BLOGS
Me crecen los enanos Me crecen los enanos

Si matar a otro hombre es el peor crimen, lo mejor debe ser traer a la vida a un bebé.

Redescubriendo ‘Dentro del laberinto’, ‘Willow’, ‘Cristal oscuro’, ‘La historia interminable’… con nuestros hijos

labyrinthYa os he contado el placer que supone estar redes cubriendo mis cuentos y libros infantiles gracias a mi hija de seis años. Uno de los pequeños grandes regalos que trae la maternidad. De hecho estoy recomendando a los amigos lectores que tengo aún sin hijos, que no extravíen sus primeros libros, al menos los favoritos, para poder leeros con sus niños (si es que los tienen, que ya sabéis que tampoco es obligatorio).

Otro pequeño gran placer es volver a ver con ellos las películas que nos fascinaron en nuestra infancia, muchas de ellas disponibles enteras en Youtube. A lo largo del último año he estado viendo con Julia algunas de esas películas y he podido comprobar como, con la mayoría de ellas, el efecto sigue siendo el mismo.

Las tres que más le han gustado, sin la menor duda, son:

Dentro del laberinto. Una maravilla de Jim Henson con David Bowie y una linda y jovencísima Jennifer Conelly (cuyo atuendo confieso que traté de imitar a los trece años). Y tiene una de las frases cinematográficas míticas: “Mi voluntad es tan fuerte como la tuya. Tú no tienes poder sobre mí”.


Lee el resto de la entrada »

‘Flores para Algernon’, “es muy fácil hacer amigos si dejas que la gente se ría de ti” #Unoalmes

Mantengo la nueva costumbre que inicié el mes pasado de sumarme a otros blogs para recomendar uno de los libros que he leído este mes. Que, por cierto, estáis todos invitados a participar en esta iniciativa de Pilar (MamásFulltime) si tenéis un blog o desde vuestras redes sociales. El hashtag es #Unoalmes.

Lo mío no es una lectura, es una relectura. Leí Flores para Algernon De Daniel Keyes por vez primera hace casi catorce años, gracias a la recomendación de Pepe Cervera y en un volumen prestado. Ya en aquella ocasión me atrapó por completo. El mes pasado me volví a encontrar con la misma edición que leí en su momento en un mercadillo solidario de libros que pusieron en la plaza del ayuntamiento de mi ciudad. Es algo que hacen todos los años: la gente dona sus libros y se venden por tres euros. A mí me encanta recorrer los puestos buscando tesoros, y siempre doy con alguno. Este año me he llevado a casa Flores para Algernon; Pabellón de mujeres, una de las pocas novelas de Pearl S. Buck que me faltaba por leer (descubrí Peonía en mi adolescencia y se convirtió en mi novela romántica favorita) y Martin Edén de Jack London, otro autor que me encanta, y que ya ha caído.

Releer Flores para Algernon tras ser madre de un niño con autismo y estar en contacto con personas con discapacidad intelectual lo convierte en una lectura muy diferente. Me resultó especialmente doloroso recordar de la mano del despertar de Charlie la relación que tuvo con su madre.

Flores para Algernon fue primero un relato y en 1959 se convirtió en una novela, igual que Galatea. Aunque se cataloga como ciencia ficción, realmente es un libro inclasificable y con mucha carga de profundidad. Logró el premio Hugo y el premio Nébula y, por lo que me han contado, es una de las lecturas recomendadas en los institutos de Estados Unidos. No me extraña lo más mínimo.
Lee el resto de la entrada »

Día del orgullo (del padre y la madre) friki

170d_s_is_for_star_wars_toddler_teeHoy 25 de mayo es el Día del orgullo friki, algo que arrancó en 2006 y que tiene en cuenta el estreno del largometraje de George Lucas, el Día de la Toalla (en honor a Douglas Adams, autor de la Guía del autoestopista galáctico) y con el glorioso 25 de mayo, día de la rebelión en una famosa calle de Mundodisco, universo de Terry Pratchett.

Los frikis abundamos. El concepto de ser friki se ha extendido tanto, que raro es el que, con menos de cincuenta años, no es al menos un poco friki.

Se puede ser friki por jugar al rol, a los videojuegos, a los juegos de mesa, por gustarte los cómics, StarWars, la ciencia ficción en general, Tolkien, la robótica, Sheldon Cooper, Matvel, Lego, Juego de Tronos, Terry Pratchett, por ser aficionado a cualquier producto cultural o tendencia que venga de Japón (el valhalla del frikismo).

1ed5_marvel_avengers_nesting_dollsSe ha ampliado tanto el espectro que, a título personal, creo que empieza a perder sentido. Ser friki escapa de estereotipos, es mainstream, apunta a muchos productos de masas, a casi cualquier cosa que haya surgido recientemente con tintes fantásticos o tecnológicos.
Lee el resto de la entrada »

Prefiero dar caramelos Pez antes que homeopatía a mis hijos (al menos tienen expendedores chulos)

62de2d4c71742ac73576b5df824024e6El otro día volvió a pasar. Entré en una farmacia caso completamente afónica pidiendo lizipaina o algo similar.

– ¿Seguro que es eso lo que quieres? Yo no te lo recomendaría – me dijo la farmacéutica.

– ¿Qué me recomiendas entonces? – pregunte esperando tal vez algún medicamento más reciente y eficaz. En esto veo que se gira y se dirige un estante que tiene a su espalda lleno de productos de homeopatía. ¡Otra vez no, por favor!

– Homeopatía no te voy a comprar – la interrumpí.

Ella se giró hacia mí, algo sorprendida.

– ¿Prefieres química? – me preguntó

Me limité a responder que sí, que quería química si es así la forma en la que ella llama a los medicamentos. Me quedé con ganas de contestar que me negaba a comprar un placebo absurdo que no deja de ser agua con azúcar a precio de oro y que para mí era el equivalente a que me intentaran vender una estampita para rezar a alguna virgen. Cualquier farmacéutico que me recomiende homeopatía pierde automáticamente bastante credibilidad para mí.

Al salir de la farmacia me estaba esperando mi santo, al que le conté inmediatamente la aventura.

– ¿Por qué últimamente siempre quieren colarme homeopatía en las farmacias? ¿Será que sacan más margen con ella? –

– Seguro – me dijo.

Si alguien conoce ese dato, si alguien sabe a ciencia cierta que las farmacias obtienen mayores beneficios vendiendo homeopatía, le agradecería horrores que me lo contara.

He oído varias veces a madres recientes contarme que la homeopatía funciona con sus niños, como si el “amimefuncionismo” pudiera ser prueba de algo, como si correlación y causalidad fuera lo mismo, como si no se hubiera demostrado científicamente la efectividad de los placebos.

En casa tenemos nuestro propio placebo. Son las pastillas de los caramelos Pez, Julia los llama directamente “caramelos de la tos”. Y creedme, funcionan. Le quitan la tos, alivian sus catarrillos y la ayudan a dormir. ¿Por qué? Por puro placebo, porque son males menores que iban a mejorar igualmente. Me consta que en otras familias tienen sus propios remedios inocuos.

Los prefiero mil veces a la homeopatía. Además se peuden coleccionar los expendedores, que son la mar de chulos.

Otras entradas, propias y ajenas, que pueden interesarte:

Pistas para detectar la dislexia en niños de seis a nueve años

Girl doing her homework.  girl people child childhood 5-10 years interior day flat homework home work working learn learning do homework doing homework do doing book books exercise book exercise vertical one angry anger discouraged offended tired tiredness

GTRES

Hace pocas semanas fue noticia que un equipo español de la Universidad de Granada había demostrado que los niños disléxicos no detectan bien las sílabas acentuadas al oír las palabras. Es algo que ya se había detectado en la lengua inglesa y que ahora se ha localizado en la española.

Siempre he sido muy consciente de la necesidad de que los padres estemos alertas para localizar cualquier dificultad que puedan tener nuestros hijos y ayudarles, especialmente de la dislexia. Pues que sea porque conozco unas cuatas personas disléxicas en mi entorno, que han logrado superar las dificultades a base de trabajo.

Julia tiene seis años recién cumplidos, está en el proceso de aprender a leer y escribir y de que nosotros observemos que todo va bien.

Os voy a dejar aquí una serie de signos para detectar la dislexia en niños de 6 a 9 años que procede de la web Ladislexia.net, un lugar muy recomendable y lleno de información y material relacionado con la dislexia.
Lee el resto de la entrada »

1.315 madres, 4.967 litros, 1.500 bebés. Hoy es el Día Mundial de la Donación de Leche Materna

Tanto Jaime como Julia tomaron el pecho hasta pasados los dos años, hasta que ellos quisieron. Toda mi vida recordaré la experiencia de amamantar con ternura, fue un placer tanto para ellos como para mí.
lactancia
Con Jaime tuve todas las inseguridades del mundo, agudizadas por una cesárea y solventadas gracias al pediatra Carlos González y, sobre todo, a que el paso del tiempo me hacia ver que todo iba bien, que Jaime crecía sano y feliz y que no había que luchar contra mi instinto de madre que me pedía dar el pecho a demanda y practicar colecho. Hay que recordar que ha pasado casi una década y yo aún tuve que escuchar a mi enfermera de pediatría recomendando pautas horarias para alimentar al bebé, que en el hospital intentaban endosar chupetes y biberones a la primera de cambio a los recién nacidos y que no había tantos blogs de maternidad explicando otras opciones como ahora. Pasado el tercer mes, todo fue como la seda.

Con Julia todo fue más sencillo, pude parirla y no nos separaron en ningún momento. Salvo por un par de mastitis que pude controlar, todo fue fácil desde el primer momento hasta el último.

Pero hay algo que no fue sencillo en absoluto con ninguno de los dos: extraerme leche. Conozco mujeres que llenan biberones sin aparente esfuerzo. Yo era incapaz de obtener más que el culo de un biberón. Probé de todo: hacerlo manual, mientras el bebé mamaba del otro pecho (lo que mejor funcionaba), con el extractor doble eléctrico de Medela, con el manual de Avent (el que mejor me fue), tras duchas calientes… No había manera y me preocupó que él empezar a trabajar supusiera el fin de la lactancia materna. Pasaba de una lactancia casi exclusiva a pasar más de diez horas fuera de casa, un cambio muy brusco. Por suerte pronto comprobé que el cuerpo de más inteligente de lo que creemos y se adaptó rápidamente a la frecuencia decreciente. Usé el extractor casi seis meses, aunque sólo me sacaba la cantidad que me hacía sentirme molesta.
Lee el resto de la entrada »

Colt Express, asalto al tren del dinero en familia

Los juegos de mesa siguen siendo uno de nuestros pasatiempos favoritos con Julia. La semana pasada os hablaba de Virus, un juego de cartas en realidad, pero hay más que nos gusta jugar. Uno de los que más éxito tienen en casa últimamente es Colt Express.
image
Es un juego fantástico, realmente divertido a partir de cuatro jugadores (aunque se puede jugar con dos) y hasta un máximo de seis que hemos disfrutado con niños a partir de cinco años, aunque en la caja la edad mínima recomendada es diez años. A todos los que disfrutan de los tableros les ha encantado, que también es verdad que hay niños que a esas esas no tienen paciencia o interés en los juegos de mesa, para ellos es preferible tirar de juegos algo más sencillos.

El juego ideado por Christophe Raimbault e ilustrado por Jordi Valbuena es realmente llamativo. Se despliega un tren en el que se colocan bolsas de dinero por diferente valor y se sitúa a los forajidos, cuyo objetivo es desvalijar el tren. Aquel que acabe con más dinero ganará, tan sencillo como eso. Quedarte sin balas en el cargador te da mil dólares. Cada jugador tiene dos mazos, uno con seis disparos y otro de acciones: subir o bajar del techo del vagón, moverse, disparar (lo que desplaza al jugador), coger dinero, pegar un puñetazo (que hace ques le caiga una bolsa de dinero) o mover al Sheriff, que suelta una bala y manda al techo a todo forajido que se encuentre.

Se cogen seis cartas de acciones y se decide qué hacer en función de lo que indique la carta de turno. Imaginad que cada jugador tiene que jugar cuatro cartas, una de ellas boca abajo. Pues yo decido moverme por el techo, bajar al vagón con más bolsas de dinero, coger una y disparar. Todos vamos entregando las cartas según nuestro plan, que se puede ir modificando sobre la marcha si vemos que los demás hacen algo que choca con nuestra idea inicial, y cuando están todas las cartas dadas se coge el mazo y empieza lo divertido: ver a modo de película del salvaje oeste lo que ha pasado con nuestro particular asalto al tren del dinero.
Lee el resto de la entrada »

Hoy es el día internacional de las familias, de todas las familias

Hoy es un buen día para recordar que afortunadamente no estamos solos en este mundo, aunque a veces lo sintamos así.

Hoy es el día internacional de las familias, de todas las familias. De las que deciden tener un solo hijo, de las que tienen siete, de las que no tienen ninguno. Tambien de las personas que consideran a su gato y su perro como miembros de su familia, de los que viven solos pero no por vivir sin compañía humana salieron de un peral, de los que crían a niños que no son hijos suyos, de los que crearon su familia con lazos de amistad y no de sangre, de aquellos que tienen a la familia a miles de kilómetros y de los que viven a la vuelta de la esquina.

Y he obviado el género y la orientación sexual en ese primer párrafo porque es irrelevante. O debería serlo.

No dejemos que el Día Internacional de la Familia acabe siendo el día en el que reivindicar a ese modelo tradicional de los anuncios de cereales. No hay que ser como los Brady, con golden retriever incluido, para sentir este día que nadie es una isla, que todos formamos parte de un grupo de personas a las que queremos, con las que compartimos alegrías y disgustos y por las que haríamos renuncias.

Da igual como sea ese grupo. No hay ninguno mejor que otro por la manera en la que esté formado.

Disneyland París saca la artillería de Frozen este verano

frozenTodos los años el parque francés procura ofrecer algo nuevo. El verano pasado la gran apuesta fue por Ratatouille, una atracción inspirada en la maravillosa película de Pixar (una de mis tres favoritas junto a Up y Wall-E) ubicada en el segundo parque de Disneyland París; hablé de ella en este blog el pasado mes de agosto. También hubo otras novedades más pequeñas, como tener a Rapunzel en un punto del parque principal y también un lugar en el que conocer a Spiderman. También os conté en su momento que nos encantó la visita al superhéroe, que no pudo ser más simpático y paciente con Jaime. Por lo visto está siendo todo un éxito y confío en que sea la antesala a la llegada de más superhéroes de Marvel y a una mayor presencia de StarWars.

Pero no estoy hoy por la labor de hablar del pasado o del futuro, sino de la principal novedad que habrá en Disneyland París este verano. Tenía que ser, por supuesto, algo de Frozen; la película de animación más taquillera de la historia y no me extrañaría descubrir que también la más rentable en cuestión de merchandising.

Muchos de los que me estáis leyendo seguro que conocéis de primera mano la locura que despierta la película de Elsa y Anna, de la que sabemos que habrá una segunda parte. Confío que no fastidien todo lo logrado en la primera.

A partir del 1 de junio y hasta el 13 de septiembre habrá en el parque un espectáculo inspirado en Frozen, por lo visto similar al que hay desde el año pasado en Orlando, en el que se representarán escenas de la película y con una nueva zona inspirada en el nórdico pueblo de Arendelle.
Lee el resto de la entrada »

En el logopeda privado, por recomendación recibida en la escuela pública

imageEsta es la segunda semana que Julia acude al logopeda. Tiene algunas dificultades para pronunciar la S y la L porque tiende a poner la lengua en posición interdental. Y también le conviene trabajar los sinfones.

¿Qué es eso de los sinfones? Os dejo la explicación de Madrid Logopedia:

Un sinfón es un grupo consonántico que aparece dentro de la misma sílaba, con las dos consonantes seguidas. Por ejemplo br- en “brazo”, gl- en “globo” o tr- en “Triste”.

Es muy habitual que los niños con dificultades de articulación o dislalias, muestren dificultades en este tipo de sonidos, ya que son los más complejos, y en una evolución normal, los últimos en ser pronunciados correctamente.

Cuando un logopeda trabaja con un niño en este tipo de sonidos, a los padres a veces nos soprende que nuestro hijo nos corrije y nos dice que el plátano se llama “palátano” o la fresa “feresa”. Esta técnica parte de la correcta pronunciación de sílabas simples para terminar en el sinfón, no hay que asustarse, el logopeda no se ha vuelto loco…

No es nada grave, tanto su tutora como la orientadora del colegio coincidieron en las charlas que tuvimos en que unas pocas sesiones probablemente serán suficientes, porque no hay más problema que ese, Julia colabora, se esfuerza por intentar pronunciar mejor.
Lee el resto de la entrada »