La curiosa historia de la primera máquina de hacer hielo

La curiosa historia de la primera máquina de hacer hielo

Antiguamente, antes de la invención de la nevera, se conseguía mantener en frío los alimentos y la bebida con hielo de las montañas envuelto en paja.

Se le adjudica a William Cullen, de la Universidad de Glasgow, que en 1748 hiciese la primera demostración de refrigeración artificial que daría paso a los primeros frigoríficos.

Pero fue en el año 1834 cuando el norteamericano Jacob Perkins dejó estupefacto al mundo entero patentando una máquina que era capaz de fabricar hielo. Esto fue el antecesor de las neveras dispensadoras de cubitos de hielo que hoy en día podemos disfrutar en todos nuestros hogares, la máquina que inventó fabricaba frío con el calor de sus fricciones.

Pero no a todo el mundo le agradó la creación de esta máquina y entre sus detractores estaba el papa Gregorio XVI, quien al enterarse del invento de Perkins comentó:

“Ya saben fabricar hielo… eso es meterse en el terreno de Dios. Ahora van a llevar su irreverencia blasfema hasta el extremo de fabricar sangre”

Jacob Perkins fue el patriarca de cuatro generaciones de ingenieros que a lo largo de la historia llegaron a patentar centenares de proyectos relacionados con la refrigeración, ventilación y calefacción.

 

Más información sobre la familia Perkins AQUÍ (en ingles)

 

Fuentes y más información: The Perkins Family / inventors.about.com
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Los comentarios están cerrados.