BLOGS
Me crecen los enanos Me crecen los enanos

Si matar a otro hombre es el peor crimen, lo mejor debe ser traer a la vida a un bebé.

¿Es una matanza (de un cerdo) espectáculo para los niños?

No voy a entrar en si se deben celebrar o no matanzas de animales, que no es blog para ello, sino en si debe ser algo que presencien los niños. Ya sabéis a que me refiero con matanza, a esa fiesta en la que se degüella a un cerdo (tradicionalmente criado en casa, aunque ahora con frecuencia un pobre animal traído de una granja) en plan espectáculo popular, entre chanzas y expectativas de devorarlo.

Alguna vez he explicado lo que era a algún amigo guiri que me ha mirado como si le estuviera narrando una versión pueblerina de Holocausto Caníbal algo que se utiliza a veces como reclamo turístico. Y hablo de personas que disfrutan comiendo carne, pero no entienden que haya que oír chillar al cerdo y verle morir desangrado como si fuera una fiesta. Yo tampoco, entiendo que fuera una fiesta antaño, cuando había muchas privaciones y pocas alternativas de espectáculo, pero no veo la necesidad de pasar por eso ahora. En el siglo XXI hay tal sobreabundancia de carne, demasiada para nuestra salud, que no veo motivos para celebrar que haya más. Y en el siglo XXI deberíamos ser más respetuosos con el sufrimiento animal. Y no os habla alguien con el estómago especialmente sensible.

Pero volvamos a los niños, que no quiero irme del tema. Reflexiono sobre ello tras leer el último párrafo del post La matanza del cerdo, publicado en el blog de El diario El caballo de Nietszche y que recoge un documental elaborado por Tras los Muros, un proyecto fotográfico y audiovisual de Liberación Animal.

Esto es lo que cuentan:

La normalidad de estas matanzas es más aterradora aún cuando en ella participan los niños, a los que con intención o sin ella se adoctrina así en lo que implica hacer excepciones al maltrato, vivir con naturalidad la agonía evitable de un animal con una incuestionable capacidad de sufrimiento. Niños que aprenden a convertir una matanza en una fiesta.

Me pregunto tras leerlo si yo querría que mis hijos participasen como espectadores en la matanza de un cerdo. Y no, yo no querría. Más allá de que sea un espectáculo sangriento, lo que me preocupa es que acabasen vanalizando la muerte de un animal inteligente y que padece.

La semana pasada entré con Julia en un supermercado que nunca habíamos pisado. En un arcón congelador para la carne tenían un cerdito recién nacido envasado al vacío, un cuerpecito diminuto, rosa y sin pelo envuelto en plástico. Julia lo miró y me preguntó qué era. Le dije que un bebé de cerdo. Inmediatamente se dio la vuelta para no verlo. “¿Por qué está así?”, me preguntó. “Porque hay gente a la que le gusta comerlo asado en el horno”. Julia no dijo más, se limitó a permanecer de espaldas con expresión de disgusto.

La prefiero así antes que jaleando la sangre de un ser vivo.

No tiene que ver con criar a mis niños entre algodones, en absoluto, sino en intentar cuqué crezcan sensibles al sufrimiento ajeno.

Pero me gustaría saber vuestra opinión. ¿Son las matanzas un espectáculo apto para niños?

Por cierto que tampoco creo que los toros sean un espectáculo propio para los niños. La tortura de un animal convertida en fiesta. YA os lo expliqué el año pasado en un post titulado Los niños y los toros, el agua y el aceite. No voy a repetirme. También lo ilustré en su día con una foto de Tras los muros, como las que os he expuesto arriba.

Los derechos del niño según la carta de los derechos fundamentales de la UE

gtres_a00661320_290

La Carta de Derechos Fundamentales, gran desconocida para los europeos es un post que escribió Nacho Segurado en su (recomendable, que siempre se aprende algo) blog Europa Inquieta la semana pasada.

Nacho explicaba en él que los ciudadanos europeos seguimos desconociendo qué es y qué contenido tiene la que es la base de la seguridad jurídica en la vida de la Unión. Apenas un 14% de los europeos están familiarizados con ella según el Eurobarómetro publicado en mayo.

Tras pasar por el blog de mi compañero me di cuenta de que yo era una de ese amplio porcentaje de desconocedores de la Carta Fundamental, y como Nacho avisaba de que se leía rápido y merecía la pena le hice caso y la leí para ver qué contaba respecto a los niños y a las personas con discapacidad.

Es cierto que es breve y se lee rápido. También creo que como ciudadanos europeos no está de más pasar por ella. Obviamente, que sea vinculante no quita que al leerla tengas que luchar por sacudirte el cinismo de encima. Como suele ser habitual en estos casos es una preciosa declaración a la que nadie se opondría pero que está lejos de ser efectiva de pleno en una UE más preocupada por balances económicos y comerciales que por los derechos humanos. Lo que está pasando en Grecia es un buen ejemplo.

Pero es bueno que todos esos derechos queden escritos y que sienten unas bases aspiracionales. No hace mucho tiempo ni siquiera teníamos ese canto a las libertades en el papel, elevándose poco a poco del papel.

Aquí os dejo los fragmentos que os comentaba, de los que yo destaco que se recoga el derecho de los niños a expresar su opinión libremente y a ser tenida en cuenta:

Artículo 3 – Derecho a la integridad de la persona
1. Toda persona tiene derecho a su integridad física y psíquica.
2. En el marco de la medicina y la biología se respetarán en particular:
a) el consentimiento libre e informado de la persona de que se trate, de acuerdo con las modalidades establecidas por la ley;
b) la prohibición de las prácticas eugenésicas, en particular las que tienen como finalidad la selección de las personas;
c) la prohibición de que el cuerpo humano o partes del mismo en cuanto tales se conviertan en objeto de lucro;
d) la prohibición de la clonación reproductora de seres humanos.

Artículo 24- Derechos del niño
1. Los niños tienen derecho a la protección y a los cuidados necesarios para su bienestar. Podrán expresar su opinión libremente. Ésta será tenida en cuenta para los asuntos que les afecten, en función de su edad y madurez.
2. En todos los actos relativos a los niños llevados a cabo por autoridades públicas o instituciones privadas, el interés superior del niño constituirá una consideración primordial.
3. Todo niño tiene derecho a mantener de forma periódica relaciones personales y contactos directos con su padre y con su madre, salvo si ello es contrario a sus intereses.

Artículo 26- Integración de las personas discapacitadas
La Unión reconoce y respeta el derecho de las personas discapacitadas a beneficiarse de medidas que garanticen su autonomía, su integración social y profesional y su participación en la vida de la comunidad.

Artículo 33 – Vida familiar y vida profesional
1. Se garantiza la protección de la familia en los planos jurídico, económico y social.
2. Con el fin de poder conciliar vida familiar y vida profesional, toda persona tiene derecho a ser protegida contra cualquier despido por una causa relacionada con la maternidad, así como el derecho a un permiso pagado por maternidad y a un permiso parental con motivo del nacimiento o de la adopción de un niño.

Artículo 32 – Prohibición del trabajo infantil y protección de los jóvenes en el trabajo
Se prohíbe el trabajo infantil. La edad mínima de admisión al trabajo no podrá ser inferior a la edad en que concluye el período de escolaridad obligatoria, sin perjuicio de disposiciones más favorables para los jóvenes y salvo excepciones limitadas.

Los jóvenes admitidos a trabajar deberán disponer de condiciones de trabajo adaptadas a su edad y estar protegidos contra la explotación económica o contra cualquier trabajo que pueda ser perjudicial para su seguridad, su salud, su desarrollo físico, psíquico, moral o social, o que pueda poner en peligro su educación.

* Foto: GTRES

Una bandera tras la que nunca se ha desfilado en una guerra

image– Mamá, ¿qué es esa bandera que está colgando ahí? – me dijo Julia ayer tarde señalando una bandera multicolor que colgaba de nuestro ayuntamiento y de la que yo no me había percatado, preocupada de llevar también a nuestra perra,ndel calor sofocante y controlar también a Jaime. Es difícil que un arcoíris se le escape a una niña de seis años.

– Verás, hace unos días en Estados Unidos aprobaron que pudieran casarse los chicos con los chicos y las chicas con las chicas, porque antes sólo podían casarse chicos con chicas. ¿Recuerdas cuando fuimos a la boda de Fernando y David? Pues en algunos países como España en los que eso ya está permitido desde hace mucho tiempo, pues nos alegramos y los hay que cuelgan esa bandera para celebrarlo –

– ¿Y por qué en España ya se dejaba que se casaran? –

– Pues porque los señores que mandaban en el país entonces se dieron cuenta de que no era justo que si dos chicos o dos chicas se querían no se pudieran casar –

– ¿Y por qué en Estados Unidos no dejaban? –

– Es que hasta hace muy poquito no dejaban en ninguna parte, de hecho en muchos países siguen sin poder casarse. No sólo eso, si se enteran de que dos chicos o dos chicas se quieren pueden meterles en la cárcel o incluso matarles. También hay países en los que las mujeres no pueden vestirse con lo que quieren, no las dejan estudiar, trabajar ni elegir con quién casarse –

– Como aquí antiguamente – apuntó Julia recordando otra vieja charla que tuvimos.

– Sí, como aquí antes –

– ¿Y por qué esos países se portan así? –

– Pues porque en muchos sentidos seguimos siendo unos bárbaros –

Confieso que no se me ocurrió mejor explicación dada su edad en aquel momento. Julia se queda rumiando y decide volver a su inquietud original.

– ¿Entonces esa bandera qué es? –

– Es una bandera por la que nunca han peleado en una guerra, una bandera que representa el derecho a cualquier persona a querer a quién quiera y a que por ello no tenga menos derechos que el resto, así que es mi bandera preferida –

LA BANDERA ARCOIRIS EN (8601146)

PD1- Tendréis que creerme si os digo que al decirlo por primera vez en alto me he dado cuenta de hasta qué punto es verdad. Y no, nunca es pronto para hablar de la igualdad de derechos con nuestros hijos.

PD2- Si a una niña de seis años le resulta tan natural y fácil entenderlo. ¿Por qué hay tantos a los que aún no?

* Foto: La fachada del Palacio de Cibeles. EFE/Juan Carlos Hidalgo

“Con sólo 15 segundos un niño pequeño puede respirar agua y terminar en el hospital”

a00483957 2493Ya hemos tenido los primeros casos: una niña de cinco años ahogada en una piscina de un complejo hotelero del Sur de Gran Canaria, otro niño en una piscina de Navarra, otro en un parque acuático… Todos los años igual, un goteo constante de dramas venidos de una conjunción de agua, mala suerte y despistes.

Según la OMS, en España cada año entre 70 y 150 personas mueren ahogadas en piscinas, playas, ríos y embalses, y la mayoría de ellas son niños pequeños. En Europa, el ahogamiento es la segunda causa de muerte accidental, después de los accidentes de tráfico, en personas menores de 19 años, y en nuestro país representa el 13% de la mortalidad infantil por lesiones.

Por eso es raro el año que no traigo aquí la necesidad de tener mil ojos y algunas recomendaciones, empezando por la de enseñar a nadar a nuestros hijos cuanto antes. Es algo de lo que soy especialmente consciente porque a Jaime le atrae el agua como el sol a una polilla, y con su autismo no sabe medir riesgos. Por eso desde muy pequeño está acudiendo ininterrumpidamente a natación y ahora, a sus ocho años, se desenvuelve como un pequeño delfín en cualquier piscina. Julia también está recibiendo clases, y aunque le cuesta más bucear (ahora se está soltando con seis años), también se le da bien y le gusta.
a00476184 4130
Pero que naden bien, sobre todo Jaime. no quita que haya que seguir vigilándolos en todo momento. El mar o el río son algo a lo que no están tan acostumbrados e incluso en la piscina más segura puede haber accidentes.

Por muchas y diferentes causas, ya sabéis que estoy convencida de que somos los guardianes de nuestros niños.
Lee el resto de la entrada »

Irene Nemirovsky y su ‘Suite Francesa’, cuando la vida y la literatura se cruzan #unoalmes

imageA Irene Nemirovsky le gustaban los gatos. Yo soy de las que piensan que no hay mejor compañía para leer o escribir que la de un gato, y estoy convencida de que ella hubiera estado de acuerdo conmigo.

Irene era inteligente, políglota y sensible. Una escritora veloz e inspirada que nos legó un buen número de obras, por desgracia no todas traducidas. Escribía en francés pese a ser ucraniana, la ama que la crió era francesa y vivió en ese país desde los 16 años. Allí se casó, allí tuvo dos hijas, pero no murió allí, sino a los 39 años, la edad que tengo yo ahora, en Austwitch. Era judía hasta que el antisemitismo la hizo convertirse en 1939, ojalá hubiera huido de una Francia que no supo o no quiso protegerla a América y se hubiera salvado. Ahora tendríamos muchas más novelas suyas, aunque no existiría la maravillosa Suite Francesa.

De Irene Nemirovsky había leído El baile por recomendación de una amiga. Una novela excelente y breve sobre la adolescencia (simplificándola muchísimo). Quedé con ganas de más, pero hasta finales de mayo no había cogido otra de sus obras. Suite Francesa llegó a mis manos tras ver la película que inspiró esta obra que escribió justo antes de morir, que habría continuado si no la hubiéramos perdido.

Ojalá supiera francés para leer las verdaderas palabras que escogió Irene.

Lee el resto de la entrada »

Otro tipo planes con niños: los eventos que organizan las protectoras

Hay muchas posibilidades de ocio con niños, más de las que pudiera parecer a simple vista, más de las que son obvias para todos. Igual que hace un tiempo os hablé aquí de acudir a las carreras populares que tienen versiones infantiles como un plan sano de mañana y que anima a practicar deporte, hoy os voy a hablar de otro que es una pena que no esté más extendido: acudir a los eventos que llevan a cabo las asociaciones protectoras de animales por toda la geografía española.

Mi cachorra kidster y mi abuelilla canina, encantadas ambas en ANAA.

Mi cachorra kidster y mi abuelilla canina, encantadas ambas en ANAA.

Durante todo el año, pero sobre todo en primavera, abundan todo tipo de ofertas de ocio de las protectoras para recaudar fondos. En unas hay música, en otras magos, duele haber mercadillos de comida y productos de artesanía, concursos en los que se elige al chucho más guapo y en todas mucho buen rollo, la demostración palpable de que ahí fuera hay mucha gente con causa que merece la pena apoyar y muchos animales, que es algo que a la mayoría de los niños les encanta. Un plan además que ayuda a crear conciencia sobre la tenencia responsable de animales de compañía.

En todas acuden animales de la protectora y en algunas de ellas van demostraciones de perros practicando agility u obediencia, de perros de asistencia o de los animales de la policía o la guardia civil.

¿Cómo enterarse de estos eventos? Muy sencillo: buscando en facebook las páginas de las asociaciones protectoras que nos pillan cerca y siguiéndolas para estar al tanto de lo que organizan y, si se da el caso, echar una mano difundiendo sus animales necesitados de un hogar.
Lee el resto de la entrada »

La primera vez que intuyes la magia que puede encerrar un beso

Me entero por twitter y gracias al tema de los besos legendarios de series que ha elaborado Víctor González para Gonzoo de que hoy es el International Kissing Day, aunque parece que hay cierta discusión sobre si es el 20 de junio o a comienzos de julio.

Se puede vivir perfectamente sin esa información, sin saber que existe un día internacional del beso, pero ya que me he topado con ella me apetecía escribir sobre los primeros besos que vimos siendo niños (con trece o catorce años se sigue siendo niño) y que nos marcaron, se nos quedaron grabados por uno u otro motivo, hicieron que empezáramos a plantearnos que aquello de juntar los labios con otra persona tal vez tenía una magia que no habíamos sospechado.

Tal vez sea un tema su escape un poco a la temática del blog, pero la vida no debería ser siempre ortodoxa y las reglas y costumbres están a veces ahí para resquebrajarlas.

No sé cual sería el beso que vosotros destacaríais, pero el que mejor recuerdo yo es el de Eric Stolz y Mary Stuart Masterson en Una maravilla con clase, película de adolescentes escrita por John Hughes, que las hacía como churros a finales de los ochenta y arranque de los noventa. Mi favorita de Hughes es sin duda El club de los cinco, y si hubiera tenido a Eric Stolz seguro que aún me sabría los diálogos de memoria.
Lee el resto de la entrada »

‘La canción del mar’, una hipnótica y hermosa película de animación céltica

image“Tienes que ver La canción del mar, es preciosa, me tiré media película llorando”, me dijo una amiga y compañera de trabajo que también es madre reciente hace algunos fines de semana. Y la recomendación se quedó ahí, en el aire, hasta el pasado sábado que me acerqué con Julia, mi cuñado y mi sobrina a pasar el día a Micropolix en la taquilla nos llevamos un buen chasco porque las entradas compradas con Groupon tenían que ser canjeadas previamente y no nos habíamos dado cuenta.

Como el plan en Micropolix había quedado truncado y teníamos que buscar otro, decidimos ir a un centro comercial a comer y pensar qué hacer. Revisando la cartelera vi que en un cine de Las Rozas tenían La canción del mar, la película que me habían recomendado tanto. El único cine en todo Madrid en el que estaba, pese a que se había estrenado poco antes.

Allá que fuimos, y pudimos disfrutar por los pelos de una película maravillosa, tanto en sus imágenes como en su argumento, con un estilo propio y original que recoge el mito de los selkies, esos seres mágicos que son focas pero se pueden desprender de su abrigo de piel para tomar forma humana.

imageLa película arranca con muchos seres heridos, mágicos y humanos, por diferentes motivos. Y todos acabarán aceptando que la vida tiene sinsabores, pérdidas y tristeza, pero que la solución para superar todo eso no es evitar sentir, huir de aquello que duele, sino afrontarlo, aprender de ello y superarlo.

Visualmente hipnótica, hermosa, diferente y rebosante de mitología céltica, se percibe el amor que su director, el joven irlandés Tomm Moore al que espero que aún le queden muchas películas por delante, siente por su cultura. En su siguiente proyecto continuará el folklore de su tierra y se centrará en la matanza de lobos irlandeses que ordenó Oliver Cromwell en el siglo XVII y en un niño que descubrirá que no son solo lobos. Así lo explica en una entrevista a VK Magazine. Os aseguro que no se me va a escapar.

Mi sobrina, que a sus cinco años tiene cierta tendencia a experimentar su propia versión del síndrome de Stendhal, acabó llorando de lo bonita que le pareció.

Ahora soy yo la que os la recomienda. En cines va a ser un milagro que podáis verla, solo está en un cine de Madrid, otro en Valladolid y otro en Pontevedra, pero seguro que no tardará en estar disponible en DVD y Blue-Ray.

extrañoEl siguiente libro que leeremos con Julia será Ha llegado un extraño de Mollie Hunter, que conservo de cuando era niña (era uno que me gustó especialmente) y en el que uno de los protagonistas también es un selkie, aunque no tenga nada que ver en su tratamiento.

Esa compañera, amiga y madre reciente me recomienda también la película anterior del mismo director: El libro de Kells. “Es también preciosa, visualmente me gustó incluso más, aunque la historia tal vez un poco más aburrida para los niños”, me dijo al tiempo que me la recomendaba. Seguro que lo comprobaremos por nosotros mismos.

Por cierto, que hay un motivo por el que mi amiga Arancha Serrano tiene predilección por estas películas, y es que todo lo céltico y lo nórdico es su debilidad. De hecho muy pronto publicará su primera novela. Se llama Neimhaim, yo ha he tenido el privilegio de leerla​ y si os gusta la fantasía épica y/o los vikingos y/o los libros gordos en general ya podéis cotillear su arranque en Fantífica. Y comprarla en apenas dos semanitas, claro.
Neimhaim entera 2

Suben de cinco a siete el ratio de niños con autismo por aula en lugar de poner más recursos

“¿Es cierto que quieren poner siete niños por aula?” pregunté la semana pasada en el colegio específico para niños con autismo al que va Jaime. “Sí, es cierto. Ya están haciéndolo“, me comentó uno de los profesionales que trabajan en ese centro con gesto resignado y recordándome que hay muchísimos niños en la Comunidad de Madrid con un diagnóstico que hace precisa su escolarización en aulas TGD y que no hay aulas suficientes para todos.

GTRES

GTRES

Una barbaridad para cualquiera que sepa de primera mano lo que es trabajar con estos niños. Salvo que todos tengan un grado altísimo de autonomía y desarrollo, es absolutamente imposible prestar una educación de calidad a siete niños en esas aulas. Esta medida supone una importante zancadilla a los pocos arietes de inclusión que había y se va a traducir en un trasvase de muchos niños, sobre todo de los que más ayuda necesitan, a la vía de la educación especial (que a saber si no acabará incrementando su ratio también).

Esas aulas, en colegios ordinarios, solo podían tener hasta ahora cinco alumnos. Pasan de cinco a siete nada menos. La otra solución, la de abrir más aulas y dar trabajo a profesionales cualificados que sería la opción lógica no se contempla. De hecho está sucediendo lo contrario, al mismo tiempo que aumentan ratios se reducen manos: hace apenas cuatro meses era noticia que había 78.182 alumnos más y 2.451 profesores menos en los centros públicos madrileños, según datos del Gobierno regional y del Ministerio de Educación

En el presente curso, los centros educativos públicos madrileños no universitarios —desde Infantil hasta Bachillerato y Ciclos Formativos de Formación Profesional— cuentan con 632.821 alumnos y 47.313 profesores; es decir: que por cada profesor hay 13,3 alumnos. Esta cifra supone un aumento de la ratio de alumnos por profesor del 19,81% respecto al curso 2007/2008, donde había 554.639 alumnos y 49.764 profesores. Esta ratio, que desde ese curso volvió a tender al alza tras varios años de caídas, era entonces de 11, 1 alumnos por profesor. En total, la región ha ganado 78.182 alumnos (+14%) y ha perdido 2.451 profesores (-5%) en los últimos siete cursos según los datos oficiales

Lee el resto de la entrada »

La importancia de llevar a los niños en sentido contrario a la marcha cuanto más tiempo mejor

Mónica de la Fuente, madre, fundadora y responsable de Madresfera, me ha hecho ser consciente de una realidad que desconocía: la importancia de llevar a los niños en sentido contrario a la marcha cuanto más tiempo mejor. Precisamente porque sé que ella la conoce bien, la he pedido que viniera como firma invitada a este blog a explicar lo que pasa, porque es muy necesario que estemos bien informados cuando hablamos de la seguridad de nuestros niños.

La versión original del artículo se llama Niños a contramarcha y está en su web.

Lo que ella cuenta, es casi palabra por palabra lo que me pasó a mí. Escogí la silla del coche con isofix que me recomendaron en la tienda de puericultura de turno y no nos rompimos mucho más la cabeza. Suerte que no hemos tenido un accidente grave con Julia y Jaime, que con seis años y casi nueve ya no tienen edad (ni longitud de piernas para ir a contramarcha), pero si volviera a tener un bebé os aseguro que optaría por sistemas a contramarcha y que los tendría así sentados todo el tiempo posible.

Creo que nunca fue un tema que me preocupase en exceso. Cuando nos quedamos embarazados la sillita del coche pasó a ser otro elemento más en nuestra lista de compras. No me informé especialmente sobre qué gama o marcas había (algo que sí hice profusamente en los carritos de bebé) y cuando tocó pasar del grupo 0, que venía con el carro, nos fuimos directamente a un centro comercial y nos dejamos aconsejar por el vendedor. Hicimos una selección poniendo en la balanza precio, marca de confianza, pinta de la silla, y comodidad para instalarla y con eso nos fuimos tan contentos con nuestro SRI (que entonces tampoco sabía que se llamaban así).

Y ya teniendo la silla reglamentaria, nos quedamos tan tranquilos y a otra cosa. Ni un pensamiento más al tema. Habíamos cumplido como padres responsables y punto.
Lee el resto de la entrada »