Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘manifestacion’

El caso de Nadia provoca rabia e indignación

Por Tamara González

Nadia y su padre (Facebook Fernando Blanco).

Nadia y su padre (Facebook Fernando Blanco).

Nada te hace creer más en la bondad humana que las manifestaciones solidarias. Sin embargo, cuando las supuestas buenas causas, en las que uno se implica, resultan esconder algo oscuro, se abren paso otros sentires: la rabia y la indignación.

Tras conocerse el fraude de los supuestos tratamientos de la pequeña Nadia Nerea, uno puede llegar a cuestionarse cada nuevo acto de participación o ayuda que se le presente. Pese a ello, quiero pensar que las estafas son excepciones y que los logros conseguidos y la satisfacción de haber contribuido en algo positivo superan al miedo y al enfado ante posibles nuevos engaños. Si en esta vida no nos mojáramos, nuestros corazones se secarían.

Sobre el juicio a Rita Maestre: Para pedir respeto, primero hay que respetar

Por Rafael Bueno

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, juzgada por un presunto delito contra los sentimientos religiosos (Javier Lizón/EFE).

Rita Maestre, en el juicio (Javier Lizón/EFE).

Una militante de Podemos se ha sentado en el banquillo acusada de un delito “contra los sentimientos religiosos” por entrar en la capilla de la Universidad Complutense, con el torso desnudo. Está claro que el nacional catolicismo franquista sigue tan vivo como con Franco.

Vamos a ver. Esa militante de Podemos no ha entrado en ninguna Iglesia, acto que si podría calificarse como una ofensa a la libertad religiosa de los católicos. Ella se ha manifestado dentro de la universidad. ¿Está claro?

Luego, lo que habría que preguntarse es qué hace una capilla católica dentro de una universidad, en un Estado aconfesional ¿No es esa capilla la que está ofendiendo los sentimientos religiosos de los que tienen otras creencias y de los que no tienen ninguna, dentro de esa universidad? Hombre, por favor.

Pasó lo mismo en el falso aeroclub de Córdoba, donde unos católicos que no querían molestarse en ir a la Iglesia se llevaban un cura a las instalaciones deportivas e imponían a los demás una misa en el salón de televisión, donde esos mismos católicos y en ese mismo lugar, viendo un partido de fútbol, se cagaban en Dios. Para pedir respeto, señores católicos, hay que empezar por respetar.

 

¿Qué les parecería a los policías municipales si, en plena manifestación, se presentaran los antidisturbios y los molieran a palos?

Por Jesús de Vega

Agentes antidisturbios tras una manifestación en Madrid (Archivo).

Agentes antidisturbios tras una manifestación en Madrid (Archivo).

Me gustaría creer en el talante democrático del sindicato de la Policía Municipal que utilizó la frase “rojo de mierda” para ofender al concejal del Ayuntamiento de Madrid, pero mucho me temo que con dichas aclamaciones ellos mismos quedan retratados.

Si leen esto, me gustaría que contestaran a las siguientes preguntas: ¿qué les parecería a ellos, si en plena manifestación, se presentaran otros antidisturbios y los molieran a palos, como suele suceder cuando los trabajadores se manifiestan y, según no se sabe qué criterio, molestan? ¿Comprenderían, dentro de su talante democrático, que sus otros compañeros están trabajando?

Piensen tanto en la frase, cuanto menos, de otros tiempos represivos y piensen en cómo se ve su trabajo en el lado opuesto.

 

Disculpe, ¿no habrá encontrado mi derecho a expresarme libremente?

Por María Gijón

Se busca (y se da recompensa) a mi derecho a manifestarme pacíficamente. Era de la raza de los derechos y deberes fundamentales, en concreto de pedigrí de los derechos fundamentales y de las libertades públicas. Se llamaba Artículo 21.

Manifestantes contra "La Ley Mordaza", (D. SIRVENT)

Manifestantes contra “La Ley Mordaza”, (D. SIRVENT)

Era obediente y siempre respondía a mi llamada. De hecho, estuvo en los momentos más difíciles, sobre todo cuando perdí mi chaqueta y mi bandera (y eso que yo siempre bien orgullosa luciéndolas). Es difícil describirla, sobre todo, por que en los últimos años ha sido maltratada y cada vez costaba más reconocerla.

Respondía a la llamada de “Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”. Pese a que sospecho que no ha ido muy lejos, creo que tiene que haber sido secuestrada por alguien… ¡Qué le ha puesto un bozal! Las vecinas dicen que han escuchado que hay una especie de Ley de Mordaza Ciudadana (o algo así) suelta por la zona. Espero que no sea demasiado tarde.

Cristina Cifuentes, insufrible farisea

Por Emilia Novas

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

Se hace la purísima, repudiando ahora a Matas, para hacernos creer que rechaza a los corruptos, pero es la misma dirigente política que presume, en esto con razón, de haber hecho más que nadie en España para amedrentar, pegar físicamente y multar a quienes se han manifestado en Madrid -viniendo también de toda España- contra la abrumadora corrupción, en plena crisis, de su partido. Consigue así que salgan menos ciudadanos a la calle a protestar.

No obstante, tiene encima el descaro de achacar lo bien que lo hace el PP. Sí, es la misma que, intentando compensar la pérdida de votantes del PP y dado que cada vez hay también menos creyentes para aumentar los seguidores del PP, ha propuesto varias veces suprimir su declaración como partido de inspiración cristiana.

Mientras, está denunciada en los tribunales por prohibir manifestaciones laicas en días santos.

Sí, no cesa de afirmar que defiende la libertad de expresión, pero ya vemos lo que hace cada día esa insufrible farisea, Cristina Cifuentes.

Sobre la abdicación del rey Juan Carlos

¿Monarquía o república?

Por José Antonio Pozo Maqueda

Es evidente que Juan Carlos jugó un papel decisivo en la Transición y en el establecimiento de la democracia en España; aunque también es evidente que quizá no le quedaba otra: sabía que para que la monarquía tuviera futuro, tendría que ser democrática y parlamentaria.

El rey Juan Carlos firmando el documento de su abdicación. (EFE)

El rey Juan Carlos entrega al presidente Mariano Rajoy su abdicación. (EFE)

Después, los militares golpistas del 23-F le hicieron un gran favor: su comportamiento oponiéndose al golpe le permitió acumular un importante capital político, capital que en los últimos años ha ido dilapidando con sus frecuentes errores y los de algunos miembros de su familia, encontrándose su propio yerno encausado por la justicia por comportamientos presuntamente delictivos.

Ahora, parece ser, le toca el turno al príncipe Felipe. No estaría mal que los españoles —no olvidemos que don Juan Carlos fue designado por el dictador como su sucesor— pudieran votar en referéndum si desean un monarca o un presidente de la República.

———————————————————————————————————————

¿Qué problema existe en que el pueblo quiera decidir?

Por Miguel Ariza Cabello

Menudo revuelo ha levantado la decisión de la casa real de la abdicación del rey de España. En el ámbito político, distintos partidos de la izquierda y movimientos sociales respondieron de inmediato a la decisión del rey exigiendo acabar con la monarquía. Izquierda Unida, Equo y Podemos (todos ampliamente representados en la manifestación de este lunes en la madrileña Puerta del Sol) propusieron celebrar un #ReferéndumYA. El argumento es que la soberanía reside en el pueblo y este es el que debe decidir.

Los dos principales sindicatos, UGT y CC OO, elogiaron el papel del rey pero se pronunciaron a favor de aprovechar la oportunidad para emprender una reforma de la Constitución en profundidad y que el modelo del Estado sea sometido a referéndum.

En Cataluña, ERC, ICV-EUiA, la CUP y otras organizaciones como Procés Constituent se sumaron a la convocatoria en concentraciones a favor de la República. Joan Herrera y Oriols Amorós, de ERC, indicaron que no vale cambiar un rey por otro. El diputado del CUP, David Fernández, manifestó: “ni padre ni hijo”.

No obstante, otros dicen que la aportación del rey Juan Carlos a la historia de España no tiene parangón, nos devolvió la libertad, garantizó el cambio de régimen e hizo que el pueblo español prosperase en democracia y unidad.

A mi parecer, un buen ejemplo de democracia sería que hubiese un referéndum sobre monarquía. Una vez obtengamos los resultados, la discusión sobre monarquía acabaría.

————————————————————————————————————————-

¿Abdicación meditada y consultada?

Por Pedro García

Son muchas las cosas y servicios que se deben agradecer al rey Juan Carlos I, entre ellas que él mismo haya sabido reconocer algunos errores cometidos que no empañan una brillante trayectoria de servicio aunque sí habían hecho disminuir su popularidad.

El rey y el príncipe, en el primer acto oficial después la abdicación. (Ballesteros / EFE)

El rey y el príncipe, en el primer acto oficial después de la abdicación. (Ballesteros / EFE)

Con su labor en este último tramo temporal, ha sabido recuperar entre los españoles y extranjeros aquella popularidad perdida y ha vuelto a colocar en alto la estima de los españoles.

No obstante, no estoy seguro del todo que sea un buen momento, habiendo temas de Estado pendientes, para ceder sus responsabilidades al hasta ahora príncipe de Asturias, que ha mostrado sobrada capacidad para la tarea que le toca ahora realizar.

La renuncia es una decisión inteligente y generosa, esperemos que también meditada y consultada. Ahora, como hacía el rey Salomón, pedimos sabiduría para el que será nuevo rey de España, Felipe VI.

Locura tardofranquista: está en sus genes

Por Pedro Campo Rol

Parece que vuelven los grises años de la dictadura donde no se podía opinar ni hablar de política haciendo una crítica del sistema. Con la nueva ley que seguramente aprobarán se cortan las libertades para que una élite de pijos insolidarios vivan sin recibir la crítica de los ciudadanos. Los policías sí pueden ir tapados pero tú no. Acciones que ni los jueces condenan ahora serán delito, y te pueden costar hasta 600.000 euros. Las protestas convocadas a través de internet serán delito, la libertad en este país parece que se acabó y va a instaurarse la dictadura del silencio y del Tribunal de Orden Público de siniestra memoria, en este caso un TOP económico.

En este país se puede indultar la tortura pero no puedes protestar ante el Congreso. No puedes insultar a un policía pero él te puede moler a palos, la policía tendrá un poder casi infinito, y si se pasa, como en la violenta actuación de Interior de Atocha, pues no pasa nada.

EFE

EFE

No podrás  grabarlos, así que si se exceden quedarán impunes. Las multas las pondrá el gobierno sin necesidad de que intervengan los jueces, aunque visto lo visto y salvo honrosas excepciones, la justicia no sé si será de fiar.

Los últimos acontecimientos (Prestige, Madrid Arena, la Gürtel, Camps cachondeándose del juez, etc. y nadie en la cárcel) dan que pensar. Ya conocemos a este gobierno que ha incumplido todas sus promesas, pero esto ya es demasiado, y descargan sus frustraciones en los ciudadanos, que no tienen casi para comer, con 6.200.000 parados y sin visos de que esto cambie.

Pero hacen una especie de  amnistía fiscal para que los presuntos delincuentes de guante blanco laven sus dineros de forma legal. Estas no son leyes para frenar nada, son leyes represivas para callar al pueblo con multas astronómicas. Ya hay antecedentes. El gobierno de Aznar, mediante la Delegación del Gobierno de Madrid, prohibió en 2003 a los trabajadores de Sintel el derecho a la manifestación recogido en la Constitución. Este derecho tuvo que ser restituido a los trabajadores en octubre de 2006, en sentencia del Tribunal Constitucional. ¿Es que no hay justicia en este país que pare toda esta locura tardofranquista? Alfonso Guerra se preguntaba de dónde venían éstos. Aquí tienes la respuesta Alfonso, no lo pueden ocultar, lo llevan en los genes. ¿Se tomarán algo por la mañana para hacer lo que hacen? ¿Habrán ido alguna vez al psiquiatra? ¿Se lo mandará su confesor después de misa? Misterio.

 

Hasta la coronilla de la Corona

Por María Faes Risco

Infanta CristinaLa princesa real, empleada durante tantos lustros –si no lustre— de La Caixa, pero que no entendía, dicen, nada de cuentas, aunque era socia al cincuenta por ciento de una sociedad no lucrativa que le permitió ganar una fortuna y comprar, pensando en un futuro aún más afortunado, un palacio, va ahora a refugiarse en Suiza. Mientras, esperará a ver lo que le pasa al principal y ahora de nuevo único imputado de su familia, su esposo Urdangarin.

No pudieron refugiarse en una dictadura petrolera ¡y escoge precisamente Suiza, con la que está cayendo! ¡Si al menos se hubiera refugiado toda su familia, como el abuelo, en Italia! Después se extrañarán que en las encuestas los ciudadanos digan cada vez más, y con más fuerza, que están de la Corona hasta la coronilla, o que esté ya convocada una manifestación para el próximo mes de septiembre con el elocuente título de Jaque al rey’.

Esta campaña forestal es un despropósito

Por Assís Torres*

El Gobierno acusa a los bomberos de agresivos. La auténtica violencia extrema son unas políticas que provocan la miseria y ponen en riesgo la población. Protesta bomberos

Nosotros nos manifestamos para denunciar unas medidas que atacan directamente a la sociedad. Esta campaña forestal es un despropósito. Ponen en peligro la gente.

Los políticos dan lecciones de ética y educación mientras cierran hospitales, recortan en seguridad e hipotecan la educación de nuestros hijos para llenar los bolsillos de amigos e indultar corruptos. Ahora bien, la violencia son los petardos, el ruido y quemar dos simbólicos ataúdes ante el Parlament. Os invito a visionar las decenas de vídeos colgados en la red sobre la manifestación.

No pedimos dinero. Si hace falta para médicos, maestros u otros servicios básicos, pueden recortarme más el sueldo (ya llevan un 28%). Pero no para satisfacer la avaricia de bancos y políticos corruptos.

*Bombero del parque de Tortosa (Tarragona).

Los fanáticos de hoy

Por José Morales Martín Protesta primero de mayo

Es comprensible que el malestar ciudadano ante los efectos de la crisis se traslade a la calle, como ha sucedido en diversas ciudades. Pero cosa bien distinta es que la protesta se adultere con eslóganes como “No al golpe de Estado financiero”, en directa alusión al golpe de Tejero con motivo del 23-F. Tal paralelismo sólo conduce a la banalización de lo que ocurrió aquel 23-F, cuando el rey y los ciudadanos salvaron la democracia incipiente. Y, lo que es peor, revela que los fanáticos de hoy pueden ser tan destructivos como los fanáticos de ayer.