BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Santuarios del deporte. Craven Cottage, el estadio más bonito de Inglaterra

Al fondo de la imagen, el famoso Pavilion de Craven Cottage (WIKIPEDIA).

Al fondo de la imagen, el famoso ‘pavilion’ de Craven Cottage (WIKIPEDIA).

Y digo de Inglaterra por no decir de Europa o del mundo. Sí, amigos, hoy os traigo un santuario del deporte cuyo principal mérito es la estética. Ya sabéis los que me seguís hace tiempo que soy un apasionado del fútbol inglés y de las épocas pretéritas del deporte más seguido del mundo, así que quizá no os sorprenda que os hable de esta joya, perteneciente a un equipo que está pasándolo un poco mal deportivamente (y espero que se salve, ya que le tengo bastante cariño después de la final de la Europa League de 2010). Viajamos a Londres, una de las capitales del fútbol mundial, para hablar de Craven Cottage.

Nombre oficial: Craven Cottage.

Ubicación: Stevenage Road, Fulham, Londres, Reino Unido.

Capacidad: 25.700 espectadores

Año de inauguración: 1896.

Deportes: Fútbol y rugby liga.

Propietario: Fulham FC.

Fachada del estadio en la calle Stevenage Road (WIKIPEDIA).

Fachada del estadio en la calle Stevenage Road (WIKIPEDIA).

Más cosas: Pues sí, amiguitos, Craven Cottage es una de esas pocas maravillas que quedan en el fútbol actual, lleno de estadios con nombres de empresas, de calificaciones cinco estrellas FIFA, de revestimientos con paneles reflectantes, de techos retráctiles y demás parafernalia. Y es que Craven Cottage tiene sus orígenes no en el siglo pasado, sino en el anterior. 1896 es el año de inauguración del estadio. Pero mucho antes de que hubiera un terreno de juego, en la ubicación de Craven Cottage ya pasaban cosas.

En el siglo XVIII (en concreto en 1780), William Craven, sexto barón Craven, fundó a la orilla del Támesis, donde ahora se ubica el centro del terreno de juego, una casita de campo o ‘cottage’. La leyenda dice que prestigiosos personajes se alojaron el este ‘cottage’, como Sir Arthur Conan Doyle o la misma reina Victoria. En el año 1888, un incendio devastó la construcción y quedó abandonada.

El Fulham FC andaba buscando campo. Se había fundado en 1879 y había jugado, en tan solo 15 años de historia, en ocho campos distintos. Los dirigentes del Fulham se interesaron por los terrenos del ‘Craven Cottage’ y llegaron a un acuerdo con los propietarios, que adecentaron el lugar a cambio de un porcentaje fijo de las entradas.

Vista del estadio desde el Támesis (WIKIPEDIA).

Vista del estadio desde el Támesis (WIKIPEDIA).

Tras dos años de obras, el 10 de octubre de 1896 se estrenó el campo, en un partido entre el Fulham y el Minerva. El campo aún no tenía gradas, sino cuatro plataformas de madera que hacían las veces de asientos. Apremiados por las autoridades locales, que consideraban insegura la estructura, el Fulham contrató los servicios de Archibald Leitch, arquitecto escocés, para que con un presupuesto de 15.000 libras esterlinas, un récord de la época, construyera un estadio en condiciones. Archibald Leitch, si tenéis buena memoria, es una de las personas más importantes de la historia del fútbol moderno. Y es que es el arquitecto de estadios como Highbury, Anfield, Celtic Park, White Hart Lane, Ibrox Park, Villa Park, Goodison Park, Hampden Park, Hillsborough, Twickenham o Landsdowne Road.

Es entonces cuando Craven Cottage recibe sus dos máximas señas de identidad: la grada que da la espalda a la calle Stevenage Road y el ‘pavilion’. La primera es la grada principal del estadio, que desde 2005 se llama Johnny Haynes Stand, en honor del considerado mejor futbolista de la historia del Fulham, que falleció en un accidente de tráfico en 2005 y que tiene una estatua en uno de los accesos. La fachada de esta grada, fabricada en ladrillo rojo visto, es motivo de orgullo para todos los hinchas del Fulham. Además, todavía hoy conserva un buen número de asientos de madera y los pilares, inimagibles en el fútbol moderno. En la parte interior, la grada está coronada por un característico gablete con el escudo del club y su nombre.

La grada principal o Johhny Haynes Stand (WIKPIEDIA).

La grada principal o Johnny Haynes Stand (WIKIPEDIA).

El otro elemento estrella es el ‘pavilion’. Se trata de una estructura a imagen y semejanza de las que existen en los campos de cricket, situada en una esquina del terreno de juego, junto a la grada de Johhny Haynes. Entre los hinchas del Fulham se la conoce como ‘cottage’, porque no es sino una casita de campo como la que en su día erigió el barón Craven. Como curiosidad os diré que este ‘pavilion’ alberga los vestuarios, ya que Leitch, por increíble que parezca, olvidó planearlos en el proyecto. Es de ahí de donde salen y por donde entran los jugadores cuando saltan al terreno de juego. El ‘pavilion’ tiene una terraza con unos cuantos asientos, que tradicionalmente quedan reservados para familiares y amigos de los jugadores locales. Ambos elementos, es decir, la fachada y el ‘pavilion’, están protegidos por ley, por lo que no se pueden modificar.

Con el estadio ya terminado, llegaron los partidos internacionales y los partidos de rugby. En octubre de 1938, un partido entre el Fulham y el Millwall acogió a 49.335 espectadores, el récord del estadio. Conforme fue pasando el tiempo, el estadio fue mejorando. Así, en 1972 se estrenó la otra grada, la que da la espalda al río Támesis (y que se llama Riverside Stand). Como curiosidad os diré que con esa reforma, se evitó un hecho que casi cada año se producía: cuando la Boat Race, es decir, la regata entre Oxford y Cambridge, coincidía con un partido del Fulham, la práctica totalidad de los espectadores de la grada del río se daba la vuelta para ver pasar las embarcaciones. Todavía hoy, la Boat Race pasa junto al estadio.

El 'pavilion', desde el exterior del estadio (WIKIPEDIA).

El ‘pavilion’, desde el exterior del estadio (WIKIPEDIA).

Quiero contaros también que Craven Cottage es el tercer estadio más pequeño de la Premier (tras el del Hull City y el del Cardiff City) y que fue uno de los últimos estadios ingleses en convertir todas sus localidades en asientos. También que el Fulham tiene planes de aumentar su capacidad hasta los 30.000 espectadores. Y cómo no, no podía dejar de hablar de la estatua de Michael Jackson que existe en el estadio. Sí, amigos, el popular cantante estadounidense no tenía otra vinculación con el Fulham que ser amigo personal de Mohamed Al Fayed, antiguo propietario del club, que quiso homenajearle en 2011 con una escultura. No obstante, tras el cambio de manos del equipo, Al Fayed ya ha expresado su intención de llevarse la estatua.

Y ahora, esperemos que el Fulham se salve este año, aunque sólo sea para poder ver, de vez en cuando, un partido de fútbol en tan increíble estadio.

Os dejo con un reportaje sobre el estadio de los compañeros de SportYou:

Saludos y hasta mañana.

14 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Totalmente de acuerdo contigo. Precioso el Estadio, la fachada es muy, muy bonita. Un saludo!

    http://areaestudiantis.com

    27 Febrero 2014 | 08:44

  2. Dice ser Dr. J

    Maravilloso, no hay más que decir. Cómo mola esa fachada que más que de un estadio parece de una antigua fábrica.

    27 Febrero 2014 | 08:49

  3. Dice ser Pepe el educado

    Muy bonito, sí señor, y con historia… Los míticos estadios ingleses y escoceses tienen un encanto especial. Me encantan las gradas de esos campos, grandes, de una pieza, y tendidas, sin sobreponerse una encima de la otra (como la mítica The Kop). Bonito de verdad, no lo conocía. Tan solo una puntualización: dices que los pilares son inimaginables en el fútbol moderno…. Bueno, en nuestra 1ª división tenemos el Estadio de El Sadar con sus pilares aguantando el techo. Por cierto, un campo tipicamente inglés y con un ambiente increible. También me viene a la cabeza Ipurúa y Mendizorroza, por el norte hay varios estadios así. Saludos.

    27 Febrero 2014 | 09:21

  4. Dice ser ruomalg

    Un escenario precioso, es inevitable fijarse en el encanto especial que tienen los estadios ingleses. Puede que el Fulham no sea de los equipos más punteros de Londres pero un campo como ese llama más la atención que los estadios modernos de los que disfrutan clubs como el Arsenal.

    Me pregunto si les tendrías el mismo cariño si hubieran ganado la final de la Europa League (es broma, sabemos que la respuesta seguiría siendo sí).

    27 Febrero 2014 | 09:58

  5. Dice ser Isabel

    Pues que quereis que os diga, para mi el estadio más bonito del mundo es este: http://xurl.es/9ik46

    27 Febrero 2014 | 10:22

  6. Dice ser igesar75

    Me pasa exactamente igual que al presi, después de aquella final de la Europa Legue les cogí un cariño especial a este equipo….. cariño que posiblemente no hubiera sido igual si hubiera sido un equipo más potente o con más renombre a nivel internacional, eso también lo digo. Dieron la sorpresa en semis eliminando al Hamburgo, que se las prometían muy felices porque iban a jugar la final en casa. Pero fue que no.

    Viendo su plantilla actual, prácticamente no queda nadie de los que disputaron aquella final (aunque ahora que lo pienso en el Atleti tampoco jejeje), así que yo sepa a bote pronto únicamente están Damien Duff y el norteamericano Clint Dempsey, y eso que está cedido por el Seattle Sounders o sea que casi ni eso. Aunque luego tienen a otros jugadores a buen seguro conocidos por la parroquia como Heitinga, Stekenlenburg, John Arne Riise o el ex-león Fernando Amorebieta. Sí, están colistas en la Premier, aunque yo diría que ni muchísimo menos desahuciados, solo están a 4 puntos de la salvación.

    Ciñéndonos al post jejeje, sí sabía que el Craven Cottage es uno de los estadios más bonitos y clásicos de lnglaterra y por ende de Europa, aunque ignoraba todos esos detalles de la grada y el “cottage” propiamente dicho. Una auténtica joya. También desconocía que Al Fayed ya no era el propietario.

    Aparte de los ya mencionados, otro estadio en el que también se respira un ambiente “británico”, aún siendo relativamente moderno, son los Campos de Sport de El Sardinero. No tiene columnas en medio sujetando la cubierta, de acuerdo, pero sí es verdad que por la forma del graderío y la distancia al terreno de juego sí se puede asemejar a uno de los estadios clásicos de las islas.

    27 Febrero 2014 | 10:28

  7. Dice ser Fernando

    Que chulada de campo!!!! Allí sí que saben mantener vivas las tradiciones…. Por cierto, se me acaba de ocurrir… en los 80’s y 90’s, con el auge de las vallas, en este campo tenían que quedar totalmente antiestéticas, ¿no? Bueno, mejor dicho, es el campo en sí el que tenía que ser antiestético con esas horribles vallas.

    En cuanto a lo que dicen los compañeros por aquí arriba, es cierto que los campos norteños tienen esa tradición “británica” en cuanto a ambiente y construcción. Además de El Sadar, recuerdo otros dos estadios míticos: El antiguo Sardinero, con aquella grada tan característica, y Atotxa, el santuario de la Real Sociedad.

    A mí me gustaba mucho un pequeño campo inglés con las cubiertas y asientos de madera, que ardió (creo que hubo varios muertos) en los 80, creo. Jodé, no me acuerdo del nombre, pero sí que me acuerdo que tenía un encanto especial, verlo te transportaba a otra era.

    Agur!!

    27 Febrero 2014 | 12:16

  8. Dice ser Fernando

    Se me olvidaba, y si no lo digo reviento: Lo único que sobra en este grandioso estadio es la estatua de Michael Jackson. Más que nada por que no tiene nada, pero absolutamente nada que ver con el edificio. No tengo nada contra Michael Jackson, de hecho me gusta y tengo discos suyos, pero hay que reconocer que allí no pinta nada. Es como si, por ejemplo, en Ipurua ponen una estatua de The Beatles. Sí, quedará muy bonita, pero ¿a cuento de qué la colocan allí? No se si me explico. Así que me alegro de que la de Jackson la vayan a retirar. No sé, quizás es que soy demasiado tikismikis….

    Agur!!!

    27 Febrero 2014 | 12:31

  9. Dice ser Loshovic

    Sin duda es el estadio más singular de toda la primera división inglesa, cada vez más llena de estadios novísimos al calor de los millones que se manejan por allí. Ahora bien, tanto como bonito, bonito… yo lo definiría como singular, pintoresco, con personalidad, con encanto.
    Por cierto, muy interesantes todos los datos que aporta maese Edu. Ya conocía bastantes cosas sobre este campo y otros campos de Inglaterra, pero siempre hay cosas nuevas que aprender.

    27 Febrero 2014 | 12:43

  10. Dice ser Bayer-74

    Precioso estadio, en el sentido que rezuma historia del fútbol, no lo conocía. Me lo apunto para la siguiente visita a Londres. Curiosamente conozco un inglés que es del Fulham a rabiar y nunca me había hablado de como es su estradio.

    27 Febrero 2014 | 16:14

  11. Dice ser Tim Siglo XXI

    Chapeau presi,

    Precioso estadio, la verdad. No al futbol moderno.

    27 Febrero 2014 | 18:02

  12. educasado

    Loshovic, sé lo que quieres decir. A lo mejor el Emirates es más “chulo”. Pero para mí, un estadio bonito es éste.

    27 Febrero 2014 | 19:07

  13. Dice ser ruomalg

    La del Hamburgo no fue la única sorpresa que protagonizó el Fulham en esa temporada. En octavos de final apeó a la Juventus, y en dieciseisavos hicieron lo propio con el Shakhtar. Y hablando de estos últimos, recuerdo que en la previa de la ida los jugadores del equipo ucraniano protagonizaron una anécdota cuando, yendo de compras por la capital londinense intentaron entrar en Harrods (entonces también propiedad de Mohamed Al-Fayed) y se quedaron con las ganas por ir todos con el chándal.

    28 Febrero 2014 | 00:49

  14. Dice ser Cris

    Es muy muy bonito.

    28 Febrero 2014 | 02:29

Los comentarios están cerrados.