BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘el truco del almendruco’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘el truco del almendruco’?Días atrás, a través de un mensaje DM de twitter, mi compañero y amigo Juan Revenga (*) me preguntó sobre el origen de la expresión ‘el truco del almendruco’.

Casualmente este es un tema que había estado investigando tiempo atrás y que dejé aparcado a la espera de encontrar la ocasión para publicarlo. La consulta del amigo Juan me brinda dicha oportunidad para hablar del tema.

Cabe destacar que, en realidad, el origen de la expresión queda algo confuso y no hay datos que den una fiabilidad al 100% sobre la procedencia de este dicho. Tras realizar una exhaustiva búsqueda y consultar a varios amigos historiadores y expertos en orígenes etimológicos a continuación os presento la conclusión a la que he llegado.

Como bien sabréis, se suele utilizar la expresión ‘el truco del almendruco’ para referirse al método simple y fácil de llegar a la resolución de algún problema (por ejemplo: ‘mi truco del almendruco para que no se me corte la mayonesa es añadirle unas gotas de agua caliente’).

El almendruco es el fruto del almendro cuando todavía está verde y tierno (inmaduro) y que acabará convirtiéndose en la rica y muy saludable almendra.

Y es precisamente el motivo de ese punto de inmadurez de la almendra (cuando todavía es un almendruco) lo que nos da la pista del que podría ser el origen: famosa es la leche de almendras que se elabora de una manera sencilla tras dejar las almendras en remojo con agua unas cuantas horas (con el fin de que se ablanden) y posteriormente pasarlas por una licuadora hasta encontrar el punto líquido que la convierte en leche.

La leche de almendras ya era conocida durante la Edad Media y muy utilizada para elaborar un buen número de platos culinarios (sobre todo postres y dulces). La época en la que más se echaba mano de ese tipo de leche era durante la ‘Cuaresma’,  días del obligado cumplimiento de los actos de penitencia y sacrificio conocidos como ‘ayuno’ y ‘abstinencia’ y  en los que se consumían dulces (como aporte energético) procurando que no fuesen de origen animal (en este caso la leche de almendras).

Pero por aquel entonces su elaboración no era tan rápida y sencilla como lo es hoy en día, por lo que un buen ‘truco’ para quitarle dificultad a la hora de elaborarla era utilizando las almendras cuando todavía no estaban maduras (almendrucos), esto hacía que la leche resultante fuese algo amarga pero se solucionaba fácilmente añadiéndole un poco de miel.

Así pues, todo parece indicar que esa pequeña trampa a la hora de elaborar la leche de almendras es la que dio origen y fue conocido como ‘truco del almendruco’, aunque podemos encontrarnos que hay quien apunta la posibilidad de que también podría tratarse de un rico dulce de origen mediterráneo, llamado ‘almendruco’ y en el que se realiza una pasta, parecida al turrón de Jijona, con almendra, clara de huevo, azúcar y miel y con la que se elabora unas pequeñas piezas que emulan a una almendra, siendo recubiertas por una oblea crujiente que hace la función de cáscara.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

(*)Juan Revenga (@juan_revenga) es autor del fantástico blog ‘El nutricionista de la general’  del que ya os hablé en un post tiempo atrás y del muy recomendado libro ‘Con las manos en la mesa’.

 

 

Fuente de la imagen: jeltovski (morguefile)

7 comentarios

  1. Dice ser Hemos Visto

    ¡Qué chasco! Yo pensaba que sería referente a la comoplejidad de cascar el almendruco… ains, a continuar martilleando

    29 octubre 2014 | 11:45

  2. Dice ser aquí uniformes

    Nunca te acostarás sin saber nada nuevo… muy interesante el dato.

    29 octubre 2014 | 11:55

  3. Dice ser Percebal

    En España tenemos la costumbre de crear pareados y coletillas sin sentido: “cayo malayo”, “fino filipino”… Por eso yo creo que lo de esta expresión es lo mismo, un pareado más sin sentido.
    Con esto no quiero quitar mérito al autor que ha buscado una explicación más compleja, pues siempre se aprende algo; pero da para reflexionar la cantidad de cosas que en la vida creemos que tienen un origen complicado o una razón de ser y desechamos las explicaciones sencillas por ser eso sencillas.

    Un saludo al autor Alfred López.

    29 octubre 2014 | 12:03

  4. @Percebal gracias por tus amables palabras, pero debo disentir de algo que dices… Cualquier expresión, aunque se trate de un pareado o coletilla sin sentido (como tú llamas) tiene su propio origen, un momento (histórico o no) en el que alguien lo puso en circulación. Lo bueno del asunto es que la mayoría de ellos están relacionados con hechos y personajes históricos, de ahí que esas expresiones lleguen hasta nosotros a través del boca a boca, generación tras generación (muchas de ellas de hace centenares de años).
    Por otra parte comentarte que el “cayo malayo” que citas como una coletilla sin sentido no lo es, ya que tiene una apasionante historia real detrás que se origina a finales del siglo XIX y deriva de Cabo Malayo (en Sudáfrica) y una extraña mutación genética que afectaba a algunos de sus habitantes (si saco suficiente tiempo publicaré un post al respecto)
    Un cordial saludo

    29 octubre 2014 | 12:22

  5. Dice ser Auriga

    Y como las almendras cuando todavía no están maduras contienen amigdanlina, que es es un veneno, se morían todos y el dicho se quedaba sin explicación para la posteridad.

    29 octubre 2014 | 13:33

  6. Dice ser Vanstar

    Qué curioso!! Me encanta este blog!

    29 octubre 2014 | 15:38

  7. Dice ser carlos

    Me presento para decirte que desde mi blog estoy recomendando este que es una escuela. Exitos.

    30 octubre 2014 | 22:54

Los comentarios están cerrados.