BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Debemos decir ‘Consejo de ministras’? ¡Claro que sí! (aunque nos pongamos en contra a la RAE)

Tras conocerse la composición del nuevo gobierno, presidido por Pedro Sánchez, muchas son las personas que han iniciado un debate a través de las redes sociales solicitando que se pueda denominar como ‘Consejo de ministras’ a la reunión que a partir de ahora se celebrará cada semana (normalmente los viernes) en el Palacio de la Moncloa (sede presidencial).

¿Debemos decir ‘Consejo de ministras’? ¡Claro que sí! (aunque nos pongamos en contra a la RAE)

El hecho de que dicho gobierno esté conformado (por primera vez en la Historia de la democracia española) por más mujeres que hombres (11 de 17) se ha propuesto desde diferentes colectivos que se le cambie la denominación a esa reunión y se feminice el término pasando de ‘Consejo de ministros’ a llamarse ‘Consejo de ministras’ e incluso ‘Consejo de ministros y ministras’ (o a la inversa, evidentemente).

No han tardado en pronunciarse algunos expertos en lingüística que señalan que sería una incorrección cambiar el término con el que se ha denominado hasta ahora a la reunión de representantes de las diferentes carteras o departamentos en los que se divide el gobierno de un Estado.

Se acogen a la norma establecida por la RAE (Real Academia Española de la Lengua) que dicta que aunque haya mayoría de mujeres en un colectivo (en este caso ocupando la titularidad de los Ministerios) predomina el término en masculino para referirse al mismo y, por tanto, debe seguir llamándose Consejo de ministros y  no cambiarlo por el de Consejo de ministras (paradójicamente, incluso en el hipotético caso de que tan solo hubiese un miembro varón entre todas ellas seguiría predominando el género masculino para referirse a ello).

Tampoco se acepta la utilización de ambos términos al unísono: ‘Consejo de ministros y ministras’, debido a que, según señala la RAE, esos desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. Por tanto, la institución sigue empeñada en que se utilice únicamente la alusión al género masculino para referirse a ambos sexos cuando estos pertenecen a un mismo colectivo.

Cabe destacar que también hay quien aboga por cambiar el término consejo de ministros por el de ‘consejo de Gobierno’.

Pero ahora viene la reflexión que un gran número de personas están haciendo desde las redes sociales: si muchas de las palabras que actualmente están recogidas en el Diccionario de la RAE fueron incorporadas a través del tiempo bajo el criterio de que se habían convertido en términos de uso común y cotidiano entre  la población ¿por qué no podemos empezar a dar nuevos usos y cambiar algunos vocablos obsoletos? Quizá si empezamos a referirnos  al Consejo de ministros como Consejo de ministras (o ‘Consejo de ministros y ministras’) en unos años habremos conseguido que la institución se actualice, modernice y adecue a los tiempos y formas de expresarse de los y las hablantes que compartimos este maravilloso idioma (aunque en ocasiones algo desfasado y sexista).

Fuentes de consulta: RAE / RAE / lavanguardia / verne
Fuente de la imagen: @susanadiaz

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ángel

    A ver, no. Le tengo por una persona que investiga bien lo que va a escribir, así me sorprende que escriba algo tan corto de miras.

    Primero, estúdiese el proceso de desaparición del neutro en la formación del español. Le hago un destripe: el neutro se adjuntó a la forma más semejante a la suya al desaparecer, en el caso que nos ocupa el masculino plural. No es lo mismo el masculino plural que el neutro plural, aunque usen los mismos términos.

    Segundo, no me confunda el género gramatical con el sexo biológico, hágame el favor. Todos los sustantivos tienen género, no todos tienen sexo. Un plato o una silla no tienen sexo, y un rinoceronte no solo es macho o una cebra no es solo hembra.

    Tercero y más importante, le cito: “si muchas de las palabras que actualmente están recogidas en el Diccionario de la RAE fueron incorporadas a través del tiempo bajo el criterio de que se habían convertido en términos de uso común y cotidiano entre la población ¿por qué no podemos empezar a dar nuevos usos y cambiar algunos vocablos obsoletos? Quizá si empezamos a referirnos al Consejo de ministros como Consejo de ministras (o ‘Consejo de ministros y ministras’) en unos años habremos conseguido que la institución se actualice, modernice y adecue a los tiempos y formas de expresarse de los y las hablantes que compartimos este maravilloso idioma (aunque en ocasiones algo desfasado y sexista).”

    Sabe usted que en la lengua existen diferentes áreas, ¿verdad? Léxico, fonética, fonología, semántica, pragmática, sintaxis, morfología, etc. El ejemplo que pone de las palabras corresponde a léxico y semántica, hablando en términos generales, la aparición y desaparición de palabras. Esto sucede de manera constante por múltiples influencias, así que los nuevos términos se quedan fijos en unos pocos años (muchos no se quedan fijos).

    En cambio, lo que usted propone entra dentro de la morfología y la sintaxis, campos mucho más rígidos y bien formados, más todavía en el caso de los sufijos de género. Sería como proponer que en vez de usar -s como sufijo del plural se use -z, por poner un equivalente.

    Da igual que usted y miles empiecen a decir consejo de ministras con el plantel actual, le garantizo que para cuando el gobierno cambie no se habrá fijado, ni para el siguiente ni para el siguiente. Con suerte, en unos 50 años estará bien visto como opcional. Eso suponiendo que el grueso de los hablantes comparta su opinión de lo que es moderno y lo que es arcaico, claro.

    Una vez más, le tenía por alguien culto que se basaba en una investigación seria para sus entradas. Una pena.

    06 junio 2018 | 23:30

  2. Dice ser Lola

    No importa que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones. A mí, me da lo mismo que algunas personas, o muchas, se empeñen en especificar ministros y ministras, consejo de ministras en lugar de consejo de ministros, etc. Lo que espero de todas estas personas es que cumplan sus funciones perfectamente que para eso van a recibir un sueldo del Estado, sueldo que sale de todos nuestros bolsillos. El o la que es feliz utilizando el lenguaje inclusivo, que lo utilice pero repito para mí lo importante son los resultados lo demás no son más que florituras.

    07 junio 2018 | 9:22

  3. Dice ser pablis

    Al castellano solo lo hace sexista los sexistas. Vaya preocupaciones que tiene la gente madre mia. Cuanta gilipollez

    07 junio 2018 | 10:02

  4. Dice ser Yo

    Estoy a favor de la igualdad, pero esto ya es querer llevar las cosas al extremo. Ministros es tanto el plural neutro como el plural masculino. Si estuviera compuesto solo por mujeres seria el primero en decir ministras.

    A este paso vamos a acabar inventado palabras como electricistos.

    07 junio 2018 | 10:18

  5. Dice ser Solomillo

    No soluciona nada cambiar en la RAE el nombre «navaja» por «flor» cuando hablamos de dar puñaladas. La lucha no está en modificar términos debido a una hipersensibilización contra una vocal, sino en cambiar la sensibilidad de las personas.

    ¿Se sienten representados los hombres por un lenguaje que no permite la existencia de periodistos, dentistos, pianistos, pacifistos, humoristos, ebanistos, violinistos, poetos, artistos, personos…?

    El lenguaje puede ser tomado como totalmente discriminatorio y excluyente, sí, pero contra los hombres: actualmente, cuando se utiliza la forma femenina en plural —como en «ministras»—, se EXCLUYE y DISCRIMINA a TODOS los hombres. Sin embargo el uso del plural masculino es incluyente, igualitario y se refiere a ambos sexos por igual.

    Lo que hacen los activistas del lenguaje políticamente correcto es equivalente a quedarse tan solo con lo bonita o fea que es la grafía de la Declaración de la Renta.

    07 junio 2018 | 11:28

  6. Dice ser Paloma

    Porque no seguir innovando, salgamos de las fórmulas encorsetadas que nos imponen, hagamos el salto, “Consejo de Ministr@s”, ¿quien va antes la a o la o?

    No nos limitemos.

    07 junio 2018 | 11:47

  7. Dice ser Laura

    Comentarios como este no solo son desacertados y demuestran una incultura considerable, sino que son directamente peligrosos al desviar la atención hacia elementos que nada tienen que ver con la desigualdad de sexos. Es como ponerse a hablar de flores cuando alguien esgrime una actitud machista. Flaco favor se hace al feminismo escogiendo campos de batalla al tuntún.

    07 junio 2018 | 18:03

  8. Dice ser Eva

    En otros idiomas como el Alemán el plural tiene forma femenina y ningún hombre se siente discriminado por eso. Curiosamente la muchacha es neutro en Alemán y tampoco hay ningún problema en eso. Para que deformar el idioma? Solo para distraerse de la cuestión en sí?
    Los ministros es plural por más que el ministerio esté formado solo de mujeres… escucha a Laura que sabe expresarse muy bien y además demuestra tener inteligencia

    08 junio 2018 | 21:56

  9. Dice ser Leocadio

    En España no cabe un tonto más.
    Eso del lenguaje inclusivo y lo de usar ” ministros” y “ministras”, “ciudadanos ” y “ciudadanas” y similares es de débiles mentales.
    Y lo digo sin ánimo de ofender y lo de poner ” @ ” como una letra, ya es para fusilar a estos tipos antes del amanecer.

    10 junio 2018 | 2:55

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.