BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Archivo de la categoría ‘Yo Claudio’

Mis 25 series favoritas (I): dramas

El otro día, una querida amiga a la que le gusta mucho el cine pero que no ha visto demasiadas series (a excepción de ‘The Wire’ y ‘The Sopranos’), me preguntó cuáles podía recomendarle. «He entrado en tu blog, pero hay tanto…», me dijo con cara de agobio. Esto me hizo pensar en la posibilidad de hacer una entrada recopilatoria, donde seleccionara mis 25 series favoritas de todos los tiempos. Para que no salga un churro larguísimo e ilegible voy a dividir el artículo en dos partes: dramas y, la semana que viene, comedias, miniseries y clásicos modernos.

Está claro que, como toda selección, es subjetiva, pero como bien dijo mi amiga «solemos leer los blogs con los que compartimos gustos y, aunque no siempre estemos de acuerdo, sí es una manera bastante segura de aproximarse a series que no conocíamos de antemano». Tenía razón. En los comentarios del blog suelo explicar que con mis opiniones no pretendo sentar cátedra, faltaría más. Se trata de mis preferencias, sencillamente, que están en constante cambio y evolución.

Lee el resto de la entrada »

‘Yo, Claudio’, la inspiración hecha serie

YoClaudio_averseries“Yo Tiberio, Claudio, Druso, Germánico, esto y lo otro y lo de más allá. Conocido no hace mucho tiempo por amigos y parientes como Claudio el idiota, o el tonto de Claudio o Claudio el tartamudo, voy a escribir ahora esta extraña historia de mi vida… Espías, espías por todas partes. Me espían en la cama, en mis plegarias, en la calle, hasta en el retrete. Pero les engañaré a todos. La sibila lo profetizó”.

Con estas palabras y la imagen del viejo emperador romano Claudio sentado en su escritorio, rememorando la historia de su vida mientras bebe vino y garabatea un pergamino, comienza una de las mejores series que ha parido la televisión: I, Claudius, escrita por Jack Pulman y basada en las novelas Yo, Claudio y Claudio, el dios, y su esposa Mesalina, de Robert Graves.

Lee el resto de la entrada »