convierta en una serie de culto. Sus escasos episodios —siete en total si contamos el especial de Navidad—, hacían de la emisión de la serie un acontecimiento que creaba tantas expectativas como apasionadas conversaciones posteriores.

El salto de Channel 4 a Netflix, es decir, de la televisión británica a la americana, y la ampliación de la duración de la tercera temporada (seis episodios, casi el total de los emitidos hasta la fecha), crearon dudas acerca del mantenimiento de su calidad narrativa y, sobre todo, de si el consumo de los episodios en maratón, sin la dosificación semanal, proporcionaría la adecuada dosis de impacto a la que nos tenía acostumbrados.

Lee el resto de la entrada »

‘Stranger Things’, viaje a la infancia

stranger-things_averseriesA veces no hace falta más que nos cuenten una buena historia, interesante y bien hilada. No necesitamos sofisticaciones narrativas como saltos temporales, flashbacks, fast forward ni otros recursos propios de la Edad de Oro de la televisión. Si encima se apela a la nostalgia con inteligencia y se consigue que nos sintamos como si hubiéramos viajado en el tiempo hasta los felices días de la infancia, ya está el noventa por ciento del éxito conseguido.

Esto es lo que ha sucedido con ‘Stranger Things’ (Netflix), a la que muy certeramente se ha designado como “serie del verano”, que ha llegado para devolvernos, en un mixto combinado muy apetecible, la esencia de todas esas películas que a los treintañeros-cuarentones de hoy nos hicieron soñar y temblar de miedo (y que yo contaba a mis compañeros del cole encerrados en un armario). Hablo de ‘Pesadilla en Elm Street’, ‘Los Goonies’, ‘E. T.’ y ‘Poltergeist’ (estas son a las que más me ha recordado a mí, aunque estoy segura de que tú, lector perspicaz, incrementarás la lista).

Lee tranquilo, no hay spoilers!

Lee el resto de la entrada »

The X Files, cuando la nostalgia no basta

Recibí la noticia del regreso de Expediente X con ilusión y cierto escepticismo porque jugar con la nostalgia siempre entraña peligro. Ya no somos los mismos que hace veinte años y, en realidad, eso está bien. Hemos madurado, somos menos inocentes, y a nivel audiovisual nos hemos acostumbrado a narraciones más sofisticadas con giros insospechados, muertes de protagonistas y un sinfín de recursos que nos han convertido en sibaritas televisivos. Ya no nos conformamos con cualquier cosa.

Sabía esto y, sin embargo, cuando escuché el opening los pelos se me pusieron como escarpias y me visualicé a mí misma frente a la pantalla, en el piso de estudiantes en Barcelona a mediados de los noventa junto a mi querida amiga Deneb, con la cena preparada sobre nuestras rodillas y un enorme cenicero lleno de (ejem) restos de hierbecitas de la risa, esperando a que empezara con emoción.

Lee el resto de la entrada »