BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Joyas ocultas de Netflix (segunda parte)

Hace unos meses escribí la primera parte de Joyas ocultas de Netflix, un artículo que gustó mucho y que nació a instancias de un lector que comentaba lo difícil que era encontrar buenas series en el gigante de streaming, muchas veces ocultas por el personal algoritmo de cada uno. Así que, preparaos, porque aquí tenéis la segunda parte con tres series que harán las delicias del seriéfilo más exquisito.

The Bletchley Circle

Esta serie inglesa escrita por Guy Burt (The Borgias) relata la historia de un grupo de mujeres que trabajaron en Bletchley Park, el centro de desencriptación de códigos del ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Diez años después, cansadas de la monotonía de sus vidas, vuelven a reunirse en secreto para investigar una serie de crímenes.

The Bletchley Circle es una magnífica ficción de época y thriller de misterio, con excelentes interpretaciones y constituye un homenaje a mujeres subestimadas en su época. Cuenta con dos temporadas en su haber.

Rita

Estamos ante una de las series más interesantes integradas en Netflix. Esta ficción danesa sobre una maestra iconoclasta, fumadora y valiente, que antepone los problemas de sus estudiantes a las normas escolares, es un regalo para los espectadores por su capacidad para hablar sobre temas relevantes desde la sonrisa. Además, va creciendo temporada tras temporada. Una maravilla absoluta y uno de los personajes femeninos más interesantes que ha dado la televisión.

Line of Duty

Con un formato de temporada antológica pero con una línea de continuidad a lo largo de las cuatro temporadas filmadas (en Netflix hay tres disponibles), Jed Mercurio construye uno de los castillos de naipes más complejos y apasionantes que he visto en televisión. 

Esta obra maestra del thriller policial relata las investigaciones de una unidad anticorrupción de Birmingham, encargada de hacer pesquisas sobre sus colegas de profesión. Como podréis imaginar, para enfrentarse al corporativismo los integrantes del equipo deben tener una buena dosis de valentía, ingenio y honradez.

Si sufres del corazón, mejor mantente alejado. Esta serie te conducirá al borde del infarto.


Debido al #LeoAutorasOct, mi novela ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘ a 0,99 € durante el mes de octubre. Una ganga, vamos 🙂

Maniac, alucinado aburrimiento

Parece que Netflix tenga una maldición con las series que más promociona. Ya sucedió con la fallida Altered Carbon y ha vuelto a pasar con Maniac, la miniserie dirigida por Cary Fukunaga y protagonizada por Emma Stone que ha copado marquesinas y anuncios de transporte público.

No seré yo quien critique que una serie intente ser original pero, al mismo tiempo, debe tener una historia central con garra, y hacer que nos interesen los conflictos de los protagonistas. Y Maniac no la tiene.

Su estructura es la de un puzzle deslavazado, una concatenación de historias que remedan las ensoñaciones mentales.

Estas historias podrían haber sido una fabulosa oportunidad para ahondar en los dilemas de los protagonistas mediante un formato que se apartase de lo convencional. Pero, salvo contadas excepciones, resultan lentas, sin gracia y demasiado surrealistas, lastrando el conjunto final.

Sin embargo, Maniac no carece de atractivos que, en un primer momento, atrapan nuestra atención. La estética años 80-futurística, donde la publicidad lo domina todo, está muy lograda (aunque ya lo hemos visto anteriormente). No puedes apartar la vista de los botones parpadeantes, los monos, las instalaciones con aire ruso.

Y es un placer ver algunas escenas y secuencias fugaces excelentes, como la que narra el viaje de Annie Landsberg y su hermana o la hilarante relación sexual virtual protagonizada por Justin Octopussy Theroux, uno de mis momentos favoritos.

Destellos brillantes que hacen que duela más la sensación de no tener ganas de ver el siguiente episodio ni interesarse por la deriva de los protagonistas.

Podría decirse que Maniac es notable en sus detalles —estéticos, interpretativos—, pero el resultado global es demasiado alucinado, carece de ritmo y, según se desarrollan los episodios, lo único que tenemos en mente es el deseo de que acabe.

Sin duda, una de las decepciones del año.

Las 10 mejores series de terror para ver en Netflix

Halloween is coming, así que nada mejor que tener una buena lista de series de terror para hacer un maratón en solitario o con amigos. Mansiones fantasmagóricas, zombies, distopías tecnológicas, libros sobrenaturales, posesiones demoníacas. En Netflix tienes un amplio abanico de títulos terroríficos para que hacerte pasar un rato de diversión y escalofríos.

10. American Horror Story

Las últimas temporadas de la serie antológica de Ryan Murphy no han sido especialmente interesantes, por no decir que nos han intentado vender humo. Pero tanto la primera como la segunda tienen elementos suficientes para satisfacer al amante de las historias de terror. Personalmente me quedo con Asylum.

9. Santa Clarita Diet

Vale. Es una comedia, pero solo la aguantarán los amantes del gore. ¿Qué pasaría si, en la noche a la mañana, tu mujer se convirtiera en zombie y tuvieras que ayudarle a alimentarse? Como aficionada al género, me desternillé de risa y puse alguna (y divertida) mueca de asco viendo a Drew Barrymore comiéndose unos higadillos. Ideal para maratón con amigos.

8. Bates Motel

¿Qué fan de ‘Psicosis‘ se puede resistir a la historia de los orígenes de Norman Bates? Pese a que la serie fue desinflándose, las dos primeras temporadas nos proporcionaron algunos momentos destacables de terror psicológico. Lo mejor la relación entre madre e hijo y las interpretaciones de Vera Farmiga como Norma Bates y Freddie Highmore como Norman.

7. Penny Dreadful

Los amantes del horror gótico pueden deleitarse con esta serie y todas sus referencias. Aunque personalmente me interesa más su aspecto estético que la historia que cuenta, Penny Dreadful ha sabido ganarse una corte de seguidores incondicionales. Ambientada en el Londres victoriano de finales del siglo XIX, profundiza en los orígenes de personajes como el doctor Frankenstein, Dorian Gray o Drácula.

6. Gul

Una historia sobre un interrogador que llega a un centro de detención encubierto y descubre que algunos de los terroristas retenidos allí no son de este mundo. Gul ha pasado bastante desapercibida, pero ofrece una buena dosis de terror que merece la pena descubrir. A mí me pegó unos cuantos (y sabrosos) sustos De los creadores de Insidious.

5. Death Note

Si todavía no la has visto, este manga clásico relata la historia de un joven hastiado de la vida que encuentra un libro sobrenatural en el que se puede escribir el nombre de la persona que deseas que muera y elegir la forma del asesinato. ¿Qué sucede cuando alguien puede jugar a ser Dios? Uno de los mangas de terror que más me gustan junto con Paranoia Agent.

4. iZombie

Otra conversión zombi con toques teenager que puede convertirse en un excelente vacíacocos, que cuenta la historia de Olivia Moore, una estudiante de medicina que, de la noche a la mañana, debe comer cerebros para subsistir. Sin embargo, como no quiere cometer asesinatos, se las arregla para obtener un trabajo en el departamento forense de Seattle. Pero cuál será su sorpresa cuando, con cada cerebro ingerido, descubre que puede acceder a la memoria de… víctimas de asesinato. Ya os podéis imaginar lo que sucede después.

3. Stranger Things

Es la serie que mejor ha sabido hacernos revivir los escalofríos que sentimos de niños, con referencias a las historias de Stephen King y la esencia de todas esas películas que a los treintañeros-cuarentones nos hicieron soñar y temblar de miedo (‘Pesadilla en Elm Street’, ‘Los Goonies’, ‘E. T.’ y ‘Poltergeist’, entre otras). La primera temporada es una absoluta delicia que te hará sentir nostalgia con sabor a palomitas.

2. Black Mirror

Aunque Black Mirror podría definirse como una serie de ciencia ficción, es innegable que tiene tintes terroríficos que nos recuerdan a ‘La zona crepuscular‘ o ‘En los límites de la realidad‘. Además, el terror que maneja lo podemos sentir de una forma muy, muy cercana. Es un clásico contemporáneo. Si no la habéis visto, no sé a qué estáis esperando.

1. ‘La maldición de Hill House’

Como soy fan de las historias de mansiones encantadas, la nueva serie de Netflix me está proporcionado un excelente rato de diversión terrorífica. Esta ficción constituye una fabulosa adaptación de la novela homónima de Shirley Jackson, y en breve le dedicaré un post en exclusiva. De momento hacedme caso y echadle un ojo. Tendréis pesadillas.

 

 

 

The Romanoffs, ¿nueva obra maestra del creador de Mad Men?

The Violet Hour.

Si hay un título que me despertaba unas expectativas estratosféricas era The Romanoffs, la nueva serie de Matthew Weiner, creador de una de mis series favoritas: Mad Men.

De su contenido no se sabía casi nada. Solo que iba a estar conformada de ocho episodios autoconclusivos e interconectados por la temática de personajes descendientes de la famosa dinastía rusa.

Ayer, Amazon liberó los dos primeros episodios: The Violet Hour y The Royal We, y tras verlos lo único que puedo asegurar es que, de mantenerse el nivel, se avecina una nueva obra maestra.

Ambos episodios son puro Weiner tanto en la cuidada estética como los guiones, cuya fina ironía sirve para hablar de dramas humanos, tal como sucedía en Mad Men, con momentos divertidos que, en un giro imprevisible, podían convertirse en trágicos sin que lo viéramos venir.

Para que las narraciones os sorprendan es mejor no saber mucho, y no seré yo quien os agüe la fiesta.

El primer episodio, The Violet Hour, se sitúa en París, y lo protagoniza Anushka, una anciana déspota, enferma y racista que bien podría haber sido Betty Draper en su vejez, interpretado de manera magistral por Marthe Keller.

Junto con el retrato del personaje que, con inteligencia y sutilidad, profundiza en la soledad y los lazos familiares, Weiner despliega sus dotes para la puesta en escena con el lujo de un suntuoso apartamento y las vistas a la ciudad del Sena, creando un verdadero deleite para los sentidos.

The Violet Hour me recordó a los cuentos morales de Eric Rohmer, donde una situación determinada sirve para poner de relieve el comportamiento humano; y que, cuando lo acabas, te deja con esa sensación de plenitud que solo se experimenta tras un relato redondo.

Kerry Bishé en The Royal We.

El segundo episodio, The Royal We, posee el mismo tono tragicómico que The Violet Hour, pero en esta ocasión bucea en la crisis de un matrimonio de mediana edad, Michael y Shelly Romanoff, interpretado por Corey Stoll (House of Cards) y Kerry Bishé (Halt and Catch Fire).

La narración, imprevisible y original, es una mezcla de géneros que va desde el thriller más negro hasta el psicológico, y que no duda en ofrecer guiños al espectador —que reconoce el divertimento de los clichés— para finalmente atraparlo en la historia de desamor y búsqueda de nuevos alicientes existenciales.

Con los dos primeros episodios The Romanoffs pone el listón muy alto y nos hace esperar con verdadero anhelo las siguientes entregas. No os la perdáis porque hacía tiempo que no disfrutaba de una manera tan plena viendo una serie.


Debido al #LeoAutorasOct, mi novela ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘ a 0,99 € durante el mes de octubre. Una ganga, vamos 🙂

‘Pose’ o maquillar la marginación con glamour

En esta época de avalancha televisiva o Peak TV, por mucho que una quiera estar al día, siempre hay series que quedan en el tintero por comentar. Pero sí deseo hablar de una ficción que creía prometedora aunque, por diversos motivos, no ha acabado de cuajar: Pose (FX).

Voy a ser sincera: con Pose tenía grandes expectativas. Como amante de Rupaul’s Drag Race y del mundo drag, esta serie sobre el origen de los balls de travestis y transexuales en el Nueva York más underground de los 80 me llamaba enormemente la atención.

Además, era la primera serie que incluía un gran número de personas trans en el reparto, y que iba impulsar la visualización de este colectivo tan marginado.

La serie venía firmada por el irregular Ryan Murphy (American Horror Story) pero, al contar una historia sobre un mundo que conocía bien, tenía la esperanza de que iba a sorprendernos y, lo mejor, emocionarnos.

Sin embargo, no ha sido así. O no del todo. Murphy ha tirado por la vertiente más comercial y ha embellecido un mundo en gran parte sórdido. Donde la marginalidad y la pobreza se juntan con las ganas de alcanzar un sueño, inalcanzable en muchas ocasiones

Pero que, sobre todo, trataba de conformar una comunidad y un espacio de libertad para un colectivo despreciado y perseguido.

El otro día vi el excelente documental Paris is Burning (ganador del Gran Premio del Jurado en Sundance 1990 y disponble en Netflix), que sí refleja con veracidad ese ambiente y pensé qué distinta hubiera sido la serie (y qué buena) si se hubiera optado por un tono más realista estilo David Simon.

El intento de maquillar una realidad dura, de violencia, exclusión, pobreza y soledad ha llevado a Murphy a la creación de un título un tanto superficial, con actrices y actores demasiado bellos, demasiado limpios, sin la autenticidad lumpen que tan bien se puede apreciar en el documental.

Pese a que la serie es entretenida y recoge muchos de los temas esbozados en Paris is Burning como la creación de familias al margen de las originales —que rechazaban a las personas homosexuales y trans condenándolas a la miseria—, la búsqueda de identidad y el intento de obtener reconocimiento entre tanta pobreza, no llega a profundizar lo suficiente en el drama humano y se pierde en el glamour de los bailes y competiciones.

Fotograma de Paris Is Burning.

Si veis Paris is Burning os atraparan los verdaderos rostros en declive de las protagonistas, sus bocas desdentadas y sus sueños rotos. Pero también la emoción de haber encontrado un espacio para expresarse libremente y un colectivo donde apoyarse.

Una hora de documental que sí transmite de verdad la dualidad de ese mundo de superación y marginación que Ryan Murphy sabía muy bien que, sin drag —nunca mejor dicho—, no hubiera sido tan comercial.

En este caso, la estética ha matado la fuerza de la historia que residía en su la veracidad. Una pena.

Nota en Mis Puntuaciones


Debido al #LeoAutorasOct, mi novela ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘ a 0,99 € durante el mes de octubre. Una ganga, vamos 🙂

Las 5 mejores series para ver en otoño

Las hojas de los árboles ya amarillean y la ciclogénesis explosiva (cómo les gusta a los del tiempo meternos miedo) nos invita a quedarnos en casa con una mantita ligera y una buena serie. Como siempre, deseo hacer vuestra vida más fácil, así que os voy aconsejar un par de series deliciosas y cortitas, una súper entretenida por si pilláis un catarro y los dos títulos que más espero este otoño.

1. Kidding (Showtime)

Jim Carrey regresa a la televisión por primera vez en más de dos décadas para reunirse con el director de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, Michel Gondry. Carrey interpreta a Jeff, también conocido como Mr. Pickles, un icono de televisión infantil cuya vida personal comienza a desmoronarse tras las cámaras.

Es una comedia, pero hace llorar. Y os vais a quedar anonadados con la actuación de Carrey, de las que dan el Emmy. Si no, al tiempo. Disponible en Movistar.

2. Forever (Amazon)

Las estrellas de Saturday Night Live Fred Armisen y Maya Rudolph se unen al ganador del Emmy Alan Yang (Master of None) y Matt Hubbard (30 Rock) para dar vida a esta miniserie-delicatessen. Intimista, autoral, este título es para seriéfilos gourmets interesados en los entresijos de un matrimonio enfrentado a la rutina. Pero, creedme, hay mucho más y los giros os van a sorprender.

Atención al sexto episodio: de lo mejor que he visto este año en la televisión.

3. Jack Ryan (Amazon)

Mi hijo me pegó un constipado y entre Forever y Jack Ryan lo sobrellevé mucho mejor. Basada en las novelas de Tom Clancy, Jack Ryan presenta los esfuerzos de un analista de la CIA enfrentado a los tortuosos caminos del terrorismo global. Un best seller llevado la pequeña pantalla, amena y con mucha acción. No esperéis demasiado, pero es entretenida.

4. The Romanoffs (Amazon, 12 octubre)

Un día y podremos desvelar la incógnita de lo que nos depara el nuevo título del creador de Mad Men, Matthew Weiner. The Romanoffs es una serie antológica con capítulos independientes pero interconectados por algunos detalles (a lo Black Mirror), que retratan la vida de los descendientes de los aristócratas rusos (o que creen serlo) en la sociedad contemporánea.

El elenco incluye a Christina Hendricks y John Slattery de Mad Men, junto con Diane Lane, Kathryn Hahn y muchos más

Debo admitir que mis expectativas con esta serie están por las nubes, pero antes de verla voy a reprimirme, que después pasa lo que pasa y nos encontramos ante títulos fallidos como Here & Now, de Alan Ball (‘A dos metros bajo tierra’).

5. Homecoming (Amazon, 2 noviembre)

Tendremos que esperar un poco más para ver Homecoming, protagonizada por Julia Roberts y creada y dirigida por Sam Esmeil (Mr. Robot). Homecoming es un thriller psicológico que narra las vicisitudes de Heidi Bergman (Julia Roberts), una trabajadora social en una instalación secreta del gobierno, y Walter Cruz (Stephan James), un joven veterano militar y cliente de las instalaciones de Homecoming que está ansioso por regresar a la vida civil. Bobby Cannavale interpreta a Colin Belfast, supervisor de Heidi.

Poco más sabemos de la serie, pero tanto el reparto como la dirección nos hacen esperar grandes cosas. Como siempre, habrá que esperar.

 

De ‘Los Soprano’ a ‘El cuento de la criada’: mis 10 bandas sonoras favoritas

Los que se siguen este blog saben que siempre trato de llevarme los temas al terreno de mis preferencias, sin intentar sentar cátedra en algo tan relativo como los gustos personales.

En el caso de las bandas sonoras, soy de los que prefieren una buena selección de temas a una instrumentación, aunque soy consciente de que cada historia tiene unas características que hacen más apropiada una cosa u otra. E, incluso, como sucede en numerosos casos, una combinación de ambas.

No seré yo quien niegue que se me han puesto los pelos de punta con la banda sonora de ‘Hermanos de sangre’, Westworld, ‘Juego de tronos’ o ‘Perdidos’. Lee el resto de la entrada »

Diciendo adiós a ‘The Big Bang Theory’

El otro día, cuando empecé a ver el primer episodio de la última temporada de The Big Bang Theory, sentí una pena inesperada. Tras once años en antena, llenando nuestra pantalla de risas e innumerables referencias a la cultura pop, la serie iba a decir adiós.

Cuando una ficción lleva tantos años con nosotros es inevitable cogerle cariño sus personajes que, al igual que nos ha pasado nosotros, han evolucionado y crecido.

Una década da para mucho. Nacimientos y funerales. Bodas y separaciones. Nos vamos haciendo mayores pero, a pesar de todo, seguimos siendo en esencia los mismos. Y, si sois como yo y los personajes de Big Bang, pese a las nuevas responsabilidades podemos decir que seguimos siendo unos frikis. Lee el resto de la entrada »

TOP 10 de las series más votadas de la historia

El otro día comentaba cuáles eran las series más populares del momento según la web IMDb, una gran base de datos de Amazon que alberga títulos de películas, actores, directores, series y videojuegos, y que es una de las referencias a la hora de escoger visionados y encontrar información del mundo audiovisual.

Aunque os comentaba que, según mi criterio, las votaciones estaban más hinchadas que en otras webs como Filmaffinity porque se basaban en criterios de popularidad más que de calidad, en el caso de las series más votadas (también en IMDb) mi opinión coincide bastante pese a que sigue estando claro que no hay cabida para series más autorales como The Wire o ‘Los Soprano’. 

Sin embargo, para los que comenzáis en el mundo de las series, es un buena lista que os puede ayudar a elegir uno de los títulos que han marcado historia de la televisión.

10. Perdidos (2004–2010)

 Nota: 8,4

Votos: 439.548

Perdidos’ fue más que una serie. Fue un fenómeno global parecido al que ahora está siendo ‘Juego de Tronos‘ que supuso el enganche definitivo de muchos de nosotros a la metanfetamina azul de la ficción televisiva. Es un clásico y, pese a sus temporadas finales, merece la pena que la descubran las nuevas generaciones.

9. Stranger Things (2016– )

 Nota: 8,9

Votos: 517.924

Tuvo el gran acierto comercial de aunar la nostalgia de los que crecimos en los 80 con una historia muy entretenida, bien contada, con innumerables referencias a unos años de nuestra vida en los que fuimos felices e inocentes. La segunda temporada cayó en picado, pero la primera es muy recomendable.

8. Cómo conocí a vuestra madre (2005–2014)

 Nota: 8,3

Votos: 519.098

Una comedia blanca, amable, con personajes encantadores y muchas temporadas en su haber consiguió conquistar a la audiencia con la historia de la búsqueda de un amor. Amistad, ligereza y un montón de premios avalan una de las comedias más exitosas de la tele que, sin embargo, no posee el tipo de humor que me gusta. Ya sabéis: en las comedias hay más discrepancia de opiniones que en los dramas.

7. Dexter (2006–2013)

 Nota: 8,7

Votos: 577.560

Inauguró el género de psicópatas que intentaban conciliar sus crímenes y secretos con su vida personal ofreciendo una vuelta de tuerca: las víctimas que pasaban por los cuchillos de Dexter lo merecían. La voz en off de Michael C. Hall, los distintos antagonistas y una de las mejores intros de la tele la convierten en un clásico. Las cuatro primeras temporadas son formidables.

6. The Big Bang Theory (2007– )

 Nota: 8,2

Votos: 612.654

Este año toca despedir a una de las comedias más exitosas y longevas de la tele. Más de diez años con nosotros nos han hecho amar a los geeks que, como nosotros, han evolucionado y crecido. Soy consciente de su deterioro, de que ha perdido parte de su magia, pero la sigo viendo con gusto y me encantan todas y cada una de sus friki-referencias. La voy a echar mucho de menos.

5. Friends (1994–2004)

 Nota: 8,9

Votos: 616.910

Si estás pasando por un mal momento y eres de los pocos que no la has visto, no lo dudes. Friends es un happy place, una comedia tremendamente divertida que te va a proporcionar infinita diversión y amor incondicional por sus personajes. No por nada está en el quinto puesto del podio. ¡¡¡Mi sándwich!!!

4. Sherlock (2010– )

 Nota: 9,2

Votos: 661.620

Vale. A mí también me encanta Benedict Cumberbatch, pero no llegué a conectar con Sherlock del todo. Algunos casos me parecieron mejor resueltos que otros, pero en general creo que la serie adolecía de cierta falta de ritmo. Parece que, en este caso, mucha gente no está de acuerdo conmigo. Yo soy más amante de los cuentos y novelas originales que os recomiendo con la fuerza de los vientos.

3. The Walking Dead (2010– )

 Nota: 8,4

Votos: 752.951

Este es un caso que me asombra. La primera temporada me gustó mucho, pero a partir de la segunda me dormía con los episodios. Su estructura podría resumirse en falta de ritmo, mucha carretera y un cliffhanger final. Sin embargo, los zombis ganan la medalla de bronce en esta carrera. Y eso que son lentorros. Gente, el cómic sí que es bueno.

2. Breaking Bad (2008–2013)

 Nota: 9,5

Votos: 1.120.449

No problem con el segundo puesto. Breaking Bad es icónica y la deriva hacia los infiernos de Walter White (os dejo el artículo sobre la transformación en 15 pasos) una de las más alucinantes que hemos visto en la pequeña pantalla. La estética, las actuaciones de todo el reparto, las consecuencias (terribles) de los actos… Breaking Bad es un relato formidable sobre el monstruo que llevamos dentro.

1. Juego de tronos (2011– )

 Nota: 9,5

Votos: 1.359.856

Ninguna sorpresa, ¿verdad? ‘Juego de tronos’ ha sido una de las series que mejor ha sabido combinar la parte comercial (la acción, los efectos especiales, el sexo) con un relato que ha ido creciendo y ganando entidad, donde las traiciones palaciegas y las fintas en las fintas nos han dejado al borde del infarto. Además, el cuidado de la producción, el lujo de detalles, la dirección y las actuaciones la convierten en una serie enorme. Me vuelve loca y a los votantes también.


Debido al #LeoAutorasOct, mi novela ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘ a 0,99 € durante el mes de octubre. Una ganga, vamos 🙂

El bombazo ‘Élite’

No voy a negar que tenía prejuicios, pero después de ver los cuatro primeros episodios de ‘Élite’, la serie sobre un asesinato en el seno del colegio privado (y muy pijo) tras la llegada de un grupo de becarios, que estrena Netflix el 5 de octubre, puedo asegurar una cosa: va a ser un bombazo.

El título no esconde lo que es: un típico misterio whodunit (quién lo hizo), pero lo hace con ritmo, un reparto de actores jóvenes que funciona a la perfección (muchos de ellos de ‘La casa de papel’), con tramas repletas de entretenimiento, sexo, amor, suspense y que plasman con acierto el contraste entre clases sociales y los prejuicios que cada grupo posee sobre el otro. Lee el resto de la entrada »