Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘clase politica’

Nos pueden dejar sin casa, sin derechos laborales, sin una sanidad digna… pero es otro cantar si nos tocan el fútbol

Por Juan Ponce Rojas

Selección española.

Retransmisión, en pantalla gigante, de la final del Mundial de 2010 en Barcelona. (ARCHIVO)

Quiero con estas palabras definir de como nos va en esta España nuestra.

Nos puede tocar que nos dejen sin casa después de toda una vida luchando por ella. Que nos traslademos a los años 70 con la precariedad de los derechos de los trabajadores. Que nos dejen sin una sanidad digna y nos dejen morir en la sala de espera por falta de recursos o personal.

Que los bancos nos roben con sus elevados intereses. Que tengamos como país una vergüenza en toda Europa por su corrupta clase política

Pero es otro cantar si tocan el fútbol; con este si nos lanzamos a la calle a decir “todos somos la Roja”. ¡Así nos va!

No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial

Por Pedro Serrano Martínez

En los últimos años se ha hablado mucho de crisis económica, pero, a sabiendas de que el problema no reside en la falta de riqueza en el mundo y de que la desigualdad ha alcanzado niveles intolerables, habrá que comenzar a hablar de crisis de desigualdad.

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Que el 1% más rico de la población mundial acumule más riqueza que el 99% restante, es inaceptable. Que los grandes beneficiados de la economía sean los que más tienen, es escandaloso. Que los poderes económicos, con la anuencia de la clase política, hayan conseguido legitimar e instalar en el pensamiento colectivo la idea de que, para estimular el crecimiento económico es necesario que las empresas y personas más ricas tengan tipos impositivos bajos para así beneficiar al conjunto de la población, es vergonzoso.

No es comprensible, por poner un ejemplo, que el multimillonario Warren Buffett reconozca públicamente que, en la práctica, paga menos impuestos que la persona que se ocupa de la limpieza de su oficina. Si a esta falta de progresividad en la aplicación de los impuestos le añadimos la evasión y elusión fiscal, no es de extrañar que los ricos incrementen sus beneficios en detrimento de los demás. No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial. No se puede tolerar que el poder y los privilegios se estén utilizando para manipular el sistema en favor de unos pocos, poniendo en peligro la cohesión social.

El sistema injusto actual no es fruto de la casualidad, sino el resultado de decisiones políticas intencionadas. Por el bien de todos, incluidos los ricos, es imperioso que los líderes mundiales pongan fin a los paraísos fiscales y comiencen a aplicar políticas fiscales más justas y progresivas. En nuestras manos está la posibilidad de construir una economía más humana al servicio de todas la personas.

 

Beatriz Talegón y la gota de agua

Por Antonio de Miguel Antón

Aún sigo intentando entender las verdaderas razones que se esconden detrás de las declaraciones de la joven internacional socialista Beatriz Talegón. ¿Creen en la fuerza de sus palabras? ¿La creen? Yo ya no creo en las palabras de las personas, ni tan siquiera en sus hechos. Lo que me vale es su actitud a lo largo de un tiempo, con una constancia lo suficientemente amplia como para que me permita confirmar lo escuchado. Beatriz TalegónEstoy ya muy cansado de tanta demagogia, de tanto populismo, de tanta pasión interesada, de conveniencias personales, de afán de protagonismo, de llamar la atención, de soberbia, de falsa modestia, de afán salvador, de medrar, de divismo, de notoriedad, de…

Si realmente esta joven socialista -como dice- quiere abanderar la revolución democrática, tanto dentro de su partido como en la sociedad, debería haber cuestionado a la cúpula del suyo asuntos como la eliminación progresiva de la financiación de los partidos políticos o la eliminación del estatuto privilegiado y protegido de la clase política o la limitación temporal de los cargos públicos o la responsabilidad civil y/o penal para las personas que gestionan irresponsable o irregularmente recursos públicos o una nueva ley electoral o la separación de los tres poderes del estado, de tal forma que los órganos más importantes del poder judicial no sean nombrados por el poder político o…

¿Cuál es su punto de vista en estos asuntos? ¿Creen en lo que dice? ¿Es ejemplar o ha sido ejemplar su actitud? Yo no. Para mí no. La gota de agua no agujerea la piedra por su fuerza, si no por su constancia.

Pasan tantas cosas que parece que no pasa nada

Por Juan Afán Muñoz

No estoy indignado por que se sustituya a la jueza del caso de los eres de Andalucía, tampoco por que la alcaldesa de Madrid se marche a un spa de lujo en otro país (con el fondo de armario turístico que tenemos para hacer patria) y con las víctimas de la negligencia del Madrid Arena aun sin enterrar; ni por la decisión tardía y descafeinada de quitar algunos coches oficiales a los altos cargos; tampoco por los parches no legislados de la que debiera ser obligatoria dación en pago y el perenne goteo de injustos desahucios; tan siquiera por los ejecutivos jubilados y millonarios de los bancos y cajas arruinadas, malos gestores y ricos en su huida hacia el paraíso de la impunidad.

 No estoy indignado por un presidente autonómico que clama cada día una noche de cuchillos largos, un río revuelto y una huida hacia adelante donde no valora los resultados, solo la osadía que da ser un iluminado mientras te sigan en la aventura acólitos que esperan una invasión por aire; tampoco me indignan unos sindicatos que gastaran los últimos cartuchos violentamente para proteger prebendas y pesebres que ven peligrar en su huelga general de la próxima semana.

Estoy triste que no indignado por los 60.000 seres humanos que cada día mueren de hambre en el mundo y yo como ciudadano del mundo me siento impotente y sufro viendo que por aquí cada día hay menos bolsas de basura en los contenedores  y más gente buscando comida aunque sea caducada. Tenemos la mediocridad instalada en el poder y cuando veo a la clase política todo ufanos y sonriendo de cara a las cámaras pienso que debería estar prohibido por ley que sonrían y den esa imagen de felicidad en nuestro Congreso y Senado mientras lo estén haciendo tan mal…quizás olvidan que no es de ellos, es de todos, ¿o es que tal vez tenemos lo que merecemos?