BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Cómo le quitan la ‘cafeína’ al café en grano?

Maria Carmen Frejo Miguel me hace llegar una consulta a través de Facebook:

¿Cómo es posible el café descafeinado en grano? ¿cómo le quitan la cafeína?

Durante muchos años sólo había una manera de poder tomar un café descafeinado y era a través del que ya vendían envasado (en tarros o sobrecitos) cuya modalidad era instantáneo. Afortunadamente desde hace un tiempo ya podemos encontrar café en grano (o molido) para poder prepararlo en una cafetera. Este es el modo cómo extraen la cafeína dejando el grano entero…

Los granos de café se descafeínan antes del tostado, cuando el grano aun está verde, porque es allí donde el proceso perjudica menos los sabores. El café descafeinado no está totalmente exento de cafeína y éste puede contener un residuo de cafeína de un 0,1%, y un extracto de café de 0,3%

Para extraer la cafeína de los granos de café se utilizan varios métodos:

Método de contacto directo
En el contacto directo, los granos se ponen en contacto con agentes descafeinantes, como cloruro de metileno, después de ser suavizados con agua o vapor. La cafeína se extrae directamente sumergiendo los materiales en el cloruro.

Método de contacto indirecto
Por este procedimiento, se usa una solución de café y agua para extraer la cafeína. La solución conteniendo la cafeína se trata luego con un agente descafeinante como acetato etílico, y se mezcla de nuevo con los granos para que reabsorban su sabor.
A veces este método se denomina descafeinado natural porque el acetato etílico es un compuesto químico que se encuentra naturalmente en muchas frutas.

Procesamiento del agua
Este procedimiento es similar al método indirecto, excepto que no se usan químicos. Los granos de café se sumergen en agua caliente, luego la solución se pasa a través de un filtro de carbón para quitar la cafeína.

Proceso suizo del agua
En este método, la cafeína se extrae también con filtros de carbón pero los granos se sumergen en agua caliente saturada con sabor a café. El resultado es la extracción de la cafeína sin quitar los sabores del café.
Se le llama proceso suizo del agua porque originariamente lo desarrolló y patentó una compañía suiza.

Proceso del dióxido de carbono
Con este método los granos se sumergen con materiales ablandados al agua, en dióxido de carbono altamente comprimido. Las moléculas de cafeína se extraen de los granos permitiendo las moléculas de sabor, que son más grandes, permanecer inalteradas. Este método retiene mejor los sabores del café que todos los anteriores.

 

(Fuente: webdehogar / marcilla.com)

Los comentarios están cerrados.