Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘rey juan carlos’

Despedida a Adolfo Suárez

Suárez, un presidente para la historia
Por Agustín Arroyo Carro

Jura de Suárez como presidente. (ARCHIVO)

Jura de Suárez como presidente. (ARCHIVO)

Nunca voté a Adolfo Suárez, ni compartí sus posicionamientos políticos e ideológicos. Ahora que ha muerto, tras 11 años de una enfermedad cruel, puedo decir que creo fue un hombre equivocado al ser falangista en su juventud y primera madurez.

Sin embargo, al pasar el tiempo, su dimensión personal e histórica, contribuyendo decisivamente a la implantación de la democracia, se ha engrandecido por su inmolación política ante las fuerzas más reaccionarias del tardofranquismo y del llamado búnker de la ultraderecha española. Su tragedia personal con las implacables enfermedades y muertes prematuras de su mujer y de su hija le destruyeron y le minaron tan profundamente por dentro que le dejaron derrotado por aguantar tanto dolor en poco tiempo. No fue un político brillante, ni un gran orador, ni tampoco un intelectual. Fue un hombre equilibrado y pragmático de coyuntura, un converso a la democracia liberal, que por su sencillez, honestidad y austeridad personal le colocan en un lugar honroso y honorable de la reciente historia de España.

Su dignidad y valentía ante las bochornosas imágenes del asalto de Tejero al Congreso de los Diputados el 23-F de 1981, nos muestran a un hombre íntegro que supo entender el deseo incontenible del pueblo español de vivir en democracia e iniciar una nueva época de pacífica e irreversible convivencia civil definitiva en España. Descanse en paz.

————————————————————————————————————————–

Ni tanto, ni tan calvo
Por Francisco Javier España

A tenor de las loas y editoriales que está suscitando la figura del Adolfo Suárez, parece que los que vivimos como adultos la transición lo hicimos en otra realidad y no está de más hacer una reflexión desde una perspectiva algo más crítica.

Que la figura del ex presidente fue clave, no hay duda, pero de ahí a convertirlo en el héroe de la democracia, creo que es desairar a los que realmente vivieron y murieron como héroes por dejarnos una España con derechos y libertades. Y de una larga lista he querido significar los siguientes: los tres albañiles asesinados a tiros por la policía en Granada en la huelga de la construcción de julio de 1970; los sindicalistas del proceso 1001 en 1973; los tres delegados de la Politécnica de Madrid detenidos en octubre de 1975 y torturados hasta dejar a uno de ellos al borde de la muerte y los abogados laboralistas de Atocha asesinados a sangre fría en 1977 por las consentidas hordas fascistas. En suma, que fue el pueblo español el que dio lecciones de democracia a aquellos que solo se limitaron a gestionar la herencia y el oprobio de la dictadura. Y es que Suárez y el Rey solo hicieron lo que Europa les demandaba, porque de lo contario ese tren se hubiera perdido.

El mejor homenaje que podemos hacer a la figura de Adolfo Suárez es dejar que el tiempo escriba la verdadera historia y no los epitafios fariseos a cuerpo presente.

—————————————————————————————————————————-

Una política para el pueblo
Por Víctor M. García

El rey Juan Carlospasea con Adolfo Suárez. (EFE)

El rey Juan Carlos pasea con Adolfo Suárez. (EFE)

Hubo un tiempo en que la política en este país se escribía con mayúsculas. Política de coraje, de darle la vuelta a muchas cosas. De tocar lo intocable. Con aciertos y errores, pero honesta. Una política para el pueblo y no para el capital. Y al frente de la misma un abulense valiente y honesto que nos enseñó hasta dónde se puede llegar con determinación.

Ahora, el primer presidente de la democracia nos deja y la estirpe política actual, enfangada y corrupta se vuelve un poco más pequeña y mezquina bajo su sombra. Queda eclipsada por un grande con auténtica vocación de servicio.

La vida, como la política, no fueron justas con él. El maldito Alzhéimer le privó en sus últimos años de disfrutar del justo reconocimiento que este país le tiene. Descanse en paz señor Suárez.

Heces o enriqueces

Por J. R. Gallego

El rey Juan Carlos de España. (Sergio Barrenechea)

El rey Juan Carlos de España. Foto: Sergio Barrenechea

Quizá puedas pensar que el rey no está obligado a hacer público su patrimonio. ¡Pues te equivocas! Esto es un acto más de corrupción. El mensaje que transmite la casa real es que “aquí huele a gato encerrado”. Si este país se llega a enterar algún día, lo cual espero y deseo que ocurra lo más pronto posible, del astronómico e insultante patrimonio que atesora este “ciudadano”, se desmoronaría tu valoración de dicha institución.

Mucho interés tiene Montoro en no hacer pública esa tan custodiada y protegida lista de Falciani, cuando lo que procede en un país que se califica de democrático es su conocimiento a todo el pueblo. No me extrañaría que el cabeza de lista fuera precisamente el rey. ¿Por qué será que el concepto que yo tengo de transparencia no es el mismo que el que quieren hacerme creer? Aquí también se percibe el adoctrinamiento del Estado. Rasca, rasca y sigue rascando que verás tantas heces que hasta habrá pintores que las harán protagonistas de sus cuadros.

Monárquico, quizá, pero no tonto

Por José María Grandas

La princesa Letizia. (JAVIER LIZÓN/EFE)

La princesa Letizia. Foto: EFE

¿Ser monárquico es ser tonto? Los titulares de la prensa que dice ser más monárquica parecen suponerlo. Así, para hacernos creer que no nos cuesta tener a la familia real, un diario capitalino insiste en que sólo pagamos por ella unos ocho millones, cuando el gasto total, oculto en otras partidas y ministerios, es casi diez veces mayor.

También se nos subraya que la princesa Letizia cobra la mitad que cuando era presentadora de televisión, “olvidando” que le regalamos casa, comida, vestimenta y muchos “detalles” más.

Por no hablar de las operaciones que ha padecido el rey Juan Carlos por sus imprudencias, teóricamente gratis, pero que nos han costado, en otros “detalles”, según revelan otros medios, 165.189 euros. Como cada vez más españoles, y gracias a una prensa más profesional y seria, en eso yo ya no soy tonto.

 

El rey se lo ha buscado

Por Emilia Novas Soler

El rey Juan Carlos debe sentirse imprescindible para España porque ni por la edad, ni por sus achaques, ni por los problemas familiares y ni por muchos otros admite siquiera la posibilidad de abdicar. El rey Juan Carlos

Pero, si se siente tan necesario ¿cómo es que, incluso cuando no estaba asegurada la sucesión, ha practicado tantos deportes de riesgo, que le han dejado graves secuelas hoy crudamente al descubierto?

Todos lamentamos los accidentes pero cuando una persona se ha expuesto tan repetidamente a ellos, sin pensar en su familia y las graves obligaciones del cargo que desempeña, más que pena suscita indignación y el justo reproche: “Se lo ha buscado”.

A este nuevo “rey doliente” –no por su débil constitución, como Enrique III, sino por habérsela estropeado él mismo- le corresponde el apelativo contrario al de Felipe II, “el rey prudente”.

Hasta la coronilla de la Corona

Por María Faes Risco

Infanta CristinaLa princesa real, empleada durante tantos lustros –si no lustre— de La Caixa, pero que no entendía, dicen, nada de cuentas, aunque era socia al cincuenta por ciento de una sociedad no lucrativa que le permitió ganar una fortuna y comprar, pensando en un futuro aún más afortunado, un palacio, va ahora a refugiarse en Suiza. Mientras, esperará a ver lo que le pasa al principal y ahora de nuevo único imputado de su familia, su esposo Urdangarin.

No pudieron refugiarse en una dictadura petrolera ¡y escoge precisamente Suiza, con la que está cayendo! ¡Si al menos se hubiera refugiado toda su familia, como el abuelo, en Italia! Después se extrañarán que en las encuestas los ciudadanos digan cada vez más, y con más fuerza, que están de la Corona hasta la coronilla, o que esté ya convocada una manifestación para el próximo mes de septiembre con el elocuente título de Jaque al rey’.

Mentirosos

Por J. A. Pozo

Rey Juan CarlosDon Juan Carlos ha declarado, recientemente, en un acto militar: “Mienten los que dicen que estoy enfermísimo. Es un asunto de tornillos”. Pues bien, pienso que el monarca debería ser más prudente en sus declaraciones y debería evitar calificar de mentirosos a muchos de sus conciudadanos. Podría haber utilizado una expresión más comedida –mentir implica decir lo contrario de lo que se piensa y es probable que muchos crean de buena fe que realmente está enfermísimo (repárese que el rey lo que niega no es que esté enfermo sino enfermísimo) – como por ejemplo: “No es cierto que…” o “Yerran aquellos que… “. Además yo sería más cauto a la hora de utilizar un término como “tornillos”, ya que viene como anillo al dedo para ser utilizado para hacer chistes fáciles.

Abucheos a la reina, ¿un hecho histórico?

Por Teresa Herrera Romeo

Reina SofíaHay titulares en los medios que califican el hecho de histórico. La reina Sofía de Grecia, el único miembro de la casa real que se había librado hasta ahora de ello, ha sido fuertemente abucheada, y nada menos que en el Auditorio Nacional. Ya el día anterior, en el Teatro Nacional, se abucheó al ministro Wert, que la acompañaba, lo cual antes habría sido inhibido por la presencia de su majestad.

En este sentido, esa misma semana, a la salida de una entrega de premios, se le recordó la frase del rey de que la justicia debe ser igual para todos. Ahora se le reprocha en particular el haber sido la principal encubridora de su hija y yerno, así como su cada vez más conocido e inaceptable papel de esposa mártir, que tanto ha repercutido en la conducta matrimonial de sus hijos, cuyos los resultados a la vista están.

Republicanos dirigidos por monárquicos

Por Simeón Ibáñez

Infanta CristinaEn una familia normal ni se recordarían los cien años del nacimiento de un abuelo. Y menos aún si es propietaria de un antiguo gran negocio y cuando ese abuelo no pudo ejercerlo, dando el pase de modo muy conflictivo a su hijo, y cuando hasta su nieta se encuentra estos mismos días inmersa en un enorme escándalo por abuso de la marca familiar. Se diría, pues, que la agenda de la casa real está dirigida por un republicano infiltrado.

Sin embargo, no hay problema, nada cambiará en esta España eterna porque la agenda republicana parece estar dirigida a su vez por un submarino monárquico débil hasta lo increíble: no aprovecha ni “la conducta poco ejemplar” de esa familia real; su cómoda obsesión es añorar una lejana Segunda República; “olvida” que sus grandes fallos le hicieron también responsable de los cuarenta años de franca dictadura y los otros ya casi cuarenta de una monarquía como la que tenemos.

Por todo ello, y casi un siglo después, se podría decir a los más jóvenes, como hizo Machado: “Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Pero ni eso entenderían ya, porque la apatía de sus padres les ha quitado a casi todos hasta las ganas de luchar por vivir con dignidad, conformándose con algo de “pan y circo”.

¡Que se nos va el duque!

Por Irene del Pozo Vicente

Iñaki UrdangarinIñaki, el duque, se nos marcha. ¡Y nada menos que a Catar! ¡Qué suerte ha tenido! Le llueve una oferta de trabajo como “ayudante” de su antiguo entrenador. Vamos, que si se confirma, Urdangarin se va de becario. Pero no creo que le importe, ya que se va a uno de los países con los que su suegro tiene muy buenas relaciones. Seguro que se va para poder pagar la hipoteca y no porque Catar no tenga tratado de extradición con España.

Sería curioso, cuando no ligeramente sospechoso, que Iñaki y su abnegada esposa, ambos imputados, llegasen allí y cuando saliese el juicio no les apeteciese volver para ser juzgados… Y entonces, ¿qué hacemos? De verdad, ¿vamos a ser tan tontos de dejarlos ir a un país sin extradición? Hoy ya no duermo de la preocupación.

¡Pobre y desafortunado rey!

Por Carlos Giraldo Llanes

110465[Réplica a la carta ‘Sorprendente fuego real’, página 10 de este PDF] Leo en 20minutos que hay quien duda, dada su improbabilidad estadística, que la explosión e incendio registrados en la clínica donde ha estado ingresado el rey sea, como se nos ha dicho, casual. Le pido a ese ciudadano que se tranquilice.

No se trata de otro caso de censura real, sino que ese rey ha tenido siempre, como ahora, mala pata. Incluso con su propia familia: en sus relaciones con su padre, hermano, mujer, hija y yernos. Y con tener que aguantar de cerca tantos años a Franco para recibir su herencia.

Hasta con el acto por el que más se le alaba, acabar con el golpe del 23-F, tuvo la mala suerte de que fue realizado por sus amigos y que él mismo  —sin duda por el shock— sólo pudo rechazarlo pasadas muchas horas.

¿Qué más? El yate ‘Fortuna’ le fue regalado como propaganda efectiva para la marca de tabaco que lleva el mismo nombre y que es la empresa que fabrica la droga que mata a más españoles. ¡Pobre y desafortunado rey!