BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Campofrío lo ha vuelto a hacer

¿Por qué una marca de embutidos -de chopped, como le gusta decir a Jaime Lobera– nos emociona cada año por estas fechas y vuelve a hacerlo un año tras otro?

¿Por qué nos tienen que recordar nuestra manera de disfrutar de la vida?

Jaime Lobera

La verdad es que no tengo ni idea.

Y a pesar de que llevo más de cuarenta años, toda mi vida profesional, dedicado a este tipo de cosas, no sé por qué un anuncio que nos recuerda cómo somos y nos pide que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida, ayuda a que queramos más a la marca y que, al final, compremos más chorizo, más salchichas o más jamón, pero el caso es que otra vez este año, tras el paréntesis del año pasado por el incendio de la fábrica de Burgos (en el que también nos sacó unas lagrimitas) lo ha vuelto a hacer.

El spot de Campofrío para estas Navidades vuelve a emocionarnos, será uno de esos pocos anuncios que no nos cansaremos de ver, nos recordará que, pese a todo, la vida merece la pena y sí… nos hará mirar con simpatía a la marca y, a la postre, comprar más productos Campofrío.

Pues eso: que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida.

7 comentarios

  1. Dice ser uno

    Nos recuerda cada año que la vida merece la pena si no eres uno de los miles de cerdos a los que esta marca y otras condenan a una vida de miseria, sufrimiento, esclavitud, tortura y muerte. De esas vidas no hablan. Esas vidas las roban para ganar dinero. El dinero de todos aquellos que pagan por unas lonchas campofrio y que ni se plantean lo que hay detras.

    La solucion es facil. El veganismo. Y esta en tu mano, en tus actos diarios. En tu cesta de la compra.

    Como se puede celebrar nada en una mesa llena de cadaveres de animales que tuvieron una vida miserable? Mundo de locos.

    19 Diciembre 2015 | 14:26

  2. Dice ser Carmen

    Toda la razón al comentario anterior. MILES Y MILES DE ANIMALES MUEREN DE FORMA CRUEL y un grupito de genios del marketing nos engañan como en todo en nuestra vida cotidiana para que creamos que vivimos en un mundo super feliz. un mundo donde no hay más que muerte y desolación maquillado sutilmente y muy profesionalmente, hay que decirlo, por esta gentucita y digo pequeña porque esa es su medida en términos de conciencia.

    19 Diciembre 2015 | 15:25

  3. Dice ser Jose Carlos

    Más peligroso me parece la lenta tortura a la que someten ciertas personas a los seres vivos más necesarios… Las plantas. Tras apilarlos el cárceles de plástico, donde no pueden tomar los nutrientes naturales y necesarios (del sol y el aire puro) las plantas son mutiladas de maneras mecánicas y poco cuidadosas, que las dañan y hacen sufrir.
    Eso unido a la cantidad de seres humanos y animales, que son expulsados de sus casas y hábitats para conseguir la cantidad de soja suficiente para hacerse un café orgánico…

    La crueldad del ser humano no tiene límites.

    19 Diciembre 2015 | 15:42

  4. Dice ser estaistontosoq

    Claro!! ahora vosotros nos vais a decir que comer a los demás…

    Cadáveres de animales?…se os ha ido la olla…radicales!

    Vive como quieras….q igual yo…lloro cada vez q te comes una acelga….gilip…!!

    19 Diciembre 2015 | 15:44

  5. Dice ser anibal

    pues la vaquita que se cria en el valle, la matan los lunes y me la como el martes tierna tierna.

    19 Diciembre 2015 | 19:48

  6. Dice ser masquemedios

    Respeto todas las posturas, incluso las que no entiendo.
    Como las personas no tenemos función clorofílica, sobrevivimos comiendo a otros seres vivos (sí; también los veganos).
    Y las campañas que desde hace cinco años nos presenta Campofrío cada año por estas fechas nos recuerdan que hay cosas por las que merece la pena vivir. Yo creo que son buenas; y, si además sirven para vender chorizo, me parece estupendo. ¡Claro que matamos cerdos, vacas, pollos,…y lechugas, avellanas o tomates! Si no lo hiciéramos no podríamos ni siquiera criticar a los que piensan distinto.

    20 Diciembre 2015 | 10:31

  7. Dice ser javier

    La historia y la evolución es la que es y guste o no desde que el ser humano es tal y dejo de ser un hominido bípedo lleva una dieta omnivora osea come de todo, carne incluida, es más esta más que probado que el consumo de proteínas animales estuvo directamente relacionado con el crecimiento de la capacidad cerebral (la caza les hacía tener que planificar y pensar), si eres vegetariano o vegano me parece bien pero que no me vengan con imposiciones absurdas, eso tiene tanto sentido como querer convertir a los leones en vegetarianos.

    20 Diciembre 2015 | 19:28

Los comentarios están cerrados.