Entradas etiquetadas como ‘tercera temporada’

La tercera temporada de True Detective entretiene pero no emociona

Ayer terminé la tercera temporada de True Detective y, pese a seguir siendo una buena serie policiaca que, en esta entrega, ha destacado sobre todo por la interpretación de Mahershala Ali y la estructura de tres líneas temporales, lo cierto es que sigo pensando que ha perdido su atractivo estético —que en la primera temporada fue su seña de identidad más destacable— y que la historia se ha movido en el terreno de lo convencional, aunque también ha aportado algunas paradojas interesantes.

Quizás el mayor acierto, ya que el argumento principal se parecía peligrosamente al de la primera, es ver los engranajes de la relación entre Wayne Hays y Amelia Reardon, y sumergirnos en las causas, más allá de la atracción sexual, de un matrimonio entre un policía sin estudios y tradicional (machista) y una mujer cultivada, para quien la relación supone un lastre en sus objetivos vitales. Lee el resto de la entrada »

True Detective ha perdido su magia subyugante

No sé muy bien de qué manera se forjó la fama, pero True Detective se estrenó con la etiqueta de obra maestra y, en aquel momento, muy pocos se opusieron a la hipérbole.

Recuerdo que, estéticamente, la serie me pareció magnífica: su tono documental, sus imágenes oníricas y la forma de reflejar los secretos que se escondían detrás de las apariencias eran fascinantes, pese a que los monólogos de Rust Cohle me adormecían inevitablemente.

Ahora, y sobre todo tras la desastrosa segunda temporada, los espectadores no tienen tanto miedo a decir lo que de verdad pensaban de la serie, y True Detective está posicionada en un lugar más acorde a su calidad real. Lee el resto de la entrada »

Black Mirror y el fin de la sorpresa

black-mirror-season-3-mackenzie-davisCharlie Brooker se ha convertido en uno de los creadores actuales que mejor saben pulsar los hilos de la conciencia. La reflexión sobre el uso pervertido de la tecnología, capaz de aislar al individuo en su propio mundo de egocentrismo y obsesión, ha permitido que Black Mirror se convierta en una serie de culto. Sus escasos episodios —siete en total si contamos el especial de Navidad—, hacían de la emisión de la serie un acontecimiento que creaba tantas expectativas como apasionadas conversaciones posteriores.

El salto de Channel 4 a Netflix, es decir, de la televisión británica a la americana, y la ampliación de la duración de la tercera temporada (seis episodios, casi el total de los emitidos hasta la fecha), crearon dudas acerca del mantenimiento de su calidad narrativa y, sobre todo, de si el consumo de los episodios en maratón, sin la dosificación semanal, proporcionaría la adecuada dosis de impacto a la que nos tenía acostumbrados.

Lee el resto de la entrada »

Transparent, aceptar la identidad (review de la tercera temporada)

transparent_season3_averseriesTransparent posee lo que más me gusta en cualquier narración, ya sea literaria o audiovisual: sutilidad, altas cotas de emoción y una sensibilidad muy acusada para entender sin juzgar a los personajes. Por eso se ha convertido en una serie especial para mí, incluso diría que en una de mis favoritas. Si la segunda temporada nos ofreció momentos fantásticos, en la tercera la serie ha ido creciendo, volviéndose más coral y dotando de vida a los personajes secundarios, que quedaban siempre en segundo plano frente a la vívida historia de la transición de Maura.

Debía ser así. La decisión de Maura lo cambia todo para su familia y era relevante explicar de qué manera se va asumiendo esta mudanza de rol y cómo afecta a sus vidas, transformándolas en muchos aspectos. Jill Soloway y su equipo de guionistas (Bridget Bedad, Ethan Kuperbeg, entre otros), han conseguido dar un paso al frente y profundizar en cada uno de los caracteres, logrando que el espectador empatice con ellos y los comprenda, dotando a la narración de múltiples capas de significado. (Atención, Spoilers)

Lee el resto de la entrada »