Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘familias’

La pesadilla de vivir a 20 kilómetros de Barcelona

Por Marc Mestre

El Tibidabo De Barcelona, en la Sierra De Collserola (Europa Press).

El Tibidabo De Barcelona, en la Sierra De Collserola (Europa Press).

Una casa con jardín en un pueblo pequeño, verde y tranquilo. Este es el sueño de muchas familias que, cansadas del asfalto, el ruido y la contaminación de la gran ciudad deciden ir a vivir a una localidad pequeña pero cercana a Barcelona. Disfrutar de paz y tranquilidad sin renunciar a la cercanía de la ciudad, un sueño anhelado por muchos y no siempre fácil de cumplir.

Pero de las 7 a las 9 de la mañana este sueño se convierte en una auténtica pesadilla: nervios, estrés, impotencia… estos son algunos de los síntomas que provoca diariamente la entrada a Barcelona por las rondas a todos estos “privilegiados”que han podido hacer realidad su sueño. Largos ratos de colas, coches parados, conductores malhumorados, pequeños accidentes… todo un espectáculo más propio del tercer mundo que de una sociedad avanzada como se supone que es la nuestra.

Es difícil de entender cómo en el siglo XXI, en plena Era de la tecnología y la innovación, en la que inventamos dispositivos electrónicos capaces de hacer las tareas más complejas, no hemos sabido resolver un problema tan básico como poder llegar en nuestro puesto de trabajo en un tiempo razonable y sin tener que sufrir una auténtica odisea.

Hoy más que nunca se nos quiere inculcar la cultura del ahorro, ¿cómo es posible que diariamente malgastamos tanto tiempo y tanta energía y no seamos capaces de poner remedio? De la opción del transporte público más vale no hablar… esta más que una pesadilla, para aquellos que la eligen, es una auténtica tortura.

Solidaridad en Barcelona

Por Sandra Paré Rakosnik

Banco de alimentos (Archivo).

Banco de Alimentos (Europa Press).

Me siento orgullosa y feliz de la gran solidaridad que existe en Barcelona y en otras ciudades de este país, en esta larga y penosa crisis para algunas familias que no han tenido suerte porque el paro se ha aposentado en ellas o por otras circunstancias y se encuentran sin recursos para tirar adelante.

Me hace feliz comprobar la gran cantidad de ayudas que reciben estas asociaciones y por su perfecto repartimiento al entregar los alimentos en los centros de recogida.

Me hace feliz las felicitaciones que han recibido del extranjero admirándoles por la solidaridad del pueblo y por la gran cantidad de voluntarios para repartir los alimentos.

¿La clase media se ha empobrecido?

Por Fidel Vela García

Atasco (Europa Press).

Atasco (Europa Press).

Según la época del año, veo a la gente zampando y bebiendo a lo grande en terrazas, bares y restaurantes llenos a rebosar; playas y piscinas donde es necesario entrar de perfil; campos de fútbol y macro-conciertos donde no cabe un alfiler.

Sólo en agosto, más de 81 millones de desplazamientos por carretera; en los puentes largos, atascos kilométricos; para acceder a museos o edificios emblemáticos hay que permanecer horas y horas en colas interminables; las ventas de coches se disparan, igual que el consumo de las familias: los aeropuertos y las estaciones del AVE, colapsados; de los supermercados salen miles de carritos cargados hasta los topes; cientos de personas paseando sus perritos o ensimismadas en toquetear sus teléfonos móviles de última generación

Esto es lo que yo veo en la calle y en los medios de difusión. ¿Será verdad que la clase media se ha empobrecido?

La prestación de dependencia llegó demasiado tarde para mi padre

Comunidad de Madrid: La suma de todos menos uno

Por Roberto Maderuelo Galindo

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Un hombre en una silla de ruedas. (ARCHIVO)

Con la Ley de Dependencia los mandatarios de la Comunidad de Madrid nos tratan como a pedigüeños y sin embargo es una ley creada para dar soporte a las familias, en los momentos más duros, cuando tienes que cuidar a un familiar con un final programado.

Esta historia comienza en marzo de 2013 cuando se solicitó la evaluación de dependencia de mi padre; en octubre de 2013 le realizaron dicha evaluación y en noviembre del mismo año le confirmaron que, efectivamente, era dependiente y que le otorgaban una prestación económica que se haría efectiva “una vez aprobado el gasto”.

Ahora viene lo que serviría para una tragicomedia. Mi padre falleció el 1 de febrero de 2014; a principios de mayo le enviaron la carta comunicándole que con fecha 1 de abril le empezarían a pagar la prestación (sí, como lo leen, en mayo informan de que se recibe la ayuda en abril), a favor de su cuidador a tiempo completo por valor de 259 euros.

El 1 de abril llega tarde, han tardado un año en tramitar un expediente y siete meses en confirmar el pago, siete meses. ¿Qué ocurriría si alguien tardara siete meses en presentar su declaración de la renta?

Ante mis intentos por conseguir una explicación del director general de Coordinación de la Dependencia, Sr. Martínez Hervás, lo único que logré es que me dijeran que este Sr. no atiende llamadas telefónicas. ¿Pero quién se cree que es para no atender la llamada de un ciudadano con un problema ocasionado por su departamento?

Por último, lo más gracioso es que han empezado a pagar la prestación saltándose los plazos fijados para poder recurrir, el primer ingreso lo realizaron el 19 de mayo, días antes de las elecciones al Parlamento Europeo. ¡Curioso!

Intensificar los tratamientos

Por Alejandro Prieto

 Activistas de la PAH ocupan una sucursal.

Activistas de la PAH ocupan una sucursal.

Los últimos datos difundidos en referencia al número de desahucios de viviendas habituales llevados a cabo durante el año 2012 y los seis primeros meses de 2013 cifran en 34.786 (19.335 y 15.451, respectivamente) el número total de familias afectadas.

Estableciendo una estimación de tres miembros por hogar, se estaría hablando de 100.000 personas obligadas a abandonar sus casas y buscar refugio con los bolsillos vacíos, es decir, un drama social que parece comportarse como una bola de nieve.

Demasiadas lágrimas, depresiones y necesidades básicas no cubiertas. Pero la población no debe inquietarse en exceso porque, según declaran quienes controlan las riendas europeas, quienes dicen sentir gran preocupación por las dificultades sociales existentes, la solución está en la intensificación de los tratamientos aplicados en los últimos años: mayor presión fiscal, menos prestaciones públicas y más recortes en las nóminas.

Si el tema está claro, lo que ocurre es que no estamos preparados para entenderlo: cuanto más apretadas se encuentren las familias mejor nos irán las cosas. A la involución social ahora lo llaman innovación y progreso.

Norma injusta para el acceso al comedor escolar

Por Mª José Tobío Algobia (*)

Hemos tenido constancia de que en el CEIP Beatriz Galindo de Alcalá de Henares [Madrid] se está exigiendo a las familias el ingreso de 150 euros como requisito indispensable para que le sea concedida la plaza de comedor. Para ello se basan en las normas internas de funcionamiento del servicio de comedor escolar del centro, así como en la información que dan a las familias que solicitan ese servicio en junio,Comedor escolar según el cual solo quedan exentos de este pago al hacer la petición de comedor los beneficiarios de la renta mínima de inserción madrileña, exigiendo a todos sin excepción el pago de este adelanto en septiembre.

En la situación actual en la que se encuentran muchas familias, cuando en septiembre tienen que afrontar los gastos que conlleva el inicio de curso (libros, material escolar…) este pago supone una clara discriminación por razones económicas hacia el alumnado que necesite acceder a un servicio tan básico y de necesidad para muchas familias para que sus hijos tengan al menos una comida sana al día en condiciones de igualdad con sus compañeros. Nosotros los padres, los ciudadanos, sin entrar en principio en si esto es legal o no, si está sujeto a norma o no lo está, lo que sí sabemos ver con claridad es lo que es justo y lo que no. Y esto es muy injusto, de nuevo, para aquellas familias que pasan por más dificultades.

Consideramos que esta norma debe ser retirada, sea o no legal, en este centro y en cualquier otro que se pueda estar aplicando, pues aunque un colegio no sea una ONG –como asegura la dirección del centro– debe utilizar todos los recursos necesarios para garantizar el bienestar de los alumnos y no creemos que comer sea ningún lujo.

AMPA CEIP Beatriz Galindo y, como representantes de los padres, la  FAPA de Alcalá de Henares

(*) Presidenta de la FAPA de Alcalá de Henares

En manos del Espíritu Santo

Por Francisco Javier España Moscoso

58092Ya conocíamos el denodado esfuerzo de Ana Mato por salvaguardar la evolución demográfica española, tomando medidas como las de dejar de financiar determinados anticonceptivos, a lo que tendremos que sumar las futuras restricciones de la nueva ley del aborto; porque el caso, Sra. Mato, es llevarnos al modelo reproductivo de los años 50 y 60, con familias numerosas de padres “felizmente” casados por la Iglesia y de madres en casa y “con la pata quebrada “; pero déjeme que le diga, que su última decisión sobre reproducción asistida, endureciendo las condiciones de acceso a ese derecho, parece que va en contra de esos principios.

Sra. Ministra de Sanidad; en ese afán por anteponer su ideología, se olvida de que en España existen otros modelos de familia con los mismos derechos que ese que ustedes llaman “el que Dios manda”, que ahora se verán avocadas a buscar soluciones en la caras clínicas de reproducción asistida o por qué no, a solicitar la intervención del mismísimo Espíritu Santo, algo que en su momento parece que funcionó.

El comedor social desencajó mis esquemas

Por Patricia Domingo (Barcelona)

Pobreza, vagabundos, gente de la calle, desamparados que pueden comer gratis… En esto piensa la gente cuando preguntas “¿Qué entiendes por comedor social?” Pues yo tengo una idea diferente:

Lugar en el que personas individuales o familias puede ir a desayunar, comer o cenar aportando la compensación económica que les sea posible según sus circunstancias. La semana pasada me acerqué a uno de ellos y la experiencia fue increíble. Desencajó todos mis esquemas, me abrió los ojos en este clima negativo en el que nos encontramos y me hizo creer que España puede ver la luz. Que el cambio debe empezar por la sociedad, por un giro de mentalidad.

Las asistencias a estos comedores sociales se están triplicando y lo mejor de ello es que las ayudas también. Los barceloneses contamos ya con al menos un comedor en cada distrito, sumando un total de 17, y los planes de futuro es que sigan creciendo para el próximo año. Pues bien, ahora ya no hay excusa. Uno de cada 4 niños españoles se encuentra en situación de pobreza y sin embargo Comedor socialen los comedores sociales los más concurrentes son las personas de tercera edad.

Tengo la oportunidad de trasladar la verdadera realidad a toda la población. Quiero hacer un llamamiento a todas las personas, amigos, familiares; estudiantes, trabajadores o parados; solteros, parejas, madres solteras, padres, ya sean jóvenes o ancianos. Es verdad que hay crisis, pero es una crisis tanto económica como de valores. Nos hemos sentido engañados muchas veces y nuestro nivel de confianza es cada vez menor, pero aunque cueste creerlo las ayudas existen.

Hay muchas personas que desean ayudar sin esperar nada a cambio, bueno, en realidad sí que quieren algo, y esa es su propia satisfacción interior. Siempre se ha dicho que después de una gran crisis viene el cambio. Los comedores sociales nos ayudan en todo lo que pueden a salir de las peores situaciones en las que nos encontremos. Hay parte de la sociedad que se está convirtiendo en un círculo de ayuda humanitaria, donde cada uno aporta su pequeña miga de pan, que si se uniesen a todas las demás, formarían la Gran pieza. Ahora es el momento de que cada uno decidamos dónde queremos llegar, qué queremos hacer, qué queremos aportar. Ahora es más que nunca un momento del cambio.