‘El reino imposible’, de Yeyo Balbás | La novela que la conquista musulmana del 711 merecía

Batalla de Guadalete, de Marcelino Unceta y López (1858). ©Museo Nacional del Prado

El 711 y lo que supone esa fecha, la caída del reino visigodo de Toledo y la conquista islámica de la Península Ibérica, es uno de los puntos de inflexión de la historia peninsular. Por eso, sorprende que haya sido tan poco tratada por la ficción histórica nacional y, en los pocos casos en los que se ha hecho, haya pasado desapercibida. Pienso que hay varios motivos para que así sea: el primero, histórico, por ser unos hechos en donde se mezclan entre brumas la propaganda, la leyenda y la historia y donde resulte, en ocasiones, separarlas; el segundo, sociológico y político, porque hablar de aquellos hechos, de la conquista de los musulmanes, despierta lecturas interesadas actuales.

El escritor cántabro Yeyo Balbás ha desafiado todas esas convenciones y problemas en su última novela El reino imposible (Ediciones B, 2019). En su tercera ficción, Balbás logra erigirse como uno de esos autores a los que hay que seguir en el género nacional y da, por fin, al 711 una de esas novelas que tal fecha merecía.

[FIRMA INVITADA: ‘El reino imposible’, o los riesgos de escribir una novela sobre el 711]

El reino imposible nos pone en las botas de Fruela, el hijo menor del Duque de Cantabria, y a través de él, seremos testigos del funcionamiento de la corte de Toledo, la caída de Witiza, el ascenso de Rodrigo y la conquista musulmana de la Península. Balbás logra dotar a aquella historia brumosa de épica y personalidad, y la baja al terreno, la hace corpórea a ella y sus personajes, y logra un relato verosímil.

Balbás demuestra personalidad y arrojo al construir personajes pegados a su tiempo: los nobles godos son machistas, violentos, arrogantes y ambiciosos, como debería corresponder al momento, aunque también logra, aún así, que sean comprensibles, que el lector pueda empatizar. También sabe construir personajes femeninos fuertes e interesantes, pero que no resulten presentistas ejercicios de representación.

[ENTREVISTA | Yeyo Balbás: “La conquista islámica posee una gran trascendencia en la historia española y rara vez ha sido tratada en novela”]

Además, respecto a sus dos apreciables primeras novelas, Pax Romana y Pan y Circo (ambas publicadas en Roca hace años), el escritor cántabro ha sabido limar las asperezas que presentaba entre historia y ficción. Balbás es un metódico conocedor de la época y su amplio conocimiento ha sido utilizado como recreador, articulista y asesor en películas y videojuegos. Su preocupación por la fina recreación literaria le llevaba en sus primeras obras a cometer algunos excesos documentales, a explicar demasiado y con ello a ralentizar y perjudicar la ficción y la narración. En El reino imposible esos pequeños dejes están superados y el conocimiento enciclopédico de Balbás se vuelca y se enreda en el desarrollo ficcional y narrativo de la historia como una capa hecha a medida.

No sólo eso, sino que además el carácter ficticio del texto le permite a Balbás apostar por dar a su relato una mirada histórica propia: hay ideas brillantes que desafían a las convenciones históricas, como la de convertir a Rodrigo no en el malo de la función, como tantas veces se ha hecho, sino en un idealista aparecido en mal momento; o las pinceladas que las subtramas secundarias le ofrecen de pintar la geopolítica del momento, desde el Islam hasta Bizancio; y también hay apuestas historiográficas como la de servirse de la novela para responder sin dudas, para golpear, a quienes hoy dudan de la existencia de una conquista violenta de la Península Ibérica. También hay detalles, como dejar caer la existencia de un Madrid previo al islámico, ahora que han aflorado más restos romanos en la zona de la capital. Hay incluso un cruce literario, especie de crossover, entre su novela y la estupenda Peña Amaya del también escritor cántabro y buen amigo de Balbás, Pedro Santamaría.

Más allá de los hechos históricos, o supuestamente históricos, el autor logra construir una gran novela épica y de aventuras. Hay partes donde la lucha política y las intrigas enredan la trama con astucia, momentos donde los personajes y sus preocupaciones se desnudan ante el lector y otros donde la épica y la aventura hacen vibrar al lector. Incluso hay unos momentos finales, donde el autor logra construir un breve western por la Spania recién conquistada a fuego y sangre que resulta memorable.

Más allá de la historia, Balbás logra una reconstrucción vibrante, épica y crepuscular de una época y unos hechos ya de por sí interesantes. Poblada de personajes memorables, de situaciones llenas de tensión, de épicas y duras batallas y de detalle histórica, El reino imposible se eleva ya no solo como una gran ficción sobre unos hechos y personajes apasionantes o una recreación espléndida de la batalla de Guadalete, sino como la gran novela histórica que muchos esperábamos hace mucho tiempo sobre el 711.

Y vosotros, ¿la habéis leído? ¿Qué os ha parecido?

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

1 comentario

  1. Dice ser Montespan

    Interesante. Siempre he querido leer más del mundo visigodo, sus personajes, su historia y su caída a manos de los musulmanes (tengo pendiente “Sombras de Mariposa”, sobre Leovigildo). Me apunto este libro, tiene muy buena pinta, has sabido transmitir lo mucho que te ha gustado y lo meritoria que es esta novela.

    11 diciembre 2019 | 23:03

Los comentarios están cerrados.