Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘casa real’

Hacienda somos todos

Por Concha Vicente

Los 18 acusados del 'Caso Nóos', entre ellos la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín (EFE).

Los 18 acusados del ‘Caso Nóos’, entre ellos la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín (EFE).

Ahora es oficial: “Hacienda somos todos” no es nada más que un eslogan publicitario. Era algo ya sabido por todos los ciudadanos, que no somos idiotas.

Fundamentalmente, Hacienda somos todos los ciudadanos que dependemos de una nómina.

El resto de ciudadanos son Hacienda en proporciones variables y diferentes. Cuanto más se asciende en el estatus económico y en la escala social, menos Hacienda se es.

Y, al parecer, algunos no son Hacienda en absoluto.

Ahora me quedo más tranquila. Por fin alguien se atreve a reconocer en público y con todas las letras que el eslogan “Hacienda somos todos” es publicidad engañosa.

 

La infanta Cristina en el banquillo, el Gordo ‘tempranero’

Por Paula Rosales Muñoz

La infanta Cristina, en una imagen de archivo. (GTRES)

La infanta Cristina. (GTRES)

El Gordo en 2014 ha sido mayor y tempranero. Antes de que llegara el de la Lotería de Navidad, nos enteramos del procesamiento de la infanta Cristina.

No es “sólo” un triunfo de la moral y dignidad contra quien ha hecho montajes mayores que su palacio en Barcelona.

Es también un triunfo para la economía de los más débiles, una esperanza de que se les haga justicia de verdad, en esta época en la que el Gobierno mismo consigue echar a tantos jueces y fiscales que estorban sus chanchullos.

 

No nos preguntaron si queríamos el cuadro de la casa real

Por J. R. Gallego.

Resumiendo, ¿pasan 20 años desde que a Antonio López le encargan un cuadro sus Majestades? ¿Pasan 20 años desde que el Patrimonio Nacional le pagó por adelantado más de 300.000 euros? ¿Pasan 20 años desde que efectúa ese primer trazo en el lienzo?

Tres periodistas se hacen un selfie ante el cuadro La Familia de Juan Carlos I, de Antonio López (EFE)

Tres periodistas se hacen un selfie ante el cuadro La Familia de Juan Carlos I, de Antonio López (EFE)

¿Cómo le pagaron estos servicios a Antonio López? ¿En un cheque? ¿En efectivo? ¿Se lo ingresaron directamente en su cuenta? ¿Se lo pagaron a plazos? ¿Cómo, cómo y cómo? y podría seguir así una y otra vez.

De entrada sentenciar que ha tardado 20 años en su realización o decir que durante 20 años ha estado trabajando en él es erróneo, pues este cuadro se inicia en su momento y hasta el siguiente o siguientes pueden haber pasado 20 años. Y de hecho, debió ser así o algo parecido.

La abdicación de su Majestad, Juan Carlos I, fue la que marcó los tiempos. A mí este aspecto es el que menos me interesa en toda esta historia, es el menos relevante.

Sin embargo, son otros aspectos en los que cabría pararse a pensar y es cuando nuevamente surgen otra vez una y mil preguntas: ¿Fuimos consultados en algún momento los ciudadanos para saber si deseábamos o no dicho cuadro?

Parece que este país y sus dirigentes aún no saben, o no quieren saber, lo que es la democracia. Y es que siguen teniendo un grave problema de percepción.

Creo que esta “élite” sigue creyendo que es interesante, importante, necesaria, útil, indispensable, bien pagada y…

Cuando hagamos reyes a cada uno de nuestros ciudadanos en este país y en el mundo entero, será sólo entonces cuando empecemos a vislumbrar una auténtica democracia.

 

 

Sobre la abdicación del rey Juan Carlos

¿Monarquía o república?

Por José Antonio Pozo Maqueda

Es evidente que Juan Carlos jugó un papel decisivo en la Transición y en el establecimiento de la democracia en España; aunque también es evidente que quizá no le quedaba otra: sabía que para que la monarquía tuviera futuro, tendría que ser democrática y parlamentaria.

El rey Juan Carlos firmando el documento de su abdicación. (EFE)

El rey Juan Carlos entrega al presidente Mariano Rajoy su abdicación. (EFE)

Después, los militares golpistas del 23-F le hicieron un gran favor: su comportamiento oponiéndose al golpe le permitió acumular un importante capital político, capital que en los últimos años ha ido dilapidando con sus frecuentes errores y los de algunos miembros de su familia, encontrándose su propio yerno encausado por la justicia por comportamientos presuntamente delictivos.

Ahora, parece ser, le toca el turno al príncipe Felipe. No estaría mal que los españoles —no olvidemos que don Juan Carlos fue designado por el dictador como su sucesor— pudieran votar en referéndum si desean un monarca o un presidente de la República.

———————————————————————————————————————

¿Qué problema existe en que el pueblo quiera decidir?

Por Miguel Ariza Cabello

Menudo revuelo ha levantado la decisión de la casa real de la abdicación del rey de España. En el ámbito político, distintos partidos de la izquierda y movimientos sociales respondieron de inmediato a la decisión del rey exigiendo acabar con la monarquía. Izquierda Unida, Equo y Podemos (todos ampliamente representados en la manifestación de este lunes en la madrileña Puerta del Sol) propusieron celebrar un #ReferéndumYA. El argumento es que la soberanía reside en el pueblo y este es el que debe decidir.

Los dos principales sindicatos, UGT y CC OO, elogiaron el papel del rey pero se pronunciaron a favor de aprovechar la oportunidad para emprender una reforma de la Constitución en profundidad y que el modelo del Estado sea sometido a referéndum.

En Cataluña, ERC, ICV-EUiA, la CUP y otras organizaciones como Procés Constituent se sumaron a la convocatoria en concentraciones a favor de la República. Joan Herrera y Oriols Amorós, de ERC, indicaron que no vale cambiar un rey por otro. El diputado del CUP, David Fernández, manifestó: “ni padre ni hijo”.

No obstante, otros dicen que la aportación del rey Juan Carlos a la historia de España no tiene parangón, nos devolvió la libertad, garantizó el cambio de régimen e hizo que el pueblo español prosperase en democracia y unidad.

A mi parecer, un buen ejemplo de democracia sería que hubiese un referéndum sobre monarquía. Una vez obtengamos los resultados, la discusión sobre monarquía acabaría.

————————————————————————————————————————-

¿Abdicación meditada y consultada?

Por Pedro García

Son muchas las cosas y servicios que se deben agradecer al rey Juan Carlos I, entre ellas que él mismo haya sabido reconocer algunos errores cometidos que no empañan una brillante trayectoria de servicio aunque sí habían hecho disminuir su popularidad.

El rey y el príncipe, en el primer acto oficial después la abdicación. (Ballesteros / EFE)

El rey y el príncipe, en el primer acto oficial después de la abdicación. (Ballesteros / EFE)

Con su labor en este último tramo temporal, ha sabido recuperar entre los españoles y extranjeros aquella popularidad perdida y ha vuelto a colocar en alto la estima de los españoles.

No obstante, no estoy seguro del todo que sea un buen momento, habiendo temas de Estado pendientes, para ceder sus responsabilidades al hasta ahora príncipe de Asturias, que ha mostrado sobrada capacidad para la tarea que le toca ahora realizar.

La renuncia es una decisión inteligente y generosa, esperemos que también meditada y consultada. Ahora, como hacía el rey Salomón, pedimos sabiduría para el que será nuevo rey de España, Felipe VI.

La infanta se lleva ‘la Palma’

Por Elvira Sánchez López

La infanta Cristina. Foto: GTRES

La infanta Cristina. Foto: GTRES

El sábado ocho de febrero la infanta Cristina de Borbón acudirá al juzgado de Palma de Mallorca para declarar por el fraude fiscal y blanqueo de capitales por los que está imputada.

Ni siquiera el mismo ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, se atreve a hacer declaraciones sobre el caso Nóos, quizá porque se trate de la privilegiada hija del rey.

Tanto es el privilegio que para una declaración se ha movilizado a 200 policías pertenecientes a los cuerpos de la Policía Municipal, Nacional y de la Guardia Civil cuyo coste asciende a 20.000 euros.

Además, solo le piden 600.000 euros por responsabilidad civil, es decir, la mitad del dinero malversado por el Instituto Nóos, ¿de verdad saldrá ese dinero del bolsillo real?

Todos sabemos la respuesta, aunque la infanta vaya a declarar, saldrá de los juzgados como ha entrado: el expediente vacío y la cartera llena.

Heces o enriqueces

Por J. R. Gallego

El rey Juan Carlos de España. (Sergio Barrenechea)

El rey Juan Carlos de España. Foto: Sergio Barrenechea

Quizá puedas pensar que el rey no está obligado a hacer público su patrimonio. ¡Pues te equivocas! Esto es un acto más de corrupción. El mensaje que transmite la casa real es que “aquí huele a gato encerrado”. Si este país se llega a enterar algún día, lo cual espero y deseo que ocurra lo más pronto posible, del astronómico e insultante patrimonio que atesora este “ciudadano”, se desmoronaría tu valoración de dicha institución.

Mucho interés tiene Montoro en no hacer pública esa tan custodiada y protegida lista de Falciani, cuando lo que procede en un país que se califica de democrático es su conocimiento a todo el pueblo. No me extrañaría que el cabeza de lista fuera precisamente el rey. ¿Por qué será que el concepto que yo tengo de transparencia no es el mismo que el que quieren hacerme creer? Aquí también se percibe el adoctrinamiento del Estado. Rasca, rasca y sigue rascando que verás tantas heces que hasta habrá pintores que las harán protagonistas de sus cuadros.

Monárquico, quizá, pero no tonto

Por José María Grandas

La princesa Letizia. (JAVIER LIZÓN/EFE)

La princesa Letizia. Foto: EFE

¿Ser monárquico es ser tonto? Los titulares de la prensa que dice ser más monárquica parecen suponerlo. Así, para hacernos creer que no nos cuesta tener a la familia real, un diario capitalino insiste en que sólo pagamos por ella unos ocho millones, cuando el gasto total, oculto en otras partidas y ministerios, es casi diez veces mayor.

También se nos subraya que la princesa Letizia cobra la mitad que cuando era presentadora de televisión, “olvidando” que le regalamos casa, comida, vestimenta y muchos “detalles” más.

Por no hablar de las operaciones que ha padecido el rey Juan Carlos por sus imprudencias, teóricamente gratis, pero que nos han costado, en otros “detalles”, según revelan otros medios, 165.189 euros. Como cada vez más españoles, y gracias a una prensa más profesional y seria, en eso yo ya no soy tonto.

 

El rey se lo ha buscado

Por Emilia Novas Soler

El rey Juan Carlos debe sentirse imprescindible para España porque ni por la edad, ni por sus achaques, ni por los problemas familiares y ni por muchos otros admite siquiera la posibilidad de abdicar. El rey Juan Carlos

Pero, si se siente tan necesario ¿cómo es que, incluso cuando no estaba asegurada la sucesión, ha practicado tantos deportes de riesgo, que le han dejado graves secuelas hoy crudamente al descubierto?

Todos lamentamos los accidentes pero cuando una persona se ha expuesto tan repetidamente a ellos, sin pensar en su familia y las graves obligaciones del cargo que desempeña, más que pena suscita indignación y el justo reproche: “Se lo ha buscado”.

A este nuevo “rey doliente” –no por su débil constitución, como Enrique III, sino por habérsela estropeado él mismo- le corresponde el apelativo contrario al de Felipe II, “el rey prudente”.

Hasta la coronilla de la Corona

Por María Faes Risco

Infanta CristinaLa princesa real, empleada durante tantos lustros –si no lustre— de La Caixa, pero que no entendía, dicen, nada de cuentas, aunque era socia al cincuenta por ciento de una sociedad no lucrativa que le permitió ganar una fortuna y comprar, pensando en un futuro aún más afortunado, un palacio, va ahora a refugiarse en Suiza. Mientras, esperará a ver lo que le pasa al principal y ahora de nuevo único imputado de su familia, su esposo Urdangarin.

No pudieron refugiarse en una dictadura petrolera ¡y escoge precisamente Suiza, con la que está cayendo! ¡Si al menos se hubiera refugiado toda su familia, como el abuelo, en Italia! Después se extrañarán que en las encuestas los ciudadanos digan cada vez más, y con más fuerza, que están de la Corona hasta la coronilla, o que esté ya convocada una manifestación para el próximo mes de septiembre con el elocuente título de Jaque al rey’.

El gesto social de Xavi Hernández

Por María Faes Risco

Xavi HernándezEl futbolista del Barcelona C.F. Xavi Hernández y su novia entregarán sus regalos de boda a un hospital. Magnífico ejemplo de conciencia social. Lo mismo hicieron en su boda los príncipes ingleses. Un grupo de amigos escribimos a la Casa del Rey antes de la boda del príncipe Felipe y Letizia para sugerirles que hicieran lo mismo en beneficio también del crédito de la Corona. Recibimos sólo una seca respuesta, en un apenas velado menosprecio a nuestra “impertinencia”, misiva que conservo. Quizá eso tenga algo que ver con la cada vez más distinta valoración que ingleses y españoles estamos teniendo a la monarquía.