A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Archivo de la categoría ‘House of Cards’

House of Cards libre de complejos (análisis de la cuarta temporada)

house-of-cards-season-4Excesiva, inverosímil, loca, sensacionalista… y tremendamente entretenida. Así ha sido la cuarta temporada de House of Cards, una serie que nació con vocación trascendente y que, temporada tras temporada, ha derivado hacia lo comercial, depurando lo que no funcionaba o funcionaba menos, para convertirse en un perfecto divertimento, en un culebrón de elegante acabado. Eliminando por fin la envoltura de narración con ínfulas y renunciado —thanks Lord— a las incomprensibles y cansinas tramas de política exterior (¿alguien se acuerda de lo que pasaba con los chinos?), se ha centrado en lo que de verdad interesa: la ambición desmedida de los Underwood y sus tejemanejes políticos. 

Una vez liberada de su encorsetamiento y de las etiquetas que no le sentaban bien (esto no es The Wire, señores), House of Cards ha dado sus mejores frutos. Con un desenfreno de acontecimientos que no dejan tiempo ni para respirar, sin el lastre de rusos o chinos (los terroristas siempre dan más juego o si no que se lo digan a Homeland), con personajes hiperbólicos a los que la maldad les rebosa por los poros sin resquicio de grises y, sobre todo, gracias a centrar la temporada en Claire, el personaje más interesante y peor desarrollado hasta el momento, House of Cards ha logrado despegar con una fuerza sorprendente, dejándonos con ganas de más y sin la sensación de desgaste tan acusada que percibí tras la tercera temporada. (Atención, Spoilers)

Lee el resto de la entrada »

Charlando con mi doppelgänger sobre ‘House of Cards’, ‘Girls’ y ‘Looking’

girls

Hasta yo me aburro escribiendo esto…

Como últimamente ando de buen humor después de haber pasado una racha regular tirando a mala (los virus escolares han tenido mucho que ver), he rescatado una conversación de lo más entretenida que el otro día tuve con mi doppelgänger que, si bien encantadora, no tiene pelos en la lengua. Salieron a relucir la última de ‘Girls’, ‘Looking’ y la tercera de ‘House of Cards’. ¡Con spoilers por doquier!

P. Oye, doppel, tú que tienes buen criterio, ¿qué me dices de la última temporada de ‘House of Cards’?

R. Lo más destacable, además de que Kevin Spacey está muy yayaza y se nota que se pone tibio a costillas, es que me he aburrido mortalmente excepto al final.

Lee el resto de la entrada »

‘House of Cards’: la peligrosa tendencia hacia lo comercial en la segunda temporada

house-of-cards-season-2La segunda temporada de ‘House of Cards’ me ha enganchado mucho, eso es innegable; sin embargo, tras unos días de reposo, no puedo evitar pensar que el guion ha perdido cohesión y ha tendido a explotar los aspectos más sensacionalistas para hacerla más comercial. Aunque ‘House of Cards’ siempre fue política, sangre y sexo, la complejidad de fintas de pasillo de la primera temporada, que (casi) logró hacerme olvidar la maestría de la homónima británica, se ha diluido para dejar paso a historias más efectistas, momentos en la ventana que son una mera continuación de lo que ya vimos y unos personajes que apenas han sufrido transformaciones morales y se han estancado en un “todo vale” que ya conocemos. Aún así, el formato funciona muy bien. El guión, endiabladamente entretenido, sigue provocando nuestra admiración, con frases demoledoras y sugerentes miradas a cámara que evidencian la hipocresía de la clase política. (ATENCIÓN, SPOILERS)

Lee el resto de la entrada »

El talento de Fincher y Spacey en ‘House of Cards’

Tenía mis dudas sobre el remake de ‘House of Cards’. La original de la BBC me había parecido brillante, difícil de superar tanto en calidad de guión como en terreno interpretativo. Por algo la serie está considerada uno de los cien mejores programas de la televisión británica. Además, Ian Richardson como Francis Urquhart, realiza uno de esos papeles que se nos queda grabado en la retina y que pasa a formar parte de nuestro imaginario televisivo, con ese toque de ironía maquiavélica y esa elegancia tan gentleman, que oculta a un sanguinario rottweiler en su interior.

Lee el resto de la entrada »

De espías rusos, falsas Carries y psychos grandiosos

Aunque no suelo juzgar las series sin haber concluido, al menos, la primera temporada, os voy a hacer un pequeño resumen de los estrenos a los que estoy hincando el diente. Si ya me conocéis un poco, sabréis que me gusta alternar algún entretenimiento vacíacocos con una serie de mayor calidad con la que poder fardar y hacerme la entendida (jeje). Sin embargo, últimamente arrastro un gran cansancio derivado de la crianza (cuando le contéis a vuestros hijos mil veces seguidas el mismo cuento y respondáis durante todo el día a preguntas como «mami, qué es el cristal» o «mami, qué comen los hipopótamos» podréis comprenderme. No me juzguéis duramente esta vez. A partir de las ocho de la noche soy un zombi y quiero que me entretengan. Dicho esto, pasemos a ver qué nos ha deparado la nueva temporada televisiva:

Lee el resto de la entrada »

‘House of Cards’, magistral serie sobre la ambición

houseofcards_BBC

Que la inmundicia se esconde en los despachos oficiales lo sabemos de sobra, quizás más ahora que nunca debido a estos ‘tiempos interesantes’ que nos han tocado vivir. Lo único que puede consolarnos (al menos a mí me reconforta) es saber que los políticos tienen a sus peores enemigos muy cerca de ellos, susurrándoles al oído palabras de aliento, hinchando su vanidad con palmadas en el hombro y sonrisas amistosas. Son ratas taimadas, resbaladizas, capaces de lo que sea por sobrevivir y medrar. De hecho, ‘House of Cards’, una de las mejores series sobre corrupción y ambición que he visto nunca, utiliza las ratas como elemento simbólico mediante la intercalación de planos de estos desagradables animalitos, con el fin de evidenciar la podredumbre moral de algunos de los personajes.

Lee el resto de la entrada »